Estimulación Temprana Para chicos

11 Ejercicios de atención para niños

Propónle a tu pequeño divertidos juegos para estimular su atención

¿A tu hijo se le dificulta concentrarse? ¿Deja todo por la mitad? ¿Las maestras del colegio siempre te llaman para decirte lo distraído que es el niño? Entonces esto es para ti mamá, veamos 11 juegos y ejercicios de atención para niños que ayudarán a que tu hijo tenga más facilidad de atención asi como una mayor concentración

Cuando nuestro pequeño está en la edad escolar puede estar muy distraído, lo que influye directamente en su rendimiendo escolar. Esto poco tiene que ver con que el niño no cuente con las capacidades cognitivas necesarias para aprender, sino que la falta de atención predomina en él o ella. Las dificultades en la atención es un factor común durante esta etapa, y nosotras como madres podemos ayudar a nuestros pequeños a tener un mayor control en su atención. Ya que, esta falta de atención puede generar frustraciones en el niño durante su aprendizaje.

Las dificultades en la atención es un problema muy común en los niños y puede generar frustraciones durante su aprendizaje.

Debemos saber que la capacidad de atención, en otras palabras la concentración, es una habilidad que se desarrolla. Veamos sencillos ejercicios de concentración para fortalecer la atención de los niños desde casa, de formas muy sencillas para que ellos puedan percibirlo como juegos.

ejercicios de atencion
La idea es lograr que el niño se centre en un mismo estímulo por un tiempo determinado

Juego Interactivo de Memoria y atención para niños

A continuación un juego muy divertido para poner en práctica la atención y la concentración en niños. ¿Cómo se juega? Muy facil veras una imagen la que debes prestar atención. Una vez que estés listo, se te hará una pregunta sobre lo que viste ¡haber si prestaste atención!

 

Juego y ejercicios de atención y concentración para niños:

Los juegos y ejercicios de atención para niños son ideales para mejorar la concentración, pueden resultar muy sencillos de aplicar desde casa sin reducir su eficacia. Por ello, te mostraremos diferentes opciones para que puedas elegir la que más se pueda acomoda a tu pequeño.

  1. Los laberintos

Los laberintos es un juego muy atractivo que se puede conseguir en físico o en modalidad virtual, donde el niño se encontrará con diferentes retos para llegar al final del laberinto. Asimismo, este juego se puede adaptar a las diferentes edades variando su nivel de dificultad. Lo importante es que el niño pueda buscar opciones para resolverlos, sin presionarlos a hacer el más complicado porque solo estaremos generando frustración en ellos.

Este ejercicio amerita que el niño se plantee el dilema de resolver el laberinto, idee alternativas y elija la más adecuada. De esta manera, su nivel de atención aumentará así como también se estarán entrenando las funciones ejecutivas del cerebro.

  1. Juegos de memoria

El juego de memoria es todo un clásico en cuanto a ejercicios de atención y sigue mantiendo su efectividad al momento de entrenar la atención de los pequeños. Este sencillo juego puedes hacerlo llamativo para ellos con sus personajes favoritos, animales o cosas. Asimismo, puedes añadirle puntajes para que pueda obtener recompensas, pues el niño se sentirá mucho más incentivado a jugarlo y estarás entrenando su atención, al mismo tiempo que le podrías enseñar cosas nuevas, como palabras en otro idioma.

Hay muchos juegos de memoria para niños que puedes encontrar tanto en app como en tiendas fisicas, como el de encontrar dos imágenes iguales, o repetir la secuencia de colores.

  1. Ubicando los dígitos

Otra forma de entrenar la memoria de tus niños es presentándoles un cuadro lleno de un mismo símbolo y en una o varias de las columnas debe haber un símbolo diferente. El niño deberá ubicar este símbolo diferente en un tiempo determinado. Puedes variar la dificultad agrandando el cuadrado de dígitos y reduciendo el tiempo. También puedes colocar innumerables tipos de dígitos o símbolos y el pequeño tendrá que ubicar uno en específico y todas las veces que se repita.

Puedes motivarlo agregándole recompensas por puntaje.

  1. Repetición de palabras

Toma un espacio del día y juega con tu niño. Dile a tu niño entre 10 a 20 palabras, de forma pausada y cuidando de no crear ritmos entre ella. Pídele a tu pequeño que preste completa atención a las palabras que le dirás, porque las tendrá que repetir cuando se lo pidas. Deja pasar unos 10 minutos aproximadamente y pídele a tu pequeño que las repita, sin importar el orden, pero cerciórate que sean todas las que le dijiste. Puedes añadirle una recompensa si logra decirte todas las palabras. Con este sencillo ejercicio de atención, estarás entrenando tanto la atención como la memoria del niño.

Un juego muy divertido consiste en que dos o más participantes en cada turno dicen una palabra y van armando una frase.

Participante A: Mi
Participante B: Mi perro
Participante A: Mi perro se
Participante B: Mi perro se llama 

La idea es armar la frase más larga,  pierde quien se olvida o equivoca.

  1. Letra de canciones

Otro método que resulta muy divertido para los niños y ayuda bastante en el entrenamiento de la atención, es el memorizar sus canciones preferidas. Pídele que preste atención a la letra de la canción de al menos dos o tres piezas que más le guste, para que luego pueda cantarlas en reuniones familiares o cuando estén solos en casa y hacer una competencia de canto madre e hijo/a.

  1. Sopa de letras

La sopa de letras es otro de los juegos clásicos que aunque no lo creas, ayuda al entrenamiento de la atención de los niños. Esto debido a que el pequeño tiene que poner toda su atención a un mismo estímulo, es decir, el cuadro con todas las letras, para poder hallar con mayor rapidez las palabras.

  1. Encuentra la diferencia

Este juego resulta muy llamativo para los niños, porque lo perciben como un reto que tienen que ganar. La idea es presentarle dos imágenes casi iguales donde el niño debe encontrar todas las diferencias. Hoy día podemos conseguir libretas enteras de imágenes para conseguirles la diferencia, así como también se pueden hallar en internet.

  1. Copiar el dibujo

Dibujar para la mayoría de los niños es fascinante, además trae innumerables beneficios. Por ello, es una herramienta ideal para entrenar la función de la atención. Preséntale un dibujo donde predominen los detalles, haz que la observe por un minuto y luego la retirarás pidiéndole que la duplique con todos los detalles que observó. Puedes comenzar con una imagen bastante sencilla y dependiendo del progreso que tenga el pequeño, puedes ir aumentando la dificultad. Agrégale un premio que le atraiga cuando logre duplicarla y verás como su motivación aumenta.

  1. Identificar la palabra clave

Otra sencilla manera de entrenar la atención de los niños, es pidiéndole que identifique la palabra clave. Cuando le leas un cuento, proponle al niño que anote en una hoja todas las veces que digas una palabra en específico que tú le indicarás previamente. También, puedes ponerle su canción preferida y anotar las veces que haya escuchado la palabra que le indiques. De esta manera, el niño tendrá que centrar su atención en los estímulos auditivos que reciba.

  1. Agrupar objetos

Proponle a tu pequeño que agrupe diversos objetos por categorías establecidas como color, tamaño, función o textura. Este ejercicio puedes hacerlo con diferentes objetos que consigas en la casa. De esta manera, el pequeño ejercitará su atención, así como también la difícil función de categorizar elementos. Esto sin duda ayudará significativamente en el desarrollo del niño.

  1. Trabalenguas

Los trabalenguas son un excelente ejercicio de memoria. No solo deben memorizar el trabalengua, sino poder decirlo de forma correcta. Esto no solo ayuda a su memoria, sino su dicción asi como su autoestima.

La concentración y la capacidad de atención es una habilidad que se desarrolla

Los ejercicios de atención pueden ser múltiples, lo importante es que el pequeño pueda resolverlos e ir aumentando la dificultad dependiendo del progreso que vaya teniendo el niño. Al aplicar estos sencillos ejercicios, notarás como la atención de tu pequeño irá aumentando significativamente, ayudándolo con su proceso de aprendizaje. Recuerda que la dificultad en la atención es más común de lo que pensamos en los niños, porque es una de las funciones cerebrales que tardan más en madurar y con estos ejercicios lo podremos ayudar sanamente a desarrollarla.