Vida Positiva Vida sana

+10 Ejercicios para meditar (sencillos) para practicar y relajarse

Ejercicios para meditar fáciles, sencillos y muy positivos

Quizá pienses que la meditación es aburrida, y por eso no te has atrevido a practicarla. Pero existen ejercicios para meditar que te pueden ayudar a relajarte e introducirte en este mundo de paz interior. Son sencillos, fáciles de realizar y muy prácticos para eliminar el estrés.

Los ejercicios para meditar son una excelente técnica de relajación para conectar con nuestro interior

Meditar es una actividad que nos permite salir de la rutina, liberar el estrés y nivelar nuestras energías. Con algunos ejercicios diarios esta práctica se hace menos metódica y más relajante, ya que te permite conectar con tu lado inconsciente, aprender a controlar la respiración y concentrarte.

Los ejercicios para meditar pueden realizarse en cualquier momento del día, así dejas las excusas a un lado y anímate. Pon en práctica estos 10 ejercicios para meditar ¡Te enseñamos cómo y donde hacerlos!

La meditación es una practica para el bienestar mental, emocional y físico

10 Ejercicios para meditar y relajarse ¿Cómo y dónde hacerlos?

Los ejercicios para meditar son muy sencillos y fáciles, los puedes realizar en distintos lugares como un jardín, una piscina o simplemente en tu casa. Sin importar el lugar donde los pongas en práctica, debes tener en cuenta que la concentración ha de estar enfocada en tu respiración y relajación, solo así podrás conectarte contigo mismo.

Meditar es más sencillo de lo que piensas, sólo debes poner en práctica ejercicios sencillos

La meditación nos permite conseguir bienestar emocional, mental y físico, pero es un acto que requiere mucha disciplina. Por eso, para iniciar con esta actividad es recomendable practicar algunos ejercicios para meditar y empezar a controlar la mente.

Pero, ¿Cuáles son los ejercicios para meditar? ¿Cómo hacerlos? Hay muchos ejercicios y técnicas para meditar y diversas maneras de practicarlos. Sin embargo, puedes comenzar a practicar la meditación con estos 10 ejercicios que hemos seleccionado para ti ¡Veamos!

1. Caminar al aire libre

En los momentos de tensión, estrés o preocupación queremos salir corriendo y alejarnos de la situación. Con la meditación es posible que halles la tranquilidad que buscas y al mismo tiempo ejercitarte. Caminar por varios minutos en una zona tranquila te puede ayudar a encontrar un punto de calma y relajación.

Es recomendable que en momentos difíciles dediques unos minutos a la soledad, así evitas una explosión de sentimientos y drenas la energía negativa que te atormenta. Caminar es muy bueno para la salud del cuerpo y la mente, al primero le ayuda a mantenerse en forma, a la segunda a mantenerse en calma.

Una caminata diaria al aire libre te ayudará a liberar el estrés y mejorar tu concentración al meditar

Puedes caminar en un campo o en la plaza, lo importante es que enfoques tu atención en la respiración, y que despejes la mente. Ponte en contacto con la naturaleza y deja que los pensamientos fluyan. Lo recomendable es caminar unos 20 minutos al día para drenar energías.

Dedicar unos minutos a la actividad física te permite relajar mete y cuerpo.

2. Nadar en la piscina

El agua es extremadamente relajante, si tienes piscina en casa o hay una cerca de donde vives es buena idea que intentes meditar en el agua. Nadar o flotar te hará sentir calma y tranquilidad, así que concéntrate en tu respiración y deja que el agua te llene de relax.

El agua limpia la tensión y las energías negativas, sentirás paz y confort.

Este ejercicio también lo puedes realizar en una bañera, solo que tu cuerpo se verá limitado a moverse. En una piscina tendrás más libertad y eso ayuda a relajar el cuerpo. La piscina debe estar vacía, así no tendrás preocupación alguna, lo ideal es que te sientas libre de cuerpo, alma y mente.

Si practicas natación, tienes un punto a favor, pues este deporte es muy saludable y contribuye con la liberación de tensión y estrés.

Los ejercicios en el agua relajan los músculos y mejoran la oxigenación del cerebro.

3. Respirar profundo por unos minutos

Este quizá sea el ejercicio más practicado, pues la meditación se basa en respirar profundo y concentrarse en ello. Sin embargo, no es tarea fácil, el nivel de concentración que amerita es muy complejo para alcanzarlo las primeras veces. Pero, mientras lo intentas solo inhala y exhala.

Siéntate o acuéstate, cierra los ojos y deja tu mente volar. Se trata de dejar fluir, no de bloquear lo que pensamos, por eso debes tener cuidado. Enfoca tu atención en la respiración y verás como la paz se adueña de tu ser.

Con constancia y mucha práctica podrás realizar este ejercicio todos los días hasta que se convierta en parte de ti.

Meditar al aire libre es muy recomendable para liberar el estrés

4. Visualización e imaginación

Al meditar, es normal que pasen miles de imágenes por tu mente, eso no está mal siempre y cuando cuides tu concentración y objetivo. Este ejercicio es muy bueno para dar cabida a la imaginación, se basa en visualizar los objetivos, sueños y planes que tienes.

La meditación te ayudará a valorar los aspectos positivos y negativos de lo que piensas, y así lograr una buena toma de decisiones.

Puedes acotarse o sentarse, cierra tus ojos, respira profundo y comienza  a visualizar. Aunque tu mente emprenda un viaje creativo, lo ideal es que no pierdas la atención en tu respiración. Este ejercicio es muy relajante y es perfecto para atraer buena energía en los planes futuros.

Uno de los mejores beneficios de la meditación es la estimulación de la imaginación y la creatividad

5. Mente en blanco para eliminar el estrés

Cierra los ojos e imagina que tu mente es un lienzo, despeja los pensamientos que vayan llegando y céntrate en tu respiración. Este ejercicio es especial para reflexionar y drenar el estrés.

Cuando llegues a un punto alto de concentración y conexión, deja que tu mente fluya y atrapa el primer pensamiento que aparezca. Una vez tengas proyectado ese pensamiento, deja que fluya tu imaginación como si estuvieses pintando en el lienzo.

  • Si se trata de una reflexión, sobre algo que te pasó, date el tiempo de descifrar el mensaje que tu yo interior te está dando.
  • Asimismo, si se trata de una idea o algún proyecto creativo, permite que tu mente llegue al punto máximo hasta concretar la idea que se te ha ocurrido.

Representar lo que has imaginado, idealizarlo y concretarlo es muy importante. Por eso es ideal que finalices el ejercicio dibujando este encuentro con tu mente, también es válido que pintes o escribas, siempre que expreses de alguna manera tu visualización.

Este ejercicio es perfecto para que fluyan las ideas laborales

6. Conteo para relajarte

Este ejercicio es muy particular e interesante, porque se trata de contar cierta cantidad en reversa hasta llegar a cero.  Sirve para relajar y liberar la tensión, pero a su vez entrena la concentración y la parte cognitiva de nuestra mente. Parece sencillo, pero requiere mucha atención para no quedarse dormido, ya que es un ejercicio muy práctico para estimular el sueño.

Para practicarlo, colocarte en una posición cómoda (acostado o sentado) y debes cerrar los ojos. Luego inicias el conteo, ejemplo: cien, noventa y nueve, noventa y ocho, así hasta llegar a cero.

Puedes realizarlo en voz baja o mentalmente, el ritmo debe ser lento. Esto te servirá  para concentrarte, relajarte y estimular tu mente hasta obviar las preocupaciones y reducir el estrés.

Este ejercicio es ideal para combatir problemas de insomnio

7. Automasaje

Una de las mejores técnicas de conexión interior es el automasaje, este ejercicio consta de monitorear y masajear varias áreas del cuerpo, para dar paso a las sensaciones que se perciben en cada una de ellas.

¡Hazlo siguiendo éstos pasos!

  1. Para iniciar, ponte en posición de loto. Mantén la espalda recta, piernas flexionadas con el pie izquierdo encima del muslo derecho y con el pie derecho encima del muslo izquierdo.
  2. Luego, cierra los ojos y despeja tu mente.
  3. Cuando estés listo, comienza un recorrido por tu cuerpo, piernas, brazos, cabeza… Conéctate con tus sensaciones, masajea las áreas que sientes cansadas y adoloridas. La idea es que drenes las energías negativas que están acumuladas en tu cuerpo.

Mantén la concentración en tu cuerpo, establece una conexión interior y deja fluir tus pensamientos sin perder en el enfoque mientras respiras lentamente.

Este ejercicio es ideal para finalizar un día largo en el trabajo, antes de dormir o cuando llegas de viaje. Te ayudará a sentir descanso y tranquilidad.

El masaje que te realices debe ser de la cabeza a los pies.

8. Conexión sentimental

Para esos momentos de vulnerabilidad e impotencia, lo más recomendable es meditar. Con esta actividad puedes expresar tus sentimientos y limpiar tu mente de lo que te atormenta, pero además pueden conectarte con tus sentimientos y tu corazón.

Este ejercicio se trata de conectarnos con las emociones. Inicias pensado en ti mismo, luego en un amigo o familiar que aprecies mucho y después en alguien con quien tengamos conflictos.

Es un buen ejercicio para perdonar y superar situaciones difíciles. Ayuda a drenar el odio, la rabia y el rencor, pues lo ideal es despedir estos sentimientos y darle paso a las buenas energías.

Acepta, discierne, expresa y drena lo que sientes. Si crees que llorar te puede ayudar ¡Hazlo! No temas liberar tus sentimientos, si los reprimes será difícil que halles paz, si los dejas fluir podrás superar todo lo que afecta tu estabilidad emocional y mental.

La meditación incrementa el bienestar mental y la estabilidad emocional

9. Observar una vela encendida

El fuego es un elemento muy simbólico en la meditación, significa luz, esperanza. Este ejercicio consta fijar la mirada y la atención en la llama de una vela, permitiendo que la sensación de calor y la luz te transmitan energía positiva.

Para practicar este ejercicio para meditar, sólo debes seguir éstos pasos:

  1. Siéntate y enciende una vela justo en frente de ti.
  2. Primero cierra los ojos, despeja tu mente y relaja tu cuerpo.
  3. Luego, abre tus ojos y focaliza la llama de la vela.
  4. Piensa en las energías negativas que deseas quemar, también esos pensamientos de los que quieres deshacerte. Imagina que el fuego las consume.
  5. Después, cierra tus ojos nuevamente y piensa en la energía positiva que el fuego te ha transmitido, mantén la convicción de que esa energía siempre estará presente a partir de ahora.

También es válido que hagas una lista de las cosas que deseas eliminar y que las quemes. Recuerda tener cuidado y precaución, el fuego es peligroso.

Este ejercicio debe ser en un espacio amplio para evitar accidentes

10. The Mindful Pause

El doctor Ryan Niemiec, propuso este ejercicio como técnica de meditación. Se basa en concentrar la respiración durante unos treinta segundos. Debes inhalar y exhalar profunda y lentamente. Este ejercicio requiere silencio y mucha atención.

Es recomendable platicarlo cuando atraviesas una situación decisiva o cuando enfrentas un problema. Tu atención estará dirigida hacia ese asunto, y mediante la respiración hallarás la firmeza necearía para solucionar lo que estás viviendo.

La respiración te ayuda a controlar los nervios, liberar el estrés y apaciguar los pensamientos para poder tomar decisiones.

Recuerda inhalar y exhalar lentamente

Tips para hacer tus ejercicios de meditación a diario

La meditación es un acto íntimo y sus ejercicios también lo son. Practicándolos diariamente obtendrás muchos beneficios emocionales, mentales y físicos. Para que logres una conexión verdadera y fructífera necesitas tener en cuenta algunas recomendaciones

¡Toma nota de estos tips!

  • Ropa adecuada: Para realizar tus ejercicios de meditación debes estar cómodo y lo ideal es que uses ropa adecuada. Si tu ejercicio es en el agua, usa un traje de baño; si vas a caminar usa ropa deportiva; en caso de que te quedes en tu casa, recurre a una vestimenta holgada. La ropa que utilices te debe dar sensación de confort, eso te ayudará a realizar tu ejercicio de meditación con mayor facilidad.
  • Silencio: Cuando vayas a practicar éstos ejercicios de meditación, procura que el silencio sea tu aliado. Donde hay ruido, hay interrupción y para comenzar a practicarlos necesitas estar muy concentrado.
  • Meditación guiada: Ayúdate con textos, imágenes, vídeos y audios de meditación guiada. Estos recursos son importantes a la hora de hacer tus ejercicios para meditar, ya que te ayudan a concentrarte con mayor facilidad. Además, los maestros a cargo de la meditación guiada ofrecen tips muy útiles para el control de la respiración.
  • Sin interrupciones: El tiempo que dediques a tus ejercicios para meditar debe ser íntimo, nada lo debe interrumpir. Es una conexión especial contigo mismo, así que olvida tu teléfono y los agentes externos que puedan interferir.

Todos atravesamos momentos de tensión, estrés y preocupación, pero es allí donde debemos fortalecer nuestro espíritu y nuestra mente para no rendirnos. Los ejercicios para meditar son perfectos para hallar la paz y la tranquilidad necesaria, drenar las malas energías y conseguir equilibrio en nuestra vida.

Con estas prácticas es más sencillo sobrellevar las situaciones adversas, por eso es recomendable que diariamente hagamos al menos un ejercicio para meditar ¿Te animas a intentarlo?

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS