Para chicos

Juegos para niños inclusivos y sus beneficios ¡Impulsa su desarrollo!

Juegos para ninos inclusivos al aire libre
¡Conoce cinco juegos inclusivos para niños de todas las edades!

Al educar a los niños se construye la sociedad del mañana, y si todos queremos vivir en un mundo mejor, el ejemplo que se dé a los más pequeños será lo que cosechemos en un futuro. ¿Quieres enseñar a tus peques a ser inclusivos? Pon en práctica estos divertidos juegos inclusivos para niños.

La inteligencia emocional comienza a adquirirse en gran medida a través de la socialización a temprana edad. Mediante los juegos inclusivos todos los niños pueden sentirse queridos, eliminando así la sensación de soledad o desigualdad que pudieran llegar a sentir algunos.

Jugar es más que una simple oportunidad para la diversión. A través del juego, los niños son capaces de aprender diferentes valores que moldearán su personalidad.

No basta con enseñar a los niños mediante palabras, estos deben vivenciar experiencias que les ayuden a adquirir las diferentes habilidades necesarias para la vida. En este punto es donde entran los juegos, ya que estos son la mejor forma de ejemplificar diversas situaciones de forma cotidiana y amena.

juegos para ninos inclusivos
Enseñar a los niños a través del juego, es la forma más efectiva de enseñanza.

¿De qué tratan los juegos inclusivos para niños?

La RAE define la inclusión social como el principio en virtud del cual la sociedad promueve valores orientados al bien común y la cohesión social, permitiendo que todos tengan oportunidades y recursos necesarios para participar plenamente en los diversos aspectos de la vida.

Teniendo esto en cuenta, para que los juegos para niños sean inclusivos deben enfocarse en que todos los participantes posean las mismas oportunidades de alcanzar las metas y sentirse igual de  competentes.

La finalidad de los juegos inclusivos es enseñar a los niños a ver que aunque parezcamos distintos, todos somos iguales y merecemos un trato adecuado.

Dado que existe una gran variedad de discapacidades físicas, cognitivas, sensoriales y físicas, no existe un patrón global de juego en estos casos. En cambio, se trata de aplicar algo de creatividad a juegos ya conocidos y, adaptarlos a un entorno inclusivo.

Para trabajar con niños que posean necesidades especiales, no basta con sólo conocer cuáles son, se trata de profundizar dichas necesidades y entenderlas desde el punto de vista del pequeño. Una vez hecho esto, se pueden hacer análisis acerca de las posibles modificaciones al juego.

juegos para ninos inclusivos
La inclusión enseña a tratar a los demás como te gustaría que te tratasen a ti.

¿Cómo trabajar en la inclusión infantil?

La escuela posee un papel fundamental en el enriquecimiento personal de los niños, no obstante, esta tarea no se limita al aula de clases. Como madres, debemos facilitar el aprendizaje de los más pequeños desde casa.

Durante la infancia temprana es cuando se genera mayor empatía y aceptación, por lo que se trata de la etapa óptima para enseñar valores inclusivos.

Los juegos inclusivos son la mejor herramienta para sembrar valores en los niños. A través de la imaginación y la diversión, los infantes pueden ser capaces de sentir lo que otros experimentan y crear empatía.

La inclusión no debe enseñarse de manera forzada, por el contrario, todo el proceso se debe dar de forma natural, mediante pequeñas lecciones que inculquen valores inclusivos. Aunque hay juegos que facilitan esta enseñanza, existen acciones cotidianas que podrán reforzar el aprendizaje.

juegos para ninos inclusivos
Inculcar a los niños el valor del respeto y la no discriminación, es deber de padres y maestros.

Consejos para fomentar la inclusión en los más pequeños

Desde que comienzan a esbozar sus primeras sonrisas en respuesta a estímulos externos, los bebés son capaces de imitar su entorno. Quizás tu hijo aún es muy pequeño para leer un libro sobre conceptos sociales, pero te aseguro que es capaz de entenderlos a través del ejemplo.

Algunas de las lecciones que puedes poner en práctica durante el tiempo que pases con tus hijos son:

1.¡Ser único es bueno!

A pesar de que somos iguales, todos tenemos características que nos hacen únicos y de las cuales debemos sentirnos orgullosos, sin llegar a menospreciar características ajenas a las nuestras.

Ofrece a tus hijos jueguetes con características que se alejen de lo acostumbrado, de esta forma podrá entender que el mundo es mucho más diverso que un solo tipo de cuerpo o color.

Ya se trate de aspectos físicos, creencias, aficiones, aspectos de la personalidad, se trata de aspectos que, al ser compartidos, son capaces de formar una sociedad o unión más fuerte y empoderada.

2.Trata a los demás como te gustaría que te tratasen

Todos los niños quieren sentirse queridos y ser felices, por lo que si algún compañero presenta dificultades para realizar alguna tarea, es natural que se le preste ayuda. Ofrécele ejemplos de situaciones en las que pueda sentirse identificado, como ser nuevo en la escuela o tropezar en la calle.

Puedes ejemplificar esto a través de historias o recreaciones en casa.

Se trata de una excelente lección para que los niños noten el efecto de sus acciones en las demás personas.

3.No cambies tu modo de pensar por lo que hagan o digan los demás

No se trata de criar un niño obstinado, sino de enseñarlo a identificar cuando las cosas no están bien. En ocasiones, los niños y adolescentes quieren impresionar a sus compañeros y se dejan influenciar por estos, llegando a realizar acciones de las cuales más tarde se arrepienten.

En lugar de burlarse o reírse cuando un compañero se encuentra en aprietos, enseña a tu pequeño a comprenderlo y ayudarlo.

4.Conoce antes de juzgar

Cuando hallas personas que te entienden y comparten tus intereses, estas se convierten en tus amistades ¿cierto? Pues tu pequeño podría conocer un nuevo compañero y darse cuenta de que ha conseguido a su mejor amigo, pero ¿y si no se dan la oportunidad de conocerse?

Es importante enseñar a los más pequeños a no juzgar, pues como dice el dicho, no se puede juzgar un libro por su portada, ya que el interior podría sorprenderte. Un buen amigo puede estar en cualquier lugar, en ese nuevo compañero o ¡incluso en los animales!

Crecer dentro de una familia comprensiva, hará que el niño sea capaz de aceptar la diversidad, entenderla y apreciarla.

Beneficios de los juegos inclusivos para los niños

Los niños invierten gran parte de su tiempo en jugar, por lo que, más allá de ser un medio de diversión, el juego puede ser una actividad de enseñanza. Al tratarse de juegos encaminados a la enseñanza de los valores, los pequeños pueden aprender de forma más rápida estas enseñanzas.

Una educación fomentada en valores, permite enseñar a los niños a entender y respetar la diversidad en sus congéneres.

Toda actividad recreativa tiene la posibilidad de mejorar las capacidades del niño, dependiendo de las características propias de la dinámica. Por esto, jugar puede conllevar beneficios físicos, mentales, sensoriales, creativos, entre otros.

Al tratarse de juegos inclusivos, tu pequeño puede ver mejoras en aspectos como:

  • Reducción del estrés
  • Adquisición de relaciones seguras
  • Mayor alegría
  • Fortalecimiento de la imaginación
  • Mejoras en la comunicación
  • Conocimiento de emociones

Además de brindarle beneficios a los niños, los juegos inclusivos permiten crear un mundo más respetuoso y amable.

Una educación inclusiva desemboca en beneficios sociales y académicos.

Los mejores juegos inclusivos para niños

La concienciación de los más pequeños es de suma importancia para integrar en los diferentes aspectos de la vida cotidiana a quienes tienen algún tipo de necesidad especial. A continuación podrás conocer actividades que serán de gran ayuda para poner en práctica los valores inclusivos.

Palmitas

Todos nos hemos divertido con los juegos de manos, son tradicionales y muy fáciles de practicar. Además, no necesitarás espacios o materiales especiales para enseñar a los niños y, también mejorar sus habilidades motrices y comunicacionales.

¿Qué necesitas?

  • Si lo deseas, puedes incorporar algo de música en la actividad

¿Dónde se realiza?

Pueden jugar en cualquier espacio que les resulte cómodo

¿Cómo se realiza?

  1. Los participantes se sientan frente a frente mientras golpean sus manos al ritmo de la música.
  2. Una vez que haya terminado la canción, los niños deberán correrse de lugar y jugar con un nuevo compañero.
  3. En el caso de niños con TEA que no estén cómodos con el contacto físico, puedes guiar el juego de forma gradual. Así mismo, si algún pequeño tienen dificultades en el tren superior, su compañero podrá entenderlo y adaptar sus movimientos a éste.

Objetivo: fortalecer el contacto físico y la interacción entre los niños

Duración: 15 minutos.

Edad recomendada: 2 años en adelante.

juegos para ninos inclusivos
Se trata de un juego en el que los niños podrán conectar casi al instante.

¿Qué hay en la caja?

Este juego permite a los niños explorar y desarrollar sus sentidos con más profundidad al animarlos a reconocer objetos sin verlos.

¿Qué necesitas?

  • Una caja de cartón
  • Objetos varios
  • Antifaz para cubrir los ojos

¿Dónde se realiza?

En cualquier espacio cómodo para los participantes.

¿Cómo se realiza?

  1. En primer lugar deberás preparar la caja, para ello tendrás que dejar un lado completamente abierto y realizar una apertura en el lado contrario de la caja que sea lo suficientemente grande como para que los niños puedan meter sus brazos.
  2. Los niños tomarán turnos para participar y se vendarán los ojos,
  3. Seguidamente deberán meter sus manos o brazos en la caja y adivinar el objeto que pongas allí.

Objetivo: fomentar la empatía con las personas con deficiencia visual.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: 5 años en adelante.

juegos para ninos inclusivos
Se trata de un juego ideal para que los niños creen empatía con quienes sufren problemas de la visión.

Carreras de cucharas

Se trata de un juego tradicional ideal para mejorar las habilidades motrices de los más pequeños. Además, será una actividad bastante divertida para pasar el rato.

¿Qué necesitas?

  • Una cuchara por participante
  • Pelotas de goma espuma o cualquier otro material liviano
  • Lazos

¿Dónde se realiza?

Necesitarás un espacio abierto, de unos 4 o metros.

¿Cómo se realiza?

  1. Los participantes se colocan en fila, mientras sostienen la cuchara con las manos o los labios. La pelota deberá estar apoyada sobre la cuchara.
  2. Podrán atar sus pies con lazos para limitar el movimiento.
  3. Una vez que todos están listos, deberán caminar en línea recta sin dejar caer la bola.

Objetivo: fomentar la inclusión y comprensión de quienes sufren de dificultades motrices o movilidad reducida.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: 6 años en adelante.

Para jugar en la forma tradicional podrás usar cucharas y huevos, pero quizás termines con un espacio mucho más desordenado.

La caja de naranjas

Un juego con el que podrás ejemplificar de forma perfecta que todos somos iguales. Podrás utilizar limones, zanahorias, naranjas o lo que tú desees.

¿Qué necesitas?

  • Una caja
  • Naranjas

¿Dónde se realiza?

Escoge un espacio cómodo para todos.

¿Cómo se realiza?

  1. Para realizar este juego deberás dar una naranja a cada niño, pedirle que identifique cada una de sus características y que las memorice.
  2. A continuación deberán colocar todas las naranjas en la caja y mezclarlas.
  3. Una vez hecho esto cada niño deberá tomar su naranja.
  4. Después de que todos tengan sus naranjas podrán pelarlas y comerlas.

Objetivo: la finalidad de este juego es ejemplificar de forma clara que aunque seamos diferentes, en el fondo todos somos iguales.

Duración: 30 minutos

Edad recomendada: 8 años en adelante

Todos los juegos pueden ser unisex, enséñale a tu pequeño que no existen deportes o actividades recreativas que sean determinadas por el sexo.

El arca de Noé

Como puedes imaginar, este juego involucra animales, precisamente el sonido o movimiento de diferentes animales. Haremos una divertida recreación del evento bíblico en la que los niños se ejercitarán mientras se divierten.

¿Qué necesitas?

  • Vendas o antifaces para cubrir los ojos

¿Dónde se realiza?

Pueden jugar en un espacio abierto y cómodo, como el jardín.

¿Cómo se realiza?

  1. Podrás dar inicio a la actividad asignando los animales, permitiendo que los niños los escojan o dejándolo al azar mediante un pequeño sorteo. Lo importante será que los niños conozcan a cuál animal deberán interpretar. En la siguiente ronda deberán cambiar.
  2. Una vez que todos los niños conocen su animal, deberán separarse y colocarse en diferentes zonas del lugar.
  3. A continuación deberás vendar los ojos a todos los pequeños o, podrás decirles que no pueden hacer ningún sonido y deberán identificarse por la forma en que se desplacen por el lugar, imitando la forma en que lo haría el animal.
  4. Darás inicio al reloj y todas las parejas deberán comenzar a reunirse en el centro del jardín, llegando así al arca de Noé.

Objetivo: fomentar la empatía por personas con diferentes necesidades motoras o problemas de visión.

Duración: 45 minutos

Edad recomendada: 5 años en adelante

juegos inclusivos para ninos
Crear un juego inclusivo solo necesita un poco de creatividad, pues deberás ayudar a los pequeños a vivir en la piel de quienes poseen alguna necesidad especial.

Ofrecer a tu hijo la posibilidad de practicar juegos inclusivos para fortalecer su crecimiento y desarrollo social, es una oportunidad que debes aprovechar. Intégrate en las actividades y fortalece tu conexión con él.

¡El amor y el respeto son la base de una enseñanza inclusiva!

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.