Embarazo Mujeres Vida sana

Hemorroides postparto: ¿Cómo prevenirlas y tratarlas?

mujer con hemorroides en un baño
Una de las molestias más desagradables después de haber dado a luz son las hemorroides postparto.

Aunque no todas las mujeres lo sufren, las hemorroides en el postparto son uno de los problemas íntimos más frecuentes y desagradables que afectan a las nuevas madres. De hecho, suelen aparecer mucho antes, comenzando a generar molestias en el tercer trimestre de embarazo y continuando o produciéndose luego de dar a luz a nuestro bebé. Si bien se trata de un tema para nada inusual, son muchas las mamás recientes que las padecen y sufren sus dolencias en silencio.

Las hemorroides en el posparto son uno de los problemas íntimos más desagradables que afectan a las mujeres luegos del embarazo

Al ser un tema íntimo y delicado, pocas mujeres hablan de ello y eso no nos beneficia, pues sólo complica más las experiencias de otras madres. Si nuestras propias madres o amigas no alertaran sobre este problema tan común del postparto, con tan sólo tomar algunas precauciones pudiéramos evitarlas y así disfrutar nuestra nueva etapa de mamá sin ninguna molestia o dolor adicional.

Puede que algunas mujeres no hayan sufrido de hemorroides hasta el momento del parto o del embarazo, así que una vez que hayas salido del hospital con tu bebé en brazos, deberás tener mucho cuidado al asearte y tomar ciertas precauciones, además de usar algunos remedios caseros para aliviar sus síntomas y disminuir su aparición.

¿Cómo se producen las hemorroides postparto?

Las hemorroides postparto son pequeñas inflamaciones o fisuras que tienden a aparecer debido a la presión que sufren las venas pélvicas. Esta presión tan frecuente puede hacer que partes de las venas se debiliten, se inflamen y provoquen un fuerte dolor. En el embarazo tenemos más predisposición a padecerlas, pues la presión que naturalmente ejerce el bebé sobre los vasos sanguíneos de la pelvis, dificulta el proceso de la circulación sanguínea.

Otro factor de riesgo que favorece la aparición de las hemorroides en el embarazo es el problema del estreñimiento, pues resulta muy común que ejerzamos grandes esfuerzos en esta zona para poder ir al baño y esto, a la larga, sólo provoca que se formen más.

hemorroides postparto
Las hemorroides postparto son tan comunes que casi la mitad de las embarazadas las sufren.

Por todas estas complicaciones que padecemos frecuentemente en el embarazo, la aparición de las hemorroides postparto en el momento de dar a luz no sólo empeoran, sino que pueden sufrir una dilatación mayor durante el proceso de expulsión del parto, pues las venas que se sitúan en esta zona son sometidas a una gran presión por el esfuerzo que producen toda las madres durante el parto.

¿Cuáles son los síntomas de las hemorroides en el posparto?

Aunque las hemorroides postparto son un problema que se origina en el embarazo y después del parto, tienen las mismas características de las hemorroides que aparecen en otras ocasiones y por ello comparten los mismos síntomas y molestias. La única diferencia entre las hemorroides postparto y las de siempre, es que la presión que la desencadena se produce por razones propias del embarazo y del momento del parto natural.

Molestias como dolor, ardor, picazón son los síntomas más habituales de los hemorroides en el posparto

Puesto que las hemorroides postparto pueden aparecer durante el alumbramiento debido al gran esfuerzo que realiza la mamá en el momento expulsivo, la zonal anal queda muy dolorida y provoca una serie de molestias y síntomas que suelen ser muy sensibles al tacto.

Si presentas algunos de estos síntomas durante o después de tu embarazo, lo más probable es que padezcas de hemorroides postparto.

  • Si notas picazón, irritación, ardor o molestias cerca en tu parte íntima anal, es muy posible que sea a causa del roce con la vena pélvica inflamada.
  • Si las dolencias suelen ser más latentes tras defecar, es probable que esa sensación de escozor persista durante varios minutos al estar sentada.
  • Otro signo que te puede indicar la presencia de las dolorosas hemorroides, son las pequeñas manchas de sangre en el papel higiénico al limpiarte, ya que por la misma presión se produce en ellas una pequeña herida o fisura.
  • Si al palparte esa zona sientes que te duele y sobresale un bulto de pequeño del tamaño de un guisante, también puedes comprobar que tienes hemorroides.
Mujer con las manos en el abdomen
Estas pequeñas inflamaciones o fisuras aparecen por la presión que se produce en esta zona.

Consejos y recomendaciones para prevenir la aparición de las hemorroides postparto

Realmente no hay una forma efectiva y rápida para prevenir que aparezcan las hemorroides postparto, pero sí se puede prevenir el estreñimiento durante el embarazo por medio de una alimentación rica en fibra y ejercicio.

Al ser una de las causas que provocan su aparición, es muy importante que mientras los suframos, evitemos realizar grandes esfuerzos para poder ir al baño, ya que eso aumenta la presión ejercida contra las venas.

Con tan sólo seguir los siguientes consejos no sólo podrás evitar el estreñimiento sino que podrás minimizar la aparición de las hemorroides al momento de dar a luz. ¡Toma nota!

  • Adopta una alimentación rica en frutas, verduras y cereales: la fibra es clave para obstaculizar la aparición del estreñimiento, así que procura introducirla a tu dieta.
  • Por el contrario, evita alimentos picantes y no te excedas con el consumo de lácteos, ya que se consideran alimentos que provocan el estreñimiento.
  • Toma mucha agua, lo recomendado es que bebas un mínimo de dos litros de agua al día. Algo muy beneficioso que puedes tomar es zumo de arándanos, también puedes tomar a primera hora en la mañana agua tibia con limón, ¡te ayudará!
  • También es importante que evites permanecer demasiado tiempo de pie o sentada, ya que así podrás prevenir los problemas circulatorios.
  • Mantente activa y realiza ejercicios como caminatas al aire libre, natación o cualquier otra actividad que esté indicada en el embarazo.
  • Los viajes y las salidas fuera de casa también suelen provocar estreñimiento debido a que nos sacan de la rutina y la alimentación a la que estamos acostumbradas, así que procura llevar siempre alguna barra de cereal o fruta.
Mujer en el baño
Durante el embarazo y el postparto es normal que sufras de estreñimiento y éste resulta sumamente perjudicial para las hemorroides, por ello debes hacer todo lo posible para evitarlo.

Tratamientos para las hemorroides postparto

Es muy probable que los tratamientos que impliquen el uso de medicamentos le produzcan algún daño a tu bebé mientras estés embarazada o en periodo de lactancia, por eso las hemorroides postparto suelen tratarse con pomadas y supositorios antinflamatorios especiales.

También resulta de gran ayuda realizar otros tratamientos a base de remedios caseros y recomendaciones fáciles como aplicar frío en la zona o los baños de asiento.

A continuación te traemos los tratamientos más populares y efectivos para tratar y aliviar las hemorroides postparto.

mujer en un baño
Utiliza los mejores tratamientos caseros para tratar tus hemorroides postparto y reduce el dolor tan incómodo.

Pomadas y supositorios antinflamatorios para aliviar las hemorroides

Las cremas y las pomadas antinflamatorias que se usan para estos casos resultan muy beneficiosas, especialmente si se aplican sobre la zona afectada por las hemorroides varias veces al día. También puedes utilizar toallitas humedecidas y medicadas para mantener la zona limpia y aliviar la molestia.

Algo importante que debes tener en consideración es que aunque las pomadas tópicas y supositorios son de gran ayuda, estos no siempre pueden usarse si hay sangrado, así lo ideal es que lo complementes con otros remedios.

Remedios caseros para aliviar las hemorroides

Éstos son algunos de los remedios caseros que puedes hacer en casa para aliviar el malestar, ya que son completamente seguros para tu embarazo y tu periodo de postparto. ¡Toma nota y alivia tu molestia!

Aplica una compresa de agua fría en la zona

Las compresas de agua fría son uno de los mejores remedios que existen para aliviar la inflamación, pues el frío local relaja la venas afectadas. Aplica una compresa de hielo o agua bien fría y envuélvelo en una toalla pequeña. Con tan sólo colocarlo durante unos minutos en la zona notarás un alivio inmediato. Realízalo no más de 10-15 minutos, para que evites una congelación excesiva, pero sí es importante que lo repitas durante varias veces al día si es necesario.

Notarás cómo además de disminuir la hinchazón, el frío también puede aliviar el dolor. Lo mejor de todo es que se trata de un remedio tan sencillo que puedes hacerlo tanto embarazada como en postparto.

Habitualmente las hemorroides postparto suelen desparecer en pocas semanas.

Toma baños de asiento

Hacer baños de asiento con agua fría y fresca resulta sumamente beneficioso para disminuir las hemorroides, pues ayuda a regular el flujo sanguíneo y rebaja la inflamación. Si lo realizas con una mezcla de sales que contengan propiedades calmantes y antinflamatorias, los baños de asiento te pueden ayudar a sentir como se alivia el escozor de la hinchazón.

Para que puedas realizarlo de la manera más efectiva, toma en cuenta los siguientes consejos:

  1. Para un baño de asiento puedes usar una tina pequeña pero algo profunda que tengas en casa. Una vez llena de agua, colócala en el inodoro y siéntate en ella.
  2.  Llena el baño de asiento con un poco de agua tibia y luego siéntate sobre la tina durante unos 20 minutos.
  3. Lo ideal es que el agua que uses para le baño de asiento, no esté ni muy caliente ni fría, sino a una temperatura tibia.
  4. Otra buena opción para realizar tus baños de asiento sería llenar un poco la bañera con el agua y las sales.
  5. Los baños de asiento puedes hacerlos entre dos y cuatro veces al día, especialmente si notas que alivian el dolor y el malestar. Lo ideal es que los hagas después de defecar.
  6. Utiliza una toalla suave para secar el área con toques lentos y sin frotar para evitar aumentar el escozor.
  7. Si te has sometido a una episiotomía en el parto, lo mejor es que hables con tu médico antes de realizar los baños de asiento o cualquier otro remedio casero.
mujer en una bañera
Los baños de asiento son uno de los remedios más recomendados y efectivos para las hemorroides.

Consejos de hábitos para tratar con éxito las hemorroides postparto

Con tan sólo cambiar algunos hábitos básicos en tu día a día, conseguirás que todos los tratamientos y remedios caseros contra las hemorroides te den mejores resultados.

  • Limpia siempre tus zonas íntimas: La higiene es fundamental después de ir al baño para evitar posibles infecciones y mejorar el estado de las hemorroides.
  • Evita estar sentada mucho tiempo: Como la presión en esta zona aumentará el malestar, lo mejor es que evites estar mucho rato sentada, y si has de hacerlo, usa un cojín cómodo.
  • Permanece el tiempo necesario en el baño: Levántate del inodoro tan pronto como puedas para que evites la presión de las venas pélvicas.
  • No utilices papel higiénico seco: Mejor usa toallas húmedas específicas, son mejores para la piel sensible.
  • Trata de ser regular en cuanto a las veces que vayas al baño: Lo ideal es que vayas una vez al día, así que trata de habituar a tu cuerpo a ir a una hora en específico.
  • Si sientes necesidad de ir al baño, no lo evites:  Mientras más tiempo esperes, más agua se eliminará y eso dificultará más poder defecar y aumentará el esfuerzo que debas hacer.
  • No hagas esfuerzos en la defecación: Recuerda que sólo empeoraras la situación y la inflamación de las venas.

Normalmente, las hemorroides postparto suelen desparecer en pocas semanas.

Si tomas en cuenta todos estos consejos y remedios caseros será mucho fácil y llevadero el proceso de recuperación. Sin embargo, existen posibilidades de que no mejore porque haya alguna fisura u otro problema.

Si notas un dolor muy intenso y sangre al defecar durante varios meses sin que la situación mejore, aun cuando has seguido algún tratamiento médico-farmacológico, lo más recomendable es que descartes que exista otro problema más serio acudiendo al médico o al proctólogo. Recuerda que en todo caso será el ginecólogo quien te prescriba el tratamiento más adecuado.