Belleza

¿Cuero cabelludo graso? Dile adiós con estos remedios (Paso a paso)

cuero cabelludo graso
Lucir un cabello limpio y suave no será más un imposible después de probar estos remedios.

Para la mayoría de las personas, el cabello es uno de los principales factores que determinan la belleza. No obstante, en el caso de aquellas con cuero cabelludo graso, esto suele ser un verdadero dilema, el lavado parece durar segundos y nada parece remediarlo, ¡hasta hoy!

El cabello no se torna aceitoso por naturaleza, por el contrario, son diversos agentes los que conducen al exceso de sebo en el cuero cabelludo. Identificar estos desencadenantes y combatirlos, hará que el cabello graso no sea más un problema para ti.

Una melena sana y bien cuidada es símbolo de salud y cuidado personal, algo atractivo a los ojos de cualquiera.

Si estas a punto de perder la cabeza por no poder lucir tu melena de impacto por más de 30 minutos, respira profundo, guarda la calma y presta atención a los remedios que te mostraremos. Estamos seguros que más de uno te será de gran ayuda.

¡No más lavar tu cabello todos los días para que tenga un buen aspecto!

¿Por qué tengo el cuero cabelludo graso?

Entender por qué tu cabello se vuelve aceitoso es clave para mejorar su aspecto. Existen numerosos factores que pueden provocar que el cuero cabelludo se torne graso y, a diferencia de lo que muchos puedan pensar, no siempre se trata de una higiene deficiente.

El exceso de grasa en el cabello representa un gran problema para cualquiera, pues da la ilusión de suciedad y descuido.

En lo que al cabello respecta, el cuero cabelludo es la clave, pues allí se encuentran los folículos de donde crecerán las fibras. Cualquier alteración en estos folículos puede cambiar radicalmente el aspecto de tu melena.

A diferencia de la piel en el resto del cuerpo, el área del cuero cabelludo cuenta con una mayor densidad de folículos pilosos de gran tamaño. Estos conductos presentes en el cuero cabelludo son drenados por glándulas sebáceas.

Las glándulas sebáceas son las responsables de la producción del sebo, una sustancia formada por una mezcla de grasas, colesterol y proteínas, cuya función principal es lubricar el cabello y evitar que se reseque.

Las causas del cuero cabelludo graso pueden ser hereditarias, no obstante, existen otros factores que pueden agravar la situación.

Estrés

De más está decir que el estrés afecta nuestra salud. Todas aquellas situaciones que sometan a tu organismo a niveles altos de estrés pueden conducir a un exceso de producción de aceites en el cuero cabelludo.

Desórdenes alimenticios

No mantener una dieta sana y balanceada puede traer consecuencias negativas en más de un aspecto de tu vida. Si tu alimentación está minada con productos ricos en grasas, esto puede afectar directamente a la producción de sebo, elevándola y agravando el problema.

Si no consumes una dieta balanceada, puedes presentar deficiencias de vitaminas.

Las vitaminas del grupo B, como la biotina o la vitamina B7, están estrictamente relacionadas con el buen funcionamiento de la piel y los folículos pilosos, por lo que si existe una ausencia marcada de ambas, el cabello puede presentar irregularidades, como el exceso de sebosidad.

Limpieza inadecuada

No estamos diciendo que sea con intensión, pero puede que no estés lavando tu cabello de la forma correcta. Los productos que utilices en tu melena deben estar formulados para su condición, es decir, especificar que sean para cabello graso.

Es importante que los productos utilizados para limpiar el cabello no sean demasiado agresivos, pues podrías provocar el efecto contrario.

Asegúrate de que los implementos que uses para arreglar tu cabello estén siempre limpios, ya que podrías estar reinsertando suciedad en el cuero cabelludo.

cuero cabelludo graso
Es importante que evites el uso excesivo de productos como lacas o espumas, ya que estos pueden dejar en el cabello residuos difíciles de desprender.

Desajustes hormonales

Las hormonas juegan un papel importante en la regulación de funciones en nuestro organismo, por lo que si se ven alteradas, nuestro cuerpo nos dará claras señales de ello.

Existen momentos en los que habrán desajustes hormonales y es completamente normal, como en el embarazo, la pubertad, o durante el periodo menstrual, es por esto que, durante estos momentos es más común sufrir de cabello graso.

A medida que las hormonas vuelven a entrar en equilibrio, la producción de sebo puede comenzar a disminuir.

Limpieza excesiva

Aunque no lo creas, una de las razones por las que tu cuero cabelludo se ha tornado graso o aceitoso, puede ser un exceso de limpieza.

Cada vez que lavas tu cabello eliminas las impurezas, pero también los aceites naturales que segrega tu cuerpo para protegerse. Al hacer esto, el cuero cabelludo se ve obligado a producir más aceites, por lo que puedes entrar fácilmente en un círculo nada beneficioso para tu cabello.

¡Tip! Cuando laves tu cabello no lo empapes antes de aplicar el champú. Humedécelo, aplica el champú y masajea, luego retira con abundante agua.

cuero cabelludo graso
Si lavas tu cabello demasiado a menudo, puedes provocar una irritación que altere la producción de sebosidad.

Consecuencias de tener cuero cabelludo graso

Además de que el cabello tenga un aspecto pesado y aplastado, el cuero cabelludo graso puede tener consecuencias bastante serias. Luchar con ese look sucio y sin movimiento tiene más beneficios que solo lucir una melena de revista.

La hiperseborrea es la producción excesiva de grasa, que conlleva a una acumulación de esta sustancia en las raíces del cabello.

Cuando existe una producción excesiva de grasa en el cabello pueden desarrollarse varios escenarios:

Aparición de caspa

La caspa es un proceso de descamación excesiva de la piel del cuero cabelludo. Cuando existe una descamación excesiva unida a una producción anormal de sebo en los folículos pilosos, suele darse la formación de molestas hojuelas blancas que se acumulan en el cuero cabelludo.

Cuando se habla de caspa grasa, las células que se desprenden de la piel se adhieren nuevamente al cuero cabelludo, y al cabello en sí, gracias a la gran cantidad de sebo presente en estos.

En casos como este es recomendable que el cabello se lave como máximo una vez al día y que no se masajee en exceso el cuero cabelludo. Cuando llegue el momento de secar el cabello, asegúrate de no frotar la toalla en exceso, en su lugar, presiónala contra este desde la raíz hacia las puntas.

¡Tip! Para lavar tu cabello puedes enjuagarlo con agua tibia y finalmente aclarar con agua fría, esto favorecerá el cierre de la cutícula y estimulará la circulación sanguínea.

La producción excesiva de sebo en general coincide con tener la piel grasa o con tendencia al acné.

Desarrollo de alopecia

Cuando la hiperseborrea es un poco más serio se habla de dermatitis seborreica. En estos casos se puede producir la caída del cabello (alopecia seborreica), debido altaponamiento del folículo piloso, lo que interfiere con su ciclo vital y estimula la formación de dihidrotestosterona.

Si tu problema no mejora con el uso de champús especializados o remedios caseros, acude a tu dermatólogo lo antes posible, él podrá estudiar tu caso y determinar el mejor tratamiento.

Asegúrate de peinar tu cabello de forma suave y sin masajear demasiado el cuero cabelludo, evita tintes y calor extremo, ya que estos pueden debilitar la fibra capilar y hacer que se desprenda más fácilmente.

Si necesitas lavar tu cabello de forma diaria o cada dos días, es casi seguro que tu cabello produzca exceso de sebo, por ello, siempre busca distanciar los lavados por al menos dos días.

Consejos que debes seguir si tienes el cuero cabelludo graso

Mejorar el aspecto del cabello no es una cuestión de un día, se trata de regular varios aspectos de tu vida. Para combatir este problema existen algunas recomendaciones que te serán bastante útiles.

Uno de los mejores consejos para mejorar el aspecto de tu cabello será que mantengas un estilo de vida saludable. ¡Practica ejercicio, consume alimentos balanceados y aléjate de sustancias nocivas!, Tu cabello te lo agradecerá.

Presta atención a los siguientes consejos y asegúrate de aplicarlos en tu rutina de cuidado:

Regula la limpieza

Si ya estás en una rutina de limpieza diaria o interdiaria, debes comenzar a espaciar los lavados. Para ello puedes utilizar champú en seco entre los lavados, esto hará que el cabello permanezca con aspecto limpio por más tiempo.

¡Tip! Los accesorios para el cabello y los peinados recogidos podrán ayudarte a disimular el mal aspecto.

Cuidado con el agua

Todo se trata de conservar el balance, así que lo mejor será que evites los extremos. El agua caliente abrirá las cutículas y estropeará tu cabello, mientras que el agua fría no lo limpiará a profundidad.

Lo mejor es que laves tu cabello con agua a temperatura media o tibia, si prefieres ducharte con agua un poco más caliente o más fría, entonces es recomendable que laves tu cabello por separado.

cuero cabelludo graso
Lava tu cabello siempre que sea necesario, pues la obstrucción del folículo hará que se produzca esa molesta sensación grasa.

Exfolia tu cabello

Al igual que con el resto de la piel, el cuero cabelludo debe ser exfoliado. Seguramente exfolias tu rostro y cuerpo de vez en cuando, pero ¿cada cuánto lo haces en tu cuero cabelludo? Si tu respuesta es “nunca”, es probable que hayas acumulado suciedades.

Exfoliar tu cuero cabelludo resulta básico si deseas eliminar todas las impurezas y células muertas que provocan que tu cabello se torne aceitoso.

Peines especiales y exfoliantes capilares serán de gran ayuda para regresar el equilibrio a tu cuero cabelludo.

Evita los sulfatos

En el caso de los cabellos grasos, los productos que se utilicen deben carecer de sulfatos, pues estos pueden ser demasiado agresivos con la naturaleza del cuero cabelludo.

Olvídate de los productos que contengan aceites o siliconas, pues solo apelmazarán más tu cabello.

Cuando compres tu champú, asegúrate de leer la etiqueta y que ésta especifique “libre de sulfatos”, pues de esta forma no sobreestimularás la producción de las glándulas sebáceas en tu cuero cabelludo.

Acondicionador lejos de la raíz

Si bien la nutrición e hidratación del cabello es muy importante, lo mejor será evitar la aplicación de estos productos en las raíces. Para aplicar acondicionadores, mascarillas o baños de crema, busca la zona de medios a puntas y aplícalo allí.

El uso excesivo de planchas y secadores puede hacer que tu cabello se reseque y necesites aplicar productos extra.

Remedios para aliviar el aspecto graso en el cuero cabelludo

A la hora de atacar cualquier problema, lo mejor es hacerlo de raíz ¿cierto?, pues con el cabello grasoso esto se debe acatar de forma literal.

Si has probado diversos remedios y no has podido deshacerte de éste inconveniente, presta atención, te contaremos cómo aliviar este problema de manera sencilla y lo mejor, ¡desde casa!

Exfoliante capilar

Así como es necesario exfoliar de vez en cuando tu rostro, tu cuero cabelludo necesita el mismo tratamiento. Aunque existen reconocidas marcas que ofrecen exfoliantes capilares, esta receta te será útil si no deseas ir hasta la tienda.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharadas de aceite de menta

¿Cómo prepararlo?

  1. Toma un tazón y mezcla ambos ingredientes.
  2. Seguidamente distribúyelo con movimientos circulares de las yemas de tus dedos por todo el cuero cabelludo.
  3. Cuando hayas masajeado toda la zona aclara con abundante agua fría y repite a los 15 días.
cuero cabelludo graso
Es conveniente que realices una exfoliación capilar al menos una vez cada 15 días.

Infusión astringente

Para deshacerte del exceso de aceite en el cuero cabelludo, el té negro será un gran aliado. Limpiarás los folículos pilosos en cuestión de minutos.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua
  • 2 cucharadas o bolsitas de té negro

¿Cómo prepararla?

  1. Vierte el agua en una olla y lleva a ebullición.
  2. Seguidamente vierte el té y deja reposar hasta que enfríe.
  3. A continuación lava tu cabello como de costumbre, cuando hayas terminado vuelca el té sobre todo el cuero cabelludo, deja reposar por 5 minutos y retira con agua fría.
Utiliza champús que incluyan ingredientes como el zinc, la curbicea o la melaleuca.

Mascarilla de yogur

Esta mascarilla te ayudará a lucir una melena más limpia por más tiempo y sin resecarla, pues le aportará nutrientes que no aumentarán la producción de sebo.

El gel del aloe vera ayuda a equilibrar el pH del cuero cabelludo, por lo que puedes aplicarlo directamente sobre la raíz o integrarlo en mascarillas.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aloe vera
  • ½ taza de yogur
  • El jugo de un limón

¿Cómo prepararla?

  1. En un tazón integra todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Puedes licuar el aloe para evitar los trozos.
  2. A continuación, aplica la mascarilla desde la raíz hasta la punta del cabello, déjala actuar por 15 minutos y enjuágala con agua tibia.
Puedes repetir esta mascarilla cada 15 días.

Aclarados para después del baño

Controlar la producción de sebo en el cuero cabelludo puede resultar tan fácil como verter líquido sobre tu cabeza. Existen algunos ingredientes con la capacidad de balancear el pH del cuero cabelludo  y devolverles ese aspecto sano y sedoso.

Ingredientes

  • Una taza de vinagre de sidra o manzana, reducido a la mitad con agua
  • 2 ramas de cola de caballo hervidas en una taza de agua
  • ¼ de vaso de jugo de limón en 500 ml de agua

¿Cómo prepararlos?

  1. Para usar el vinagre de manzana deberás lavar tu cabello como acostumbras y una vez que hayas terminado, aplicar el líquido. Ten cuidado si tu cabello está decolorado.
  2. En el caso de la planta cola de caballo, deberás hacer una infusión y aplicarla en el cabello una vez que esté a temperatura ambiente. Puedes usar esta infusión sin necesidad de aclararla con más agua.
  3. Una vez que tu cabello está limpio puedes usar el limón y dejarlo actuar por 10-15 minutos antes de aclarar nuevamente. Ten cuidado de no exponerte al sol antes de retirarlo.
Después de la ducha los poros se encuentran más abiertos, por lo que absorberán mucho mejor las propiedades de estos remedios.

Mascarilla antisebo nutritiva

Así como necesitamos aportarle nutrientes a nuestro cuerpo, nuestro cabello también necesita algo de ayuda. Esta mascarilla es ideal para aportar nutrientes y ayudar a absorber el exceso de sebo en el cabello.

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 10 gotas de aceite de oliva

¿Cómo prepararla?

  1. En primer lugar deberás separar la yema de la clara.
  2. A continuación deberás batir la yema con el aceite. Mientras tanto deberás batir ligeramente la clara y añadirla a la mezcla anterior.
  3. Seguidamente aplica la mascarilla en todo el cabello y déjala actuar por 15 minutos.
  4. Finalmente aclara el cabello, lávalo y acláralo nuevamente.
Evita tocar muy a menudo tu cabello, pues se volverá aceitoso más rápido.

Una de las razones por las que las mujeres solemos sufrir más quebraderos de cabeza es por el aspecto de nuestro cabello, pero, ahora que ya conoces todos los trucos que te contamos, podrás lucir una cabellera sana y limpia por mucho tiempo.

¡Dile adiós a la molesta sensación de llevar el pelo sucio!

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.