Embarazo Mujeres

8 situaciones incómodas que solo vives estando embarazada

Un positivo anuncia la llegada de un nuevo miembro a la familia y con ello desde el primer día tu vida dará un vuelco de 180 grados que jamas imaginarias. Tu mundo estará lleno de situaciones incómodas que seguramente luego recordarás riéndote. Y es que en este momento de tu vida pasas a ser de quien eras a “la futura mamá”.

Acá no te hablaremos de molestos síntomas, ni de que sentiras físicamente, te relataremos un poco de lo que sucederá en tu entorno cuando manifiestas que estas en la dulce espera. Cuando todo esto finalice verás que no te salvaste de muchas de estas situaciones incómodas que solo vive quien ha estado embarazada.

Situaciones incómodas que vive una mujer embarazada

1.Dejarás de ser quien eras, para convertirte en la futura mama de…, tu existencia pasa a segundo plano y seras una especie de horno para el bebé que esta creciendo que es el nieto de…, el sobrino de… y el bebé que le importa muchismo a… Todo esto no es nada malo e incluso tu misma dejaras de verte como ser individual y empeszaras a pensar por dos.
Esta situación empieza a tornarse incómoda cuando todo el mundo quiere opinar acerca de los que debes hacer o comer porque todo es por el bien del futuro bebé. Podrías incluso hasta molestarte porque tu que eres el hormo, evidentemente no harás algo que lo afecte. Por ello a veces tantas opiniones están de mas.

2. Cualquiera va a querer tocar tu barriga. Quien diga que no se ha sentido incómoda con esto le doy un aplauso. No se que tienen las embarazadas que cuando las ven mucha gente siente una inclinación irrefrenable por tocar sus barrigas en muchas ocasiones cuando no son los más cercanos a tu entorno.
Lo peor es que todo el mundo espera que actúes con normalidad y sonrias mientras una persona que prácticamente es un extraño esta allí acariciándote una parte de tu cuerpo que se encuentra tan sensible y que además en una condición normal jamas se atrevería tocarte.

3. Se la pasarán diciendote que aproveches de dormir ahora que puedes. Si las horas de sueño se pudiesen acumular para luego usarlas, este consejo sería viable. Pero esto sabemos que no es posible. Es cierto que cuando tienes un bebé tu tranquilidad se acaba y las horas de sueño se vuelven escasas. Yo te diría aprovecha de dormir sin que te despierten de repente, asi este consejo tendría mas lógica.

4. Cualquier persona de tu círculo o no querrá predecir el sexo del bebé. No se que tienen las embarazadas que se vuelven una especie de quiniela adante o incluso hasta objeto de estudio de ciertos mitos. Que si tienes la barriga en punta será varón, que si es redondeada será niña, que si caminas de una manera es porque esperas un sexo en particular. Esto es algo para lo que te debes preparar y de verdad que muchas veces se convierte hasta en una molestia.

5. Conocerás toda una serie de mitos bastante extraños, como que si no cumples los antojos el bebé podría salirte con la boca abierta. Que si te vistes de negro usa la ropa interior de color para que no le haga daño el color que se asocia con la muerte. Cosas por el estilo estarán a la orden del día cuando te encuentras en la dulce espera. ¡Paciencia! esto solo dura nueves meses.

6. Conocidos y desconocidos siempre tendrán una opinión sobre el nombre que elegiste para tu bebé. Que si es feo, que si es karmático o si es muy largo o que no combina el primero con el segundo, que si no cuadra con los apellidos, todas estas son cosas con las cuales deberás lidiar hasta que tu bebé nazca y finalmente tenga ese nombre por el cual tuviste que batallar para que no te hiciesen cambiar de parecer.

7. Viviras el terror en carne propia con las historias mas temibles acerca de los partos. No se porque la gente cree que contar sus anécdotas sobre su doloroso y tortuso parto es divertido o pueden servir de ayuda para la mujer en estado. Esto lo unico que hará es que sientas un profundo miedo al acercrse el día del nacimiento. Relajate porque lo mas probable es que tu historia no sea tan tetrica como te la han contado y esos cuentos solo sirvieron para atemorizarte tontamente.

8. Esta quizas es una de las situaciones incómodas mas clásicas del embarazo y es que cuando tienes a tu gran tesoro en brazos nuestro cuerpo queda como si aun quedará otro bebé adentro, por lo cual si despues de dar a luz sales a la calle y alguien te ve y te pregunta cuando nace el bebé, no te deprimas es algo muy comun por lo que pasamos las mujeres al dar a luz. Esa barriguita en unas semanas desaparecerá y todo volverá a la normalidad.

Todas estas situaciones con las que te tocará lidiar son parte de ese ¡Boom! social que representa un embarazo. Tu tan solon relajate disfruta esta etapa y aprende a hacerte de oidos sordos hasta que esto culmine, como te lo dijismos estas sictuaciones incómodas tan solo duran 9 meses.

 

14 comentarios

Click aqui para dejar un comentario