Belleza Mujeres

Limpieza Facial Profunda en Casa: Guía paso a paso para eliminar puntos negros, manchas y espinillas

limpieza facial
Para ganarle la batalla a los puntos negros y granitos, nada más efectivo que una limpieza facial profunda.

Para una piel bonita y libre de impurezas la limpieza facial es indispensable. No sólo se trata de un paso más en nuestra rutina de belleza, sino de un aspecto importante de nuestra higiene que ayuda a la salud de nuestra piel. ¿Cómo hacer una limpieza facial en casa?

La limpieza facial es indispensable para la salud de la piel además que devuelve a nuestro rostro la luminosidad y vitalidad que lo caracteriza

Hay muchos factores externos que pueden afectar la apariencia de nuestra piel como la contaminación, el sol, el viento, pero también existen factores internos como las hormonas, el estrés, el maquillaje y la propia grasa impiden que la piel respire correctamente, haciendo que pierda su vitalidad.

Inevitablemente, la piel de nuestro rostro irá perdiendo luminosidad y frescura.

Con una buena limpieza facial diaria evitaremos que problemas como el acné, las espinillas, las manchas y otras lesiones dañen la apariencia saludable de nuestra piel. Al incluir la limpieza facial en nuestra rutina de belleza, eliminaremos todas las células muertas que se van acumulando y le devolveremos a la piel esa luminosidad y vitalidad que la caracteriza.

Te explicamos porque es importante la limpieza facial en la salud de la piel, los beneficios que aporta y los pasos que debes seguir para hacer una limpieza facial profunda en casa.

¿Qué es una la limpieza facial?

La limpieza facial es un rutina de belleza que ayuda a mantener la higiene de la piel del rostro. Es un tratamiento que realizamos todos los días con productos para la piel, tales como: el gel limpiador, el desmaquillante, el tónico y la crema humectante.

La limpieza facial no requiere de un proceso especial, es muy fácil de hacer por lo que puede hacerse en casa. Pero si buscamos una limpieza profunda esta sigue pasos muy específicos:

Pasos para una rutina de limpieza facial:

  1. Es necesario determinar el tipo de piel para saber qué tipo de propiedades y productos han de usarse.
  2. Luego, se procede a desmaquillar y a remover los puntos negros y granitos que pudieran haber, sobre todo en las zonas de mayor producción de grasa: la zona “T”.
  3. En seguida, se aplican lociones o productos que ayuden a cerrar los poros y regular el PH de la piel.
  4. Después de este paso, se nutre la piel con una mascarilla que ayude a desinflamar la piel según el tipo de piel.
  5. Por último, se aplica una crema hidratante ligera.

¿Para qué sirve la limpieza facial y por qué es importante?

Como en cualquier parte de nuestro cuerpo, la piel del rostro tiende a ensuciarse fácilmente debido al contacto con agentes contaminantes.

Sumado a esto, la secreción del sebo que generan las glándulas sebáceas, se acumulan y tapan los poros de la piel, formando puntos negros, granitos, espinillas y otras lesiones que dañan el aspecto de la piel.

La limpieza facial sirve para el cuidado, la salud y la higiene de la piel ya que limpia de suciedad y celulas muertas

Pero, ¿por qué es importante la limpieza facial?

Al procurar la exfoliación de la capa superficial de la piel, la limpieza facial elimina las impurezas y células muertas que se acumulan en el rostro, estimula la creación de nuevas células y permite que la piel respire, dejándola suave, protegida, fina y luminosa.

¿Para que sirve la limpieza facial?

La limpieza facial diaria es tan importante como la hidratación y la humectación de la piel, pues aporta los siguientes beneficios:

  • Elimina impurezas y células muertas
  • Regula la producción de grasa en la piel
  • Evita la obstrucción de los poros
  • Previene infecciones por bacterias
  • Ayuda a remover puntos negros y a reducir el acné
  • Retarda el envejecimiento y la aparición de arrugas
  • Estimula la absorción de productos para la piel como cremas y mascarillas
  • Permite la oxigenación de la piel
  • Ayuda a obtener una piel más suave y tersa
  • Una piel limpia luce mejor el maquillaje
limpieza facial importancia
La limpieza facial es indispensable para conseguir una piel más bonita, joven y suave.

¿Cuál es la diferencia entre una limpieza facial diaria y una limpieza facial profunda?

Incluir la limpieza facial en nuestra rutina de belleza es clave para deshacernos de las impurezas que se acumulan en nuestra piel días tras día. Pero aun así, es necesario realizar cada cierto tiempo, una limpieza de cutis profunda que restaure por completo el nivel de limpieza de las capas más profundas de la piel, para poder mantener un rostro libre de impurezas y una producción de grasa equilibrada.

La limpieza facial diaria es aquella que podemos hacer en casa todos los días, previo a la hidratación, para mantener una piel fresca después de un largo día de trabajo.

Aunque con seguir una rutina de cuidado de la piel constante, realizando al menos una o dos limpiezas faciales al día bastan para tener una piel cuidada, hay ciertos tipos de pieles que requieren de una ayuda extra para regenerarla y protegerla de las agresiones externas.

La frecuencia de la limpieza facial profunda dependerá del tipo de piel

Si bien lo ideal es complementar el cuidado diario con un tratamiento profesional cada uno o dos meses, la frecuencia de la limpieza facial profunda dependerá de cada tipo de piel.

Por ejemplo, las pieles grasas o mixtas requieren más que una habitual limpieza facial, pues necesitan de una atención más rigurosa para poder eliminar los puntos negros, la acumulación de grasa y los granitos que suelen afectar tanto este tipo de piel.

Hay otros tipos de piel que no necesitan de limpiezas profesionales tan seguido pues debido a sus características, estás no suelen ser tan afectadas. Por otro lado, hay que destacar que no importa las características o el tipo de piel que se tenga todas los rostros agradecen los beneficios que le aportan la limpieza facial diaria de día y de noche.

Incluir la limpieza facial en nuestra rutina de belleza es clave para deshacernos de las impurezas y suciedad del rostro

El tipo de piel es importante

Ya sea en casa o en un spa profesional, a la hora de realizar una limpieza facial es importante tener en cuenta el tipo de piel para no aplicar productos o ingredientes que puedan provocar resultados opuestos a los deseados o contraproducentes.

En el caso de acudir a un spa, los especialistas evaluarán tu tipo de piel antes de aplicar la limpieza.

Es importante conocer el tipo de piel para evitar aplicar productos que puedan provocar resultados opuestos

Pero si lo que deseas es hacer la limpieza facial en casa es importante que identifiques cuál es tu tipo de piel.

¿Que piel tengo?

  • Piel seca: Aunque es una piel sana que apenas tiene impurezas, sus características hacen que esta sea tirante, sensible y forme escamas y arrugas. Por lo general, luce opaca y deshidratada, ya que sus poros son poco perceptibles.
  • Piel mixta: Este tipo de piel es una combinación entre las características de la piel seca y la piel grasa. En cuanto al rostro, suele ser grasa en la zona “T”, pero en área de los pómulos es más áspera y tirante.
  • Piel grasa: La piel grasa se caracteriza por tener poros más grandes y abiertos, por lo que tiende a presentar una buena hidratación. En ocasiones, la piel grasa puede tener una superficie muy húmeda y gruesa.
limpieza facial piel
Identificar el tipo de piel es indispensable para aplicar los productos adecuados a las características propias de cada piel.

¿Cómo hacer una limpieza facial profunda en casa? ¡Paso a paso!

Aunque puedes acudir a un spa o estética para realizar una limpieza facial profunda este tipo de tratamientos pueden resultar muy costoso, por lo que puedes intentar convertir la limpieza facial en una rutina diaria, y realizar cada mes un tratamiento de limpieza facial profunda para mejorar la salud y el aspecto de tu piel.

Hacer la limpieza facial profunda en casa es una solución más económica, muy práctica y con resultados increibles

Hacerse una limpieza facial en casa es más sencillo, economico y cómodo de lo que crees, pues en menos de 15 minutos podrás tener una piel limpia, suave y libre de impurezas.

Te proponemos una guía especial de limpieza facial completa para hacer en casa

¡Veámos paso a paso como hacer una limpieza facial casera!

Paso 1: Desmaquíllate

El primer paso para comenzar la limpieza facial completa es desmaquillarse.

¿Que usar para desmaquillarte?

Para ello, puedes elegir el producto desmaquíllate que usas normalmente todos los días. Puedes escoger entre las toallitas, aceites, leche desmaquillante o agua micelar y aplicarla sobre moticas de algodón para esparcirlo en todo el rostro con movimientos circulares, y retirar el maquillaje de forma sueva y efectiva.

En el caso de los ojos, te recomendamos usar dos motas de algodón con producto desmaquillante si es necesario, ya que cosméticos como el delineador y la máscara de pestañas suelen ser un poco más difíciles de retirar.

limpieza facial desmaquillante
El primer paso de cualquier limpieza facial es retirar todo el maquillaje del rostro.

Paso 2: Limpieza

Una vez haz retirado todo el maquillaje es importante que retires el producto que usaste, sobre todo si tu desmaquillante tiene una consistencia muy oleosa.

¿Cómo hacerlo?

Sólo basta con que laves ti rostro con abundante agua fresca y un poco de jabón facial neutro o uno específico para tu tipo de piel.

Aqui puedes conseguir uno

Paso 3: Baño de vapor

Luego de retirar las impurezas y el maquillaje, debemos abrir los poros de la piel para preparar la piel y ablandar los puntos negros y microquistes a través de un baño de vapor.

Este paso en la rutina de limpieza facial marca una diferencia importante a la hora de tratar la piel, ya que si intentas extraer los puntos negros y espinillas sin abrir los poros previamente, te costará mucho y será más agresivo y doloroso.

Al abrir los poros, los baños de vapor te ayudan a preparar la piel para que absorba las propiedades de los productos humectantes, y así se puedan eliminar fácilmente las impurezas.

Para hacer el baño de vapor, sigue estas recomendaciones:

  • Pon un poco de agua a calentar en una cazuela y añade unas gotas de aceite de tomillo, esencia de lavanda o alguna otra hierba como manzanilla o té verde. Espera que llegue al punto de ebullición.
  • Al hervir, retírala del fuego y viértela en un recipiente amplio.
  • En seguida y sin dejar pasar mucho tiempo, acera tu rostro hasta que esta se encuentre sobre el recipiente.
  • Trata de ponerte lo más cómodo posible y cubre tu cabeza con una toalla para que puedas recibir los vapores que despide sobre tu rostro.
  • Espera unos 10 o 15 minutos para que tu piel transpire lo suficiente, y relájate.
limpieza facial baños de vapor
Acércate lo suficientemente al recipiente de agua para que tu piel absorba todo el vapor que emana, y tus poros se abran completamente.

Paso 4: Extracción

Tras abrir los poros de la piel, el siguiente paso consiste en extraer las impurezas de la piel sin dañar la piel y ejerciendo un poco de presión.

Para realizar la extracción de comedores y puntitos negros, te recomendamos seguir los siguientes pasos:

  • Usa toallitas, motas de algodón o papel higiénico para cubrir tus dedos y evitar que las impurezas de tus manos pasen al rostro.
  • Ponte de frente a un espejo de aumento, para que puedas localizar mejor las áreas que vas a presionar para sacar los indeseados puntos negros.
  • Presiona con tus dedos las zonas donde necesites extraer los comedones, y retira con un algodón todas las impurezas que salgan a flote. Recuerda hacerlo con mucho mimo y cuidado para no lastimar la piel. En caso de que algún punto negro no seda, mejor no sigas intentado, porque enrojecerás la piel sin obtener buenos resultados.
  • ¡Listo!

Ya tienes una piel libre de impurezas.

Para evitar que las impurezas de tus manos pasen al rostro utiliza toallitas, motas de algodón o papel higiénico para cubrir tus  manos

Paso 5: Exfoliación

Una vez hayas retirado de tu piel las impurezas más notorias y superficiales es momento de realizar la exfoliación.

La exfoliación de la piel del rostro te asegurará una limpieza dela rostro mucho más profunda pues se trata de una mascarilla especial que busca eliminar por completo las células muertas de la piel.

Antes de exfoliar la piel es importante que el rostro se encuentre limpio

Al exfoliar la piel, es importante que esta se encuentre previamente limpia y con los poros bien abiertos, De lo contrario, los resultados no se harán notar y la limpieza sólo será de forma superficial.

¿Que usar para exfoliar?

Existen muchos productos y mascarillas exfoliantes para el rostro que puedes usar para realizar la exfoliación. Si no cuentas con uno en casa, puedes usar facilmente un exfoliante casero con esta receta:

Ingredientes

Para realizar este exfoliante casero de coco y chocolate necesitas:

  • 3 cucharadas de cacao en polvo puro sin azúcar
  • ½ taza de aceite de coco líquido
  • 1 taza de azúcar morena
  • ½ cucharadita de extracto puro de coco
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.

¿Cómo hacer un exfoliante casero?

  1. Para prepararla sólo debes mezclar el aceite con el azúcar y los extractos hasta obtener una textura cremosa.
  2. Luego, agrega el cacao en polvo y guardarlo en un recipiente.

La exfoliación de la piel del rostro te asegurará una limpieza del cara mucho más profunda

¿Cómo usarlo?

  1. Para aplicarlo sobre el rostro, toma una pequeña cantidad de exfoliante en tus manos y comienza a distribuirlo con suaves masajes circulares.
  2. Deja reposar la mascarilla exfoliante por 20 minutos.
  3. Pasado el tiempo retírala con abundante agua.

Al frotar suavemente la piel con esta mascarilla estarás penetrando las capas más profundas de la piel, para eliminar las impurezas y estimular la formación de nuevas células y regenerar las capas de la epidermis.

limpieza facial exfoliacion
La exfoliación ayuda a eliminar todas células muertas e impurezas que obstruyen los poros.

Paso 8: Cierra los poros

Este paso puede parecer innecesario pero es tan importante como todos los anteriores ya que te permite cerrar los poros y desinflamarla. Al finalizar la extracción, puede que tu piel se resienta un poco, por lo que es necesario proceder a cerrar los poros y luego continuar con el resto de los pasos.

¿Cómo cerrar los poros?

Para este paso sólo debes:

  1.  Derretir algunos cubos de hielo en un recipiente con agua, para que esta quede bien helada y selle los poros.
  2. Aplícala en el rostro enjugando bien y seca con ligeros toques.

¡Tendrás la piel como nueva!

Es importante cerrar los poros y desinflamarla para evitar que la piel se resienta.

Paso 7: Mascarilla Nutritiva

Una vez has retirado de tu piel todas las impurezas y células muertas es momento de nutrir la piel.

Para ello, no hay nada mejor que una mascarilla facial hecha con ingredientes naturales que le aporten a tu piel una apariencia más tersa y luminosa. La idea es elegir la más adecuada a tu tipo de piel, de modo que sus ingredientes activos naturales reequilibren sus características y la hagan lucir radiante.

La siguiente mascarilla de yogur y miel es perfecta para cualquier tipo de piel y puede prepararse fácilmente en casa con ingredientes naturales. ¡Toma de cómo prepararla!

Ingredientes

  • yogur natural (125 gr)
  • 2 cucharadas de miel de abejas (50 gr)

¿Cómo preparan la mascarilla?

  1. Mezcla un poco de yogur natural (125 gr) con las 2 cucharadas de miel de abejas (50 gr) hasta conseguir una textura cremosa.
  2. Aplica la mascarilla nutritiva de yogur y miel en el rostro
  3. Deja que actúe 20 minutos.
  4. Retírala con abundante agua tibia y seca la piel con ligeros toques.
limpieza facial mascarilla
Una mascarilla de ingredientes naturales nutrirá tu piel y la hará lucir radiante.

Paso 8: Crema hidratante

Para obtener un excelente resultado final en tu sesión de limpieza facial profunda tan sólo te queda hidratar la piel. Una vez que hayas retirado la mascarilla, aplica un producto o crema hidratante natural para tu tipo de piel. Puede ser manteca de karité, una mezcla de aceites esenciales o una crema natural de cera de abejas.

¿Cómo se recomienda aplicarla?

Al aplicar la crema puedes aprovechar para realizar masaje facial con la yema de tus dedos sobre el área de la frente, el mentón, el entrecejo y cuello para relajar los músculos. Esto promueve la producción de colágeno del rostro y la elastina natural.

La limpieza facial es un rutina de belleza que ayuda a mantener la higiene de la piel del rostro

¿Cada cuanto se debe hacer una limpieza facial?

La frecuencia de la limpieza facial profunda depende mucho de cada tipo de piel pero siempre se recomienda realizarse cómo mínimo una vez cada uno o tres meses y no más de una vez al mes ya que se trata de un proceso mucho más penetrante que el que se aplica en los cuidados diarios.

Para obtener mejores resultados sigue una rutina de limpieza e hidratación facial diaria con productos específicos que se adapten a tu tipo de piel. De esta manera, evitarás que aparezcan más puntos negros y granitos, y conservarás una piel suave, tersa y luminosa por más tiempo.

Ante cualquier duda consulta a tu dermatologo por el caso particular de tu piel

Última actualización del articulo 20 septiembre 2018