Estimulación Temprana

La estimulación temprana incluye un conjunto de actividades, ejercicios y estímulos intelectuales y físicos de calidad que permiten que un niño crezca sano y se desarrolle de la mejor manera posible.



Consejos, ideas, actividades y ejercicios para la estimulación temprana

Todo comienza desde en el vientre de mamá hasta los primeros años del niño. Esto es tan sencillo como poder hablarle a tu bebé en la panza durante el embarazo, acariciarlo o jugar con él cuando alcanza el año de vida. Es asi que estarás estimulando el sistema nervioso de tu pequeño desde mucho antes de haber nacido. Y es que de esto trata la estimulación temprana.

Los beneficios de la estimulación temprana son muchos: una mayor plasticidad cerebral, aumento en el uso de las capacidades del cerebro, un óptimo desarrollo del lenguaje, avance en el desarrollo psicomotor, un mejor manejo de las emociones entre otras ventajas y logros que trae la estimulación temprana en niños y bebés.

En esta sección encontrarás toda la información que necesitas como mamá para poner en práctica la estimulación temprana en tu bebé y ofrecerle las mejor herramientas para su desarrollo:

Incluso antes de nacer, tu bebé es capaz de percibir, sentir y escuchar todo lo que ocurre fuera del vientre de mamá. Los ruidos, la música, el tacto, la luz y todo lo que ocurre dentro de tu cuerpo, son pequeños estímulos que recibe el bebé a medida que crece y se desarrolla. Por ello, tanto el hablarle, como el acariciarle mientras aún se encuentre en nuestra pancita, puede resultarle de gran ayuda para adaptarse mejor al mundo exterior.

Una vez que nace el bebé, toda la estimulación temprana que le brindemos según su etapa de crecimiento, no sólo que le brindará todas las herramientas que necesita para desarrollar sus habilidades psicomotoras, sino que acelerará su desarrollo físico y mental un poco más allá de sus capacidades.

Cada día que pasa, tu bebé aprende nuevas cosas, mientras descubre todo lo que se encuentra a su alrededor. En este proceso de aprendizaje, los padres adquieren un papel muy importante, ya que pueden proporcionarle las mejores oportunidades de desarrollo físico, mental y social a través de la estimulación temprana.

¿Qué es la estimulación temprana?

La estimulación temprana es la práctica de actividades y ejercicios por parte de los niños y bebés, que fomenta su desarrollo psicomotor y cognitivo. A través de actividades y juegos, los padres podemos configurar su sistema nervioso y aumentar las capacidades del cerebro para  lograr que estos desarrollen todo su potencial.

También conocida como atención temprana, la estimulación temprana se puede realizar desde el que el bebé nace, hasta los 6-7 años, ya que es en esta etapa donde los pequeños van desarrollando la estructura del pensamiento, la personalidad y la autonomía. Básicamente se trata de aportar información que pueda ser recibida por los sentidos del bebé, de modo que estos la reciban y desarrollen su psicomotricidad, habilidades cognitivas, sensoriales y de lenguaje.

¿Cuál es la finalidad de la estimulación temprana?

El objetivo principal de la estimulación temprana, es hacer de las actividades y juegos una rutina agradable para el bebé, de modo que estas aumenten la calidad de sus primeras experiencias sensoriales y la adquisición de las mejores herramientas para su desarrollo. La idea es que el niño vaya desarrollando sus habilidades, autonomía e independencia, mediante estas actividades estimulantes.

¿Cómo estimular los sentidos del bebé?

Mientras antes se comience a estimular las potencialidades del bebé, según su etapa y crecimiento, mejor y más temprano se podrá desarrollar un bebé. Para comenzar el proceso de estimulación temprana, debemos participar en el desarrollo de los sentidos del bebé. El oído, el tacto y la vista son tres de los sentidos a los cuales podemos aplicar todas las actividades y ejercicios.

Como puedes ver, la estimulación temprana es una herramienta muy beneficiosa que puedes utilizar para estimular y fomentar el desarrollo físico, emocional y de la inteligencia de los niños, así que aprovecha al máximo las capacidades mentales y físicas de tu bebé y pon en práctica todos los ejercicios, juegos y actividades que te ofrecemos en esta sección.