Belleza

+12 Mascarillas de miel y avena para piel y cabello ¡Nutritivas y exfoliantes!

mascarillas de miel y avena recetas
Las mascarillas de miel y avena nutren tu cutis y cabello de forma natural ¡Pruébalas!

¿Quieres hidratar tu piel y cabello de forma caseras y natural? Las mascarillas de miel y avena son tus mejores aliadas, pues contienen vitaminas, minerales y antioxidantes que limpian, exfolian, hidratan, nutren y suavizan tanto el rostro como tu melena.

Ambos ingredientes son ideales para el cuidado de la piel y el cabello porque poseen propiedades humectantes.

La avena y la miel son ingredientes repletos de nutrientes y beneficios para la belleza

Si deseas una piel limpia, suave y radiante, y un cabello sedoso, brillante y fuerte, no debes dudar de las mascarillas de miel y avena, pues la combinación de estos ingredientes tiene poderes limpiadores, suavizantes y fortalecedores. Con su aplicación en tratamientos estéticos podrás gozar de un cutis terso y una melena de revista.

Pero, ¿Cómo hacer una mascarilla de miel y avena? ¿Cuáles son los beneficios de estos dos ingredientes? Te compartimos 12 recetas maravillosas que te ayudarán a mantener saludable tu piel y cabello.

mascarillas de miel y avena para piel y cabello
La miel y la avena no sólo hidratan sino que además exfolian y mantienen la piel y el cabello reluciente.

Mascarillas de miel y avena ¡Recetas caseras para nutrir la piel!

La avena y la miel son ingredientes caseros que no pueden faltar en tus mascarillas caseras, ambos son hidratantes, exfoliantes y contienen propiedades que nutren la piel. La avena posee vitaminas, minerales y antioxidantes que reafirman el cutis, ayudan a nivelar el PH y alivia irritaciones, picores y rojeces.

Este nutritivo cereal te ayuda también a tratar las arrugas, signos de expresión, manchas y problemas de acné. Además, deja la piel limpia, suave y tersa.

Las mascarillas de miel y avena nutren, humectan y exfolian la superficie de la piel

Por su parte, la miel se encarga de exfoliar, nutrir e hidratar la dermis. Con esta combinación lograrás una excelente y efectiva mascarilla casera para tu cutis

¡Veamos algunas recetas!

1. Mascarilla de miel y avena para eliminar brillos

La avena es excelente para absorber el exceso de grasa en la piel y evitar esos molestos brillos causados por la oleosidad del cutis. Además, se encarga de neutralizar el ph.

Por su parte, la miel es ideal para remover la suciedad y evitar la formación de puntos negros.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de avena en hojuelas
  • 3 cucharaditas de miel

Preparación                                                  

  1. Mezcla en un recipiente la avena y la miel hasta obtener una masa homogénea.

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Extiende la mezcla sobre tu rostro con movimientos circulares. Deja reposar por 15 minutos para que actúe. Luego, retírala con agua fría y jabón.

 Mascarillas de miel y avena
La avena y la miel son aptas para todos los tipos de piel.

2. Mascarilla de miel y avena con leche para hidratar

La leche y la avena hacen una combinación hidratante y nutritiva para tu piel, puesto que la miel tiene propiedades antibacterianas que se encargan de eliminar las células muertas y agua proveniente de las flores que humectan la dermis.

Esta mascarilla ayuda a restaurar el cutis reseco y maltratado por los rayos del sol.

 Ingredientes

  • ¼ de taza de leche líquida
  • 3 cucharaditas de avena
  • 1 cucharada de miel

 Preparación

  1. Remoja la avena con la leche en un recipiente
  2. Al transcurrir unos 10 minutos, añade la miel y revuelve

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Aplica esta mascarilla masajeando en forma circular y déjala reposar por 15 minutos. Luego, lava con agua fría y seca con toquecitos suaves. No es necesario que apliques crema hidratante, pues la leche dejará tu piel suave.

Mascarillas de miel y avena
El ácido láctico de la leche se encarga de suavizar la piel y evitar la resequedad.

3. Mascarilla de miel y avena con azúcar para exfoliar

Para lograr un rostro suave y radiante es necesario que la piel este limpie y libre de impurezas, para ello, lo ideal es exfoliar con ingredientes naturales como la miel, la avena y la azúcar. La combinación de estos tres elementos se encargará de remover las células muertas acumuladas en tu cutis.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de avena
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de azúcar

Preparación

  1. Revuelve en un recipiente avena, miel y azúcar
  2. Bate hasta que obtengas una crema homogénea

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Extiende la mascarilla por todo tu rostro, deja que repose por 15 minutos y retira con agua abundante. Seca con suavidad y aplícate una crema hidratante al finalizar.

Mascarillas de miel y avena
La textura de la azúcar facilita la remoción de las impurezas

4. Mascarilla de miel y avena con limón para equilibrar la grasa

La mezcla que se obtiene de la miel, la avena y el limón ayuda a eliminar el brillo en tu cara y equilibrar la producción de sebo, además, permite disminuir las manchas causadas por el acné.

La miel también ayuda a reducir el tamaño de los poros y aliviar las zonas más afectadas por granos.

Ingredientes

  • 1 limón
  • 2 cucharadas de miel
  • 3 cucharadas de avena molida

Preparación

  1. Exprime un limón
  2. Mezcla el zumo obtenido con la avena hasta formar una pasta.
  3. Añade la miel y revuelve bien

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Aplica la mascarilla sobre tu rostro y deja que actúe por 20 minutos. Luego, enjuaga con agua y jabón.

¡Importante!

Siempre que utilices esta mascarilla debes evitar exponerte al sol, pues el limón más los rayos UV podría generar manchas en la piel.

Esta mascarilla es ideal para pieles grasas y mixtas.

5. Mascarilla de miel y avena con huevo para las arrugas

El huevo es un ingrediente muy hidratante pero, más allá de esto, es ideal para reafirmar la piel y retrasar la aparición de las arrugas. Junto a la avena y la miel, esta mascarilla se encargará de mantener tu cutis terso y hermoso.

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de miel
  • 3 cucharadas de avena molida

Preparación

  1. Separa la clara y la yema
  2. Bate la clara hasta obtener una espuma
  3. Añade la miel y la avena
  4. Revuelve

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Extiende la mascarilla sobre tu rostro y deja reposar por 20 minutos. Luego, retira con agua fría y seca con suavidad. Para terminar, puedes aplicar tu crema hidratante habitual.

El huevo contiene 90% de agua e hidrata tu cutis en profundidad.

6. Mascarilla de miel y avena con aceite de oliva para humectar

Si tienes un cutis mixto y quieres humectar tu piel sin que se creen brillos indeseados, esta mascarilla es para ti. La miel, la avena y, sobre todo, el aceite de oliva son ideales para aportar humedad a tu cutis y controlar la oleosidad.

Ingredientes

  • 1 taza de avena en polvo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de miel

Preparación

  1. Revuelve en un recipiente todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Aplica esta mascarilla sobre tu rostro y deja que repose por 15 minutos. Luego, retira con agua tibia. No es necesario que apliques crema hidratante, pues todos los ingredientes se encargan de humectar tu piel.

El aceite de oliva es apto para todos los tipos de piel.

Mascarillas de miel y avena para el cabello

La avena y la miel son excelentes para cuidar el cabello, ambos ingredientes limpian el cuero cabelludo y fortalecen las hebras, favorecen su crecimiento y previenen su caída.

Utilizar estas mascarillas te ayudará a tener una cabellera brillante, saludable, fuerte y suave.

 7. Mascarilla de miel y avena con aceite de almendras para limpiar el cuero cabelludo

La avena y la miel son poderosos ingredientes a la hora de lavar el cabello, pues ambos se encargan de remover la suciedad acumulada en el cuero cabelludo y prevenir la aparición de hongos, caspa, piojos.

El aceite de almendras, por su lado, se encarga de suavizar la melena, por lo que no hace falta que apliques acondicionador.

Ingredientes

  • ½ taza de avena en polvo
  • 2 cucharadas de miel
  • 10 gotas de aceite de almendras

Preparación

  1. Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una crema espesa

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Aplica la mezcla sobre tu cabello y déjala actuar durante 40 minutos. Luego, lava y enjuaga con tus productos habituales.

 Mascarillas de miel y avena para piel
Estos ingredientes dejan el cabello limpio y suave.

8. Mascarilla de miel y avena con plátano para fortalecer el caballo

La caída del cabello es uno de los problemas más comunes en las mujeres. Para prevenirla es necesario aplicar tratamientos que fortalezcan el cuero cabelludo.

Esta mascarilla con miel, avena y plata es rica en nutrientes que se encargarán de mantener fuerte y abundante tu melena.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de avena en polvo
  • 1 plátano maduro
  • 2 cucharadas de miel

Preparación

  1. Pela y tritura el plátano hasta crear una papilla.
  2. Añade la miel y la avena
  3. Revuelve

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Aplica la mezcla obtenida sobre tu cabello y envuélvelo en un gorro de baño. Deja actuar por 1 hora, luego lava con tu champú habitual.

Mascarilla de miel y avena
El plátano es un poco difícil de limpiar en el cabello, por eso usa agua tibia para facilitar este proceso

9. Mascarilla de miel y avena con yogur para humectar el pelo

El ácido láctico del yogur es un ingrediente ideal para restablecer la textura y estructura del cabello, al recuperar la humedad, la fibra capilar mejora, recupera su suavidad. Junto a la avena y la miel este tratamiento de hidratación será más completo porque ambos ingredientes son ideales para la salud del cabello.

Ingredientes

  • ¼ taza de avena
  • 2 cucharadas de yogur
  • 1 cucharada de miel

Preparación

  1. Mezcla todos los ingredientes hasta formar una crema

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Aplica desde las puntas hasta la raíz, dando un suave masaje para que penetre bien cada hebra. Deja reposar por 1 hora y luego enjuaga tu pelo con agua tibia.

El yogur dejará tu cabello suave y manejable

10. Mascarilla de miel y avena con áloe vera para estimular el crecimiento capilar

La avena y la miel son ingredientes que favorecen al crecimiento del cabello y su fortalecimiento capilar, además ambos se encargan de reparar la estructura capilar y evitar la excesiva caída. En combinación con el áloe vera, se obtiene una excelente mezcla que dejará tu pelo fuerte y saludable.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de avena en polvo
  • 1 hoja de áloe vera
  • 1 cucharada de miel

Preparación

  1. Lava y pela la hoja de áloe vera
  2. Extrae el gel interno y sírvelo en un recipiente
  3. Añade la miel y la avena
  4. Revuelve hasta conseguir una textura homogénea

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Aplica la mezcla sobre tu pelo y permite que actúe durante 1 horas. Luego, lava tu cabello con champú habitual y deja que saque al natural.

El áloe vera también le da brillo a tu melena

11. Mascarilla de miel y avena con aceite de coco para reparar las puntas abiertas

El aceite de coco es un poderoso hidratante y revitalizador para el cabello, por lo que es ideal para reparar las puntas abiertas y dejar un aroma fascinante en la melena. Junto a la miel y la avena dejará tu pelo súper hidratado y reparado.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de avena en polvo
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1 cucharada de miel

Preparación

  1. Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una crema

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Extiende esta mascarilla en todo tu cabello, desde la raíz hasta las puntas. Permite que actúe durante 40 minutos y retira lavando de manera habitual.

El aceite de coco es ideal para combatir los daños del secador y la plancha

12. Mascarilla de miel y avena con limón para la caspa

La caspa suele ser un problema común en las mujeres, pero, no tiene que significar el fin de una hermosa melena. Por suerte, la avena tiene una acción limpiadora que, junto al ácido cítrico del limón, se encarga de eliminar la caspa y evitar su propagación en el cuero cabelludo.

La miel, con su efecto exfoliante, también contribuye en esta acción limpiadora.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de avena en polvo
  • 1 limón
  • 1 cucharada de miel

Preparación

  1. Exprime el limón
  2. Mezcla el zumo de limón obtenido con la avena y la miel

¿Cómo aplicar esta mascarilla?

Extiende esta mascarilla en la raíz de tu cabello y evita las puntas. Permite que actúe durante 30 minutos y retira lavando tu cabello de manera habitual.

Esta mascarilla le pondrá fin a tus problemas de caspa.

Beneficios de la miel y avena en la piel y el cabello

Tanto la miel como la avena son ingredientes caseros muy beneficiosos para la piel y el cabello. Ambos deben incluirse en la preparación de mascarillas caseras porque aportan hidratación, limpieza y protección.

¡Veamos todos los beneficios que aporta!

Beneficios de la avena

Este cereal es rico en vitaminas, minerales y antioxidantes ideales para el cuidado y la protección de la piel y el cabello. Aporta:

  • Hidratación: La avena es muy hidratante, contiene un 65% de grasas no saturadas y el 35% de ácido linoleico, ambas propiedades se encargan de hidratar la piel y el cuero cabelludo, lo que aporta suavidad y salud.
  • Exfoliación: La piel y el cuero cabelludo necesitan exfoliarse cada cierto tiempo, y la avena es ideal para ello. Absorbe el exceso de grasa en la piel y combate el acné, mientras que en el cabello remueve el exceso de grasa que causa sensación pegajosa.
  • Calmante: La avena ayuda a nivelar el PH, esto es importante para prevenir irritaciones, picores, rojeces y otras afecciones, tanto en la piel como en el cuero cabelludo.

Miel

La miel posee vitaminas y nutrientes que ayudan a mantener saludable el cabello y la piel, por ello es importante utilizarla en mascarillas.

  • Hidratante: Las enzimas naturales de la miel hidratan la piel y el cabello de forma natural y eficaz.
  • Antioxidante: La miel es un potente antioxidante natural que actúa sobre la piel y el cabello, evitando su envejecimiento y debilitamiento. En la piel actúa sobre los signos del envejecimiento y en el cabello evita que se quiebre y se caiga.
  • Exfoliante: La glucosa, fructosa y ácidos alfahidróxidos que contiene la miel ayudan a remover y eliminar impurezas y células muertas.
  • Antiacné: La miel actúa efectivamente sobre el acné, reduciendo la aparición de espinillas y aliviando las lesiones que deja este problema cutáneo.
  • Revitalizante: Las vitaminas de la miel ayudan a mantener la piel y el cabello reluciente, permiten recuperar la suavidad y brillo con facilidad.
  • Estimula el crecimiento: La miel no solo lo humecta, sino que también ayuda a retener el agua y esto favorece el crecimiento del cabello, pues también evita que se reseque.
mascarillas de miel y avena para cara y cabello
Tanto en la piel como en el cabello, mascarillas de miel y avena son magníficas

 

La miel y la avena son ingredientes que nunca faltan en las mascarillas naturales, y ahora que conoces todos sus beneficios, no puedes dejarlos por fuera en tus tratamientos caseros.

Ambos ingredientes son hidratantes, revitalizantes y limpiadores, por lo que usarlos en tu piel y cabello te ayudarán a lucir hermosa y muy saludable.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS