Para chicos

Actividades con mandalas para niños ¡Ideales para estimular su creatividad y concentración!

actividades de mandalas para ninos que son
Utiliza el ejercicio de colorear mandalas para llevar a cabo divertidas actividades.

¿Sabias que a parte de colorear, también podías realizar actividades con mandalas para niños? Las cuales, son un ejercicio  infantil estupendo que va más allá de solo pintar, también implica una forma de meditación, relajación y concentración que trae múltiple beneficios.

Puedes colocar un mandala entre los dibujos de sus personajes favoritos de princesas de Disney o superhéroes

Las mandalas también pueden ser utilizadas como un recurso pedagógico, por lo que es una actividad que no solo se recomienda a los adultos.

A continuación te mostraremos como puedes  sacarle provecho a esta maravillosa práctica milenaria con 5 actividades con mandalas para niños supér divertidas y diferentes.

actividades de mandalas para ninos sencillas
Pintar mandalas trae múltiples beneficios para los niños.

¿Qué son las actividades con mandalas para niños y para qué sirven?

Las mandalas son aquellas imágenes circulares que inician a partir de un eje central y están seguidas por figuras simétricas entre sí.

La palabra “mandala” proviene de una lengua indoeuropea denominada como sáncrito y su traducción al castellano significa “círculo energético o sagrado”. Su origen es en La India, pero a través de la historia, su popularidad se ha expandido por todo el mundo.

Actualmente, también se utilizan las mandalas en actividades escolares para niños, como un recurso pedagógico para que los pequeños estudiantes desarrollen la creatividad y como una herramienta para la meditación y relajación.

De un tiempo para acá, los expertos han señalado que aparte de ser un símbolo espiritual, las mandalas también pueden usarse dentro de la educación

Las actividades con mandalas para niños se pueden desarrollar como otro juego o tarea de artes plásticas dentro del salón de clases o en la casa. Para llevarlas a cabo, no solo se necesitan una serie de dibujos circulares y colores, sino que además, se requieren elementos como música, entre otros materiales.

Los niños tendrán que pintar un mandala, rellenar con materiales como granos, semillas y piedritas, mientras siguen ciertas indicaciones para poner a volar su imaginación, con música de fondo para un efecto relajante.

5 Actividades con mandalas para niños paso a paso

Mediante las actividades con mandalas para niños se puede ayudar a desarrollar la creatividad infantil, mejorar la psicomotricidad fina, la concentración y trabajar la relajación.

A continuación te daremos a conocer 4 fantásticas maneras de llevar a cabo diversas ideas para incluir dentro del ejercicio de colorear mandalas.

1. Mandala natural

Inspirarse en la naturaleza para encontrar mandalas es una forma bastante divertida que promoverá la imaginación de los pequeños.

Pueden buscar formas geométricas cotidianas a su rededor como por ejemplo, la rodaja de un tomate, el sol, una naranja abierta a la mitad, entre otras figuras circulares.

Además de esto, puedes crear un mandala natural utilizando elementos proporcionados por la naturaleza.

¿Qué necesitarás?

  • Ramas
  • Hojas
  • Flores
  • Plumas
  • Piedritas
  • Pegamento

¿Cómo se realiza?

  1. Una vez hayas recolectado todos los elementos naturales con los niños, comienza la actividad.
  2. ¡El momento de la creación ha llegado! Utiliza los materiales recolectados para crear un mandala.
  3. Una idea bastante creativa para llevar a cabo la actividad es hacer uno por cada estación del año.
  4. A lo largo del curso o año escolar podrán hacer varios mandalas de acuerdo a la estación.

Edad recomendada: A partir de los 5 años de edad

Duración: Entre 30 y 45 minutos aproximadamente

Objetivo: Crear un mandala con materiales naturales

2. Relaja a los niños con mandalas

Las actividades con mandalas pueden ser utilizadas como un método de meditación y relajación infantil, ya que colorear o rellenar estas figuras con música relajantes de fondo, es una forma de que los niños estén más tranquilos y calmados.

¿Qué necesitarás?

  • Reproductor de audio o radio
  • Música para la relajación
  • Mandalas sencillos para niños impresos.
  • Garbanzos
  • Arroz
  • Pasta
  • Granos de café
  • Lentejas
  • Lápices de colores
  • Pegamento

¿Cómo se realiza?

  1. Coloca todos los materiales en la mesa a disposición de los pequeños.
  2. Antes de comenzar a rellenar los mandalas, coloca la música relajante en volumen bajo.
  3. Ahora permite que cada niño elija la mandala que más le guste.
  4. Escribe el nombre de cada pequeño por detrás de la impresión de su mandala.
  5. Esparce pegamento por encima de las mandalas y deja que los niños decoren con los materiales o pinten con los colores.
  6. Deja que se sequen, pide a los niños que ayuden a recoger y coloquen el resultado final en un lugar visible.

Edad recomendada: A partir de 3 años de edad

Duración: Entre 30 minutos y una hora aproximadamente

Objetivo: Rellenar o colorear los mandalas mientras escuchan música relajante de fondo

actividades con mandalas
Las actividades con mandalas son muy relajantes y con música de fondo lo serán aún más.

3. Actividades con mandalas creativos

Puede que pintar mandalas a muchos niños no les resulte muy atractivo. Una actividad que puede funcionar a la perfección es inspirarte en dibujos animados de su animal, personaje, súperheroe, guerrero favorito, o cualquier otra cosa que le guste al pequeño, como un retrato familiar o con amigos.

¡Es muy sencillo! A continuación te mostraos cómo hacerlo

¿Qué necesitarás?

  • Hojas blancas
  • Lápices
  • Creyones

¿Cómo se realiza?

  1. En las hojas blancas vas a dibujar la circunferencia con ayuda de un  plato de tu cocina que tenga el tamaño deseado.
  2. Ahora tendrás que rellenarlo con las figuras del tema que hayas elegido.
  3. Puedes dibujar desde el centro y recuerda siempre dividir el dibujo en dos partes semejantes para que tenga apariencia de mandala.

Edad recomendada: A partir de los 4 años de edad

Duración: Entre 30 minutos y una hora aproximadamente

Objetivo: Realizar mandalas con los motivos preferidos de los niños

4. Colorea mandalas con números

Una técnica manual muy efectiva, sencilla y divertida para que los niños comiencen a colorear mandalas es que pinten guiándose por un orden numérico. De esta forma, se sentirán más orientados en la actividad.

¿Qué necesitarás?

  • Dibujos de mandalas
  • Lápices de colores
  • Rotulador negro

¿Cómo se realiza?

  1. Elige un mandala y decide qué partes deberá pintar primero y el orden a seguir.
  2. Ahora tendrás que señalar con números, empezando desde el 1 para marcar las zonas a colorear.
  3. Una vez listo el orden, proporciona los dibujos y los colores a los niños.
  4. Antes de comenzar, pide a los niños que tomen  los colores con una de sus manos.
  5. Luego, diles que inhalen y exhalen profundamente con los ojos cerrados para iniciar.
  6. Gira los lápices sobre la mesa y elige uno al azar, abre los ojos para empezar a pintar el mandala.
  7. Coloca de nuevo el color en  el montón y repite la operación con el resto de los números del mandala hasta terminarlo.

Edad recomendada: A partir de los 5 años de edad

Duración: Entre 25 y 30 minutos aproximadamente

Objetivo: Pintar mandalas guiándose por un orden numérico

5. Crea un mandala humano

En lugar de solo colorear, podemos crear un fantástico mandala humano con nuestro cuerpo, solo tendrás que reunir a varios niños para formar las figuras correspondientes dentro del “círculo sagrado”.

¡Comencemos!

¿Qué necesitarás?

Muchas ganas de divertirse de forma diferente

¿Cómo se realiza?    

  1. Agrupa a todos los niños en un mismo lugar y pide que se acuesten en el suelo.
  2. Una vez en el piso, podrán comenzar a hacer formas con su cuerpo para crear un mandala.
  3. De esta manera, tendrás un gran mandala humano recreado por tus niños.

Edad recomendada: A partir de los 5 años de edad

Duración: Entre 15 y 25 minutos aproximadamente.

Objetivo: Crear con el cuerpo un gran mandala humano.

Actividades de mandalas para niños ¡Ideales para colorear!

Un mandala se trata normalmente de una circunferencia con figuras simétricas para obtener dos partes iguales. No obstante, en el caso de los mandalas para niños, se puede buscar aquellos que posean ciertas formas en particular para que sean más atractivos.

A continuación te mostramos tres ejemplos de mandalas infantiles por los que podrás guiarte y/o imprimir.

Notas musicales

Si los niños son amantes de la música, puedes incentivarlos con un mandala para colorear que esté referido a las notas musicales, como este que te mostramos a continuación.

actividades de mandalas para ninos notas musicales
Las actividades con man dalas pueden ser más dinámicas de lo que crees.

Actividades de mandalas para niños: La lechuza

Esta fantástica lechuza se presta para ser coloreada con decenas de tonalidades para darle un  toque excéntrico y hacerla ver más imponente.

¡Su resultado será de otro planeta!

 

actividades de mandalas para ninos lechuza
Imprime esta mandala de lechuza para colorear.

Sol

El sol representa bienestar y puede ser un lindo tema para ser coloreado por los niños, con tonos cálidos, si así lo prefieren. De igual forma, ¡todo queda a la imaginación!

actividades de mandalas para ninos el sol
Los imponentes rayos del sol dan lugar a un fantástico mandala para niños.

Beneficios de las actividades con mandalas para niños

Pintar o colorear mandalas dentro de las actividades de expresión plástica para niños, trae múltiples ventajas y beneficios en el desarrollo infantil psicomotor fino, en la imaginación y concentración de los pequeños.

Además de esto, entre otros puntos a favor de las actividades con mandalas para niños destacan:

  • Sirven para la relajación de los niños, por lo que es utilizado como un recurso para la meditación.
  • Regula el nivel de estrés, ya que durante la actividad, se puede colocar música de fondo para aumentar el efecto relajante.
  • Potencia la capacidad de atención y concentración, pues deben enfocarse en colorear el mandala.
  • Estimulan la creatividad, imaginación y expresión plástica del pequeño.
  • Ayuda a desarrollar la paciencia, debido a que colorear mandalas requiere tiempo, tranquilidad y ser muy paciente para darle color a las diversas formas de su interior.
  • Fomenta el dominio de la motricidad fina, lo cual, favorece la capacidad de escribir, dibujar y manipular objetos.
  • Refuerza la formación de razonamiento e inteligencia en la infancia.

Por estas razones y muchas más, es recomendable llevar a cabo actividades con mandalas para niños, pues a pesar de que no sea un recurso muy utilizado en casa o en el aula de clases, resulta ser un ejercicio infantil súper beneficioso.

¡Las mandalas como un recurso pedagógico y herramienta de artes plásticas son una excelente opción!

mandalas para ninos
A parte de colorear lindos dibujos de superhéroes o personajes de Disney, los niños también se divertirán pintando mandalas.

¿Cómo desarrollar actividades con mandalas para niños?

A la mayoría de los niños les encanta colorear y es una actividad muy natural para los pequeños, por lo que aceptarán pintar mandalas con mucho gusto, sin mayor problema.

Por lo que si has pensado en sumergir a tus niños en el mundo de las mandalas, puedes sacarle provecho a estas actividades. Las cuales, ayudarán a los niños a desarrollarán su creatividad y es un medio para expresar aquello que sienten y piensan de una manera creativa y relajante.

Prepara el espacio

Para que el ejercicio de colorear mandalas sea agradable y relajante, se recomienda preparar el espacio con una temperatura adecuada, luz cálida y música tranquila, de manera que sea acogedor.

Además, es indispensable contar con mesas y sillas a la altura de los niños para que ellos se sientan cómodos al colorear.

Motiva a los niños

Antes de iniciar con la actividad es importante que te acerques al niño para que le propongas y expliques lo que va a realizar. De esta forma, los pequeños podrán hacerlo a gusto, ya que si los obligas no lograrás conseguir ningún beneficio.

Por lo que deberás explicarles que para colorear las mandalas se requiere estar tranquilo y sereno. Puedes enseñarle el espacio de trabajo, los materiales que va a utilizar y cómo será el ejercicio para comenzar.

Involúcrate en la actividad

Acompaña a los niños a colorear mandalas y convierte esto en una actividad familiar, que creará complicidad y confianza con los niños. Además de que al involucrarte con ellos, le servirás como ejemplo.

No obstante, debes evitar pedirle que use ciertos materiales o que estrictamente coloree dentro de la línea, ya que la idea es que dejes volar la imaginación de los niños y que den rienda suelta a su creatividad.

mandalas infantiles
Una vez que sumerjas adecuadamente a los niños en el mundo de las mandalas, será muy sencillo probar distintas actividades.

Indica los pasos con claridad

Las actividades con mandalas no solo implican colorear, pues a veces incluirás algunos elementos como música, entre otros materiales y dinámicas.

Por lo que será indispensable que le indiques a los niños que deberá hacer detalladamente y con la mayor claridad posible.

Inculca respeto por la actividad

Es importante generar confianza en los niños con mensajes positivos hacia la “obra de arte” que están realizando, a pesar de que se hayan salido de la raya o los colores no combinen.

Sin embargo, no puedes permitirlo todo, ya que es importante que los niños tengan respeto por lo que hacen y el material que están utilizando.

No es correcto permitir que estropee o destruya su trabajo o el de los demás, así que en ese caso tendrás que poner límites y explicarle los motivos por lo que no puede continuar con la actividad, hasta que no mejore su comportamiento.

Para terminar

Pintar mandalas es como una especie de ritual, que luego de llevarlo a cabo es importante arreglar y limpiar todo el espacio de trabajo junto a los niños, ya que esto dará por concluida la actividad y todos deben participar de manera colaborativa.

Como incentivo para los pequeños, se recomienda colocar las mandalas terminadas en un  lugar que sea visible, como en la puerta del refrigerador o en algún marco que puedas colgar en  la pared.

Pintar mandalas impresas o dibujadas suele ser un ejercicio muy relajante para los pequeños. No obstante, ya ves que no se trata de solo colorear, también puedes poner en práctica maravillosas actividades para entretener de manera diferente a los niños.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.