Vida Positiva Vida sana

¿Qué puede pasar si dejas de vacunarte? Consecuencias de la NO vacunación

consecuencias de no vacunarse contraer enfermedades
Dejar de vacunarte sería volver a retroceder y estropear los avances que la ciencia y la medica han logrado con tanta dedicación.

¿Qué puede pasar si dejaras de vacunarte? ¿Cuáles serían las consecuencias de la NO vacunación? Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) advierten que las enfermedades se propagan con facilidad entre las personas que no están inmunizadas con las vacunas que protegen contra graves enfermedades.

 Si suspendiéramos las inmunizaciones, las enfermedades infecciosas pueden llegar a un país en cualquier momento, según los CDC

Al no vacunarte no solo atentas contra tu vida, también pones el riesgo la salud de muchas personas a tu alrededor, ya que la mayoría de estas infecciones pueden causar complicaciones e incluso la muerte.

El rechazo por parte de algunas personas hacia las vacunas siempre ha existido. Están quienes alegan que las vacunas son peligrosas y abogan por la no vacunación, lo que ellos ignoran es que puede traer graves consecuencias, como la reaparición de enfermedades antiguas (tos ferina, difteria, polio, etc).

Debido a todas las hipótesis entorno a la vacunación, organismos como El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef),  la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Española de Pediatría (AEP) se han dado la la tarea de desmentir muchos mitos acerca de las vacunas y lo peligroso que puede ser al incitar a la no vacunación.

consecuencias de la no vacunacion
A pesar de las dudas y las hipótesis que se creen acerca de la vacunación, debes sentirte confiada de que es una práctica totalmente segura.

¿Qué puede pasar si dejas de vacunarte?

No vacunarte o suspender la vacunación, tanto la tuya como la de tus hijos, según Departamento de Salud del Estado de Washington (DOH) , aumenta la posibilidad de que puedas enfermar y contagiar a otras personas con el sistema inmune débil, quienes por otras razones no han podido vacunarse. También se corre el riesgo de causar brotes epidémicos.

Si no fuera por la acción de las vacunas, las enfermedades no desaparecerían y si se llegará a interrumpir la vacunación, podría reaparecer en forma de brotes o epidemias. Estas infecciones, transmitidas por virus y bacterias, pueden prevenirse mediante la vacunación y aquellas personas que no están protegidas por las vacunas son más vulnerables.

El mecanismo de control de muchas enfermedades comunes en el pasado sin duda alguna son las vacunas

Gracias a la vacunación masiva, por medio de campañas colectivas, se logró un control en los altos índices de enfermedades como la polio, el sarampión, la rubeola o tosferina, razón por la cual, el número de casos descendió.

De no ser por el refuerzo de la inmunización a través de las vacunas, estas graves enfermedades aun afectarían a gran parte de la población, en especial a aquellas personas que no han podido vacunarse. Por ello, es importante que si tienes la posibilidad no dudes en colocarte las vacunas.

consecuencias de no vacunarse riesgos epidemicos
Los resultados de la no vacunación pueden ser realmente lamentables ¡No dejes de vacunarte!

Consecuencias de no vacunarse

Tener bajas tasas de vacunación primaria en niños y, luego, la falta de dosis de refuerzo para los adultos, pueden desatar graves consecuencias como la propagación de epidemias que han podido ser controladas con el éxito de las vacunas.

Estas enfermedades endémicas “tienen un gran impacto económico y traen como consecuencia consultas médicas, hospitalizaciones y muertes prematuras”, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) .

Tal es el caso de una epidemia de difteria que enfrentó la antigua Unión Soviética en 1990, la cual se propagó rápidamente a causa de los bajos índices de vacunación. El aumento de los casos aumentó de 839 pacientes a casi 50.000  y 1.700 víctimas fatales.

Muchas personas se dejan intimidar por un supuesto riesgo relacionado con la vacunación, pero en realidad es mucho más probable que la salud de una persona sea afectada gravemente por una enfermedad que por cualquier vacuna aplicada.

Sin las vacunas habría más posibilidades de que se produjeran más infecciones, muertes a causa de estas y brotes epidémicos

El hecho de no vacunarte o no participar en jornadas obligatorias de vacunación, representa una seria irresponsabilidad con tu persona y el entorno que te rodea, ya que la vacunación es el método más eficaz para prevenir enfermedades.

consecuencias de no vacunarse la no vacunacion
En el pasado muchos países han sufrido los estragos que conlleva la falta de inmunización en la población ¡No tienes idea de lo grave que esto es!

No vacunarse permite que 10 enfermedades casi erradicadas se reproduzcan nuevamente

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) advierten que los virus y bacterias que causan graves enfermedades e incluso la muerte, todavía existen. A pesar de que puedan prevenirse mediante las vacunas, son transmitidos a aquellas personas que no estén protegidas con la vacunación.

De suspenderse las vacunaciones contra graves infecciones,  la inmunidad descendería y la enfermedad volvería a ganar terreno, según los CDC

En un escenario hipotético, de llegar a suspender o eliminar la vacunación, entre una de las consecuencias más graves es que reaparezcan enfermedades como:

1. Poliomielitis

Antes de que la vacuna contra el virus de la polio existiera, los CDC estiman que solo en Estados Unidos se reportaban cada año, entre 13.000 y 20.000 casos de polio paralizante. Luego de incluir esta vacuna en los programas de inmunización, se ha erradicado considerablemente la enfermedad.

Los resultados de los esfuerzos por inmunizar a la población ante la poliomielitis dejó para 1999 apenas 5 mil casos de polio en todo el mundo

2. Sarampión

En las poblaciones que no se ha inmunizado contra el sarampión, este se propaga rápidamente, ya que es una de las enfermedades más infecciosas que se conoce. Si no existieran campañas de vacunación, podrían ocurrir cerca de 2,7 millones de muertes por sarampión en el mundo entero, según los CDC .

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer que en 1998 ocurrieron casi 900 mil muertes por sarampión en países en vías de desarrollo. Al suspenderse la vacunación y los programas de inmunización, los casos de sarampión aumentarían hasta llegar a los niveles observados en el pasado.

consecuencias de no vacunarse infectar a los demas
Estas enfermedades son infecciosas y contagiosas, lo cual al contraerlas solo una persona, se corre el riesgo de una propagación masiva entre quienes no estén vacunados.

3. Haemophilus Influenzae Meningitis Tipo b (Hib)

Luego de que se introdujera la vacuna conjugada contra la Hib en 1987, los casos por esta enfermedad disminuyeron en un 98%. Para la década de los 90, en Estados Unidos apenas se reportaban por año, menos de 10 casos mortales de Hib invasiva.

4. Tos ferina o Pertussis

Anteriormente cuando no se disponía de la inmunización contra la tos ferina, casi todos los niños contraían la enfermedad. Según estimaciones de los CDC, solo en Estados Unidos se reportaban cada año entre 150 mil y 260 mil casos de tos ferina y hasta 9 mil muertes.

5. Rubéola o sarampión alemán

Los casos por síndrome de la rubéola congénita (SRC) se redujeron drásticamente con el uso de la vacuna contra esta enfermedad.

Antes de la inmunización contra la rubéola se registró en Estados Unidos, entre 1964 y 1965, una epidemia a raíz de esta enfermedad que afectó a 20 mil bebés, causó la muerte de 2.100 neonatos y ocasionó 11.250 abortos.

consecuencias de la no vacunacion enfermedades
La mejor manera para prevenir alguna infección grave es la vacunación.

6. Varicela

La varicela es altamente contagiosa y anteriormente era la causante de alrededor de 4 millones de casos, 11.000 hospitalizaciones y 100 muertes cada año solo en Estados Unidos. Casi todos sus habitantes habían sufrido esta enfermedad.

Entre 1995 y 1999 se administraron un total de 18.5 millones de dosis de vacunas contra la varicela en Estados Unidos y ya para 1998 la cobertura de vacunación en bebés y niños era del 43%.

Antes se registraban anualmente 300 mil casos de herpes zóster generados cuando el virus de la varicela vuelve a activarse en personas que ya sufrieron la enfermedad

7. Hepatitis B

En la actualidad existen más de 1 millón de personas con el virus de hepatitis B contraído en su infancia debido a que no se contaba con la inmunización y “cada año mueren entre 4.000 y 5.000 de estas personas por causa de enfermedades hepáticas relacionadas con la hepatitis B”, según los CDC.

Aproximadamente 25% de los niños que quedan infectados de por vida con el virus mueren de enfermedades hepáticas en la edad adulta

Esta organización sanitaria también indica que más de 2 billones de personas han contraído el virus en algún momento de sus vidas. Por esta razón, se hace imprescindible la inmunización contra esta enfermedad desde temprana edad, para evitar estos riesgos a largo plazo que traen secuelas del pasado.

8. Difteria

La primera vacuna que se elaboró contra la difteria fue en 1923, debido a que esta enfermedad era una de las principales causas de muerte en los niños. Años antes de la inclusión de la vacuna en Estados Unidos, se habían reportado 206 mil casos y 15 mil muertes, pero luego de la inmunización, para 1998 solo se reportó un caso.

La tasa de mortalidad de la difteria en los niños está entre un 5% y 10% y para los adultos hasta un 20%

consecuencias de no vacunarse reaparicion de infecciones
La comparación entre las cifras antes y después de la vacunación son realmente considerables y resultan todo un éxito ¡Punto a favor de las vacunas!

9. Tétanos

A diferencia de otras graves enfermedades, el tétanos es infeccioso, más no es contagioso. No obstante, debido a que la bacteria del tétanos se encuentra en el ambiente, la enfermedad sólo puede prevenirse mediante la inmunización.

El tétanos afecta principalmente a los adultos y en el 30% de los casos el paciente muere

La vacuna contra el tétanos fue introducida a finales de 1940 y luego de ese importante logro, esta enfermedad estaba totalmente bajo control por las autoridades sanitarias de Estados Unidos. De 1314 casos para la década de los años 20, descendieron hasta 45 en 1998.

10. Parotiditis o paperas

Para 1964, en Estados Unidos se registraron un total de 212 mil casos de parotiditis, pero luego de que la vacuna entró en circulación en 1967, los casos disminuyeron rápidamente.

En 1998 apenas de registraron 606 personas infectadas, gracias a que los niños comenzaron a recibir una segunda dosis de la vacuna SPR (sarampión, la parotiditis y la rubéola).

3 Mitos desmentidos acerca de las vacunas y su motivación a la no vacunación

La AEP señala que las mejoras en las condiciones higiénicas y sanitarias de un país sí pueden ayudar a disminuir la aparición de cierta enfermedades y a que las personas enfermas puedan recuperar la salud con mayor rapidez y presenten menores secuelas, más no podría desaparecerlas.

A pesar de que se tenga una buena higiene, el saneamiento y el acceso al agua salubre, las infecciones seguirán propagándose por todo el mundo. Contrario a lo que algunas personas piensan con respecto a la salubridad. Así como este, hay otros mitos sobre las vacunas desmentidos por la Unicef,  la OMS y la AEP.

«La vacunación es vital para los niños en cualquier lugar del mundo. No solo son necesarias en países lejanos y pobres», según la Unicef 

Conozcamos otros mitos que pueden llevar a la no vacunación:

consecuencias que deja la no vacunacion
Las dosis administradas son antes probadas y certificadas para su uso.

Causan efectos indeseables, enfermedades e incluso la muerte (Falso)

Las vacunas actualmente son muy seguras y los efectos secundarios son leves, comparados con los beneficios que producen y los riesgos que previenen. Padecer una grave enfermedad que se puede prevenir con una vacuna jamás se compararía a sus reacciones adversas.

Provocan autismo, infertilidad o esterilidad (Mito)

Uno de los movimientos anti-vacunas se despertó desde que en 1998 el Dr. Wakefield publicara un artículo en la revista The Lancet, que se trataba de una supuesta relación entre la vacuna triple vírica con el autismo, pero este artículo fue clasificado como fraudulento debido a las incongruencias y poca rigurosidad científica.

No existen pruebas comprobadas que relacionen la vacuna SPR (sarampión, parotiditis y rubéola) con el autismo, tampoco un estudio médico que demuestre que la inmunización sea la causa de infertilidad o esterilidad. Además, múltiples análisis científicos han desmentido estas afirmaciones.

Son tóxicas y no se pueden recibir varias vacunas a la vez (Falso)

Si las vacunas tuvieran dosis dañinas de sustancias químicas o tóxicas, las organizaciones de salud pública no permitirían su uso. A su vez, pueden ser aplicadas varias vacunas al mismo tiempo, ya que esto no tiene efectos negativos en el sistema inmunitario del niño ni representa una sobrecarga.

Las vacunas pueden salvar la vida de dos y hasta tres millones de personas anualmente, según la OMS y no vacunarse sería un acto irresponsable ante la seguridad de la salud pública, debido a que podría generarse un brote epidémico que tendría resultados fatales.

Crear barreras inmunológicas es indispensable para el bienestar de tus hijos, tu familia, vecinos, país y del mundo entero ¡Dile sí a la vacunación y protege a los tuyos!

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS