Embarazo Mujeres Vida sana

Tobillo inflamado: Causas y remedios para reducir la hinchazón

La presencia de un tobillo inflamado puede afectar ambas piernas y además incluir las pantorrillas o muslos en algunos casos.



Se trata de una de las partes más frágiles y delicadas de nuestro cuerpo, pero a la vez una de las más fuertes. Si bien están compuesto por una serie de ligamentos, huesos y músculos para poder sostener el peso de nuestro cuerpo con mucha fuerza y estabilidad, los tobillos tienden a ser muy vulnerables a lesiones y problemas. Uno de las más frecuentes es la inflamación, que puede deberse a la retención de líquidos o a lesiones, torceduras y calambres que muchas veces pueden ocurren cuando pisamos superficies irregulares y usamos un calzado inadecuado.

Padecer un tobillo inflamado puede afectar directamente la movilidad de nuestros pies y aunque se trata de una dolencia transitoria, la inflamación o hinchazón del tobillo puede revelar, en el peor de los casos, un problema de salud más serio como la insuficiencia cardíaca o la insuficiencia renal. Cuando los tobillos se inflaman, normalmente se habla de edema, padecimiento que puede ser causado por distintos factores. Conocer sus posibles causas nos ayudará a reconocer sus síntomas y recurrir a los mejores remedios, cuando notemos que tenemos el tobillo inflamado.

Causas frecuentes de un tobillo inflamado

Antes de tratar o aliviar algún problema relacionado con un tobillo inflamado, es importante que reconozcamos con exactitud cuales son sus posibles causas. Muchas veces, la presencia de inflamación e hinchazón en un tobillo, es el resultado de una lesión en esta área, la cual puede ser dolorosa e inconveniente para nuestras actividades diarias. De hecho si sientes dolor interno o externo en uno de tus dos tobillos lo más probable es que sea una clara señal de que has sufrido lesión, provocada por algún golpe o esguince menor.

Sin embargo, la inflamación en los tobillos no siempre provocan dolor y en alguno de los casos puede estar relacionada a otros factores como permanecer de pie por mucho tiempo, caminar durante varias horas o estar mucho tiempo sentadas cuando realizamos largos viajes en avión o en automóvil. El consumo excesivo de sal, responsable de la retención de líquidos en nuestro cuerpo, también resulta una de las causas más comunes que presenta un tobillo inflamado cuando no existe dolor.

Generalmente, la mayoría de la afecciones relacionadas con el tobillo inflamado, se deben a un exceso de líquidos que se acumula en las extremidades inferiores, por ello se cree que la dolencia del tobillo inflamado suele ser un síntoma de otras patologías, como la obesidad, la insuficiencia cardíaca, la insuficiencia renal o la insuficiencia hepática.

Si ese es tu caso, la mayoría de las veces sólo basta seguir un plan específico para controlar el padecimiento, así como cambiar varios aspectos en el estilo de vida para poder influir directamente sobre la aparición del edema en las extremidades inferiores.

tobillos-hinchados
El embarazo también puede provocar retención de agua en las piernas y tobillos y provocar así la molesta inflamación.

La inflamación o hinchazón en tobillos, pies y piernas resultan particularmente comunes en las siguientes situaciones:

  • Sobrepeso.
  • Obesidad.
  • Mala circulación. (Venas en las piernas que no pueden circular la sangre apropiadamente de nuevo al corazón).
  • Consumo excesivo de sal.
  • Edad avanzada, es decir tiende a ser común en los adultos mayores.
  • Coágulo de sangre en una de las piernas.
  • Alguna infección en las piernas.
  • El embarazo.

Síntomas de un tobillo inflamado: ¿Edema o traumatismo?

Cuando se trata de un edema, la inflamación en los tobillos se manifiestan casi siempre al final del día, ya sea en un sólo tobillo o en ambos. Y suele reconocerse a través de una prueba llamada prueba del Signo de Godet, que consiste en presionar uno de los dedos en el tobillo afectado para luego verificar si éste ha dejado una huella sobre la piel. De ser así, es muy probable que se trate de un edema sin dolor.

Por el contrario, se trata de un traumatismo, cuando la inflamación es acompañada de dolor constante y el tobillo afectado tiende a estar enrojecido y caliente.

lesiones en tobillo
Si has sufrido una lesión en el tobillo, es importante que tu doctor te revise tan pronto como sea posible.

¿Cómo evitar la sensación de los tobillos inflamados?

Uno de los primero hábitos que debemos adoptar es reducir las cantidades de sal en nuestra dieta, puesto que el sodio favorece a la retención de líquidos tanto nuestros tobillos como en otras partes del cuerpo. Al seguir una dieta baja en sal, no sólo conseguirás beneficiar la salud de tus tobillos y pies, sino que también contribuirás a prevenir la aparición de la celulitis y los problemas de tensión arterial.



También resulta de mucha importancia controlar el peso, por ello el ejercicio es un de los hábitos más recomendados en estos casos, y es que por más que estés embarazada, trabajes todo el día o ya seas un adulto mayor, podrás realizar cualquier actividad física que esté acorde a tus capacidades. Con tan sólo salir a caminar tres veces por semana conseguirás mejorar tu circulación en poco días, así que no lo dudes más y sal a caminar.

Otra gran recomendación que puedes hacer para prevenir un tobillo inflamado, es el hecho de evitar permanecer muchas horas en la misma posición ya sea parada o sentada, pero si debido a tu trabajo no tienes otra opción, trata entonces de cambiar la postura de tus piernas o levantarte cada media hora para tomar un poco de agua o ir hasta la ventana y tomar un poco de aire.

Una forma interesante de evitar un tobillo inflamado es no utilizar o llevar el menor tiempo posible pantalones y medias que ajusten demasiado el área del tobillo, así como a las pantorrillas y los muslos. Por el contrario trata de usar zapatos cómodos y prendas de ropa más ligera.

ejercicios para tobillos
Fortalece tus tobillos y activa tu circulación moviendo tus piernas y tobillos regularmente.

Remedios caseros para aliviar un tobillo inflamado

Los remedios casero suelen muy efectivos al momento de aliviar las molestias que vienen con un tobillo inflamado. Ya sea que la hinchazón se haya producido por una lesión y cause mucho dolor o sea un edema producto de una mala circulación o retención de líquidos, los remedios caseros y naturales resultan la mejor opción para aliviar sus síntomas y reducir la hinchazón. A continuación te indicaremos los tratamientos más efectivos a los que puedes recurrir en caso de padecer un tobillo inflamado.

  • Baños de agua caliente

Los baños de agua caliente pueden ayudar mucho a reducir la inflamación de los tobillos, especialmente si le añades al agua un impulso natural con unas gota de aceite esencial de toronja. Para ello puedes llenar un tobito con agua tibia y agradable e introducir tus tobillos y pies hasta que el agua se enfríe. ¡Notarás un alivio instantáneo!



  • Baño y remojo en agua salada

Para revertir la inflamación de los tobillos, no hay nada mejor que realizar cortos baños o remojos con sales de sales de Epsom, ya que sus propiedades son de gran ayuda en estos casos. Al igual que los baños de agua caliente, puedes utilizar una cubeta o tina para sumergir tus tobillos y pies envés de la ducha, pues si sólo estás padeciendo la hinchazón en pies y tobillos no es necesario realizarlo en el resto del cuerpo.

pies-hinchados-en-agua
Los baño de agua caliente alivian la sensación de hinchazón y reducen la inflamación.

 

  • Eleva las piernas y tobillos inflamados

Puesto que la gravedad contribuye a que los edemas sean más notorios en nuestra parte inferior, debemos tratar de elevar las piernas cada vez que podamos. Así que cuando te relajes por las tardes y te encuentres recostada en el sofá, levantas tus pies y tobillos sobre algún reposa pies con las piernas bien rectas y elevadas. Otra opción es colocar algunos cojines o almohadas debajo de tus tobillos mientras te recuestas en tu cama, lo ideal es que tus pies queden elevados por encima de tu corazón.

Si trabajas en una oficina durante muchas horas, tratar de encontrar una manera cómoda de apoyar tus tobillos y pies debajo de tu escritorio. Recuerda que con tan sólo elevar un poco las piernas puedes hacer una gran diferencia con la inflamación mientras el día transcurre.

piernas y tobillos elevados
¡Eleva las piernas y mejora tu circulación al instante!
  • Aplica hielo o compresas fría

Usa alguna bolsa de hielo y envuélvela en un paño para que evites el contacto directo con la piel. Colócala sobre la zona inflamada durante algunos minutos hasta que se caliente por completo. Repite está acción cada vez que la bolsa se congele y esté lista para usarla de nuevo. Ten en cuenta que el hielo es muy bueno tanto para aliviar el dolor como para reducir la hinchazón.



  • Usa medias de soporte

Las medias de soporte también conocidas como prendas de compresión son ideales para prevenir la inflamación, especialmente cuando necesitas permanecer en pie durante mucho tiempo. Las hay de distintos estilos y tamaños, las puedes encontrar hasta la rodilla o el muslo o bien como medias de compresión completas. Normalmente este tipo de medias son muy beneficiosas para este tipo de padecimientos, sin embargo después de algunas horas de usarlas puede que sientas algunos calambres.

Para evitar esto existen medias de soporte que no cubren los pies sino que sólo presionan los tobillos, así que si llegas a presentar este problema, esta opción es ideal para ti.

  • Disfruta de los beneficios de un buen masaje

Si los baños no son lo tuyo, también puedes aporta por los masajes. Los masajes con movimientos circulares en zonas claves son maravillosos para aliviar la sensación de los tobillos inflamados. Tan sólo basta con mezclar unas gotas de aceite de toronja con un aceite portador como el aceite de oliva o de almendras y proceder a darte un suave masaje en piernas y pies. Mientras realizas movimientos suaves y circulares frotas los pies, los tobillos y las pantorrillas, y enfoca toda la presión hacia arriba en lugar de hacerlo hacia abajo.

Si por alguna razón necesitas ayuda extra para realizar los masajes, puedes acudir a un especialista en el tema puesto que ellos sabrán con mayor exactitud que movimientos hacer para aliviar la inflamación. En el caso de que te encuentres embarazada, busca un terapeuta que esté especializado en masaje prenatal, ya que sabrá como hacerte sentir más cómoda.

masajes en tobillos
Masajea la zona al final del día y notarás un alivio inmediato.
  • Bebe abundante agua

Puesto que el consumo excesivo de sal contribuye a la hinchazón de los tobillos, es importante que aumentemos la ingesta de líquidos. Así que procura beber de 8-10 vasos de agua al día para que limpies tu sistema y puedas ayudar a diluir la sal acumulada.  Para mejores resultados, prueba hacer agua de pepino y limón. Sólo tienes que añadir un par de rodajas de pepino y limón en una vaso lleno de agua y disfrutar. Ambos alimentos, contienen propiedades anti- inflamatorias, que le aportará a tus vasos con agua un toque extra para combatir la hinchazón.

  • En caso de que tengas alguna lesión 

Cuando la causa del tobillo inflamado es una lesión producto de un esguince o torcedura, es muy probable que la inflamación venga acompañada de fuerte dolor. Para aliviarlo lo más pronto posible, te recomendamos combinar el uso de envolturas o compresas con vinagre frío y caliente sobre el tobillo afectado, pues al provocar una diferencia de temperatura se relajará los músculos y mejorará la circulación.

Para ello, calienta en una cacerola, vinagre con agua durante unos cinco minutos. Remoja una toalla sobre el agua con vinagre y envuélvela en el tobillo, dejándolo reposar pos algunos minutos. Repite el mismo procedimiento pero con una toalla sumergida en vinagre frío. Lo ideal es que lo hagas hasta tres veces con cada temperatura.

tobillos hinchados
Una excelente manera de calmar el dolor e hinchazón en los tobillos es colocando hielo.

Otros factores a considerar para desinflamar los tobillos

  1. Ingiere un suplemento de magnesio. La deficiencia de magnesio en el cuerpo puede contribuir a la presencia del edema. Tomando un suplemento puedes combatir su aparición.
  2. Practicar una rutina de ejercicio puede ayudar a mejorar la circulación.
  3. Prueba hacer un poco de yoga ya que se trata de una buena manera de activar el sistema circulatorio.
  4. Ejercita las piernas regularmente ya que esto ayuda mucho al retorno de líquidos desde las piernas hasta el corazón.
  5. Bajar de peso si así lo necesitas
  6. Cambiar algunos hábitos alimenticios que incluyen el consumo de sal, por uno que sea realmente saludable.
  7. Al viajar, recuerda tomar descansos con frecuencia y colocarte de pie para estirar las piernas y estimular la circulación.

Para poder impedir la retención de agua y a su vez la inflamación de los tobillos, debes evitar el consumo de comidas demasiado saladas así como practicar alguna actividad física de forma regular de preferencia, como nadar, montar bicicleta o simplemente salir a caminar al parque durante media hora.

Recuerda que antes de querer tratar los síntomas, es importante que identifiques bien la o las causas por la que sufres este problema, en el caso de que no logres hacerlo por ti misma, te recomendamos acudir al médico ya que sólo él sabrá que puedes hacer y cuál es el tratamiento más indicado para ti. Sin embargo, procura seguir todos estos remedios ya que pueden ayudarte a darle un poco de alivio al tobillo, mientras resuelves la causa exacta de tu edema.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *