Saltar al contenido

Los mejores chistes matemáticos para morirse de la risa

chistes matemáticos

Los chistes y frases graciosas pueden ayudarte a amenizar los ambientes, sobre todo cuando te reúnes en familia o amigos, pero si eres docente o matemático, te caerán como anillo al dedo los chistes matemáticos.

Aunque no lo creas las adivinanzas y frases divertidas forman parte de la identidad de muchas personas en todo el mundo ya que la mayoría de las personas alegres y dicharacheras cuentan con un repertorio de los mejores chistes para hacer reír a los demás.

Por eso nunca está de más conocer algunos chistes matemáticos para romper el hielo en el salón de clases o con tus amigos científicos. No dejes de revisar la selección que hemos hecho en esta oportunidad.

chistes matematicos para niños

Porque las matemáticas también pueden ser divertidas.

Los mejores chistes matemáticos cortos

Si necesitas romper el hielo en tu salón de clases o te vas a reunir con un grupo de amigos y el ambiente se torna aburrido puedes usar chistes matemáticos cortos como estos:

  • ¿Qué es un niño complejo? -Un niño con la madre real y el padre imaginario.
  • ¿Qué le dice la curva a la tangente? -¡No me toques!
  • ¿Hay algún doctor? – Yo. ¿Cuál es su especialidad? – Doctor en Matemáticas. Doctor, mi amigo se muere. – Uno menos.
  • Me gustan los polinomios, pero solo hasta cierto grado.
  • ¿Papá, papá, me resuelves este problema de matemáticas? – No hijo, no estaría bien. Bueno, inténtalo de todas formas.
  • ¿Qué tal llevas el examen? – Pues al límite. Bueno, pues ya verás cómo apruebas. – Sí, salvo que la profesora me ponga en el examen que tienda a 0.
  • La pizza, ¿la quiere cortada en 6 o en 8 trozos? – En 6, que con 8 no podré…
  • En una fiesta matemática, va pi y le dice a la exponencial que está apartada en un rincón: – Y tú, ¿no te integras? – ¿Para qué? si da igual.
  • El maestro: Jaimito, contesta rápidamente: ¿Cuántos son dos y dos? Jaimito: Cinco. El maestro: ¿Cómo puedes ser tan burro? Jaimito: Pero usted qué quiere, ¿rapidez o precisión? Ayer me compré un televisor con T al cuadrado partido por 2 más constante. —¿Eh? ¿Pero eso qué es? —Pues ¿qué va a ser? ¡TDT integrado!
  • Aritmética de la EMPRESA: Jefe inteligente + Empleado inteligente = BENEFICIO Jefe inteligente + Empleado tonto = PRODUCCIÓN Jefe tonto + Empleado inteligente = ASCENSO Jefe tonto + Empleado tonto = HORAS EXTRA
  • ¿Cómo compruebas experimentalmente que 2+2=5? -Consigue dos cuerdas, y haz en cada una de ellas dos nudos. Ahora átalas juntas. ¿Cuántos nudos tiene el resultado?
chistes matemáticos de amor

Son ideales para aprender operaciones matemáticas.

  • En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: Y = 2X2 + 3X – 5 A lo cual, respondió Pedro: -«Maestro, no te entendemos». Y contestó Jesús : – «Es una parábola».
  • ¿Qué es un oso polar? Un oso rectangular, después de un cambio de coordenadas.
  • Dos vectores se encuentran y uno le dice al otro: ¿Tienes un momento?
  • ¿Por qué se suicidó el libro de matemática? Porque tenía demasiados problemas.
  • Va la exponencial por la calle y se le cruza un integrador y todo prepotente, le dice: «¡A que te integro!» y exponencial le contesta: «Y a mí qué, me da igual…»
  • Un estadístico podría meter su cabeza en un horno y sus pies en hielo, y decir que en promedio se encuentra bien.
  • En un examen oral, un profesor pregunta: «¿Por qué toma usted el valor absoluto de esa exponencial?». El estudiante se da cuenta de su error, e intenta «arreglarlo»: «Para que sea más positivo todavía».
  • ¿A qué distancia esta Nueva York de Philadelphia? – Unas 120 millas. ¿Y a qué distancia esta Philadelphia de Nueva York? – ¡Pues lo mismo, 120 millas! -No necesariamente. – De la Navidad al Año Nuevo hay 7 días, pero del Año Nuevo a la Navidad hay casi un año.
  • «Si acariciamos un círculo, se convierte en un círculo vicioso» (Eugene Ionesco).
  • «Las rectas paralelas se encuentran en el infinito. Cada tarde a las 7 h. 30 m.» (J. Perich).
  • «La línea más corta entre dos puntos es la línea recta en bajada» (Jaume Perich).
  • «La circunferencia es una curva cerrada, incluso en días laborables».
  • «La elipse es la única figura geométrica que puede ser de dos formas: de sol y de luna».
  • El amor es una ecuación perfecta: se eleva un miembro a la mayor potencia posible, se le encierra entre paréntesis, se le extrae el factor común, y queda reducido a la menor expresión.
  • Era un hombre que tenía una personalidad tan negativa, tan negativa, tan negativa, que cuando llegaba a una reunión los presentes empezaban a mirarse extrañados y preguntaban: «¿Quién se ha ido?».
  • En cierta ocasión le preguntaron a un vendedor que cómo podía vender tan baratos sus sándwiches de conejo, a lo que respondió: – Bueno, tengo que admitir que hay un poco de carne de caballo. Pero la mezcla es sólo al 50%, uso el mismo número de conejos que de caballos.
  • Me di cuenta de que iba a suspender Matemáticas cuando un día el profesor dijo en clase: «Sea un épsilon menor que 37», y de repente todo el mundo se echó a reír.
  • Se ven en la pantalla tres vectores linealmente independientes. ¿Cómo se llama la película? – Rango 3.
  • Se ven en la pantalla dos sistemas lineales incompatibles. ¿Cómo se llama la película? – Carme contra Kramer.

    chistes matemáticos memes

    Algunos solo serán comprendidos por los expertos.

Los mejores chistes matemáticos largos

Si lo que te gusta es ser más explícito o extenderte un poco en tus historias, puedes contar los chistes un poco más largos:

Una clase de matématicas

En una clase de matemáticas en un colegio, el profe les está explicando sobre triángulos a los niños, pero no demuestran gran interés, así que saca a uno de los chicos a la pizarra y le dice que dibuje un punto.

El niño lo pinta, y se queda esperando a que el profe le diga algo más. Pero no, se queda pensando y al final dice: Pues ya es mala suerte, con la cantidad de puntos que hay en la pizarra y has ido a dar justo con el que no me sirve.

Un problema matemático

  • Le preguntan a un matemático:
  • – Tú qué harías si vieras una casa ardiendo y justo enfrente una manguera sin conectar a una boca de riegos?
  • La conectaría, obviamente.
  • -¿Y si la casa no estuviese ardiendo, pero la manguera estuviese conectada?
  • Quemaría la casa, desconectaría la manguera y luego usaría el método anterior.

El médico, el abogado y el matemático

  • Un médico, un abogado y un matemático están hablando sobre si es mejor tener una esposa o novia.
  • Empieza el abogado: «Evidentemente, lo mejor es tener una novia; porque divorciarte de tu mujer puede ser muy difícil, en cambio cortar con una novia es fácil».
  • El doctor dice:» No estoy de acuerdo, está claro que el tener una mujer te evita el estrés y mejora tu salud».
  • A lo que el matemático señala: «Lo mejor es tener a las dos; así consigues que la esposa crea que estás con la otra, la otra crea que estás con la esposa, y mientras tanto tú puedes trabajar tranquilo en matemáticas.
chistes matemáticos para pensar

Se pueden relacionar con situaciones cotidianas.

En una conferencia de matemáticas

  • En mitad de una conferencia de matemáticas, un participante levanta la mano y dice:
  • – Tengo un contraejemplo para ese teorema!
  • A lo que el conferenciante responde:
  • – No importa, yo tengo dos pruebas.

Un matemático y sus amigos

  • Un matemático estaba hablando con unos amigos y les dijo que él podría demostrar lo que le diese la gana si le dejasen aceptar como cierto que 1+1=1.
  • Uno de sus amigos le dijo «de acuerdo, supón que 1+1=1 y demuestra que eres el Papa».
  • A lo cual el matemático contestó: Mira, yo soy una persona, y el Papa también es una persona; juntos, somos 1+1 personas, o sea, una persona, luego tenemos que ser la misma.

Los maestros en un bar

  • Un filósofo, un biólogo, un físico y un matemático charlaban en la barra de un bar. A mitad de la conversación, dos personas entran en una camioneta aparcada frente al bar y al cabo de un rato salen tres.
  • – «¡Pero esto es imposible!», dice el filósofo. «Si la camioneta estaba vacía, ¿cómo es posible que entren 2 y salgan 3?».
  • – «Claramente, nuestras mediciones son erróneas», dice el físico.
  • – «Han debido reproducirse dentro de la camioneta», comenta el biólogo.
  • – «No veo dónde está el problema», interviene el matemático. «En cuanto entre una persona más, la camioneta volverá a estar vacía».

La clase de química

  • En el cuartel, un sargento:
  • – «Bueno, hoy vamos a dar clase de Química. A ver, ¿quién sabe a qué temperatura hierve el agua?».
  • – “¡A 100 grados!».
  • – » Falso».
  • – «¡A cien grados, mi sargento!».
  • – » No es correcto».
  • – «¡A cien grados!».
  • – «¡No!».
  • Después de decirle varias personas que hervía a cien grados, se decide a mirar la chuleta donde lo tenía apuntado.
  • – «¡Uy!, Perdón… lo acabo de ver y sí, el agua hierve a cien grados. ¡Los que hierven a 90 grados son los ángulos rectos!».

La fiesta de O

En una fiesta de 0 (ceros)…

  • Llega el 10, y lo paran en la puerta. El 10 les dice: «Oye, ¿acaso no puedo andar con bastón?».
  • Arriba el 101, y cuando lo paran dice: «Oye, ¿no ves que ando con muletas?».
  • Llega el 7, y cuando lo paran dice: «Bah, es que pensé que era una fiesta de disfraces».
  • Entra el infinito, y le dicen: «Ah, no, usted no entra». Y el infinito dice: «Desgraciado, nos discriminas por ser siameses».
  • Llega el 1 y le dicen: «¿Y usted?”. Responde: «Es que me puse a dieta».
  • Arriba el 8, y le dicen: «Usted sí que no entra, y no me diga que viene disfrazado». Y el 8 dice: «No, yo soy un 0, pero vine con cinturón».
  • Llega el 6 y antes de que lo paren dice: «¿Qué pasa? ¿No te gustan los Punk?».
  • Llega el 40 y dice: «Yo pensé que podía traer a mi novia».
  • Llega el 9 y le dicen: «Señor, si quiere entrar, ¡súbase la bragueta!».
chistes matemáticos sexuales

Algunos son más divertidos si se cuentan como historias.

El profesor de matemáticas

  • El típico profesor despistado va caminando por el campus cuando un estudiante le para y le hace un par de preguntas. Al acabar:
  • «Bueno, pues esto era todo, muchas gracias».
  • -«De nada. Hasta mañana».
  • «Adiós».
  • Tras una breve pausa, el profesor le grita:
  • «¡Eh! Oye, perdona, ¿me podrías decir hacia dónde iba cuando nos encontramos?».
  • – «Sí, claro, iba en esa dirección». (señalando)
  • «Ah, entonces ya he comido…»

Dos matemáticos en un bar

  • Dos matemáticos se encuentran discutiendo en un bar. Uno dice que las personas no saben nada de Matemáticas, mientras que el otro mantiene que todo el mundo está preparado para resolver casi cualquier problema que les aparezca en su vida.
  • En esto que el que dice que no tienen ni idea se va al cuarto de baño, y el otro llama a una camarera y le dice: – «Mire, ¿me puede hacer un favor? Dentro de un rato le haré una pregunta, y usted me tiene que responder «un tercio de x al cubo»».
  • – «¿Un cubo de qué?».
  • – «No, «un tercio de x al cubo»».
  • – «¿Un trozo de queso en cubos?».
  • – «No, «un tercio de x al cubo», repita».
  • – «¿Un tejido de equis en cubos? ¡No tiene sentido!».
  • – «No, no, fíjese. Lo está diciendo mal, es «un tercio de x al cubo»».
  • – «¿Un tercio de x al cubo?».
  • – «¡Sí! ¡Eso es! ¡No lo olvide, por favor!».
  • En esto que la camarera se aleja repitiendo en voz baja «un tercio de x al cubo», «un tercio de x al cubo»… y el otro matemático vuelve.
  • -«Mira, para que veas, vamos a hacerle una pregunta a cualquiera, por ejemplo, esa camarera, y verás cómo nos responde».
  • – «Vale. Llámala».
  • – «¡Oiga! ¡Camarera, por favor!».
  • – «¿Sí?».
  • – «¿Usted sabe cuánto es la integral de x al cuadrado?».
  • – «¡Ah…! Un tercio de x al cubo… más la constante de integración».
  • ¡Está claro!

Consejos para ser un buen contador de chistes

Quizás nunca te hayas atrevido a contar chistes o expresar tus ocurrencias, bien sea por pena o por no saber cómo comenzar a hacerlo. Si quieres hacer reír siempre a todos tus amigos y conocidos, lo mejor es que tengas en cuenta algunas recomendaciones de los expertos:

  1. Deja la pena a un lado: si no quieres tener presión solo debes olvidarte de que estas rodeado de personas y piensa que son iguales que tú, incluso si no se ríen no pasa nada pues de alguna manera se darán cuenta de que lo que quieres es generar un ambiente agradable.
  2. Practica en tu casa: si no sabes cómo te ves cuando cuentas los chistes puedes practicar en tu casa e incluso hacerlo frente a un espejo para controlar tu lenguaje corporal.
  3. Gesticula de manera exagerada: Si quieres tener éxito al momento de contar chistes puedes gesticular usando la cara, las manos y hasta el cuerpo, esto quizás te ayude a expresar mejor lo que quieres contar.
  4. Repasa el chiste: si no sientes la seguridad de dominar el chiste, debes repasarlo con frecuencia para no pasar el mal rato de olvidarlo.
  5. Controla tus emociones: debes tratar de no molestarte si a los demás no les gusta el chiste, solo debes entender que es una experiencia más y así tratar de mejorar.

chistes matemáticos para secundaria

Con todos estos consejos y esta selección de chistes matemáticos, lograrás tus objetivos. ¡Ánimo y comienza a practicar desde ya!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *