Para chicos

10 razones por las que el ballet es una excelente actividad para los niños

Es muy bueno para las niñas aprender ballet

Buscar actividades extras para tus niños te hace pensar en cuáles son las mejores opciones para que consigan disciplina, buenos ejercicios y además se diviertan. Dentro de estas opciones que cumplen con los beneficios principales que todo padre busca para su hijo se encuentra en ballet.

La práctica de ballet empieza desde una temprana edad y puede continuar a lo largo de toda su juventud, por lo que si esto es lo que apasiona  a tu hija entonces será una excelente opción para ti. Como actividad extracurricular tiene muchos beneficios que pueden trasladarse hasta las aulas de clases, pues la creación de valores hace que la conducta se mejore en todos los espacios en la que haga vida tu pequeña.

Si bien el ballet está relacionado mayormente con las niñas, también los niños pueden asistir a estas clases si así lo desean. Lo importante es que tomen el ballet con rutina y como una disciplina a la que se debe asistir de manera constante. En casi todas partes hay escuelas de ballet que imparten clases durante la semana, así que la cuestión es buscar la que esté más cerca de ti.

Si aún no te has decidido a valorar el ballet como una opción para que tu hija tenga otra actividad extra a la del colegio, entonces puedes evaluar esta lista de beneficios para ver si te convences de que puede ser una excelente opción.

  • La práctica de ballet desde temprana edad genera disciplina en las niñas, pues una práctica en la que se debe tener constancia y perseverancia para lograr los objetivos que se plantean desde el principio.
  • Sin lugar a dudas el ballet ayuda a la elasticidad del cuerpo de quien lo practica. De esta forma vemos como los bailarines profesionales pueden prácticamente cualquier postura sin que parezca difícil hacerlo.
  • Otro punto a favor de esta disciplina es que desarrolla la coordinanción y el sentido de equilibrio desde muy temprana edad, por lo quienes bailan ballet cuentan con un dominio de su cuerpo y de las posiciones que adoptan de una forma sorprendente.
  • Si vemos a los bailarines de ballet nos damos cuenta que tienen unos cuerpos atléticos, pues las posiciones y movimientos que se generan a través de la disciplina fortalecen los músculos del todo el cuerpo, contando los pequeños con una excelente condición física.
  • Además de controlar el peso, las personas que practican ballet desde pequeñas pueden controlar su peso, manteniéndose en el pesaje ideal para la edad que tengan. Esto se debe a que el ballet es un fuerte entrenamiento físico que ayuda a mantener el peso equilibradamente, reduciendo la obesidad infantil.
  • Es muy común que los pediatras recomienden a los niños con pie plano la práctica de ballet, pues está comprobado que esta actividad elimina esta condición mientras en niño va creciendo.
  • Practicar ballet estimula el trabajo en equipo en los niños y adultos, pues indudablemente es necesario que exista una comunicación en grupo que ayude a que las presentaciones salgan impecables.
  • Al trabajar en equipo también se estimula a la creación de lazos de amistad entre todos los miembros que integran una escuela de ballet. Esto ayudará a que la capacidad de relacionarse de su hija o hijo mejore de la misma forma en la escuela.
  • Practicar ballet desde temprana edad reduce el miedo escénico de una forma muy efectiva, pues esta práctica implica la realización de presentaciones en las que se debe bailar frente a un amplio público que observa e espectáculo.
  • Además de los beneficios físicos,el ballet ayuda a disminuir el estrés o ansiedad en lo niños, pues al realizar ejercicio su cerebro segrega hormonas que hacen sentir al pequeño más calmado y feliz.