Saltar al contenido

Crema corporal: ¿Cuándo y cómo aplicarla?

crema corporal importancia

El cuidado de la piel del cuerpo es tan importante como el del rostro, por eso, nunca nos debe faltar una crema corporal que hidrate, nutra y proteja la superficie de nuestra dermis.

Estos productos se encargan de mantener suave y saludable cada parte de nuestro cuerpo pues actúan como una barrera impermeable frente los factores externos y a la pérdida de agua transdérmica.

Las cremas corporales evitan la resequedad de la piel en las distintas partes del cuerpo

Las cremas corporales no solo ayudan a prevenir la resequedad, sino que nutren la piel haciéndola lucir suave y radiante. Además, su uso diario evita que los signos de la edad como la flacidez aparezcan de forma prematura ya que conservan la humedad de la piel.

crema corporal producto

La crema corporal reemplaza la humedad que pierde la piel y ayuda a contrarresta el desequilibrio que sufre su función barrera.

¿Qué es y para qué sirve la crema corporal?

La piel de nuestro cuerpo cuenta con una fina película de sebo, que le proporciona lubricación, y una barrera protectora frente a las agresiones externas.

No obstante, ciertas áreas del cuerpo como las piernas, codos y rodillas, piernas, tienden a resecarse constantemente porque cuentan con menos glándulas sebáceas que le provea la humectación necesaria.

Para evitar que la piel se reseque y pierda su tersura y elasticidad es de suma importancia proporcionarle hidratación diaria con una crema corporal.

La crema corporal proporciona hidratación y elementos que ayudan a suavizar la piel

Las cremas corporales son productos dermocosméticos formulados con agua, aceites, vitaminas y otros componentes que hidratan e humectan la piel para su cuidado.

Las mayoría de las cremas poseen componentes acuosos y aceitosos que ayudan a evitar la pérdida de agua en la piel. Al retener el agua, tres o cuatro veces el propio peso, las cremas corporales impiden que esta se evapore y, a su vez, previenen la sequedad de la piel.

Tipos de cremas corporales

Las cremas corporales varían según sus componentes, aromas y consistencias, sin embargo, puedes elegir entre diversos tipos cremas según tus necesidades, como las cremas corporales hidratantes, humectantes, reafirmantes o leches corporales (body milks).

  • Cremas corporales hidratantes: Las cremas corporales hidratantes aportan agua y aceites, en lugar de simplemente retenerlos, para brindar hidratación profunda. Las cremas hidratantes son aptas para todos los tipos de piel, sin embargo se recomienda en pieles secas o muy secas, ya que no produce los aceites necesarios para su funcionamiento óptimo.
  • Cremas corporales humectantes: Los humectantes corporales se encargan, principalmente, de absorber o retener los aceites naturales de la piel para conservar el manto hidrolipídico intacto y asegurar que las vitaminas permanezcan en ella.
  • Leches corporales (Body milk): La leche corporal también posee agua y aceite en su composición, pero al poseer un mayor contenido de agua es generalmente más es fluida y ligera. La leche corporal está indicada para pieles normales a grasas.
crema corporal

Las cremas corporales vienen con ingredientes agregados para cubrir las necesidades especificas de cada tipo de piel.

¿Cómo elegir una buena crema corporal?

Para cuidar la piel del cuerpo es necesario contar con una crema corporal rica en nutrientes que hidrate, reafirme y aporte suavidad. Una buena crema corporal debe estar formulada con ingredientes y componentes que contribuyan con la salud de la piel y su protección ante los agentes ambientales.

La elección no resulta fácil, pues en el mercado dermocosmético hay muchas opciones, desde cremas aptas para todos los tipos de piel, hasta cremas con aroma e ingredientes emolientes. Lo importante es que escojas la que más se adapte a tus necesidades y gustos.

Pero si lo que quieres es encontrar la mejor, hay ciertos aspectos que debes tener presente para asegurar su efectividad y buenos resultados.

1. Las necesidades de tu tipo de piel

La piel del cuerpo es diferente a la del rostro, ya que cuenta con características y densidades concretas, por tanto sus necesidades son diferentes.

La parte del tronco suele ser una zona de la piel no tan seca como la de las piernas, que suele estar tirante y con tendencia a la descamación; esto se puede mejorar con el uso de cremas hidratantes específicas para pieles secas.

Las cremas humectantes en cambio son excelentes para la hidratación diaria de todos los tipos de piel.

2. Perfume, color y textura de la crema

Atendiendo a la fórmula, debes prestar atención no sólo al aroma o el color, también de su textura, pues algunas cremas están compuestas de aceites cuya consistencia es grasienta y pegajosa.

Sin embargo, también hay aceites suaves, que una vez aplicados dejan la piel tersa y suave, sin ese aspecto graso que dificulta su absorción.

3. Activos y formulas

Las cremas corporales poseen, además de ingredientes hidratantes y humectantes, activos determinados que actúan sobre la piel para mejorar su aspecto y apariencia. En función de lo que necesite nuestra piel, debemos buscaremos la fórmula con ese componente determinado.

Algunos de estos ingredientes son:

  • La vitamina A y la vitamina B5 aumentan la firmeza y los niveles de hidratación.
  • Las vitaminas antioxidantes C y E protegen la piel y combaten el daño cutáneo.
  • La centella asiática, aceite de aguacate y manteca de karité aportan hidratación con acción estimulante
  • Elastina, ácido hialurónico, proteoglicanos y aceite de rosa de mosqueta rellenan espacios entre células y tienen una función reparadora
  • Los protectores solares SPF 15 sin PABA ayudan a prevenir líneas y arrugas prematuras.
crema corporal

Al elegir una crema corporal, asegúrate de que esta sea acorde a tu tipo de piel ya sea normal, mixta a grasa o seca.

Beneficios de la crema corporal

A menudo no nos damos cuenta de la importancia de hidratar la piel del cuerpo para su cuidado. Sea por falta de tiempo, pereza o desconocimiento, prescindimos de la crema corporal sin darnos cuenta que el baño diario, sobre todo con agua caliente, la exposición al sol y el uso de ciertos productos pueden comprometen el equilibrio de la superficie cutánea.

Afortunadamente, el uso diario de la crema corporal nos ayudará a mantener la humedad de la piel y reforzar su barrera protectora para recuperar su nivel de hidratación ideal.

Cuando eliges la mejor crema corporal, esa que se adapta a las necesidades de tu piel, estas beneficiando su elasticidad, tersura y brindando un aspecto luminoso increíble.

Conoce los beneficios de usar cremas corporales:

  • Evitan la resequedad de la piel, proporcionando elementos que la mantienen perfectamente hidratada y permiten suavizarla y repararla.
  • Combaten el envejecimiento prematuro, las manchas, enrojecimientos y cualquier resultado de una piel deshidratada.
  • Proporcionan los niveles de agua que la piel necesita para mantenerse sana, hidratada y nutrida.
  • Son la mejor opción para humectar y reparar la piel.
  • Actúa como capa protectora ante agresiones externas como el sol, viento o frío.
  • Protegen la barrera cutánea y aportan brillo a la piel.
  • Puedes tener una apariencia mucho más saludable.

La crema corporal es un producto básico que debes incorporar en tu rutina diaria para conservar una piel sana e hidratada.

crema corporal beneficios

¿Cómo usar correctamente?

La hidratación diaria es esencial para mantener una piel saludable, pero no todas las mujeres tienen el hábito de utilizar una crema corporal.

No solo se trata de la crema que compres para aplicar, es muy importante que puedas darle un uso correcto y de ese modo saques el mayor provecho posible para el cuidado de tu piel.

Esto se debe a la falta de hidratación y cuidado con cremas corporales. Para evitarlo, debemos aplicar todos los días cremas, gel y lociones hidratantes con ingredientes naturales que brinden nutrición y protección a la piel.

Prepara la piel 

La limpieza previa forma parte esencial de la preparación de la piel para aplicar cualquier crema corporal  y pueda funcionar. Elimina todo el maquillaje, exfolia esas partes más secas y lo mejor será darse una ducha para prepararla.

La frecuencia es esencial

Cuando del uso correcto se trata, no puedes dejar de saber que la frecuencia con la que apliques la crema corporal, es fundamental para que sea la mejor. Es por eso, que debes incluir en tus rutinas diarias de belleza su aplicación, como también luego de cada ducha, tanto por la mañana como por la noche.

Con protección solar

Si vas usar tu crema corporal para salir al día a día, mientras te expones a los rallos del sol, es importante que uses cremas con protección solar que ayuden a proteger cada parte de tu piel. Si no tiene, no tienes porque preocuparte, posterior a ello, aplica protector solar en esas zonas especificas.

Para que cualquier crema corporal haga efecto, lo mejor es que te sientas cómoda usándola. Dale tiempo, constancia y notarás resultados con una piel mucho más saludable y radiante.

crema corporal aplicacion

Diferencías entre crema y loción corporal

 

Recomendaciones para cuidar la piel del cuerpo

La piel del cuerpo, al igual que la del rostro, amerita cuidados y tratamientos especiales para lucir saludable y radiante. En ocasiones, hay zonas que suelen resecarse y oscurecerse por falta de hidratación e higiene, tales como rodillas, codos, cuello y manos, pero, teniendo en cuenta algunas recomendaciones puedes evitar este problema.

El cuidado de la piel depende en gran parte de la aplicación de cremas y productos adecuados. Sin embargo, hay otros factores importantes que debes tener en cuenta, como una alimentación balanceada, beber mucha agua y la protección solar.

¡Toma nota de estas recomendaciones para que goces de una piel brillante, suave, tersa y sana!

  • Hidratación diaria: La piel de tu cuerpo necesita hidratación, en especial, los brazos y piernas que suelen ser los más expuestos. Para protegerlos y evitar su resequedad, aplica cremas hidratantes todos los días.
  • Evita la higiene excesiva: Es importante tener la piel limpia, pero no debes excederte con el baño diario. El abuso de higiene puede resecar la piel y eliminar los aceites naturales que la protegen.
  • Protección solar: Los rayos solares son nocivos para la salud de la piel, y muchas veces nos olvidamos de ello. Previene sus daños y efectos dañinos usando un protector solar que se adecue a tu tipo de piel.
  • Alimentación saludable: El consumo de frutas y verduras ricas en nutrientes, vitaminas y antioxidantes es importante para que tu piel se refleje más brillante y saludable. Sin una alimentación balanceada es imposible que te veas en buenas condiciones. Asimismo, es importante que tomes suficiente agua para mantener el organismo hidratado.
  • Productos adecuados: Usa productos que contengan ingredientes naturales y componentes que contribuyan con la salud y el buen aspecto de la piel, tales como: Q10, ácido hialurónico, vitamina E.
crema corporal recomendaciones

No te olvides de hidratar tu cuerpo diariamente con una buena crema corporal para mantener protegida tu epidermis.

Tener una piel brillante, suave y saludable es el deseo de toda mujer. Pero, muchas veces, olvidamos que para lograrlo, debemos tener un cuidado óptimo de cada parte del cuerpo.

Aplicar cremas hidratantes, comer saludable y usar protector solar, son algunas de las tareas que debes tomar en cuenta para que tu piel siempre este hidratada y con buen aspecto.

¡No temas lucir escotes y vestidos que dejen tu piel a la vista! Si cuidas tu piel a diario, lucirá hermosa en todo momento. Aplicar cremas hidratantes es solo una de las recomendaciones, pero recuerda que debe ser un producto que se ajuste a tu tipo de piel y sus necesidades.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.