Para chicos

Juegos para niños impulsivos: ¡Enséñales a manejar su ímpetu mediante la diversión!

juegos para ninos impulsivos
¿Quieres ayudar a tus hijos a manejar su impulsividad? Comienza a hacerlo a través del juego.

Un niño que no controla su impulsividad puede presentar varios problemas a lo largo de su infancia y juventud. Es por esto que especialistas recomiendan comenzar a tratar esto cuanto antes, y ¿qué mejor manera de hacerlo que mientras se divierten? Conoce los juegos para niños impulsivos y enséñales más sobre el autocontrol.

La impulsividad es una dificultad para controlar el estado de activación, teniendo que dar una respuesta rápida, sin tiempo para la reflexión sobre las consecuencias.

Un niño que no posee autocontrol, es aquel que hace rabietas y berrinches muy largos, se molesta si no obtiene lo que quiere, no acepta un no por respuesta y no está dispuesto a seguir las reglas que se le imponen.

En casos de impulsividad infantil, no es que el niño no quiera controlarse, es que tiene importantes dificultades para hacerlo.

La capacidad de autocontrolarnos, nos permite guiar nuestra conducta sin dejarnos llevar por la inmediatez del momento, o por la opinión de los demás. Una decisión tomada tras un proceso de reflexión, seguramente nos conducirá a un final acertado, lo que convierte esta capacidad en algo vital para la etapa adulta.

juegos para ninos impulsivos
Aunque parezca una tarea imposible, existen formas de tratar con los niños impulsivos, y una de ellas es mediante los juegos.

Importancia de ralizar juegos para niños impulsivos

Durante la infancia los niños solo quieren explorar, jugar y divertirse, por ello, la mejor forma de educarlos será a través del juego. Gracias a los juegos, los niños viven experiencias nuevas, desarrollan la imaginación y pueden aprender a resolver conflictos.

El juego es una herramienta muy poderosa que podemos utilizar a nuestro favor para ayudar a los niños a controlar su impulsividad.

A la hora de jugar, deja el niño decida sobre aspectos como:

  • Qué jugar
  • Hasta qué momento jugar
  • La forma en que juega con sus juguetes
  • Las reglas de sus juegos (cuando sea su turno de decidir)

Los juegos para los niños impulsivos pueden permitirte conocer mejor a tus hijos y brindarle herramientas necesarias para su desarrollo. Elogia sus trabajos y sus creaciones, hazles sentir orgullosos, y cuando se equivoquen incentívalos a intentarlo nuevamente o cambiar su reacción para una próxima oportunidad.

Cuando los padres juegan con los niños, a menudo se mejoran posibles problemas a nivel conductual.

Consejos para ayudar a tus hijos a controlar su impulsividad

Frecuentemente los niños son impulsivos, sin embargo, si esto se prolonga a la edad adulta, puede conllevar terribles consecuencias. Muchos padres logran identificar la impulsividad en sus hijos, pero no saben cómo abórdala.

Los niños aprenden mejor con acciones y ejemplos. Si quieres que los pequeños aprendan, ¡enséñales mientras te observan!

Estos son 7 consejos que te ayudarán a reforzar el autocontrol en tus pequeños:

1. Da el ejemplo

La mejor manera de enseñar a los más pequeños es a través del ejemplo. Si nosotros tenemos una buena capacidad de autocontrol, el niño podrá absorber poco a poco la forma en que reaccionamos ante situaciones estresantes.

2. Define normas claras

Los mensajes que se proporcionan a los niños deben ser concretos y sencillos. Por ello, es importante transmitir las expectativas en un lenguaje que el niño pueda entender. Deja a un lado el “pórtate bien”, y en su lugar dile “no tires la comida al suelo”, por ejemplo.

3. Establece consecuencias

Los adultos tenemos la capacidad de limitar ciertas acciones, debido a sus consecuencias. Es importante que establezcas resultados a sus acciones negativas, por ejemplo: no ver la TV o no ir al parque.

4. Fomenta el autocontrol corporal

El autocontrol pasa por adquirir el control corporal, los niños deben ser conscientes de su cuerpo. Para esto puedes utilizar los juegos o los momentos de relajación.

5. Invita a la reflexión y relajación

Las técnicas de relajación y respiración son un buen método para ayudar al niño a controlar sus impulsos. Si esto es acompañado de un espacio o tiempo determinado para que el niño pueda recapacitar sobre su actitud o actuación, toda la experiencia será más placentera.

Después de que tu hijo se haya relajado y haya sido capaz de reflexionar, habla con él y escúchalo de manera activa.

6. Ofrece una paga y enséñales a gestionarla

Para enseñar a dominar ese deseo de querer algo ya, a niños un poco mayores puedes enseñarles a gestionar el dinero que les des. De esta forma podrán obtener lo que desean cuando ahorren lo suficiente.

7.Enseñales a seguir instrucciones

Se debe enseñar a los niños el orden de ciertas tareas y sus consecuencias, y no se trata solo de tus órdenes o las instrucciones en los juegos para niños impulsivos. Puedes enseñarlos a través de actividades como cocinar, ya que si elaboras una receta sin seguir los pasos, las consecuencias serán que el plato no saldrá bien.

Los cuentos e historias son una gran forma de enseñar a los niños, mediante vivencias externas, cómo reaccionar ante variadas situaciones

Juegos y actividades para ayudar a los niños impulsivos

Los juegos para niños impulsivos deben enseñarles cómo controlar impulsos y manejar mejor su carácter. Por ello, los juegos de movimientos lentos sin ideales para enseñarles a tener un mejor control sobre su cuerpo.

La tortuga en su caparazón

Enseñar a los niños a encontrar formas de relajarse los enseña a drenar sus impulsos y poder tomar momentos de descanso durante el día, lo que, a la larga los ayuda a llevar una vida más calmada.

La imaginación de los niños durante el juego es algo casi mágico, pueden convertirse en un animal con tan solo desearlo.

¿Qué necesitas?

  • Puedes utilizar colchas o edredones para que el piso sea más suave

¿Dónde se realiza?

Pueden realizar esta actividad en el jardín.

¿Cómo se realiza?

  1. En primer lugar todos los participantes se tumban en el suelo.
  2. A continuación todos se colocan boca abajo y se convierten en una tortuga que decide replegarse en su caparazón escondiendo su cabeza y sus patas.
  3. Ahora los músculos del cuello, brazos y piernas están en tensión.
  4. Después de este momento de tensión, llegan los rayos del sol a despertarlos y los músculos se van relajando.
  5. Finalmente, la cabeza se va asomando muy despacito y las extremidades se van estirando hasta que quedan totalmente relajadas.

¡Tip! Puedes complementar la actividad con “La historia de la Gran Tortuga Sabia” (basada en la tortuga de M.R. Schneider y A. Robin).

Objetivo: este ejercicio permite practicar la relajación muscular progresiva.

Duración: 25 minutos.

Edad recomendada: 4 años en adelante.

Danza congelada

¿Quién no ama la música? Puedes reproducir música para bailar libremente con tus hijos en cualquier momento del día y estamos seguros de que la pasarán bomba. Sin embargo, este juego incluye algo más que solo bailar.

¿Qué necesitas?

  • Reproductor de música

¿Dónde se realiza?

Pueden realizar este juego en el jardín de casa para mayor comodidad.

¿Cómo se realiza?

  1. En primer lugar, todos los participantes se disponen en forma del círculo.
  2. A continuación, comienza la música y todos deberán bailar y brincar por el área.
  3. Al detenerse la música todos deberán congelarse, quien se mueva quedará eliminado.

Objetivo: mejorar el control del cuerpo, a la vez que se escucha con atención.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: 5 años en adelante.

juegos para ninos impulsivos
Una variante de este juego es establecer una palabra clave, y cada vez que el cantante la diga, todos deberán congelarse.

Carreras al revés

Todos estamos acostumbrados a que las carreras son sinónimo de rapidez y velocidad, pero, no todo en la vida es lo que parece. En este caso las carreras serán lo más lentas que se puedan.

¿Qué necesitas?

No se requieren materiales o herramientas especiales.

¿Dónde se realiza?

Escoge un espacio abierto y sin obstáculos.

¿Cómo se realiza?

  1. En primer lugar los participantes se sitúan en un lado de la pista.
  2. A tu señal todos deberán salir “corriendo” lo más lento que puedan en dirección a la meta.
  3. Ganará quien llegue de último, pero no es válido detenerse completamente en ningún punto.

Objetivo: aumentar la capacidad de seguir instrucciones y el control sobre el cuerpo.

Duración: 20 minutos.

Edad recomendada: 5 años en adelante.

Simón dice

Este conocido juego puede resultar de gran ayuda para los niños impulsivos. Además, sus reglas son bastante sencillas y les dará toneladas de diversión a tus pequeños.

¿Qué necesitas?

  • Pueden utilizar un sombrero especial para identificar a “Simón”

¿Dónde se realiza?

Escoge un lugar amplio y cómodo en el que se puedan realizar las tareas de “Simón”.

¿Cómo se realiza?

  1. Al comenzar el juego se elegirá a un niño o niña que interpretará a Simón.
  2. A continuación, Simón indicará diferentes acciones que los jugadores deben realizar, como saltar, bailar, tocarse los pies, entre otras.
  3. Los jugadores deben intentar cumplir con las acciones, pues de lo contrario, quedarán eliminados.
  4. Es tarea de Simón conseguir que cada participante quede eliminado lo antes posible, por lo que las tareas podrán ir siendo cada vez más difíciles.
  5. Ganará el jugador que permanezca último.

Objetivo: ayudar a los niños impulsivos a controlar mejor sus acciones y seguir instrucciones.

Duración: 25 minutos.

Edad recomendada: 6 años en adelante.

juegos para ninos impulsivos
Cuando los niños están físicamente activos tienen más facilidad para manejar sus impulsos.

Cheerleader

Basado en la técnica de las autoinstrucciones, esta actividad trata de ir comentando en voz alta lo que se está haciendo, lanzando mensajes positivos tanto si va saliendo todo bien como si se producen dificultades.

¿Qué necesitas?

  • Puedes usar elementos que hagan ruido, como silbatos o matracas.

¿Dónde se realiza?

Pueden jugar tanto dentro, como fuera de casa.

¿Cómo se realiza?

  1. Para comenzar pide al niño que realice algunas acciones como: recoger todos los juguetes (que han sido dejados por todo el lugar anteriormente), recorrer diferentes puntos del área, tocar diferentes puntos del lugar, entre otros.
  2. Mientras el niño realiza las tareas, deberás incentivarlo como si se tratase de una carrera o partido de futbol.
  3. Una vez que haya completado la actividad podrán celebrar como en una victoria e intercambiar lugares.

Objetivo: se busca enseñar a los niños a tener una actitud positiva, incluso ante las dificultades que se presenten durante la realización de diferentes tareas.

Duración: 15 minutos.

Edad recomendada: 4 años en adelante.

El globo

Más que un juego, esta actividad consiste en un ejercicio de respiración que será de mucha utilidad para los niños impulsivos.

¿Qué necesitas?

No necesitas implementos especiales para llevar a cabo este juego.

¿Dónde se realiza?

Pueden elegir cualquier lugar de casa para realizar esta actividad.

¿Cómo se realiza?

  1. Esta actividad consiste en imaginar que somos globos. Para comenzar todos deberán relajarse.
  2. A continuación, todos inspiran muy despacio, permitiendo que el aire entre por los pulmones y llegue hasta el abdomen. Este último se va hinchando como si fuera un globo y después poco a poco se va desinflando mientras se escape el aire.

Incentiva a tus pequeñines a imaginar que son otros objetos o animales que puedan realizar una acción similar.

Objetivo: mejorar la respiración diafragmática y la concentración.

Duración: 15 minutos.

Edad recomendada: 4 años en adelante.

juegos para ninos impulsivos
Los niños deben aprender a resolver problemas por sí mismos, limítate a enseñarles a encontrar la solución

Juegos sencillos para tranquilizar y enseñar a los niños impulsivos

No todos los juegos necesitan grandes preparativos, podrás aplicar algunas ideas dentro de tu día a día y conseguir resultados maravillosos. Estas son algunas de las actividades que pueden practicar:

  • Establecer un calendario con metas y recompensas.
  • Manualidades por etapas (un día cortar, otro pegar y otro pintar).
  • Cocinar juntos.
  • Juegos de mesa que requieren serenidad, como el ajedrez.
  • Fundar un banco para ahorrar.
  • Juegos muy lentos o estáticos
  • Pintar dibujos minuciosos, como mandalas.
  • Practicar deportes de equipo.
  • Hacer sudokus.
  • Empezar una colección (a partir de los 6 años).
juegos para ninos impulsivos
Crecer en un entorno que fomente el autocontrol, ayudará a tu hijo a reaccionar mejor ante los impulsos.

La impulsividad no es fácil de dominar, pero con paciencia y amor se pueden concebir estrategias que ayuden y faciliten la enseñanza del autocontrol en los más pequeños. Aprovecha cada momento para darles ejemplos a tus hijos sobre cómo reaccionar ante diversas situaciones, esto los ayudará a sentirse más preparados.

Mantener la calma cuando tu hijo muestra alguna actitud de impulsividad es clave para mejorar la situación, recuerda que tú eres el adulto que debe dar el ejemplo y enseñar al niño a controlarse.

¡Si sientes que necesitas ayudar para controlar las actitudes de tu hijo, no dudes en pedir ayuda profesional!

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.