Mujeres Trending

20 cosas que has hecho si creciste jugando con las Barbies

cosas que hacias con barbie
Y por algo era unos de nuestros juguetes favoritos!

La Barbie es sin duda alguna la muñeca para niñas más famosa del mundo, por lo que seguramente tu también creciste jugando con ella. Vestirlas, peinarlas y hasta bañarlas era una de las tantas cosas que le hacíamos a la Barbie mientras jugábamos con nuestras amigas, pero gracias a nuestra inocencia, hubo ciertas cosas más extremas que llegamos a hacerle para después arrepentirnos de por vida y tener que pedir otra nueva.

Aunque nuestras mamás nos lo advirtieron mucho, tuvimos que aprender de la forma más exagerada qué es lo que no se le podía hacer a una Barbie por nada del mundo. Como todo niño pequeño, tuvimos que vivir la experiencia por nosotras mismas para que pudiéramos aprender cómo es que se debe jugar con las Barbies. Esperemos que nuestra experiencia nos sirva para aconsejar a nuestras hijas cuando tengan su primera Barbie.

123

20 cosas que seguramente tu también hiciste si tenias una Barbie

Como cualquier niña amante de las Barbies, sabemos que tú también hiciste al menos una de estas 20 cosas cuando jugabas con ella.

  • 1. Masticar los pies de la muñeca

El material tan suave de los pies de la Barbie siempre fue una tentación para muchas de nosotras, y una vez que la mordisqueamos (y aveces arrancábamos) ya no podíamos parar. ¡Tanto así que lo hacíamos de forma inconsciente! Lección número uno para nuestras hijas: los pies de una Barbie no se deben morder nunca.

barbie masticar pies
¡Era inevitable hacerlo!
  • 2. Maquillarla con rotuladores

A nuestras Barbies no solo las peinábamos y vestíamos a cada rato, sino que también deseábamos poderlas maquillar. Pero como no teníamos a nuestro alcance ningún labial o producto de maquillaje, le dimos ese cambio de look que tanto queríamos usando ceras o rotuladores.

barbie maquillaje
Lo más triste de todo era que quedaban aún peor.
  • 3. Perder todos los zapatos y su vestuario

Lo peor que nos podía pasar era perder uno de sus zapatos y después de buscarlo tanto, teníamos que jugar con nuestra muñeca fingiendo que no le faltaba uno. ¡La pérdida más dolorosa!

barbie sin un zapato
¡A todas nos pasó infinidades de veces!
  • 4. Encontrarlos luego de forma dolorosa

La buena noticia es que a la final sí encontrábamos los zapatos, pero claro, siempre de la manera más dolorosa: pisando el zapato perdido algunos días más tarde, mientras andábamos descalzas por nuestra habitación. 

barbie zapato
¡Qué doloroso!
  • 5. Hacerle un corte de cabello para después arrepentirte

Al jugar con las Barbies surgía en nosotras un sentido de estilista muy particular, trenzas y colas de caballo eran apenas unos de miles de peinados que le hacíamos, pero llegaba un momento en el que su cabello largo nos aburría y por eso intentábamos darle un “nuevo look fashion” cortándole el cabello, del que siempre nos arrepentíamos.

barbie corte
Aprendiste POR LAS MALAS que el pelo de la Barbie no vuelve a crecer cuando se lo cortas.
  • 6. Flexionar sus rodillas a la inversa

¡Esto lo tuvimos que hacer todas alguna vez! Las rodillas de la Barbie también se podían doblar para cuando la quisiéramos sentar, pero nosotras siempre teníamos que ir más allá de lo posible, así que híper-extendíamos sus rodillas a la inversa solo para ver qué tanto dolor soportaba.

barbie estiracion
¡Por suerte siempre volvían a su forma!
  • 7. Forzarla para intentar que hiciera un split

Otro de los miles de intentos extraños que probamos con la Barbie, fue estirar sus piernas de forma horizontal para conseguir que hiciera un split. Y bueno Barbie tenia que bailar.

cosas que las ninas hacen con sus Barbies
¡Sobre todo cuando jugábamos a que eran bailarinas de ballet!
  • 8. Afeitarle las piernas

Nosotras teníamos que intentar con nuestra Barbie absolutamente todo lo que haría una mujer grande, por eso hasta le depilamos las piernas (igual que haría una persona mayor), con la sorpresa de que terminábamos arrancándole la piel y llenando de plástico todo el rastrillo ¡Pobre Barbie!

barbie depilacion
¡Lo más inocente y cruel que le hicimos!
  • 9. Bañarlas en la bañera

Una de las cosas más divertidas que hacíamos cuando jugábamos con las Barbies era hacer unas exclusivas fiestas en la piscina con sus amigas. ¡Lo malo era que después del baño, su hermoso cabello liso desparecía y se tornaba muy áspero!

barbie en la bañera
Y finalmente las arruinábamos…
  • 10. Remodelar su ropa

Para nosotras sus outfits nunca fueron suficientes para jugar, por eso siempre que teníamos algún pedacito de tela, le confeccionábamos algunos vestidos, o si no le cortábamos los que ya tenían para hacerla lucir más sexi.

barbie vestidos nuevos
Siempre cortábamos la ropa para hacerla lucir más atractiva
  • 11. Conseguirle un novio distinto a Ken

Muchas de nosotras nunca pudimos tener el Ken para nuestra Barbie, así que cualquier otro galán que encontráramos entre nuestros juguetes serviría para ser su novio. Y de repente apreció el indicado ¡Hola Aladdín!

barbie novio aladdin
¿Nuevo muñeco? Pues adiós Ken.
  • 12. “Embarazar” a la Barbie

Luego de la gran historia de amor que tenía nuestra Barbie con el guapo de Aladdín, ya era hora de que tuvieran un bebé, así que la “embarazabamos” metiéndole bolas de algodón o de papel higiénico debajo de su vestido.

barbie embarazada
Con la Barbie embarazada hasta construíamos un nuevo personaje.
  • 13. Crearle nuevos outfits con lo que te encontrabas

Nuestra imaginación era tal, que hasta con un trozo de papel aluminio o de papel higiénico, podíamos hacerle varios vestidos fashionistas para que fuera la envidia de todas.

barbie vestido de aluminio
Cuando nuestra creatividad aumentaba todo servía para hacerle un vestido.
  • 14. Cambiarle el nombre a la Barbie por uno más cool

Admitamoslo, absolutamente todas nuestras Barbies fueron bautizadas con nombres completamente distintos: Anastasia, Lucía, Angélica, Daniela…

barbie cambia el nombre
Barbie era un nombre muy común para nuestro gusto
  • 15. La Barbie más vieja era la mala

Como fue con nuestra primera Barbie que pudimos comprobar por nosotras mismas que todo lo que nos advertía nuestra mamá era cierto, pues ya no era nuestra favorita y la única forma para que pudiéramos volver a jugar con ella, era dándole el papel de bruja malvada.

barbie fea
¡Tenía que ser la mala!
  • 16. Usar a las Barbies de imitación como sirvientas

Las Barbies de imitación no se hacían esperar cada vez que había una fecha especial, pues siempre había un familiar que se le ocurría regalarnos una Barbie falsa. Por suerte, nosotras sabíamos cuál sería su personaje en nuestro juego.

barbie imitacion
¡Estas Barbies no nos gustaban mucho!
  • 17. ¡Nosotras SIEMPRE eramos la Barbie!

Como era inevitable recibir esas muñecas de imitación, pues teníamos que incluirlas en el juego. Obviamente nosotras siempre teníamos que ser la Barbie original, por lo que obligábamos a nuestra hermanita o a nuestras amigas tener los papeles secundarios (muñecas de imitación, ken, Skipper)

barbie juego
Para los demás Ken, Kelly o el perro… pero ¡NUNCA Barbie!
  • 18. Crear peleas de novela con sus enemigas

Jugar a las Barbies con nuestras amigas era mucho más divertido que hacerlo sola, pues entre todas inventábamos historias de telenovela tan buenas que hasta recreábamos peleas de bofetadas con sus enemigas.

barbie actuacion
Una actuación digna de cualquier telenovela.
  • 19. Desear la casa de Ensueño de Barbie

Nuestra colección de Barbies nunca iba a estar completa si no teníamos lo que siempre habíamos soñado, la casa de Ensueño de Barbie. Por eso, más de una vez hicimos una rabieta a nuestros papás cuando se negaban a comprárnosla. 

casa de barbie
¡Y aún soñamos con tener la fabulosa casa de Barbie!
  • 20. Dejarlas desnudas al guardarlas

Como luego de jugar con ellas terminábamos exhaustas, las tomábamos así desnudas como estaban y las guardábamos. Al día siguiente mamá se daba cuenta que nuestro estante de juguetes parecía más un campo nudista que unas muñecas para niñas.

barbie desnudas
¡Como si estuvieran en una playa nudista!

 

  • 21. Tener una noviazgo

Eramos inocentes, ellos solo eran novios, se querian mucho y se besaban ¿pero porque siempre terminaban desnudos?

barbie relacion
Eran solo unos besos… o algo asi.

Después de tanto jugar y jugar con tus Barbies y de compartir con tus amigas, dejaste a tus Barbies en el olvido a medida que ibas creciendo, pero realmente no las has olvidado por completo, pues aún guardas esos lindos recuerdos en tu infancia. ¿Y tú? ¿Qué otras cosas hiciste con tus muñecas Barbies?

11 comentarios

Click aqui para dejar un comentario