Belleza

¿Cómo limpiar la cara? Pasos y consejos para lucir un cutis joven y radiante

como limpiar la cara
Saber cómo limpiar el cutis de manera correcta es esencial para mantener un aspecto fresco y lozano.

La limpieza del rostro es un paso que no se puede tomar a la ligera en nuestra rutina diaria, sin embargo, muchas mujeres no saben cómo hacerlo de manera adecuada. ¿Cómo limpiar la cara para no maltratarla? ¡Te contamos todos los detalles para conseguirlo!

Aunque todas conocemos la importancia de limpiar nuestro rostro al despertarnos y antes de ir a dormir, son muchas las mujeres que no se toman el tiempo adecuado para higienizar su rostro. Esto puede tener consecuencias negativas en la piel, como los molestos puntos negros o el acné.

Adoptar una rutina de limpieza diaria te permitirá librar tu piel de células muertas, previniendo el envejecimiento prematuro del rostro.

Si eres de las que solo se realiza una exfoliación cuando se acerca un evento importante, toma nota, pues te contaremos cómo limpiar tu rostro para mantenerlo sano y sin impurezas.

¡Lucirás una tez suave y luminosa!

como limpiar la cara
El maquillaje y las impurezas que permanecen en tu rostro obstruyen los poros y opacan el brillo natural de la piel.

Paso a paso: Aprende cómo limpiar la cara todos los días

La limpieza diaria del cutis es muy importante para que este luzca sano y radiante. Los expertos recomiendan limpiar la cara dos veces al día, por la mañana y por la noche, sólo de esta forma podrás refrescar la piel y remover el maquillaje y las impurezas que obstruyen los poros.

Muchas mujeres conocen la importancia de limpiar la cara, pero no saben cuáles son los pasos a seguir para una rutina de limpieza facial efectiva

En ocasiones llegamos a casa por la noche, cansadas tras un largo día en el trabajo y solo queremos darnos un rápido baño y a dormir, pero un momento ¿Y el cutis? ¿Con agua y jabón bastará cierto? En realidad no, la limpieza del cutis va más allá de estos dos elementos.

¿No sabes cómo limpiar la cara en tu día a día? Bien sea con productos farmacéuticos o caseros, debes seguir 5 sencillos pasos:

1. Desmaquillar con una mota de algodón y agua micelar, leche o aceites

Te preguntarás ¿Desmaquillar y limpiar la cara no significan lo mismo? El trabajo del desmaquillante no puede ser sustituido por el limpiador, ya que este no posee ingredientes que remuevan maquillajes de larga duración o a prueba de agua.

Antes de ir a dormir deberás remover cualquier resto de maquillaje o impurezas que hayan quedado en tu piel antes de pasar al limpiador y lavar el rostro. Para esto podrás utilizar diversos productos, como agua micelar, leches desmaquillantes, aceites, cremas o toallitas.

  1. Humecede la mota de algodón con un poco de desmaquillante
  2. Procede a limpiar el rostro, incluyendo los ojos, con la mota de algodón para quitar el maquillaje. Hazlo suave y sin frotar para evitar que se irrite.
  3. Nunca olvides aclarar con un poco más de agua templada.

Este es el primer paso para una rutina de limpieza nocturna. Por la mañana, en cambio puedes omitirlo y lavar tu rostro como de costumbre.

como limpiar la cara desmaquillarse
El desmaquillante de ojos se aplica mejor con una almohadilla de algodón, limpiando suavemente toda la zona de los ojos.

2. Limpiar con agua y jabón facial

Para saber cómo limpiar la cara deberás remover el exceso de contaminantes, grasas u otras impurezas. Así mismo, deberás utilizar agua tibia, ya que ayudará a que tus poros se abran.

  1. Aplica un limpiador con movimientos circulares y hacia arriba
  2. Aclara con abundante agua hasta retirar bien todo el jabón
  3. Con una toalla limpia, seca con pequeños toques, únicamente para retirar el exceso de agua.

Elije un limpiador que se adapte a tu tipo de piel. La emulsión limpiadora es mejor para los tipos de piel que tienden a resecarse, mientras que para las pieles normales, mixtas o grasas, es recomendable un gel limpiador.

como lavar la cara
Seca la piel con una toalla limpia y pequeñas palmaditas, ¡nada de frotar!

3. Tonificar después de la limpieza

Tonificar es un paso muy importante en tu rutina diaria de limpieza. Después de limpiar el rostro es fundamental aplicar un tónico, ya que este producto permitirá que los poros se cierren y se restablezca el ph natural de la piel, además de ayudar a refrescarla.

Bastará con aplicar un poco de tónico en una almohadilla de algodón y pasarla por todo el rostro.

El tónico permite eliminar los restos de maquillaje y suciedad que, tras la limpieza, suelen quedar en el rostro

4. Hidratar para finalizar la rutina

Las rutinas de cuidado no se basan solo en limpiar, también deben incluir la hidratación y nutrición de la piel. Muchos productos se encargan solo de la hidratación, mientras que otros buscan una mayor nutrición, por esto es importante que escojas muy bien el tuyo.

Una crema hidratante para el día no funciona igual que una crema para la noche, así como también una crema hidratante para piel seca funcionará terrible si tu piel es grasa. ¡Asegúrate de escoger muy bien!

Después de limpiar tu rostro, huméctalo para mantener la piel firme e hidratada. Aplica el humectante con movimientos circulares para estimular la circulación de la sangre, lo que a su vez ayudará a mantener la piel más radiante.

El cuidado del área de los ojos tampoco debe tomarse a la ligera. Existen productos especialmente formulados para esta zona que deberán ser aplicados dando suaves toques alrededor de los ojos.

como limpiar la cara crema hidratante
La limpieza facial diaria puede secar un poco la piel, por eso es fundamental aplicar una crema hidratante justo al finalizar la rutina.

5. Proteger ante los rayos del sol

La mayoría de las cremas hidratantes para el día contienen FPS 15, sin embargo, es importante que verifiques su presencia.

Si tu crema hidratante no posee protector solar, este es el momento para aplicarlo. Utiliza una pequeña cantidad y espárcelo muy bien por todo el rostro.

como limpiar la cara crema protector solar
Luego de limpiar tu rostro e hidratarlo, debes protegerla de los rayos solares con un protector solar facial de FSP 30/50

La piel necesita respirar, para ello debe estar limpia y nutrida. Con una limpieza facial que incluya estos elementos, estarás lista para lucir un rostro perfecto incluso sin maquillar.

Ahora que sabes los pasos básicos sobre cómo te debes limpiar la cara diariamente, podrás establecer una rutina de cuidado que nutra y proteja tu cutis.

¿Cómo limpiar la cara para eliminar todas las impurezas?

Una rutina de cuidado diario te ayudará a lucir un cutis limpio y sano. No obstante, para eliminar incluso las impurezas más profundas y renovar la piel, es necesario hacer una rutina de limpieza intensiva.

Los cuidados que realices día a día se encargarán de eliminar impurezas y mantener la piel joven e hidratada, mientras que la rutina intensiva removerá todas las células muertas y estimulará la renovación celular.

Cada 10 o 15 días es recomendable realizar una limpieza intensa en el cutis, con esto, tu cutis lucirá esplendido, suave y sin imperfecciones.

Para realizar esta limpieza a profundidad, solo deberás añadir un par de pasos a una de las rutinas que comúnmente realizas por las mañanas.

Exfoliación una o dos veces por semana

La piel está en una constante renovación, lo que implica que nuevas células están apareciendo cada día. Sin embargo, las células muertas no siempre logran desprenderse, lo que puede ocasionar irritación y poros obstruidos.

Las exfoliaciones pueden ser un poco abrasivas si tu piel es sensible, por lo que deberás vigilar que su frecuencia no sea mayor a una vez por semana.

Después de la limpieza regular de tu piel, esta vez pasarás a una exfoliación. Los exfoliantes ayudan a eliminar las células muertas, permitiendo que la epidermis se oxigene y tonifique.

  1. Aplica el exfoliante (químico o mecánico) en el rostro
  2. Masajea sin hacer fuerza por algunos segundos. Evita la zona de los ojos y la boca.
  3. Finalmente retira con abundante agua.
como limpiar la cara
Las exfoliaciones apoyan la renovación celular y reparan la piel.

Mascarillas faciales para nutrir profudamente

La otra gran diferencia en esta rutina será la aplicación de mascarillas. Una vez que hayas realizado la exfoliación, es recomendable que apliques tónico para regenerar la humedad que el rostro necesita y estarás lista para pasar a la mascarilla.

Después de una limpieza tan profunda, los expertos recomiendan aplicar mascarillas nutritivas e hidratantes. Este es el momento perfecto para hacerlo, ya que la piel se encuentra lista para ofrecer una completa absorción.

Puedes optar por una mascarilla purificante antes de usar el tónico, pero si no deseas complicarte demasiado o estas corta de tiempo, lo más importante será que apliques una mascarilla hidratante después de la exfoliación.

Una vez que hayas retirado la mascarilla podrás continuar tu rutina con esencia, sérum, contorno de ojos, crema hidratante y protección solar.

como limpiar la cara
Un buen cuidado de la piel incluye tres pasos básicos: limpieza, tonificación e hidratación.

Consejos para limpiar tu rostro sin maltratarlo

Para mantener una piel sana, es imprescindible entender que esta es un órgano y sus funciones son vitales para la estabilidad de todo el cuerpo.

Al momento de tomar conciencia de la importancia de la piel, podrás ver con mayor claridad sus necesidades y cuidados.

No se trata solo de saber cómo limpiar la cara, sino de hacerlo sin dañarla o maltratarla. Muchos productos suelen ser demasiado agresivos para tu piel, por ello es recomendable que acudas a un especialista que te indique los productos idóneos para tu tipo de piel.

Sea cual sea el método o producto que utilices para limpiar tu rostro, si lo que deseas es realizar una limpieza sin lesiones, es importante que tomes nota de los siguientes consejos:

  1. Asegúrate de tener las manos muy limpias. No queremos una mayor contaminación en el rostro.
  2. Hazlo mediante movimientos suaves y ligeros. Algunos especialistas prefieren las esponjas, mientras que otros prefieren las yemas de los dedos. Utiliza el método que más te guste, solo cuida de hacerlo de manera delicada y sin estirar la piel.
  3. Evita los extremos. El agua caliente puede romper los capilares de la piel, así que evita usarla en tu rostro. Por su parte, el agua fría sirve para cerrar los poros y aumentar la microcirculación, sin embargo, para el cuidado diario será mejor que utilices agua a temperatura ambiente.
  4. Utiliza una toalla limpia. Siempre que termines de limpiar tu rostro, asegúrate de secarlo con una toalla limpia, después de tanto trabajo no queremos dejar impurezas en la piel. Sécala mediante pequeños toques.
Lee la etiqueta de los productos que compres, verifica sus ingredientes y busca reviews de otras usuarias en internet, de esta forma estarás más segura de los resultados que obtendrás.

¿Cómo limpiar la cara con ingredientes naturales?

Para limpiar la piel no hacen falta costosos productos llenos de químicos, solo necesitas una pasada por tu cocina y estarás lista para renovar el aspecto de tu cutis.

Dile adiós a las impurezas e imperfecciones de tu rostro con la ayuda de ingredientes 100% naturales.

Limpiar la piel no significa utilizar ingredientes agresivos, en su lugar, se trata de encontrar y aprovechar ingredientes naturales que puedan cumplir con el efecto de limpieza.

Existen diversos tipos de ingredientes naturales que se convertirán en tus aliados para la limpieza de la piel. Además, son muy fáciles de conseguir y suelen ser de bajo costo, por lo que no deberás preocuparte por quedar con dolores en el bolsillo.

Harinas

Bien sea de avena, almendras, arroz, garbanzo o centeno, podrás utilizar estas harinas para limpiar la piel de tu cara. En el caso de que tu piel sea sensible o presente acné, las harinas más recomendadas serán las de arroz o avena.

La harina de garbanzo le dará un toque extra de luminosidad a tu rostro, mientras que la harina de centeno ayudará a mantener tu piel joven gracias a sus propiedades antioxidantes.

Siempre es recomendable que utilices harinas integrales, pues conservan mucho mejor todos los nutrientes de la planta.

Otros alimentos en polvo, como el cacao y la leche de coco o de origen animal en polvo, podrás usarlos siempre que sean puros y sin aditivos.

Plantas

Existen diferentes hierbas y flores que ayudan a limpiar la piel de manera natural. Flores como lavanda o rosa son adecuadas para cualquier tipo de piel, mientras que las flores de caléndula, manzanilla o malva, son recomendadas para cuidar la piel dañada y sensible.

Las hierbas y flores le darán un aroma natural a tu limpiador, solo deberás convertirlas en polvo (con algún molinillo) y podrás aprovechar todas sus propiedades. Por su parte, el áloe podrás utilizarlo en mascarillas en su forma natural de gel.

Si tienes la piel grasa o mixta puedes utilizar hammamelis, lemongrass, menta, milenrama o tomillo.

Arcillas

Las arcillas son quizás el ingrediente limpiador para el rostro más conocido. Todas hemos visto o utilizado alguna mascarilla de arcilla alguna vez, y es que, además de atrapar las impurezas y removerlas del rostro, las arcillas son capaces de remineralizar la piel.

Así como hay diferentes tipos de piel, también existen arcillas con diferentes propiedades.

  • La arcilla blanca irá de maravilla si tu piel es normal a mixta
  • La arcilla verde funcionara mejor si tu piel es grasa o con acné
  • Finalmente, la arcilla rosa será la mejor para pieles secas o sensibles

Para utilizar la arcilla en tu rostro puedes hacer una mezcla con un poco de agua hasta formar una pasta y aplicarla en el rostro con movimientos concéntricos. Para retirar, enjuaga con agua y seca.

como limpiar la cara
Las mascarillas de arcilla poseen propiedades que eliminan las impurezas, exfolian y, a su vez, mejoran el aspecto de la piel.

Frutas y vegetales

Estos alimentos no son solo increíbles para incluir en tu dieta, sino también en tus mascarillas. Ingredientes como el pepino, kiwi, tomate, aguacate, limón (prohibido exponerte al sol cuando lo uses), entre otros, son ideales para preparar mascarillas limpiadoras y nutritivas que reavivarán el aspecto de tu piel.

Derivados animales

Ingredientes como la miel, el huevo y el yogur poseen grandes beneficios para tu piel.

El yogur es ideal para personas con acné, ya que posee excelentes propiedades antibacterianas, mientras que los minerales y vitaminas presentes en la miel le aportan un boost de hidratación al rostro.

Aceites

Sí, los aceites también sirven para limpiar el rostro y nutrirlo. El aceite de oliva probablemente está presente en tu hogar, así que podrás probarlo esta noche como desmaquillante.

  1. Toma un algodón y realiza movimientos circulares por todo el rostro, hasta terminar en el cuello.

Aceites como el de almendra, jojoba o rosa mosqueta, entre otros, también pueden ser incluidos en tu rutina de cuidado facial.

Después de lavar tu rostro no es necesario que lo seques completamente, puedes dejarlo ligeramente húmedo y el aire se encargará del resto.

¿Cuál es la mejor forma de limpiar el cutis?

La mejor manera para mantener el cutis en óptimas condiciones, será realizar una rutina de cuidado diario. Al realizar una limpieza e hidratación diaria, estarás evitando problemas en tu piel como irritaciones, puntos negros y acné.

Para asegurarte de cumplir con la limpieza idónea de tu rostro, sigue estos consejos:

  1. Recuerda, limpieza dos veces al día, por la mañana y por la noche.
  2. Evita las barras comunes de jabón y en su lugar usa limpiadores faciales que sean suaves y diseñados para tu tipo de piel.
  3. ¡Nunca te seques la piel con la toalla de manos de la familia! Siempre utiliza una toalla limpia.
  4. Enjuágate sólo con agua tibia, evita el agua demasiado caliente o demasiado fría. Los extremos de temperatura podrían irritar la piel y dañarla.
  5. Exfolia por lo menos dos veces al mes. Al igual que con el limpiador, asegúrate de encontrar un exfoliante que sea adecuado para tu tipo de piel.
  6. No te olvides de las limpiezas profesionales. Dependiendo de tu tipo de piel puede que sea necesario una cita con el esteticista de vez en cuando.
  7. Ten cuidado al limpiar alrededor de los ojos. Se trata de la piel más delgada del cuerpo, así que se extra cuidadosa.
  8. No todos los productos para el cuidado de la piel pueden funcionar en tu caso. Asegúrate de leer la etiqueta del producto y verificar que los ingredientes cumplan con tus necesidades.
Si posees problemas cutáneos especiales, es recomendable que visites a un especialista para establecer la mejor rutina de cuidado diario en tu caso.

La limpieza de la cara debe ser una costumbre casi religiosa si quieres lucir un rostro impecable. El cuidado diario de la piel puede ayudar a aliviar la tez irritada, restaurarla a un estado saludable y prevenir el desarrollo de futuras enfermedades cutáneas.

No se trata de cuidarla cuando te acuerdes, por el contrario, estas rutinas deben realizarse dos veces por día, por la mañana para eliminar el exceso de sebo que se produce durante la noche, y antes de dormir para eliminar toda la suciedad que se haya podido acumular durante el día.

¡Una rutina de limpieza diaria, además de un buen cuidado hidratante, ayudarán a mantener tu piel radiante y saludable!

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.