Saltar al contenido

Actividades y juegos para niños con síndrome de down

¿Cuáles son los juegos y actividades para niños con síndrome de down? ¿Son importantes? ¿Para qué sirven? El desarrollo de los niños con síndrome de down requiere una estimulación especial que podemos realizar mediante ejercicios y dinámicas adecuadas a la edad de cada pequeño.

Lo más importante es que estas actividades se hagan con ayuda de adultos, pues estos niños no suelen demostrar por sí solos interés hacía los juegos.

Puedes estimular a los niños con síndrome de down en diferentes áreas a través de juegos y dinámicas

El juego es un método efectivo y positivo para el desarrollo de los niños, sobre todo, para aquellos que presentan algunas dificultades o discapacidad, como es el caso de los niños con síndrome de down. Para ellos, las actividades dinámicas, en especial las grupales, son muy beneficiosas. Les ayudan a estimular sus habilidades cognitivas, sensoriales, motoras y lingüísticas.

Además, estas actividades y juegos permiten que los pequeños se animen a interactuar con otras personas, les motiva a desenvolverse en su entorno y mejorar la comunicación con sus padres y maestros. Son métodos ideales para favorecer todas las áreas en las que el niño necesita ayuda y estimulación.

 ¿Quieres conocer los diferentes juegos y actividades para niños con síndrome de down? ¿Para qué sirven? ¿Cómo se realizan? ¿Por qué son tan importantes para el desarrollo de estos pequeños? ¡Veamos un listado de los juegos y actividades más adecuados para los niños con síndrome de down!

Integra a otros niños y familiares en las actividades recreativas del pequeño con síndrome de dawn

¿Por qué son importantes los juegos y actividades para niños con síndrome de down?

 Los niños con síndrome de down requieren de actividades, juegos y dinámicas especiales que les ayuden en su desarrollo, pues estos son métodos ideales para estimular diversas habilidades durante su crecimiento. Esto se debe a que el juego es fundamental en todas las etapas de desarrollo infantil, sobre todo, en aquellos niños que tienen alguna discapacidad.

 Las dinámicas y actividades no solo favorecen la recreación de los pequeños, sino también su óptimo desarrollo, desenvolvimiento con el entorno, su personalidad y las habilidades cognitivas que le permitirán adquirir nuevos conocimientos, hábitos y conductas.

 A través de juegos y actividades, los niños aprenden a conocerse a ellos mismos y conectar con su entorno, a interactuar y usar objetos, utensilios, en resumen son métodos para enseñarle a desenvolverse a lo largo de la vida. Por esta razón, siempre deben incluirse en la rutina de los niños con síndrome de down.

 Pero, con ellos las actividades han de realizarse con un trato especial, ya que no pueden jugar por iniciativa propia, necesitan ayuda y apoyo de un adulto. Es por esto que debes conocer cuales son esos juegos y dinámicas ideales para los niños con síndrome de down, en qué le favorecen y por qué son necesarias.

El objetivo de los juegos y actividades es favorecer las habilidades cognitivas y las capacidades psicomotoras del niño con síndrome de down.

12 Actividades ejercicios y juegos para niños con síndrome de down

Los niños con síndrome de down necesitan ejercicios de recreación que contribuyan con su desarrollo y aprendizaje. Para ello, debemos incluir en su día a día juegos y actividades que sean educativos, didácticos y entretenidos.

La elección de estos juegos ha de ser rigurosa, pues recordemos que el objetivo no solo es diversión sino también estimulación, aprendizaje y bienestar para ellos.

Los juegos y actividades para los niños down pueden ser adaptaciones de otros juegos, se permite la modificación de normas o reglas, la inclusión de otros juguetes, recursos o herramientas. Siempre que sean para optimizar el desarrollo de los pequeños y favorezcan su bienestar emocional, psicológico y físico.

¿Quieres contribuir con el desarrollo de tu pequeño? ¡Veamos un listado de juegos y actividades para niños con síndrome de down! 

1. Pelotas y aros

Los niños con síndrome de down deben ejercitar y fortalecer sus habilidades motrices mediante juegos y actividades acordes a su edad. Estas dinámicas les ayudan mejorar el equilibrio, la coordinación y la capacidad de acción o respuesta en diversas situaciones del día a día.

Además, si este tipo de juegos se realizan en grupo resulta muy divertido para ellos.

¿Qué necesitarás?

  • pelotas y aros
  • cestas de basketball

¿Dónde se realiza?

En un lugar amplio, una cancha o el jardín

¿Cómo se realiza?

  1. Este juego consiste en darles a los niños varias pelotas que deberán encestar en aros de diferentes tamaños, estos aros o cestas son como los de basketball.
  2. El objetivo es estimular sus habilidades motrices y cognitivas a lo largo de la actividad, pues en ella tienen que valerse de sus destrezas y pensamientos para lograr encestar todas las pelotas.

Objetivo: Fortalecer y estimular sus habilidades motrices.

Duración: 40 minutos, aproximadamente.

Edad recomendada: A partir de los 5 años.

Puedes usar pelotas y aros de diversos colores para que el juego sea más atractivo para los niños

2. El Cuentacuentos

Las actividades literarias que incluyen lectura y escritura son ideales para realizar ejercicios de lenguaje para niños con síndrome de down. Es por eso que los cuentos son una herramienta ideal para trabajar con ellos el vocabulario, las palabras más conocidas y su expresión de emociones y pensamientos.

¿Qué necesitarás?

Libros de cuentos para niños

¿Dónde se realiza?

En casa o en la escuela, debe ser en un espacio cómodo

¿Cómo se realiza?

  1. Si se trata de un grupo, siéntate con los niños en el suelo en forma de círculo.
  2. En caso de que sea solo con un niño pueden sentarse en el suelo, sobre el sofá o la cama.
  3. Escojan un cuento juntos y encárgate de leerlo pausadamente, haciendo entonaciones y mímicas que le ayuden a entender la historia.
  4. Al finalizar, pide a los niños que resuman lo entendido, digan una moraleja del cuento, mencionen a sus personajes favoritos, etc.
  5. Lo ideal es que a través de las preguntas y respuestas podamos favorecer su atención, los procesos de memorización y la recuperación de información.

Objetivo: Estimular habilidades cognitivas como la atención, concentración y memoria.

Duración: 1 hora.

Edad recomendada: A partir de los 5 años.

Los cuentos que elijas deben ser infantiles, ilustrados, cortos y positivos. Puedes usar recursos tecnológicos para que la actividad sea más atractiva

3. Memorias

Dentro de las actividades lúdicas para niños con síndrome de down podemos incluir los juegos de mesa, como cartas, ludo, memorias, etc. Puede que sean necearías algunas adaptaciones y estas son totalmente válidas, pues debemos ayudar a que los niños se sientan cómodos con cada dinámica realizada.

¿Qué necesitarás?

  • cartas o fichas pares, que tengas figuras ilustradas

¿Dónde se realiza?

Sobre una mesa o en el suelo

¿Cómo se realiza?

  1. Ordena las cartas  boca abajo evitando que queden emparejadas.
  2. Luego, el niño deberá levantarlas de dos en dos y memorizar cómo están ubicadas para agruparlas.
  3. La idea de este juego de mesa es que participen varios niños para que se cree un ambiente competitivo sano que los motive a agrupar cartas, pues quien tenga mayor número de cartas emparejadas será el ganador.
  4. Las cartas solamente se podrán levantar en el turno que le corresponde a cada niño o jugador.

Objetivo: Entrenar la memoria a corto plazo y la atención.

Duración: 40 minutos, puede variar según las habilidades del niño.

Edad recomendada: Desde los 4 años.

Las fichas deben ser ilustradas porque así son más fáciles de memorizar, pueden ser de animales, un personaje que les guste, colores, etc.

4. Rompecabezas de cubos y formas

Los cubos, formas geométricas de plástico, legos y otros utensilios son ideales para realizar juegos didácticos para niños con síndrome de down. Estos juguetes nos ayudan a estimular el área sensorial de los niños y enseñarles ciertas lecciones importantes como los colores, las principales formas y objetos.

¿Qué necesitarás?

  • cubos de madera o plástico
  • legos
  • formas geométricas plásticas, etc.

¿Dónde se realiza?

En casa o en la escuela

¿Cómo se realiza?

  1. Esta actividad consiste en darle al niño todos estos juguetes para que forme figuras al unirlos, como una especie de rompecabezas.
  2. Puedes darle libertad para que use los cubos, figuras y legos formando lo que se le venga a la mente. Y también, puedes formar figuras para que el las complete.
  3. Aprovecha para enseñarle las figuras geométricas y colores.

Objetivo: Estimular el área sensorial de los niños.

Duración: 40 minutos.

Edad recomendada: A partir de los 4 años.

Si vas a darle otro tipo de rompecabezas al niño, este debe ser de formas grandes y muy colorido.

5. La Granja

Dentro de los ejercicios de lenguaje para niños con síndrome de down debemos incluir el reconocer e imitar sonidos de los animales, principalmente porque aprenden sobre esta especie que para ellos es muy significativo. Y además, porque es ideal para estimular su lenguaje, expresión y comunicación.

¿Qué necesitarás?

  • Efectos de sonidos de animales.

¿Dónde se realiza?

En casa o la escuela.

¿Cómo se realiza?

  1. Reproduce varios sonidos de animales y explica al niño de qué se trata.
  2. Luego, pídele que imite sus sonidos indicando cual animal está interpretando.
  3. Si hay varios niños participando o lo juegas con toda la familia, puede convertirse en una granja, en la que todos imiten a diferentes animales y le ayuden al pequeño a estimular con mayor facilidad el lenguaje.

Objetivo: Estimular el lenguaje y la comunicación del niño.

Duración: 30 minutos, aproximadamente.

Edad recomendada: A partir de los 3 años.

Usa imágenes, videos, audios y otros recursos que llamen su atención y hagan la actividad mucho más atractiva

6. Banda musical

La música es uno de los mejores recursos para trabajar con niños con síndrome de down, permite entrenar su atención, pasar un rato divertido y estimular sus sentidos, en especial, el oído.

Esta actividad les permite hacer contacto con instrumentos y melodías.

¿Qué necesitarás?

  • instrumentos musicales u objetos.
  • juguetes que simulen el sonido de estos.

¿Dónde se realiza?

En la escuela o en casa

¿Cómo se realiza?

  1. Explica al niño cuáles son los instrumentos musicales y cómo suenan.
  2. Luego, permíteles que ellos mimos los toquen y traen de componer melodías.
  3. Si no tienes instrumentos a la mano, busca audios en Internet, juegos y aplicaciones que permitan componer.
  4. La idea es estimular su oído con estos sonidos y desarrollar el ritmo.

Objetivo: Mejor desarrollo del sentido del oído y entrenar la atención del niño.

Duración: 40 minutos.

Edad recomendada: Desde los 6 años.

Escuchar música relajante durante sus actividades y ejercicios es muy positivo para el desarrollo de los niños con síndrome de down.

7. Recortar y pegar

El área sensomotora de los niños podemos fortalecerla con actividades y ejercicios que ameriten el uso de lápices, hojas, tijeras y otros materiales que le permitan realizar manualidades, poner en práctica su creatividad y estimular el sentido del tacto.

¿Qué necesitarás?

  • papel de periódico.
  • tijeras.
  • marcadores y pegamento.

¿Dónde se realiza?

De preferencia en la escuela.

¿Cómo se realiza?    

  1. Este ejercicio se realiza en dos partes, la primera es que el niño debe recortar unas tiras de periódico en forma horizontal siguiendo unas líneas que tú debes marcar previamente.
  2. Esta parte del ejercicio les ayuda a mejorar su atención, coordinación y el manejo de las tijeras, lo cual es favorecedor para el área sensomotora.
  3. La segunda parte, consta de envolver cada tira de periódico en forma de bola.
  4. El niño deberá hacerlo tira por tira hasta obtener varias bolas de papel periódico. Esto le ayuda desarrollar su motricidad fina correctamente.
  5. Por ultimo, es ideal que estas bolas de papel las pegue sobre alguna figura que le dibujes.

Objetivo: Mejorar la psicomotricidad fina de los niños.

Duración: 1 hora.

Edad recomendada: A partir de los 5 años.

Las tijeras que el niño use deben ser especiales para su edad, pequeñas, con poco filo y de punta redondeada

8. ¿Qué forma es?

Dentro de las actividades para niños con síndrome de down de 4 años debemos incluir ejercicios en los que se utilicen instrumentos como tijeras y el punzón, pues son ideales para potenciar la motricidad fina de los pequeños.

¿Qué necesitarás?

  • hojas
  • lápiz y punzón

¿Dónde se realiza?

En la escuela

¿Cómo se realiza?

  1. Dibújale al niño una figura o silueta que esté compuesta por una serie de líneas de puntos que él deba unir punteando con un punzón.
  2. El niño deberá puntear el contorno del dibujo evitando salirse.
  3. Una vez que complete la figura podrá adivinar de que se trata.
  4. Este ejercicio debe hacerlo con tu ayuda y supervisión, pues el uso del punzón es delicado.

Objetivo: Potenciar la motricidad fina, la memoria y la atención.

Duración: 40 minutos, aproximadamente.

Edad recomendada: A partir de los 4 años.

El uso del punzón debe ser estrictamente vigilado por los padres o maestros, ya que puede ser peligroso.

9. Imitaciones

Los niños con síndrome de down suelen tener dificultad para comunicarse e interactuar, y para ayudarlos podemos realiza con ellos una serie de juegos divertidos que les motivarán a relacionarse con otros niños, expresando emociones, sentimientos e ideas.

¿Qué necesitarás?

No se requieren materiales

¿Dónde se realiza?

En casa

¿Cómo se realiza?

Esta actividad es parecida a las charadas o mímicas, consta de asignar un personaje a cada niño para que éste lo imite hasta que otros adivinen de qué o de quién se trata. Puede jugarse en pareja, pues así se les permite a los padres ayudar a los niños con síndrome de dawn a interpretar y actuar el personaje que se le ha asignado.

Objetivo: Incentivar el trabajo en equipo, la interacción y la comunicación con otros niños.

Duración: 1 hora.

Edad recomendada: A partir de los 4 años.

En esta actividad es propicia para la integración, pueden participar tanto niños con síndrome de down como niños que no tengan ninguna discapacidad

10. Los Pintores

La pintura es una herramienta divertida, educativa, didáctica y muy enriquecedora para el desarrollo de los niños. Les ayuda a  expresar lo que sienten a través de los colores y dibujos, además de favorecer el área sensorial y psicomotora.

¿Qué necesitarás?

  • temperas
  • pinceles
  • laminas de papel bond
  • paral
  • delantal

¿Dónde se realiza?

En la escuela o en casa.

¿Cómo se realiza?

  1. Organiza el papel bond sobre uno o varios parales, en cada uno de ellos dibuja figuras atractivas para los niños y permíteles pintar con libertad.
  2. Enséñales el uso del pincel, los colores y otras recomendaciones al pintar.
  3. Lo ideal es que disfruten la experiencia de ser pintor por un día y valoren el significado artístico que hay tras de la pintura.

Objetivo: Estimular sus habilidades psicomotoras y la expresión artística del niño.

Duración: 40 minutos.

Edad recomendada: Desde los 4 años.

Si el uso de pinceles es muy complicado para el niño, puedes dejarlo que pinte con sus dedos

11. Circuito

Los juegos para niños con síndrome de down pueden convertirse en pequeños desafíos que ejerciten y fortalezcan sus habilidades.

Una actividad ideal para ello es hacer un circuito, el cual consiste en que el niño pase por diferentes etapas para ponerse a prueba ¡Veamos como hacerlo!

¿Qué necesitarás?

  • bonotes
  • retazos de tela
  • cremalleras
  • pegamento
  • plastilina y otros materiales que consideres necesarios.

¿Dónde se realiza?

En un espacio amplio, la sala de la casa o en el aula.

¿Cómo se realiza?

  1. Esta actividad consiste en elaborar un campo de juego con varias etapas o estaciones por las que debe pasar el niño.
  2. Cada etapa tendrá una actividad que realizar, la cual constará de estimular una habilidad determinada.
  3. En la primera estación puedes colocarle botones de diferentes tamaños para que los ordene.
  4. La siguiente actividad puede ser pegar retazos de papel en hojas, la tercera estación algún ejercicio físico y así sucesivamente.

Objetivo: Estimular y fortalecer diversas habilidades del niño.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: A partir de los 5 años.

Los circuitos se aprovechan para fomentar el trabajo en equipo, por ello deben realizarse en grupos con amigos y familiares del niño

12. Vamos de compras

Hay ejercicios para niños con síndrome de down que se asemejan a actividades cotidianas, por ejemplo, las compras. Esta actividad les permite conocer un poco las matemáticas y la forma en que deben actuar frente a situaciones de la vida diaria.

¿Qué necesitarás?

Alimentos u objetos de casa.

¿Dónde se realiza?

En casa.

¿Cómo se realiza?

  1. Ordena una serie de objetos y alimentos en una mesa, luego dale al niño una lista de cosas que debe comprar, simulando que lo que has puesto en la mesa es la tienda.
  2. Permítele al niño analizar y decidir lo que va a seleccionar, pues esto les ayuda a fortalecer su capacidad de respuesta y resolución de problemas.
  3. Una vez que finalice las compras, repasa la lista con él.
  4. El juego es más divertido si lo realiza junto a otros niños. Puedes aprovechar para enseñarle los números y pequeños ejercicios de suma y resta.

Objetivo: Enseñarle los números al pequeño y brindarle una experiencia en la que tiene poder de decisión.

Duración: 1 hora.

Edad recomendada: A partir de los 6 años.

Este tipo de juegos es ideal para realizar en casa junto a otros niños o amigos.

Beneficios de los juegos y actividades para niños con síndrome de down

Los juegos y las actividades tienen muchos beneficios para el desarrollo de los niños, en especial para aquellos que tienen alguna discapacidad, como los niños con síndrome de down. Pues, estos son métodos pedagógicos que le permiten a los adultos estimular las habilidades cognitivas, sensoriales, físicas, motoras de los pequeños.

Como madre debes conocer por qué el juego debe incluirse en el día a día de los niños con síndrome de down y cuales son los aspectos positivos que va a reflejar en el pequeño ¡Veamos algunos de sus beneficios!

Cognitivos

Los juegos y actividades reflejan variedad de beneficios cognitivos en los niños con síndrome de down, ya que mediante ellos es posible estimular, desarrollar y fortalecer la memoria, la concentración, la atención y otras habilidades.

Los juegos además de brindarles diversión y entretenimiento, les ayudan a obtener nuevos conocimientos y optimizar los ya aprendidos.

La atención es estimulada con juegos y actividades que requieren observación constante, acato de instrucciones o normativas, repetición de palabras, patrones o comportamientos y otras acciones. Mientras que la memoria la fortalecemos con ejercicios, juegos didácticos como las memorias o rompecabezas, repetición de palabras, lectura de cuentos, etc.

Por su parte, la concentración siempre se ve favorecida, ya que en cada juego o actividad el niño deberá concentrarse para lograr los objetivos, sobre todo, cuando se trata de dinámicas competitivas y grupales, en las que se requiere superar a otros.

El juego es de los mejores métodos para fortalecer las habilidades cognitivas de los niños con síndrome de down.

Motores

El nivel motor o psicomotor de los niños se va desarrollando a medida que ellos van creciendo, sin embargo, es importante que los adultos se valgan de estrategias estimulantes para ayudarlos en el proceso. Por ello, las dinámicas, ejercicios físicos y deportivos, los juegos son necesarios en cada etapa del niño con síndrome de down.

Muchas de sus habilidades motoras se mantienen dormidas mientras que no reciben estimulación, así que puedes ayudarlo a mejorar el equilibrio, la coordinación, la capacidad de respuesta, la rapidez y otras capacidades con juegos y actividades que vayan acorde a su edad.

Estos juegos y actividades no tienen porqué desafiar las habilidades del niño. Si temes por eso puedes despreocuparte, ya que, has de elegirlas sabiendo que son adecuadas para él o ella y teniendo en cuenta que puedes realizar adaptaciones.

Todas las actividades que incluyen movimientos, como baile, juego de pelotas, saltos, carreras, son positivas para que el niño con síndrome de down fortalezca sus habilidades motoras.

Aquí es importante enfatizar que el deporte forma parte fundamental del desarrollo motor de un niño con síndrome de down, ya que les permite ganar masa muscular, coordinación en sus movimientos y dominio de su cuerpo. Así que dentro de su rutina de recreación puedes incluir un corto partido de fútbol, natación, béisbol, con ayuda de un profesional que sepa tratar al pequeño.

Los ejercicios de fuerza y movimiento son ideales para contribuir con el desarrollo motor del niño.

Lingüísticos

Para los niños con síndrome de down las habilidades lingüísticas son un poco limitadas. No hay tanta fluidez al hablar y les cuesta la pronunciación de algunas palabras.

Sin embargo, la comunicación para ellos no está restringida, podemos enseñarle palabras, frases para comunicar lo esencial, incluso otras formas expresivas. Y el juego es la herramienta ideal para estimularlos en esta área, pues son imitación de sonidos, repetición de palabras y otras actividades que fortalezcan el habla, ellos pueden  lograr hablar e interactuar.

Además, con las actividades y la inclusión en grupos sociales se verán en la necesidad de comunicarse, lo que les motiva a aprender lenguaje de señas u otra modalidad de expresión. Esto debemos aprovecharlo para enseñarlos y ayudarlos en el área lingüística.

La lectura es fundamental para ayudar a los niños en el área lingüística, puedes enseñarle las letras, algunas silabas, sus sonidos y la pronunciación

Sensoriales

Estimular los sentidos en sus primeros años es fundamental para que tengan un desarrollo óptimo. Pues, recordemos que los niños con síndrome de down pueden presentar dificultad para sostener objetos, escuchar, etc. Ante esta posibilidad debemos prepararnos con una estimulación temprana que favorezca el fortalecimiento de sus sentidos.

Con los juegos y actividades podemos aprovechar de hacerlo, ya que estos nos permiten facilitarle la manipulación de objetos. Por ejemplo, como juguetes o materiales como la plastilina, que les ayudan a mejorar el tacto, la precisión en el agarre, entre otros.

También podemos lograr activar y fortalecer el sentido del oído por medio de la música, juegos con efectos sonoros, audios para niños, etc. Actualmente hay muchos recursos que podemos aprovechar.

Las actividades de pintura, recortes, manualidades son las mas ideales para estimular los niños a nivel sensorial

Psico-sociales

Los beneficios emocionales, psicológicos y sociales son de los más significativos para los niños. Quizá no se reflejan directamente en su desarrollo cognitivo o físico, pero son fundamentales para su bienestar. Los juegos permiten al niño sentirse acompañado, amado, apoyado e incluido. Pues, por tratarse de actividades grupales, se fomentan valores como trabajo en equipo, compañerismo, solidaridad.

Además, la recreación les ayuda a desenvolverse mejor con su contexto, lo cual es muy positivo a nivel emocional. Toman conciencia de sus acciones con otros, sienten mayor autonomía y esto mejora su autoestima.

Otro aspecto importante y positivo es que aprenden a captar normativas y respetar reglas en cada juego, algo que por su condición les cuesta aceptar. Aprenden a canalizar sus caprichos y manifestar sus descontentos.

A nivel familiar el juego es un punto de encuentro entre familiares y el niño con síndrome de down. Les ayuda a comprenderlo, enseñarlo y motivarlo de una forma agradable y didáctica.

Una óptima y constrictiva recreación ayuda a eliminar el estrés y favorecer el estado anímico de todo niño.

Recomendaciones para la recreación de niños con síndrome de down

La recreación de los niños con síndrome de down no solo ha de ser divertida sino educativa, favorecedora para su desarrollo y estimulante. Las dinámicas que se incluyen en su rutina deben ser adaptadas a la condición de cada niño, su edad y las necesidades que tiene en cuanto a desarrollo cognitivo, motor y sensorial, pues, cada actividad tiene un objetivo especifico que debe tomarse en cuenta al realizarse.

Para lograr que tu pequeño tenga una correcta estimulación puedes apoyarte en recursos, herramientas y métodos pedagógicos y dinámicos, como lo son los juegos, los ejercicios y las actividades especiales para niños con síndrome de down.

El listado que te hemos compartido es ideal, sin embargo, también es necesario que tengas en cuenta algunas recomendaciones al realizar estas dinámicas ¡Toma nota de los siguientes consejos para padres, demás familiares y maestros!

Recursos audio visuales

Las imágenes, vídeos y audios son recursos fundamentales para complementar el proceso de desarrollo de los niños con síndrome de down, ya que para ellos es mucho más sencillo memorizar lo que ven a través de imágenes ilustradas o escuchan, bien sea audios o música.

Es indispensable que utilices diversidad de recursos en los juegos y actividades que realices con ellos. Verás como te facilitan el trabajo, además, son de mayor atractivo y provecho para los pequeños. Es recomendable que te apoyes en aplicaciones digitales, juegos, vídeos, audiocuentos, música, imágenes digitales o impresas, todas estas son herramientas muy favorecedoras para llevar información a los niños con síndrome de down.

Busca recursos especiales para niños con síndrome de down, pues tienen contenido adaptado a ellos y especial para su estimulación cognitiva

Ayuda profesional

Es normal que los padres de niños con síndrome de down tengan dudas sobre el tipo de recreación que sus hijos deben tener, cómo jugar con ellos, en qué momento, cuales juguetes usar, etc. Ante esto lo mejor es buscar ayuda profesional.

Dirígete a maestros, psicólogos y terapeutas que te den las indicaciones y recomendaciones adecuadas para el niño. De esta manera, será más sencillo y fácil realizar actividades con él en casa.

Otra opción es que lleves al niño a un centro de recreación o una escuela especial para down. En estos lugares se encargan de ayudar a los padres y atender a los pequeños con actividades y juegos que estimulen su desarrollo cognitivo, motor, sensorial y lingüístico.

Además, te darán la asesoría necesaria para realizar con el niño ejercicios en casa que favorezcan a su avance.

Es importante que el niño con síndrome de dawn reciba atención profesional cada cierto tiempo, pues de esta manera se evalúa su desarrollo y crecimiento

Rutina establecida

Para que los beneficios de estos juegos y actividades se reflejen en el desarrollo del niño es muy importante que se establezcan rutinas de estimulación y recreación. Es decir, los ejercicios deben ser constantes, puntuales y adecuados al momento. Podrían realizarse a diario siempre que el niño esté en condiciones y haya disposición.

Para los padres debe ser un compromiso, pues se trata del bienestar de su pequeño. Por esta razón, no se debe desplazar la recreación y estimulación por otras actividades que no aporten beneficios al niño.

De la misma manera cuando pertenecen a una escuela o centro de recreación para down, lo ideal es que asistan constantemente para que se note su progreso.

Busca recursos especiales para niños con síndrome de down, pues tienen contenido adaptado a ellos y especial para su estimulación cognitiva

Inclusión grupal y familiar

La idea de jugar con los niños no se basa unicamente en brindarles recreación y estimulación a nivel cognitivo, el aspecto social y familiar también tiene relevancia, pues estas actividades fomentan la inclusión, unión y trabajo en equipo.

Es indispensable que en las dinámicas se involucren los padres, otros familiares y amigos del niño, sean o no down.

Estos juegos y actividades son sencillos, divertidos y adaptados para todas las edades, por lo que pueden participar otras personas pertenecientes al entorno social del niño. De esta forma lo motivamos a interactuar con otros, le brindamos apoyo y sembramos en él valores asociados al compañerismo, la solidaridad, la amistad, compresión, etc.

El apoyo de los familiares es indispensable para su desarrollo y bienestar emocional y psicológico

Comprender su ritmo

Tratar con niños que tienen síndrome de down sabemos que la paciencia y compresión deben estar presentes, pues iremos a su ritmo en las actividades, los procesos de aprendizaje y desarrollo. No es una tarea fácil, pero con amor, solidaridad y mucho apoyo familiar se puede lograr. Es indispensable que le manifiestes tu apoyo, palabras de aliento y que aprendas a respetar su ritmo de ejecución.

Los niños con síndrome de down acatan una instrucción a la vez, necesitan que repitas procesos y normas para aprender, solicitan ayuda en momentos determinados, y tu disposición como mamá o maestra siempre debe ser la mejor para brindarle la atención que requiere.

Tu ayuda es elemental, sin embargo, es necesario que le permitas al niño valerse por sí solo en algunas actividades

Supervisión y atención

 ¿Cómo sabrás si tu pequeño está avanzando? Su desarrollo es lo más importante, y por eso la atención debe estar centrada en él. Supervisa cada una de sus actividades, su comportamiento, actitud, mejorías, dificultades, todo esto es importante para conocer las áreas que más debes trabajar con él.

Por ejemplo, si se trata del lenguaje, ya sabes que puedes estimularlo con juegos y ejercicios de imitación de palabras o sonidos. En caso de que sea la concentración, buscas actividades que fortalezcan sus habilidades cognitivas, así sucesivamente.

 Además de estas recomendaciones, puedes tener en cuenta las siguientes que también son importantes:

  • Ayúdale, siempre que sea necesario, con el uso de tijeras, punzón, trazado de líneas, dibujos, levantar objetos u otras actividades que se le dificulten
  • Ofrécele al niño tu confianza para que se establezca una relación basada en la comunicación, la compresión y el respeto
  • Permítele jugar con otros niños y participar en actividades de la cotidianidad
  • Supervisa sus dificultades y avances para que sepas qué reforzar, cómo mejorar etc.
  • Cuando tengas alguna duda, busca ayuda profesional
  • No obligues al niño a realizar una actividad o juego con el que no se sienta a gusto
  • Permítele expresar sus propias ideas al jugar y respeta sus estados de ánimo

 El desarrollo de los niños con síndrome de dawn puede estimularse de muchos métodos, uno de ellos es con juegos y actividades especiales que les ayuden a fortalecer y desarrollar su concentración, memoria, habilidad lingüística, expresión gestual, sus sentidos y otras capacidades importantes.

A medida que los niños van creciendo se manifiestan los beneficios que estos juegos y actividades reflejan en su cuerpo y mente, es cuestión de que en su recreación sean incluidas esas dinámicas y se realicen con asesoría profesional.

 Como mamá debes prepararte para ayudar a tu pequeño con todas las actividades y ejercicios que favorezcan su desarrollo. Por eso es indispensable que conozcas los juegos adecuados para él, cómo se realizan y para qué sirven. Una vez que lo sepas puedes incluirlos en su rutina juegos y actividades para niños con síndrome de down recreación y estimulación ¡Verás lo positivos que son para niño!

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.