Saltar al contenido

Mi pareja me odia pero no me deja: Motivos y formas de solucionarlo

¿Te has dado cuenta que tu pareja ya no te quiere? ¿Sientes que él está contigo simplemente por compromiso y no porque siente amor hacia a ti? ¿Han aumentado las peleas entre ustedes y crees que estás a punto de perderle? Entonces en definitiva es lógico que pienses constantemente: “Mi pareja me odia pero no me deja” ¿Por qué?

En muchos casos el “Te odio pero no te dejo” suele ser constante en muchas parejas, pero ¿Cuál es la razón?

En realidad suelen existir muchas razones por las cuales se sigue con alguien aunque ya no se le ame, solo hay que tener cuidado con lo que en verdad se crea, pues cuando hay conflictos en las relaciones solemos hacernos muchas películas en la cabeza, algunas de estas pueden ser o no ciertas.

¿Qué pasa en una relación donde sientes que tu pareja te odia pero no te deja?

¿Cómo saber que tu pareja ya no te quiere? Quizá te quiera pero ya no quiera estar contigo, pero también es posible que te odie, solo que siente tanto miedo a quedarse solo que simplemente decide permanecer a tu lado. Estas son seis señalas de que tu cónyuge ya no te quiere como antes.

No hay comunicación

La comunicación es clave en las relaciones, por tanto, si has visto que ya no existe un espacio para dialogar entre ustedes, es posible que ya no halla amor, para evaluar esta consideración hay que estar seguro de cuál de los dos está evitando conversar con el otro.

Peleas constantes

Una pelea puede ser el detonante para ponerle punto final a una relación, pero también puede ser la mejor herramienta para dejar puntos claros, sin embargo, cuando ocurre una discusión por cualquier cosa, entonces hay que darse cuenta de que los sentimientos pueden estar cambiando.

Mi pareja me odia pero no me deja

Peleas constantes

Distancia entre ambos

Luego de los conflictos, la falta de comunicación y la empatía, pueden desarrollarse la distancia entre ambos, en ciertos casos y aunque los dos viven bajo el mismo techo, no hay una verdadera unión entre ustedes.

No hay confianza o disminuye

Un elemento clave en la relación de pareja es la confianza, hay muchas personas que le cuenta todo a ese ser amado, pero cuando comienza la desconfianza, entonces es posible que el amor también esté mermando.

Mi pareja me odia pero no me deja

No hay confianza o disminuye

Ya no hay momentos íntimos

Los acercamientos de pareja ya no son los mismos, a veces quieres estar con tu pareja de manera íntima, pero busca cualquier excusa para evitarte. Esto puede generar sentimientos de culpa hacia ti, aun cuando no la tengas.

Cuando el sexo no está presente en la relación, el vínculo se puede afectar.

Mi pareja me odia pero no me deja

Ya no hay momentos íntimos

Ya casi no lo ves en casa

Cuando sientes que tu pareja pasa más tiempo fuera de la casa que contigo, entonces evalúa lo que sucede, pues en este punto se pueden presentar varios escenarios, uno de estos es si tiene mayor carga de trabajo o simplemente no quiere estar contigo; ya no te ama.

Mi pareja me odia pero no me deja

Ya casi no lo ves en casa

¿Por qué mi pareja me odia pero no me deja?

Las señales pueden ser muy claras, pero como dicen que el amor es ciego, es posible que no te des cuenta de lo que está pasando en verdad, por tanto ninguno da el paso para romper la relación, sin embargo, pueden suceder algunas otras cosas por las cuales tu pareja está atravesando que le impidan poner fin a la relación.

Siente miedo a quedarse solo

A lo largo de la relación te has portado tan bien con él que por ende se va a seguir aferrando al vínculo que tiene contigo, allí hace presencia el miedo a estar solo. A muchas personas les da terror quedarse solo y por eso que no sueltan a su pareja, aunque ya no la quieran.

Mi pareja me odia pero no me deja

Siente miedo a quedarse solo

No quieren salir de la zona de confort

A pesar de que la llama del amor se haya apagado, si existe una zona de confort contigo, por tanto será muy complejo que exista el rompimiento, pues muchas veces la sensación de estabilidad ofrecer tranquilidad, a tal punto que no se quiere perder.

Mi pareja me odia pero no me deja

No quieren salir de la zona de confort

Una buena convivencia

A pesar de todo lo vivido, él cree que la convivencia ha sido buena, ambos cumplen con sus tareas diarias sin problemas, lo que lleva a que la relación se torne más con un amigo que con una pareja, por tanto ninguno desea romper ese lazo de unión.

Mi pareja me odia pero no me deja

Una buena convivencia

Temor al qué dirán del rompimiento

En muchos casos las personas del contexto donde se desarrolla la relación suelen ver lo mejor de la relación cuando en verdad no es así, por esta razón la pareja siente temor al qué dirán si el lazo afectivo se rompe, lo que impide darle fin a lo que ambos sentían.

Mi pareja me odia pero no me deja

Temor al qué dirán del rompimiento

No quiere hacerte daño

Si a lo largo de la relación el vínculo ha sido muy bueno, pero lamentablemente ya no te ama y sigue contigo, es muy posible que no te quiera hacer daño. Ambos han pasado momentos complejos y alegres a la vez, entonces es allí cuando es muy complicado alejarse de alguien.

Mi pareja me odia pero no me deja

No quiere hacerte daño

¿Qué hago si me doy cuenta que mi pareja me odia pero no me deja?

Si has notado un cambio de actitud de tu pareja y ya sabes que quizá te odia, pero no te deja, es buen momento de pensar bien las cosas, debes analizar si deseas estar con alguien que no te ame o simplemente te alejas y ya.

Estas son algunas de las cosas que puedes hacer si te diste cuenta que tu pareja te odia pero no te deja.

Habla con tu pareja

Una de las cosas que debes hacer si te diste cuenta que tu pareja te odia pero no te deja, es la conversación, es necesario que busques el momento clave para entablar una comunicación efectiva que les permita dejar los puntos claros.

Solicita a tu pareja sinceridad para acabar con la relación o seguir adelante.

Mi pareja me odia pero no me deja

Habla con tu pareja

Date el valor que tienes

El punto principal que debes tener en cuenta al momento de detectar que tu pareja te odia pero no te deja, es la valoración, es necesario que te valores y que analices si quieres estar con alguien por compromiso y no por amor. Debes ser sincero contigo mismo y tomar decisiones.

Mi pareja me odia pero no me deja

Date el valor que tienes

Toma decisiones definitivas

Es momento de tomar decisiones definitivas, al momento de saber que tu pareja ya no te ama, pero sigue a tu lado, entonces debes reaccionar ¿Cómo? Tomando las mejores opciones; el primer paso es la conversación, después decidir qué hacer ¿Lo dejo o sigo con él?

Mi pareja me odia pero no me deja

Toma decisiones definitivas

¿Qué debo hacer si mi pareja me odia pero no me deja?

Cuando una persona siente que su pareja la odia, pero nota que sigue a su lado, existe muchas preguntas que comienza a desarrollarse, muchas de las cuales no tienen respuestas, sin embargo, hay opciones y posibilidades que hay que analizar para dejar claro lo que pasa; aun así, es posible que te preguntes ¿Es posible recuperar el afecto de la pareja?

Según muchos expertos y experiencias personales, si la relación fue muy productiva y el vínculo sigue fuerte, entonces es posible comenzar a hacer cosas para recuperar el afecto del otro ¿Cómo? Con algunos trucos que te pueden ayudar.

Salgan de la monotonía

La monotonía suele ser el factor determinante al momento de querer acabar con una relación, además, repetir de manera constate las situaciones hace que el afecto se pierda; por tanto, si deseas recuperar el amor de tu pareja, lo mejor es dejar lo cotidiano y atreverte a hacer cosas que jamás pensaste.

Mi pareja me odia pero no me deja

Salgan de la monotonía

Tengan un pasatiempo juntos

Practiquen algún deporte, hagan obras de caridad, salgan de lo convencional y traten de poner en marcha un plan juntos, con la intención de que ese odio que siente tu pareja se convierta en amor.

Mi pareja me odia pero no me deja

Tengan un pasatiempo juntos

Vuelve a encender la llama de la pasión

Cuando ya el amor se está debilitando en la relación y crees que ya todo está perdido, pues sientes que te odia, debes saber que hay algo por hacer. Una de estas cosas es encender la llama de la pasión, para eso sé atrevida, inventa cualquier locura para seducirle y que descubra de nuevo por qué se enamoró de ti.

Mi pareja me odia pero no me deja

Vuelve a encender la llama de la pasión

Conversen de lo que pasa

La conversación puede hacer que la relación se fortalezca, por esta razón es indispensable que exista un diálogo sincero entre ambos, de modo que se digan las cosas y se tomen decisiones.

Mi pareja me odia pero no me deja

Conversen de lo que pasa

Muéstrale por qué se enamoró de ti

Trata de revivir esos momentos felices, ir al pasado para renovar el futuro entre ustedes, sino lo quieres perder; es buen momento de comenzar a crear escenarios que le indiquen por qué se enamoró de ti.

Si luego de todas estas acciones aún sientes que tu pareja ya no te quiere y que es definitivo, entonces debes salir de esa relación, no es posible que continúes con alguien que no valora el esfuerzo que hacer por recuperarlo. Jamás supliques amor.

Mi pareja me odia pero no me deja

Muéstrale por qué se enamoró de ti

 ¿Cómo me doy cuenta que mi pareja me odia?

Qué difícil es cuando uno de los dos comienza a sentir que odia a su pareja, los momentos románticos se vuelven escasos, las peleas aumentan y los sentimientos de culpa hacen presencia.

Algunos pueden señalar que hay una relación de amor-odio, es entonces cuando se vuelve necesario darse el verdadero valor que se tienen, con la intención de no caer en la lastima.

Estas son algunas acciones que demuestran que tu pareja te odia:

Hace uso de ironías y burlas en tu contra

Si constantemente tu pareja se burla de ti, la ironía se vuelve constante, los sarcasmos están presentes y las indirectas son el pan de cada día, entonces es muy posible que sus sentimientos estén cambiando.

Mi pareja me odia pero no me deja

Hace uso de ironías y burlas en tu contra

Te falta al respeto

Cuando tu pareja te falta al respeto, ya no te cuida como antes y más bien dice que eres un estorbo o tú te sientes como tal, es posible que el amor que decía tenerte ya no esté. Solo recuerda, nadie que te ama te faltará al respeto nunca.

Mi pareja me odia pero no me deja

Te falta al respeto

Odia estar contigo

A pesar de que tu pareja sigue contigo, odia a estar a tu lado, evita estar en lugares de la casa donde tú estés. Es allí cuando en verdad te darás cuenta que ya no hay amor.

Mi pareja me odia pero no me deja

Odia estar contigo

Ya no te cuenta nada

Si antes te contaba todo acerca de su vida, lo que hacía y con quién compartía y ahora no de menciona ni su ubicación, ese chico ya no te ama igual, es posible que incluso esté generando sentimientos de  odio.

Habla de tu familia y te critica de manera constante

Aunque no es un factor determinante, es muy posible que tu pareja hable de más sobre comportamientos de tu familia sobre algún caso específico, de igual manera si te critica de manera constante por cosas insignificantes, entonces debes estar atenta, seguramente ya no te ama.

Mi pareja me odia pero no me deja

Habla de tu familia y te critica de manera constante

Consecuencias de continuar en la relación en la mi pareja me odia pero no me deja

Cuando notes que tu pareja te odia pero no te deja, lo mejor es conversar y buscar el por qué, si luego de esto se continúa con la misma tónica, entonces es momento de dejar la relación, pues existen una serie de consecuencias que pueden derivar en el futuro y que terminarán por afectar tu autoestima.

Te sentirás culpable

Cuando una persona odia a otra, siempre buscará la manera que se sienta culpable, ejecutará acciones o pedirá cosas difíciles de cumplir, con la intención de generar lastima hacia él y culpa en su pareja.

Baja autoestima

Estar al lado de una persona que te odia te va a generar baja autoestima, pues no habrá nadie que realce tus virtudes, sino tus defectos; lo que sin duda pondrá limitante a tus sentimientos.

Mi pareja me odia pero no me deja

Baja autoestima

Los problemas aumentarán

Los problemas que habían antes entre ambos y que solían arreglar conversando, ahora serán incurables. La persona que odia jamás buscará resolver los conflictos, siempre serán más y muy graves.

Mi pareja me odia pero no me deja

Los problemas aumentarán

Se crearán sentimientos de rechazo

Cuando una persona odia a quién amó, entonces se pueden crear sentimientos de rechazo constante, sobre todo cuando la afectada trata de estar íntimamente con su pareja y éste la evita. Lo que genera un malestar muy grave.

La armonía del hogar ya no existirá

Uno de los puntos claves y consecuencias de estar con alguien que no te ama, es que la armonía del hogar ya no existirá. Siempre se presentarán conflictos, momentos de tragedia y un sin número de emociones que los llevarán a tratarse como perros y gatos.

Mi pareja me odia pero no me deja

La armonía del hogar ya no existirá

Sin duda que las relaciones de pareja son complicadas, pero cuando existe el odio en una de las dos partes, el vínculo suele romperse con mayor facilidad.

Seguramente ahora estás analizando si en verdad esa persona con quién estás te ama o te odia, y en definitiva debes hacerlo, pues nadie quiere estar con alguien que no siente lo mismo

Toma la mejor decisión y no sigas con alguien que te odia y que solo está contigo por compromiso o comodidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.