Ejercicios para niños de 3 años que estimulan su desarrollo

Ejercicios para niños de 3 años

Para su tercer cumpleaños, nuestro hijo ha crecido sustancialmente, ha aumentado alrededor de 2kg y crecido alrededor de 8 cm, desde su cumpleaños anterior. Por esto, deben practicar ejercicios para niños de 3 años, ya que van acordes a su etapa de desarrollo.

Los niños pequeños están llenos de energía y creatividad, esto lo podemos aprovechar en distintos juegos y actividades que aceleren su aprendizaje.

Durante esta etapa, nuestro pequeño construye su identidad, se valora a sí mismo, reconoce sus necesidades e intereses, además de regular sus emociones. Es por ello que ya nuestro hijo indica cuales son los juguetes que le gustan, cuales son los juegos que disfruta más y en qué actividades desea participar.

A través de los ejercicios para niños de 3 años debemos buscar incrementar la creatividad, conocimiento y motricidad de nuestros pequeños, además de reforzar las enseñanzas que adquieren en el centro educativo al que acuden. Por ello, es importante tu participación y apoyo durante la realización de las actividades.

¿Qué ejercicios para estimular el desarrollo en niños de 3 años puede realizar mi hijo?

Para esta etapa en el desarrollo de nuestro pequeño es importante que busquemos fortalecer su crecimiento físico y mental, además de proporcionarle las mejores oportunidades de desarrollarse de manera social.

Cada niño crece y adquiere habilidades a su propio ritmo. Algunos niños pueden presentar signos de desarrollo adelantado en algunas áreas, pero atrasados en otras, así que permite a tu hijo ir a su propio ritmo. Sin embargo, ante cualquier duda no dudes en consultar a un especialista.

Los conocimientos y ejercicio para niños, que podrá practicar y adquirir tu hijo de 3 años pueden ser muy variados, e irán influenciados según el desarrollo de tu hijo.

En esta edad tu hijo ya se encuentra en disposición de practicar en casa los conocimientos adquiridos en el entorno escolar. Sin embargo, esto no significa que tu hijo dejará de jugar, por el contrario, sus actividades recreativas siempre deberán estar presentes.

Ejercicios para niños de 3 años

Realizar ejercicios y juegos pensados para niños de 3 años, es fundamental para el desarrollo de nuestros hijos.

Ejercicios para niños de 3 años que estimulen su desarrollo

A pesar de que nuestros pequeños asistan a centros de enseñanza, el conocimiento debe ser incentivado y reforzado en casa.

Durante este periodo practicaremos actividades que den la bienvenida al mundo de las matemáticas, la lectura, la escritura, el cuerpo humano y su entorno, entre otras.

1. ¿Qué animal es diferente?

Todos conocemos los juegos de encontrar a Waldo, ahora lo adaptaremos para nuestro pequeño. Podrás descargar una plantilla de juego de la red, o dibujarla desde casa, además podrá ser tematizada con los animales favoritos de tu hijo.

Recuerda que el dibujo debe ser claro, de buen tamaño y con el animal distinto, fácilmente diferenciable de los demás.

¿Qué necesitas?

  • Cartulina u hojas de papel
  • Lápices de colores

¿Dónde se juega?

Busca un espacio bien iluminado y con una superficie firme.

¿Cómo se juega?

  1. Dibuja o imprime una serie de animales, por ejemplo, peces, que sean todos iguales. De igual forma, haz un pez que sea totalmente distinto.
  2. Indica al pequeño que observe la ilustración y la analice con detenimiento, para esto puedes hacerle preguntas como: ¿Qué animal es? O ¿Qué colores tiene?
  3. Pídele que observe con atención al resto de animales y los compare con el modelo.
  4. Tu hijo deberá señalar cual es el animal diferente.
  5. Tras realizar la actividad, pídele que coloree una carita que represente su estado de ánimo respecto al juego.

Objetivo del juego: Aumentar la capacidad de concentración visual del niño, y potenciar la capacidad de observación y discriminación visual.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: 2 años en adelante.

2. Bienvenidos números 1, 2 y 3

Una actividad para que nuestro hijo conozca y se familiarice con los primeros números.

Además, con esta actividad matemática, los niños podrán reconocer la grafía de los números y asociarla a la cantidad que representan

¿Qué necesitas?

  • Hojas de papel
  • Lápiz
  • Ceras de colores

¿Dónde se juega?

En un lugar tranquilo, con una superficie firme y cómoda para nuestro hijo.

¿Cómo se juega?

  1. Escribe o imprime en una hoja, los números 1, 2 y 3 con buen tamaño.
  2. Dibuja tres círculos que abarquen cada uno la cantidad de 1, 2 o 3 objetos cotidianos y familiares para él.
  3. Pide al niño que trace una línea desde el número hasta la cantidad de objetos que representa.

¡Tip!

Además de realizar el ejercicio, puedes pedir que el niño coloree la actividad para que todo sea parte de un juego.

Objetivo del juego: el niño podrá reconocer y discriminar los números uno, dos y tres, además de asociar la grafía de estos números a la cantidad.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: 3 años en adelante.

3. Traza el camino

Nuestro pequeñín comenzará a jugar al laberinto, pero esta vez será de un solo camino, recuerda que buscamos iniciar a nuestro hijo en estos ejercicios para niños de 3 años, no queremos que se confunda, e incluso pueda frustrarse, con actividades demasiado complejas para sus capacidades actuales.

Sin embargo, podrás ir aumentando la dificultad del ejercicio, a medida que tu hijo lo requiera.

¿Qué necesitas?

  • Lápices de colores
  • Hojas de papel

¿Dónde se juega?

Busca un ambiente tranquilo y sin distracciones para tu pequeño.

¿Cómo se juega?

  1. Dibuja objetos o personajes que se asocien, es decir, un perro con un hueso, un doctor con un estetoscopio, un carpintero con un martillo, entre otros. Incluso puedes dibujar algún superhéroe con algún objeto que él reconozca.
  2. Los objetos deben estar distantes uno del otro, y en medio dibujarás un camino curvado.
  3. Pide al niño que deduzca en qué consiste la actividad. Antes de realizar el trazo para marcar el camino, sugiera al niño que lo realice con el dedo para identificar la ruta. Una vez que lo haya hecho puede trazar las líneas.

¡Tip!

Haz hincapié en que le niño tome la cera o lápiz de color correctamente. Motívale a trazar el camino sin levantar el lápiz.

Objetivo del juego: desarrollar la concentración visual, mejorar la coordinación ojo-mano, seguir direcciones marcadas, e incentivar la motricidad fina.

Duración: 15 minutos.

Edad recomendada: 3 años en adelante.

4. Fruta camuflada

Esta vez nuestro hijo deberá conseguir una misteriosa fruta (o algún otro objeto de tu preferencia) dentro de una gran red.

A la vez que nuestro hijo se divierte, es importante estimular su inteligencia y capacidades visuales.

¿Qué necesitas?

  • Hojas de papel
  • Lápiz
  • Crayolas

¿Dónde se juega?

Es necesario un ambiente tranquilo y bien iluminado para la realización de este ejercicio.

¿Cómo se juega?

  1. Toma las hojas y dibuja con el lápiz alguna fruta (puede ser algún otro objeto o animal). Al terminar el dibujo haz algunas líneas que distorsionen el contorno del dibujo.
  2. Presenta el dibujo a tu hijo y dile que ambos buscarán la imagen escondida, deja correr el tiempo y pretende que tú también buscas la fruta en otra hoja.
  3. Cuando tu hijo gane pídele que coloree la imagen dibujada y premia su esfuerzo.

Objetivo del juego: aumentar la capacidad de concentración visual, potenciar su capacidad de observación y atención visual, y mejorar la coordinación óculo-manual.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: 3 años en adelante.

5. ¿Cómo soy?

No queremos reforzar solo conocimientos académicos, debemos motivar en nuestros hijos el conocimiento sobre sí mismo y la autonomía personal, para ello, este ejercicio será de gran ayuda.

Así mismo, los niños podrán diferenciar las partes del cuerpo humano y mejorar sus capacidades intelectuales.

¿Qué necesitas?

  • Hojas de papel
  • Lápiz
  • Lápices de colores o crayones de cera

¿Dónde se juega?

En cualquier espacio amplio y con una superficie firme, sobre la cual colorear.

¿Cómo se juega?

  1. Descarga de internet o dibuja el cuerpo desnudo de un niño y una niña.
  2. Pídele que te describa lo que ve, para esto indica la terminología correcta para las partes del cuerpo, nada de apodos.
  3. Indica a tu hijo que te señale las partes del cuerpo que vas nombrando, además podrá ir pintando ropa y accesorios sobre estos.

Objetivo del juego: identificar las características individuales y diferenciar partes del cuerpo, utilizar de forma correcta el vocabulario relacionado con el cuerpo, mejorar la concentración visual.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: 3 años en adelante.

6. Encuentra las diferencias

El clásico ejercicio de estimulación visual en el cual nuestro hijo deberá conseguir las diferencias en dos dibujos aparentemente iguales.

¿Qué necesitas?

  • Impresiones con esta actividad
  • Lápices de colores

¿Dónde se juega?

Busca un ambiente bien iluminado y sin distracciones, que permita la concentración del niño.

¿Cómo se juega?

  1. Al entregar la hoja pide al niño que observe muy bien ambas imágenes y luego marque cuales son las diferencias entre ambas.
  2. Podrás ofrecer algún premio si consigue todas las diferencias en las imágenes.

Objetivo del juego: identificar diferencias, aumentar la capacidad de concentración visual y potenciar la capacidad de observación y atención.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: 3 años en adelante.

7. Encuentra los objetos

Este ejercicio es bastante divertido y podrá permitir a tu hijo conocer diferentes objetos a la vez. Podrás descargar una imagen de internet o dedicarte a hacer un dibujo bastante elaborado, lo dejamos a tu elección.

Sin embargo, lo importante será que esta imagen esté llena de objetos con distintos tamaños y colores.

¿Qué necesitas?

  • Cera o lápiz de color
  • Hojas o impresiones con imágenes

¿Dónde se juega?

Es importante realizar la actividad en un ambiente tranquilo y sin distracciones, además de que esté correctamente iluminado.

¿Cómo se juega?

  1. El dibujo que escojamos puede ser un parque, lleno de personas y juguetes, una tienda repleta de diferentes objetos, o algún espacio en el que podamos seleccionar objetos similares, pero que se diferencien por tamaño o colores.
  2. Muestra la ilustración al pequeño y pídele que la observe detenidamente. Además, puedes pedirle que te narre lo que allí ocurre.
  3. Ahora podrás comenzar a pedirle que te señale o subraye los objetos que tú le indiques. Por ejemplo, podrás decirle que identifique la pelota roja, el carro grande, el árbol amarillo, entre otros.
  4. Es importante que nuestro ejercicio este repleto de objetos, ya que si se trata de un tema que interese a nuestro pequeño, este podrá continuar entusiasmado aun después de haber conseguido todo lo que hayas pedido. Por lo tanto, deberás seguir solicitando algunos objetos más.

Objetivo del juego: potenciar la capacidad de observación y discriminación visual, así como también la concentración visual y la rapidez para identificar y seleccionar objetos.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: 3 años en adelante

Recomendaciones para motivar a tu hijo a realizar ejercicios para niños de 3 años

Estando en casa o el colegio, nuestros hijos empiezan a dar muestras de su personalidad, así como también son capaces de desenvolverse de manera más autónoma a través de su motricidad.

Aprovechando esto, aunado a su capacidad de reconocer e interpretar información a través de algunos símbolos, podemos idear ciertos ejercicios especialmente para niños de 3 años.

No solo se trata de pedirle a tu hijo que realice una actividad, se trata de motivarlo a que él quiera realizarla y tenga un momento agradable mientras lo hace. Por ello, busca tener presente estas indicaciones a la hora de realizar ejercicios con los más pequeños de la casa:

  • Desarrolla las actividades en un ambiente tranquilo y seguro
  • Premia los resultados obtenidos
  • No fuerces su respuesta si no quiere hacer las actividades.
  • Realiza las actividades diariamente o como mínimo tres veces a la semana.
  • Repite las series de ejercicios por lo menos cinco veces.
  • Acompaña siempre las actividades con música, canciones, rimas y juegos.
  • Estimula a tus hijos cuando están despiertos y tranquilos.
  • Dejar pasar al menos treinta minutos después de que los pequeños hayan comido.
  • Aprovechar las actividades diarias como la alimentación, el baño o el juego, para reforzar estos conocimientos.
Ejercicios para niños de 3 años

Asegúrate de encaminar a tus hijos en las actividades preescolares con alegría y diversión.

Nuestro hijo es maravilloso a su propia manera, no debe adaptarse a todos los parámetros acordes a su edad. Así mismo, puede haber algunas actividades que prefiera realizar y eso está bien, recuerda que nuestro hijo ha desarrollado su personalidad y sus gustos, cosa que nos hará saber.

Motiva a tu hijo y diviértanse juntos, no permitas que se aflija por equivocaciones, por el contrario, motívalo a seguir intentándolo y a disfrutar el sentimiento de haberlo hecho bien. ¡Fomenta en tu hijo el mejor desarrollo posible!

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *