Familia Vida Positiva

Actitudes tóxicas de padres que arruinan a los niños

mama e hija discutiendo
Como padres y como seres humanos también cometemos errores, y es nuestro deber reconocerlo.

Son muchos los errores que a veces cometemos los padres en la crianza de nuestros hijos, por ello es importante preguntarse si de verdad somos padres ejemplares, porque está comprobado que la mayoría de las veces, los problemas emocionales que sentimos como seres humanos, por lo general, van ligados a trastornos que han ocurrido en la infancia. Y es que muchas veces no nos damos cuenta de que estamos teniendo actitudes tóxicas con nuestros hijos, pero ¡no te preocupes! si como padre estás haciendo algo mal es momento de reconocerlo, cambiar de actitud y ver excelentes resultados en el bienestar familiar.

No necesariamente cuando se agrede violentamente a un niño, se puede decir que una madre o un padre son tóxicos. Un padre tóxico es aquel que se muestra rígido e inflexible ante las vivencias que presenta su hijo. Es fundamental para un ser humano encontrarse en una situación emocional positiva para poder desarrollarse saludablemente en todos los ámbitos; ya sea creativo, académico o familiar.

Las familias disfuncionales no son solo aquellas donde los padres están separados, es típico que aquellas personas que acuden a los terapeutas, expresen no haberse sentido en confianza para hacer una queja o lograr exponer sus emociones, ya que la mayoría del tiempo sus familiares se ven envueltos en distracciones rutinarias (televisión, internet), para ignorar los problemas del hogar.

 4 tipos de maltrato que te ayudarán a identificar si eres un padre con actitudes tóxicas

El autor José Luis “Dado” Canales señaló en su libro “Padres Tóxicos” que existen al menos cuatro tipo de maltratos cuando se está criando un niño. A continuación te presentamos errores que a veces cometemos como padres en la crianza de nuestros hijos, sin darnos cuenta que pueden ser perjudiciales para su desarrollo psicológico y emocional.

  • 1. Maltrato físico

¿Les pegas a tus hijos? Cuando una madre o un padre siente que no tiene el poder de controlar a su hijo a través de las palabras, tiende a incurrir a la fuerza bruta para disciplinar a sus hijos. Lejos de cambiar para mejor la actitud de un niño, las personas que han sido maltratadas, la mayoría del tiempo suelen crecer llenas de resentimiento y rencor hacia aquellos que fungen como maltratadores. En este caso, el maltrato físico suele desarrollar un niño que soluciona las cosas por medio de la violencia, o por el contrario, un niño que busca relaciones donde sufre la violencia continuamente o cree que se merece ser maltratado físicamente.

  • 2. Maltrato Verbal

¿Tienes comentarios condescendientes, insultas o amenzas? Debido a su poco contacto con el mundo, los niños tienden a guardar aquellos “calificativos negativos” que los padres algunas veces dicen a sus más pequeños para que estos corrijan una actitud.

Si bien un adulto puede tomarse a la ligera o de forma graciosa las palabras “tonto”, “feo” o “gordo”; para los niños puede considerarse una gran ofensa, ya que los contenidos que ellos consumen (televisión,  dibujos animados o juguetes) están distantes de tratar este tipo de lenguajes. El maltrato verbal es el peor de todos los maltratos ya que deja graves daños en el inconsciente.

madre e hija discutiendo
¡Nunca levantes las voz o hieras a tus hijos con las palabras!
  • 3. Maltrato emocional

¿Ignoras o desprecias los pequeños logros de tus hijos? El maltrato emocional ocurre cuando los padres tienden a suprimir las emociones que expresan sus hijos. Por más insignificante que un adulto lo vea, un niño que tenga la confianza de mostrar a su padre los dibujitos que realizó durante un día de aprendizaje, llega a darle una seguridad emocional muy importante. El maltrato emocional afecta la autoestima y el valor del niños y sus acciones, genera la creencia de que todo lo que el es o hace no sirve o no tiene valor.

  • 4. Maltrato íntimo

Este tipo de maltrato se da cuando los padres aniquilan la inocencia y confianza que posee un niño a través de los otros tipos de maltrato, cuando estos casos se presentan, el padre no siente respeto por el pequeño y a su vez, el niño pierde el respeto por sus autoridades.

Ser padre no es para nada una tarea sencilla, y aunque  todos los días un adulto no está en un nivel óptimo emocionalmente, si debe procurar estar racionalmente por encima de las actitudes que pueda presentar su niño. A fin de cuentas, ellos están para alegrar nuestras vidas e ir aprendiendo con el paso de los días, que el amor, el respeto y la serenidad son los pilares fundamentales para crear un entorno familiar amigable.

niña triste con peluche
Hay que aprender a marcar límites y a hablar con tolerancia y amor.

4 Reglas básicas para ser un padre ejemplar ¡Deja atrás las actitudes tóxicas!

¡Deja atrás las actitudes tóxicas! No es fácil ser un padre amoroso y funcional, por ello el autor José Luis “Dado” Canales también enumeró 4 reglas básicas que pueden tener presente los padres a la hora de actuar en una situación difícil con sus hijos.

  • Primera regla: Escucha a tus hijos

Es importante establecer vínculos donde la comunicación sea posible; no basta solo con que tus hijos escuchen tus molestias o reglas, es necesario que la palabra de tus pequeños también sea tomada en cuenta a la hora de tomar una decisión.

  • Segunda regla: Siempre trata a tus hijos bien

El coraje y la violencia nunca arrojan nada bueno. Más allá de tener razón o no en cuanto a un problema o inconveniente que se presente, la cordura siempre será la mejor amiga para saber sobreponerse a un conflicto. De ninguna manera es aceptable la violencia,  con respecto a este tema Jane Nelsen, escritora, arroja la interrogante sobre de ¿Dónde salió la idea que es bueno hacer sentir mal a un niño para que este se porte bien?

madre-abrazando-a-su-hijo
Recuerda usar la comunicación para estrechar la relación con tu hijo.
  • Tercera regla: Respeta la opinión de tus hijos

Solo cuando se construye un núcleo familiar, se comprende que las verdades no son absolutas, y que por más pequeño que sea un niño este puede enseñarte distintas visiones con respecto a algo. Al fin y al cabo todas las decisiones familiares involucran a todos los que conviven en ella, por lo tanto, todas las opiniones son valederas.

  • Cuarta regla: Aceptar, perdonar y reconocer los errores

Las disculpas siempre deben estar presente en la relación padres e hijos; no hay que olvidar que somos seres humanos y estamos sujetos a diversos estados de ánimos y por supuesto, a tomar decisiones erradas. Está comprobado que las personas sienten mayor afinidad con aquellos que son capaces de reconocer sus equivocaciones, por lo tanto, una familia sana emocionalmente es aquella capaz de disculpar y apoyar bajo cualquier circunstancia a cualquiera de los sujetos que conviven en ella.

familia feliz
No ignores estas señales y sé un ejemplo de amor para tus hijos.

Más allá de querer establecer un patrón de cómo se debe educar un niño, o querer controlar el accionar de una familia, es importante que como padres nos tomemos unos minutos para reflexionar si tenemos actitudes tóxicas con nuestros hijos y tener en cuenta una mayor consciencia a la hora de educar a nuestros hijos saludablemente.

¿Crees que tienes alguna actitud toxica que estas perjudicando a tus niños?