Para chicos

Actividades para trabajar las emociones en niños ¡Desde casa!

actividades para trabajar las emociones en ninos

A los niños pequeños les cuesta identificar y manejar sus emociones, por eso es importante ofrecerle herramientas que los ayuden a conocer las distintas emociones que pueden sentir, como juegos y actividades para trabajar las emociones que resulten divertidas y fáciles de comprender.

Las actividades para trabajar las emociones en niños, tienen un papel fundamental en el desarrollo psicológico de nuestros hijos. De ahí la importancia de enseñarles habilidades sociales y brindarles herramientas para que aprendan a conocerse mejor y distinguir como se sienten.

 Las actividades para trabajar las emociones son una manera sencilla y divertida de enseñar al niño a conocer mejor sus emociones

El que los niños aprendan a identificar las emociones en ellos mismos y los demás, les permitirá dominar las habilidades sociales, las cuales son muy importante al relacionarse con otros niños en la escuela, así como a mejorar su confianza y autoestima.

Te compartimos divertidas actividades para trabajar las emociones en los más peques de la casa ¡!

Actividades para trabajar las emociones en ninos
Jugar y divertirse es la manera natural en que los infantes aprenden, incluso si se tratan de actividades para trabajar sus emociones.

Actividades para trabajar las emociones de manera divertida

La mejor forma de enseñar a los niños sobre las distintas emociones que pueden experimentar, será a través del juego. Estas actividades divertidas impulsan su creatividad y los motiva a expresarse y recordar lo aprendido, en lugar de solo escuchar a un adulto hablar al respecto.

Al trabajar las emociones en los niños, podemos a ayudarlos a conocer sus estados emocionales y a que sean capaces de gestionar sus sentimientos

Las actividades para trabajar las emociones pueden incluir historias fantásticas que interesen al niño y hagan volar su imaginación mediante vivencias extraordinarias. Esto le enseñará, mediante vivencias ajenas, cómo reaccionar ante determinadas situaciones e identificar si la decisión de los personajes estuvo acertada o no.

1. Dibuja emociones

Es importante que nuestros hijos aprendan, desde muy chicos, a identificar y trabajar las emociones. Esta actividad les enseñará a los niños a conocer las distintas emociones, de una manera muy sencilla.

¿Qué necesitas?

  • Lápices de colores
  • Hojas de papel

¿Dónde se juega?

Pueden jugar en el espacio en que el niño acostumbre a dibujar, puede ser alguna mesa, o incluso en el suelo.

¿Cómo se juega?

  1. Entrega los materiales a tu pequeño y pídele que dibuje caritas que representen las emociones. Puedes ayudarlo a identificarlas.
  2. Pídele que te relate la historia de algún momento en que se haya sentido así o haya visto alguna persona con dicha emoción.

Objetivo del juego: Reflexionar acerca de las emociones y cómo podrían sentirse mejor en determinadas experiencias.

Duración: 15 minutos.

Edad recomendada: 3 años.

2. Si fueras un animal

La empatía por los animales es un aspecto importantísimo a la hora de criar niños emocionalmente sanos. Enseñarles que éstos también tienen sentimientos, les permitirá conocer y entender mejor el comportamiento de animales y sus respuestas a determinadas situaciones. Así como el respecto que se debe aplicar a los demás seres vivos, aunque sean diferentes.

¿Qué necesitas?

  • Cuentos infantiles que incluyan animales
  • Dibujos de animales

¿Dónde se juega?

Busca un lugar cómodo para que ambos se sienten y dejen volar su imaginación.

¿Cómo se juega?

  1. Mientras lees el cuento, pregunta cuales son las emociones que le producen.
  2. Crea historias con dibujos de animales expresando distintas emociones
  3. Luego, interactua con los niños para saber sus opiniones y cómo podrían ayudar o acompañar al animal.

Objetivo del juego: Estimular en los niños el sentimiento de amor y empatía por los seres distintos a ellos, así como el respeto por las emociones ajenas.

Duración: 20 minutos.

Edad recomendada: 3 años.

3. Detective

Lo primordial en cada actividad para trabajar las emociones, es que tu pequeñín aprenda a identificarlas rápidamente. Este juego le permitirá motivar eso.

¿Qué necesitas?

  • No necesitas implementos especiales.

¿Dónde se juega?

Algún espacio amplio y cómodo.

¿Cómo se juega?

  1. Narra una historia a tus hijos y deja que ellos adivinen cómo te estás sintiendo.
  2. Puedes llorar, reír, gritar, expresar las emociones, pero sin nombrarlas.
  3. Cada historia deberá contener al menos cinco emociones.
  4. Trata de que identifiquen cada una. Si no lo hacen, sigue intentando con otras características de la emoción, hasta que acierten.

Objetivo del juego: Incrementar la capacidad de tu hijo para detectar las emociones.

Duración: 15 minutos.

Edad recomendada: 3 años

4. Glosario de emociones

Al emparejar expresiones con sus emociones, tu pequeñín podrá identificarlas más fácilmente en las personas que lo rodeen. Es aconsejable que el niño o niña, conozca el ámbito que puede rodear a dicha emoción y cómo puede reaccionar a ella.

¿Qué necesitas?

  • Un cuaderno o libreta
  • Recortes o fotografías

¿Dónde se juega?

Escoge un espacio con una superficie firme en la que el niño pueda apoyar los diferentes recortes.

¿Cómo se juega?

  1. Escoge algún personaje que le agrade a tu hijo y busca su imagen con diferentes emociones.
  2. Imprímelas y pega una en cada hoja del cuaderno.
  3. Tu pequeño tendrá que ubicar los recortes en la emoción correspondiente y explicar que pudo causar esa emoción.

Objetivo del juego: que los pequeños aprendan a asociar diferentes expresiones con sus emociones.

Duración: 15 minutos.

Edad recomendada: 3 años.

5. Memoria de emociones

De niños, todos jugamos a hermanar las parejas de cartas con la misma imagen. En esta ocasión, haremos nuestra propia versión del juego «Memoria» en la que tu pequeñín podrá ser el protagonista.

¿Qué necesitas?

  • Tarjetas de cartón
  • Fotografías de tu hijo representando las emociones.

¿Dónde se juega?

Escoge un jugar bien iluminado y firme en el que puedan sentarse a jugar.

¿Cómo se juega?

  1. Imprime las fotografías, recórtalas y pégalas en las tarjetas de cartón, junto al nombre de cada emoción.
  2. Mézclalas y deja que tu pequeño encuentre los pares.
  3. Si encuentra un par, podrá seguir jugando, de lo contrario tendrá que ceder el turno. Así hasta que termine el tiempo.
  4. Ganará quien haya conseguido mayor número de parejas.

Objetivo del juego: Identificar y memorizar las emociones.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: 4 años.

Actividades para trabajar las emociones
Tus hijos aprenderán mucho mejor mientras juegan.

Actividades para trabajar las emociones a partir de los 5 años

Existen un sinfín de actividades para trabajar las emociones, incluso tú misma puedes idear nuevas dinámicas, de acuerdo a los intereses de tu pequeño. En esta ocasión, te mostramos una lista de opciones que podrás representar con tus hijos a medida que van creciendo. Todo esto, mientras juegan y se divierten.

1. Teatro de marionetas

Se trata de una actividad muy divertida para que los niños aprendan a identificar las emociones, gracias a los personajes de la obra de teatro.

¿Qué necesitas?

  • Marionetas (puedes usar juguetes atados a hilos o sostenerlos con las manos)
  • 2 dados, uno con emociones y el otro con los personajes

¿Dónde se juega?

En algún espacio amplio, apto para que los niños se sienten a ver la puesta en escena.

¿Cómo se juega?

  1. El niño lanzará los dados y deberá inventar una historia con el personaje y emoción que le haya tocado.
  2. Se representará la obra frente a los demás y luego hablarán al respecto.

Objetivo del juego: Los niños deberán identificar las emociones escogidas por lo demás, así como también valorar si es positiva o negativa, y como pueden darse situaciones con cada una.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: 5 años.

¡Tip!

Puedes utilizar personajes como súper héroes o princesas, así los niños se sentirán más cómodos inventando las historias, ya que conocen una historia detrás de los personajes.

2. Diario

Si a tu hijo le cuesta expresar sus emociones en público, puede resultar una buena idea regalarle un diario para que escriba como se siente en distintas situaciones.

¿Qué necesitas?

  • Puede utilizar un diario con stickers que representen emociones y pueda colocar en sus escritos
  • O bien, un cuaderno sencillo.

¿Dónde se juega?

Deja que tu pequeño escriba en su diario, donde se encuentre más cómodo.

¿Cómo se juega?

  1. Podrás pedir a tu hijo que escriba las vivencias del día y luego te cuente acerca de esa experiencia.
  2. Deberá indicarte cuantas emociones mencionó en el texto y si se sintió cómodo recordando sus experiencias.
  3. Pídele que al finalizar cada página, escriba una enseñanza respecto a al menos, una de las emociones señaladas.

Objetivo del juego: Se busca que a través de esta actividad, nuestro hijo se motive a expresar sus sentimientos, entenderlos y mejorar su respuesta a ellos.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: 6 años.

3. Bailarín

La música tiene muchas utilidades, además es estimulante en el desarrollo de los niños. En esta ocasión, seremos coreógrafos y bailarines a nuestra manera para que los niños se expresen de acuerdo a sus emociones.

¿Qué necesitas?

  • Cualquier dispositivo en el que puedas reproducir música.

¿Dónde se juega?

Escoge un espacio amplio y sin obstáculos.

¿Cómo se juega?

  1. Reproduce canciones con diferentes ritmos y pide a los niños que representen diferentes emociones.
  2. Pregúntales qué pasos de baile los hacen felices o cómo podrían bailar de manera triste y luego cambiar a un estado de sorpresa.

Objetivo del juego: Motivar la expresividad de los niños y la proyección de sus emociones.

Duración: 10 minutos.

Edad recomendada: 5 años.

4. Máscaras

Jugar a los roles es algo que divierte mucho a los niños y permite que se coloquen en el lugar de otros. De esta manera, pueden expresar sus emociones y crear empatía con los demás.

¿Qué necesitas?

  • Recortes de revistas o fotografías, donde se muestren partes del rostro con distintas emociones.
  • Paletas
  • Goma

¿Dónde se juega?

Un espacio amplio y cómodo.

¿Cómo se juega?

  1. Pega los recortes a las paletas y espárcelos boca abajo en el área de juego.
  2. Pide a los niños que levanten una paleta, observen la expresión y la usen para representar una situación.
  3. Interactúa con ellos acerca de dichas emociones, por ejemplo qué situaciones las podría provocar.

Objetivo del juego: Estimular la identificación y compresión de las emociones ajenas.

Duración: 15 minutos.

Edad recomendada: 5 años.

 

5. Bingo

Todos conocemos este popular juego, pero en esta ocasión se jugará para trabajar las emociones en los más pequeños del hogar.

¿Qué necesitas?

  • Hojas de papel
  • Recortes de revistas

¿Dónde se juega?

Pueden sentarse a jugar en un espacio amplio, como el jardín o el salón de la casa.

¿Cómo se juega?

  1. Dibuja una cuadricula en las hojas.
  2. Pide a los niños que coloquen los recortes en los recuadros. Estos deben ser de rostros representando las diferentes emociones.
  3. Comienza a nombrar emociones que los niños irán marcando hasta cantar bingo.

Objetivo del juego: Identificar las diferentes emociones presentes en el ser humano.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: 7 años.

Actividades para trabajar las emociones
Escucha atentamente las opiniones e intervenciones de tus hijos, esto los hará sentirse valorados.

Recomendaciones para ayudar a identificar las emociones de tus hijos

Además de dedicar tiempo en las actividades y juegos para trabajar las emociones, también es necesario que cada día fomentes el desarrollo emocional de tus hijos con otras estrategias.

En lugar de hablar acerca de las emociones solo cuando se está jugando, lo ideal es hablar acerca de lo que los pequeños sienten en el momento en que transcurren las acciones.

Mantén presentes las siguientes prácticas en tu día a día en el hogar:

  • En lugar de tomar todas las decisiones por ellos, entrega opciones para que los niños escojan lo que desean.
  • Ten en cuenta las emociones y opiniones de tus hijos, respecto a cualquier tema que involucre a toda la familia, o en aquellas conversaciones en que se involucren.
  • Permite que resuelva problemas por sí mismo y ofrece tu ayuda, por si la desea.
  • Valora sus esfuerzos al realizar tareas, felicítalo si tiene éxito y motívalo si falla.
  • Enséñale que todos nos equivocamos y que esto forma parte de los aprendizajes.
  • Edúcalo con ejemplos, es decir, pídele que por favor realice equis cosa, discúlpate con él si estuviste equivocada, dale las gracias, entre otras.
  • Piensa bien lo que dirás a tus hijos, antes de llamarles la atención. Recuerda el impacto y la imagen que deseas tener ante ellos.
  • Fomenta su autoestima recordándole aspectos positivos de sí mismo.
  • Interésate en sus gustos, pregúntale que le gusta comer, que película quiere ver, que música deberías colocar. Esto, aparte de hacerlo sentir valorado, lo ayudará a conocerse mejor.
  • De igual forma que tú respetas sus gustos, enséñale a respetar las opiniones y los gustos de los demás.
  • Deja que exprese sus emociones y ayúdalo a encontrar las palabras para describirte sentimientos.
  • Cuando te cuente una historia, hazle preguntas y escúchalo atentamente, notará que de esa misma forma debe comportarse cuando tú le hables.
Actividades para trabajar las emociones
Respeta las diferencias entre tus hijos, aunque los eduques de la misma forma, cada niño es un ser único y se comportará como tal.

¿Por qué es importante realizar actividades para trabajar las emociones desde pequeños?

Es durante la infancia que se forjan las bases emocionales para enfrentar la distintas situaciones de nuestras vidas. Por ello se recomienda trabajar las emociones en los niños, con diferentes dinámicas y actividades para enseñarles habilidades y conceptos e instruir, de la mejor manera, a los futuros adultos.

Es importante que los niños desde muy pequeños aprendan a identificar y dominar las emociones. Esto les será de gran ayuda a lo largo de su vida, les dará mayor confianza en sí mismos y seguridad para afrontar las situaciones del día a día.

Diversos estudios han hallado que los jóvenes que aprendieron a trabajar sus emociones desde pequeños, tienen mayor confianza en sí mismos y son más competentes cómo estudiantes, miembros familiares, amigos y trabajadores. Así mismo, estos tienen menor predisposición al abuso de sustancias, la depresión o la violencia.

Conocer las emociones, ayudará al niño en diferentes aspectos de su vida. Entre ellos:

  • Distinguir, evaluar y expresar mejor sus emociones.
  • Regular las emociones propias, y ayudar a los demás, en la regulación de sus emociones.
  • Entender que provoca diferentes emociones y qué consecuencias puede acarrear.
  • Manejar sus emociones de manera correcta para facilitar el pensamiento.
Durante los primeros años del crecimiento es cuando mejor se asimilan los nuevos conocimientos.

Antes de los 3 años de edad, puedes llevar a cabo actividades para trabajar las emociones, cómo cantarles canciones que hablen de emociones mientras las representas con el rostro, o hablarles acerca de emociones, por ejemplo: estoy feliz porque llegaste a mi vida. Lo más importante, es que desde pequeños se vayan relacionando con las emociones.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS