Saltar al contenido

Curiosidades sobre el oído (súper interesantes) que debes saber

curiosidades sobre el oido

¿Qué información encontrarás en este artículo?

El oído es uno de los sentidos más complejos del cuerpo humano, debido a que es el que mayores beneficios aporta a nuestra vida. Nos ayuda a comunicarnos y a conectarnos con el entorno, evitando así el aislamiento y el deterioro cognitivo derivado, en gran parte, de la privación auditiva. Más allá de sus funciones, hay muchas curiosidades sobre el oído que son sorprendentes y que la mayoría desconocemos e ignoramos.

El oído nos ayuda a percibir el volumen, tono, timbre de los sonidos, así como la dirección desde la cual provienen.

El oído también nos ayuda a percibir los sonidos, su volumen, tono, timbre y la dirección desde la cual provienen. Además, nos permite escuchar la voz de la gente, disfrutar de la música y, lo más importante, interactuar con diferentes personas por medio del habla.

¿Sabías que nuestro sistema auditivo nunca duerme? Descubre éstas y otras curiosidades en el siguiente listado.

OÍDO

El oído humano tiene tres huesos nominales, martillo, yunque y estribo

¿Te gusta el oído?  Te mostraremos algunos datos interesantes y curiosos para que conozcas más sobre este impresionante sentido.

Datos y Curiosidades del oído

Es importante destacar que el centro del equilibrio de nuestro cuerpo, está en nuestro oído; el sistema vestibular situado en el oído interno es el encargado de coordinar el equilibrio. Por ese motivo, la mayoría de los vértigos tienen su origen en el sistema auditivo.

El oído siempre está en funcionamiento, cuando dormimos, el cerebro inhibe los sonidos que nos rodean y, solo cuando se produce un ruido diferente y más intenso, es cuando el oído reacciona como mecanismo de defensa para poder actuar rápidamente.

Algunos especialistas afirman que los dos oídos no oyen por igual los mismos sonidos. En ese contexto, aseguran que el izquierdo percibe mejor la música y el derecho está mejor preparado para escuchar la voz de las personas.

¿Conocías estos datos y curiosidades sobre el oído? A continuación, en este artículo te mostraremos una lista con algunas de las curiosidades más sorprendentes del oído. ¡Descubre cuales son!

OÍDO

Nuestro oído interno funciona como un piano

Listado de curiosidades del oído:

  • El oído es uno de los sentidos más complejos y con más peculiaridades de nuestro organismo.
  • El centro del equilibrio está en nuestro oído, el sistema vestibular situado en el oído interno es el encargado de coordinar el equilibrio.
  • El hueso temporal, que protege el oído interno, es el hueso más duro del cuerpo humano.
  • El hueso más pequeño también se encuentra en el oído.
  • El estribo o estapedio, situado en el oído medio y que forma parte de la cadena de huesecillos, es el hueso más pequeño de nuestro organismo.
  • El oído está siempre en funcionamiento.
  • La música se escucha mejor por la izquierda, según un estudio de las universidades de California y Arizona publicado en Science.
  • Desde nuestro nacimiento el oído derecho responde mejor a los sonidos del habla, mientras que el izquierdo percibe mejor los tonos continuos o sonidos musicales.
  • Según varios estudios científicos, las personas con niveles de colesterol y triglicéridos altos son más propensos a padecer problemas de audición.
  • El oído te ayuda a saborear los alimentos. La cuerda del tímpano permite la conexión entre la lengua y el cerebro.
  • El oído es uno de los sentidos más importantes que tenemos, y que mayores beneficios aporta a nuestra vida.
  • Las orejas crecen a lo largo de nuestra vida. Esta es la razón por la que muchas personas mayores tienen las orejas tan grandes.
  • Algunos sonidos resultan molestos a un gran número de personas.
  • Los aplausos, la risa de un niño, las olas o el agua fluyendo son sonidos que asociamos con sensaciones placenteras, por lo que nos resultan agradables y en algunos casos hasta relajantes.
  • Todos los alimentos que llevan ácidos grasos Omega 3, como el atún o el salmón, contribuirán a reforzar los vasos sanguíneos del oído interno.
  • Algunas enfermedades o intervenciones quirúrgicas en el oído pueden alterar los sabores de las comidas.
  • Nuestro pabellón auditivo está formado por varios pliegues, todos ellos necesarios para proteger al conducto auditivo.
  • La cera protege nuestros oídos.
  • El cerumen que se genera en el interior del conducto auditivo es necesario para proteger el oído de la entrada de insectos, polvo, bacterias.
  • El oído tiene un sistema de autolimpieza por medio de cilios que expulsan la cera excesiva. En algunas personas puede llegar a ser muy abundante y formar tapones.
  • Nuestro oído interno funciona como un piano.
  • El oído humano tiene tres huesos nominales, martillo, yunque y estribo. Son minúsculos huesos que, unidos, corresponden al tamaño de una moneda pequeña.
  • El oído es un órgano inteligente y se limpian solos.
  • El cambio de piel en la región del oído ocurre frecuentemente – cada año se pierde y se gana poco más de 3 cm de piel.
OÍDO

Los hombres identifican mejor la fuente de sonido en un entorno ruidoso que las mujeres

  • Si hacemos una división por sexos, los hombres tienen mejor audición que las mujeres.
  • El tabaco, también es otro de los factores que influyen en la pérdida auditiva.
  • Un fumador tiene un 70% más de posibilidades de sufrir una pérdida auditiva.
  • Si nos fijamos en la población mundial, también tenemos datos sobre las personas que mejor oyen, entre los que están los monjes, las tribus indígenas de la selva y agricultores.
  • El oído es incansable y se auto protege.
  • Otra de las curiosidades sobre los oídos que muchas personas pueden confundir con la higiene es su sistema de protección.
  • El factor genético es una de las causas de la aparición de la pérdida de audición o hipoacusia.
  • Los hombres identifican mejor la fuente de sonido en un entorno ruidoso que las mujeres.
  • El oído es un órgano sensible por excelencia. No tolera bien algunos sonidos que le resultan desagradables como, por ejemplo, las uñas en la pizarra.
  • Las ondas sonoras, cuando han atravesado todas las partes del oído, se convierten en impulsos eléctricos gracias a la cóclea y el órgano de Corti.
  • El alto volumen de la música puede generar daños en los oídos.
  • Si el oído se expone a fuertes vibraciones de forma reiterada a lo largo del tiempo, las células sensoriales y las fibras nerviosas pueden resultar dañadas, y, si no se pueden curar o reemplazar, esto llevará a una pérdida auditiva permanente.
  • Cuando nos ponemos el caparazón de un caracol marino en el oído, el sonido que escuchamos es el mismo sonido ambiente, lo que sucede es que al entrar en la caracola cambia sus frecuencias por la forma del caparazón.
  • La particular forma de la oreja y del pabellón auditivo, hace que se cumpla la función de la audición a la perfección.
  • El oído es el único órgano que se limpia solo.
  • Los oídos convierten las ondas sonoras en impulsos nerviosos que envían al cerebro. Las ondas sonoras se crean cuando el aire vibra.
  • Las dolorosas y molestas infecciones del oído son más comunes en los niños, ya que sus sistemas inmunes aún están en desarrollo.
  • La sensación que tenemos al destaponar los oídos se debe a que la trompa de Eustaquio equilibra la presión del aire en el oído medio.
  • Adornar las orejas con piercings y joyas es una práctica milenaria común en todo el mundo que se extiende hasta nuestros días.
  • Razones culturales y estéticas dan piedra libre a nuestra imaginación para perforar y engalanar nuestras orejas.
  • El oído es tan especial que tiene la curiosa particularidad de ser el primero de los cinco sentidos que se desarrolla en el feto y le permite su primer contacto con el mundo.
  • El oído es “la primera sensación” de toda nueva vida cuando se está gestando.
  • El mundo que nos rodea está repleto de sonidos.
  • En el oído externo es también donde se colocan los audífonos en caso de necesitarlos, y serán ellos los encargados de amplificar los sonidos que recibamos.
  • Las orejas pueden funcionar como “huellas digitales”.
OÍDO

Las palabras sentimentales se recuerdan mejor por el oído izquierdo

  • Desde hace unos años se están realizando estudios para la identificación de personas por sus orejas, ya que mantienen su forma estable desde el nacimiento hasta la vejez.
  • Otro dato curioso es que el oído también transmite señales de sabor a nuestro cerebro, por lo que uno de los síntomas de problemas en el oído puede ser, perder la capacidad para reconocer sabores.
  • No cabe duda de que la audición es uno de los sentidos más importantes, ya que nos permite conectarnos al mundo y tener una vida plena.
  • Según cifras de la OMS, unos 360 millones de personas sufren pérdida auditiva incapacitante y otros 1.100 millones están en riesgo de perder su audición.
  • En América Latina, cerca de 32 millones de personas tienen problemas auditivos.
  • Por pandemia, especialistas sugieren no aplazar exámenes de diagnóstico para detección temprana de la sordera.
  • El oído se considera uno de los sentidos más funcionales, ya que su funcionamiento facilita nuestra interacción con el entorno.
  • Nuestro sistema auditivo siempre está en funcionamiento.
  • Nuestro estilo de vida y la exposición a diferentes ruidos son factores que debemos observar para tener mantener nuestra audición en forma y evitar que nuestro oído salga perjudicado.
  • Una alimentación saludable rica en ácidos grasos y antioxidantes también es beneficiosa para un correcto cuidado del organismo y, en concreto, del sistema auditivo.
  • Las palabras sentimentales se recuerdan mejor por el oído izquierdo según un estudio realizado por psicólogos de la Universidad Sam en Houston (Texas).
  • La música se escucha mejor por el izquierdo.
  • Los ácidos grasos omega-3, antioxidantes en concreto el ácido fólico, y el consumo de vegetales de hojas verdes como la espinaca y la lechuga romana, son beneficiosos para prevenir problemas auditivos causados por el ruido.
  • La población del mundo que oye mejor son los nativos de la selva, los agricultores que trabajan solos y los monjes que viven en silencio.
  • Los hombres oyen mejor que las mujeres.
  • Los oídos son capaces de distinguir dos sonidos que sólo estén separados por unas diez millonésimas de segundo.
  • El oído es un sentido tan curioso como desconocido.
  • El oído humano es un órgano frágil y complejo… ¡e inusual!
  • El oído absoluto es la capacidad de asociar un sonido a una nota.
  • El oído humano percibe frecuencias entre 20 Hz y 20 000 Hz.
  • Los sonidos por debajo de 20 Hz se denominan infrasonidos y pueden ser percibidos por ciertos animales como los elefantes y los topos.
  • Los ultrasonidos se refieren a los sonidos por encima de los 20 000 Hz. Son perceptibles por gatos y perros hasta 40 000 Hz. Dicho esto, el rango de los ultrasonidos se extiende mucho más allá: los delfines, por ejemplo, pueden percibir frecuencias de hasta 160 000 Hz.
  • Los oídos funcionan tanto biológica como socialmente, te dan la habilidad de comunicarte, escuchar música y de andar diariamente.
  • Los oídos son dos de las más fascinantes estructuras del cuerpo humano.
  • La oreja es la única parte del oído que se encuentra visible, también es llamada pinna, pabellón auricular o aurícula.
OÍDO

Los oídos guardan un vínculo muy importante con el cerebro

  • La habilidad para escuchar frecuencias altas se deteriora conforme vamos creciendo.
  • El sonido viaja aproximadamente 770 millas por hora. Esto es significativamente más lento que la velocidad de la luz, por lo que se ve un rayo mucho antes de lo que se oye un trueno.
  • Los altavoces en un concierto pueden exponer aproximadamente 120 bB de sonido, que es más o menos el mismo volumen de un avión en despegue.
  • Aproximadamente el 37% de los niños con pérdida auditiva mínima falla al menos un grado. Es y puede tener efectos de amplio alcance y en la vida profesional de una persona.
  • Aunque quizá es algo extraña, la singular forma del oído externo ayuda a percibir y conducir hasta el tímpano los sonidos que se producen a nuestro alrededor.
  • El oído interno es donde comienza la magia.
  • Una de las grandes curiosidades del oído de los animales tiene que ver con el número de músculos.
  • Los humanos tenemos 9 músculos para poder mover las orejas, y los perros cuentan con 17, nada más y nada menos.
  • El oído medio es una cavidad llena de aire que transforma las ondas sonoras en vibraciones y las conduce al oído interno.
  • El oído medio está separado del oído externo por el tímpano.
  • El vértigo es un trastorno relacionado con el oído, concretamente en el laberinto, el cual se encuentra en la zona del oído medio.
  • El oído suele tener una sensación de taponamiento en determinadas situaciones. Por ejemplo, cuando volamos en un avión, o cuando subimos a una montaña.
  • Los oídos guardan un vínculo muy importante con el cerebro. El cerebro interpreta las señales eléctricas que le envía el oído.
  • El consumo de vegetales de hojas verdes como las espinacas y la lechuga romana, son beneficiosos para prevenir problemas auditivos causados por el ruido.
  • La Trompa de Eustaquio, que se conecta con la parte posterior de la nariz, nos destapa los oídos.
  • Un implante coclear es un aparato electrónico muy pequeño, que va acompañado de un procesador y que permite transformar los sonidos en señales eléctricas que se envían al nervio auditivo.
  • No todos los animales escuchan a través de los oídos.
  • Algunas criaturas usan las mandíbulas o antenas para captar el sonido. Otras, como los peces, son capaces de percibir las ondas sonoras a través de los cambios de presión en el medio acuático.

¿Conocías estos datos y curiosidades sobre el oído?

Es importante destacar que el oído es un órgano que tiene como misión fundamental proporcionarnos los sentidos del equilibrio y de la audición.

El oído, también conocido como órgano vestibulococlear, actúa como un filtro en el que los estímulos sonoros se transforman en información que posteriormente el cerebro descodifica. Por tanto, las principales tareas que desempeña son detectar, transmitir y convertir los sonidos en impulsos eléctricos.

Cuando no recibimos esos impulsos eléctricos en el cerebro es porque el oído se ve afectado o dañado y nos advierte de que algo no está funcionando correctamente en nuestro órgano de la audición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *