Belleza Mujeres

Mascarillas de bicarbonato: +11 Recetas para mejorar las imperfecciones de tu piel

mascarillas de bicarbonato
Las mascarillas de bicarbonato de sodio dejarán tu piel saludable y libre de imperfecciones.

Cuidar nuestra piel es esencial para tener un aspecto atractivo, y cuando se trata del rostro mucho más. A diario nos exponemos a bacterias e impurezas que, de no ser retiradas con una limpieza facial, pueden favorecer la aparición de puntos negros y acné, pero para evitarlos las mascarillas de bicarbonato son la solución. 

Para lucir un rostro limpio, radiante y libre de acné, aplicar mascarillas faciales es indispensable, éstas ayudarán a eliminar las células muertas que hay en la piel y le brindará hidratación.

El bicarbonato de sodio funciona como exfoliante natural en la piel

Las mascarillas de bicarbonato de sodio son fáciles de preparar, económicas y muy eficaces para eliminar el acné. Esto se debe a que el bicarbonato es un químico ideal para tratar el exceso de grasa y neutralizar el ácido ligero que hay en nuestro pH.

Con una mascarilla de bicarbonato lograrás una limpieza profunda en tu rostro y eliminarás esos granos que tanto te incomodan ¡Aprende a preparar las mejores mascarillas de bicarbonato!

Mascarillas de bicarbonato
El bicarbonato de sodio es un limpiador natural que no puede faltar en tus tratamientos faciales.

11 Mascarillas de bicarbonato ¡Dile adiós al acné!

El bicarbonato de sodio es un ingrediente que no puede faltar en tu cocina. Sus múltiples funciones lo hacen muy útil y efectivo, sobre todo en la higiene personal. Las mascarillas de bicarbonato son bastante efectivas, ya que este funciona como un limpiador de ácidos y grasas que están acumuladas en la piel.

El bicarbonato de sodio es un compuesto sólido muy útil, lleno de ventajas y muy económico

Utilizar mascarillas de bicarbonato de sodio te ayudará a tratar las imperfecciones más habituales de la piel (acné, puntos negros) y el exceso de grasa en la piel. Funciona como un exfoliante, limpiador y astrigente.

Pero, debe usarse con precaución:

El uso frecuente de bicarbonato puede irritar la piel o acabar con el «ácido de grasita» que es nuestra barrera protectora. También puede alterar el pH de la piel y eliminar con las bacterias naturales del rostro que ayudan a prevenir infecciones, así que debemos tener cuidado y seguir las indicaciones

¡Te compartimos 11 mascarillas de bicarbonato y cómo aplicarlas para mejorar tu cutis!

Tu rostro siempre debe estar limpio y fresco antes de aplicar cualquier mascarilla facial.

1. Mascarillas de bicarbonato de sodio para limpiar a profundidad

El bicarbonato de sodio actúa como un exfoliante gracias a sus propiedades antifúngicas y antisépticas. Esta mascarilla de bicarbonato es la más sencilla y práctica para limpiar las impurezas y controlar el exceso de grasa en la piel

¡Te enseñamos cómo se hace!

 Ingredientes

  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de agua

Preparación

  1. Mezcla el bicarbonato con el agua en un recipiente hasta formar una pasta cremosa ¡Es muy sencillo!

¿Cómo usar esta mascarilla?

Coloca la mascarilla sobre tu rostro con cuidado, evitando el área de tus labios y ojos. No es necesario que frotes, pues el bicarbonato actúa por sí solo en cinco minutos. Luego, retírala con agua tibia, seca tu rostro y aplica tu crema hidratante para mantener equilibrado el pH de tu piel.

mascarillas de bicarbonato
El bicarbonato de socio es utilizado para múltiples funciones gracias a su poder para eliminar la suciedad.

2. Mascarillas de bicarbonato con miel y limón

Los ingredientes de esta mascarilla facial son perfectos para manchas y cicatrices en la piel. El limón es un ácido cítrico que funciona como gran limpiador y exfoliante, pero además su contenido de vitamina C lo convierte en un blanqueador natural porque inhibe la producción de melanina.

El bicarbonato también es un ácido limpiador muy recomendado y la miel un excelente exfoliante.

Ingredientes

  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 limón
  • 1 cucharadita de miel orgánica

Preparación

  1. Exprime el jugo de medio limón en un recipiente
  2. Incorpora la miel y el bicarbonato a la mezcla hasta obtener una crema espesa

 ¿Cómo usar esta mascarilla?

Lava bien tu rostro y aplica la mascarilla en todo tu rostro. Es posible que tengas una sensación de hormigueo debido a la reacción entre el limón y el bicarbonato, si te molesta debes retirarla, sino déjala reposar durante 10 minutos.

Para retirar la mascarilla, enjugaba con agua tibia y seca con una toalla limpia sin frotar.

mascarillas de bicarbonato y miel
La miel actúa como exfoliante e hidratante para la piel del rostro

3. Mascarilla de bicarbonato de sodio y yogurt para el acné

Toda mascarilla a base de bicarbonato de sodio es excelente para tratar el acné cuando este no es muy grave. El yogur compensa la ligera agresividad que puede tener el bicarbonato de sodio en la piel, así que su aplicación es muy segura para todos los tipos de piel.

Ingredientes

  • 1/2 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de yogur natural

Preparación

  1. Mezcla el yogur con el bicarbonato hasta obtener una pasta cremosa

¿Cómo usar esta mascarilla?

Aplica la mascarilla en todo tu rostro y déjela actuar durante 10 minutos. Luego, enjuaga con agua tibia y seca con una toalla. No olvides aplicar una crema hidratante para que quede libre de impurezas e hidratada.

El yogur que uses para tus mascarillas siempre debe ser natural o casero.

4. Mascarillas de bicarbonato, miel y aceite de oliva para las cicatrices 

El aceite de oliva es un ingrediente muy recomendable para curar cicatrices y marcas, su contenido de vitamina E aporta suavidad y nutrición a la piel. Al combinarlo con el bicarbonato de sodio y la propiedades anti-bacterianas de la miel, obtendrás resultados muy positivos a la hora de disimular las cicatrices.

Ingredientes

  • 30 gramos de bicarbonato de sodio
  • Agua
  • 1 cucharada de miel
  • 4 gotas de aceite de oliva

Preparación

  1. Coloca el bicarbonato de sodio en un recipiente y añade el agua
  2. Al obtener una pasta homogénea, incorpora la miel
  3. Agrega el aceite de oliva
  4. Mezcla

¿Cómo usar esta mascarilla?

Lava tu rostro y luego coloca la mascarilla con mucha suavidad para no irritar la piel.Espera 15 minutos y retira con agua tibia. Si notas que la piel está un poco seca puedes aplicar una crema hidratante.

Mascarillas de bicarbonato
Cuando aplicas mascarillas con aceite de oliva no es necesario usar crema hidratante porque este ingrediente funciona como humanamente natural.

5. Mascarilla de bicarbonato y manzanilla exfoliante

Una de las mejores mascarillas faciales para es aquella que resulta de la manzanilla y la miel. La manzanilla es una planta antiinflamatoria y antiséptica que ayuda a aliviar irritaciones en la piel, además elimina la grasa en el rostro y cierra los poros abiertos.

¡Descubre cómo preparar esta magnifica mascarilla!  

La combinación del bicarbonato y la manzanilla resulta un exfoliante facial muy eficaz.

Ingredientes

  • 20 gramos de de bicarbonato de sodio
  • 1 bolsa de té o flores de manzanilla
  • ½ taza de agua
  • 1 cucharada de miel

Preparación

  1. Prepara una infusión de manzanilla. Deja reposar hasta que esté tibia
  2. En un recipiente mezcla el bicarbonato de sodio con la miel
  3. Añade el té de manzanilla y mezcla hasta que se integren todos los ingredientes

¿Cómo usar esta mascarilla?

Antes de comenzar, lava bien tu rostro y aplica la mascarilla en las áreas donde más se acumula la grasa: nariz, frente y mejillas. Deja reposar durante 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

Al terminar, aplica una crema hidratante y repite este tratamiento una vez por semana.

mascarillas de bicarbonato
La manzanilla es una planta especial para tonificar y suavizar la piel grasa.

6. Mascarilla de bicarbonato y arroz para piel grasa

Esta mascarilla es un magnífico exfoliante para los cutis de piel grasa. Si es tu caso, la combinación del bicarbonato de sodio y el arroz te ayudará a recuperar la frescura y a eliminar las células muertas que obstruyen los poros.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 1 taza de arroz o harina de arroz
  • 1 cucharada de miel

Preparación

  1. Cocina una taza de arroz en un cazo con agua
  2. Luego, mezcla todos los ingredientes en un tazón hasta obtener una crema espesa (si utilizas harina de arroz procede a realizar solo el segundo paso).

¿Cómo usar esta mascarilla?

Aplica esta mascarilla en todo el rostro y frota suavemente durante 2 minutos para exfoliarla. Retírala con abundante agua tibia. Si deseas, también puedes colocarte un poco en el cuello.

mascarillas de bicarbonato y arroz
El arroz no solo previene el acné sino que también aclara las manchas y disminuye las líneas de expresión

7. Mascarilla de bicarbonato y aceite de coco para las arrugas

Tanto el aceite de coco como el bicarbonato son ideales para humectar la piel. Esta mascarilla es especial para disminuir las arrugas en el rostro, pero además tiene un efecto grandioso sobre las cicatrices, el enrojecimiento de la piel y el exceso de grasa

¡Un tratamiento completo!

Ingredientes

  • 10 gramos de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de aceite de coco

Preparación

  1. Mezcla ambos ingredientes en un recipiente
  2. Asegúrate de que la crema quede homogénea

¿Cómo usar esta mascarilla?

Usa una brocha pequeña y aplica la mascarilla en tu rostro, deja actuar por alrededor de 20 minutos. Retira con agua tibia y seca suavemente. No es necesario utilizar crema hidratante pues tu piel quedará suficientemente nutrida e hidratada.

Los aceites naturales son buenos para exfoliar e hidratar todo el cuerpo, pueden agregarse unas gotas a la crema hidratante que usas cotidianamente

8. Mascarilla de bicarbonato y vinagre de manzana para aclarar

El bicarbonato de sodio y el vinagre de manzana son una combinación perfecta para aclarar tu rostro y eliminar las manchas que ha dejado el acné en tu piel, pero debe aplicarse constantemente para lograr los resultados.

Ingredientes

  • 20 gramos de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • Agua

Preparación

  1. Diluir el vinagre en un recipiente con agua
  2. Mezcla con el bicarbonato hasta obtener una mezcla espesa

¿Cómo usar esta mascarilla?

Aplica la mascarilla en tu rostro y deja actuar por 15 minutos, luego retira con agua tibia. Repite este procedimiento dos veces por semana y verás mejoría sobre tus manchas.

mascarillas de bicarbonato
La manzana contiene propiedades que nutren la piel, ayuda a eliminar manchas y es ideal para disminuir las ojeras

9. Mascarilla de bicarbonato y leche para una piel tersa

Esta mascarilla de bicarbonato y leche es perfecta para mantener nuestra piel tersa y nutrida. Gracias a las propiedades hidratantes de la leche, la piel se torna más suave, y si se combina con el bicarbonato de sodio, también conseguirás deshacerte de las impurezas y equilibrar el brillo causado por la producción excesiva de sebo.

 Ingredientes

  • 10 gramos de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de leche
  • Agua

Preparación

  1. Mezcla el bicarbonato de sodio con la leche
  2. Agrega un poco de agua
  3. Mezcla ambos ingredientes hasta que espesen

¿Cómo usar esta mascarilla?

Unta la mezcla en todo tu rostro y déjala actuar por 10 minutos. Al transcurrir este tiempo, retira con abundante agua tibia. Repite este tratamiento al menos una vez por semana durante un mes para mejores resultados.

en un recipiente
Aplicar mascarillas faciales con leche ayuda a recuperar el brillo natural del rostro

10. Mascarilla de bicarbonato y café para puntos negros

El café es un ingrediente muy utilizado en la industria cosmética, debido a que actúa como un reafirmante natural para la piel. Utilizar este ingrediente en tus mascarillas de bicarbonato te permitirá eliminar esos puntos negros tan desagradables.

Ingredientes

  • 10 gramos de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de café molido
  • 1 cucharada de miel o azúcar granulada
  • Agua

Preparación

  1. Mezcla todos los ingredientes en un recipiente hasta obtener una crema espesa

¿Cómo usar esta mascarilla?

Extiende la mezcla en tu rostro dando masajes circulares para exfoliar y déjala actuar por 20 minutos. Retira con agua tibia y, al secar la piel, da pequeños golpes en ella para cerrar los poros. Si deseas luego puedes colocarte crema hidratante.

mascarillas de bicarbonato y cafe
El café es un exfoliante especial para la piel, ayuda a limpiar y eliminar las células muertas.

11. Mascarilla de bicarbonato de sodio y avena para humectar

La avena es un cereal rico en vitaminas y minerales, razón por la cual se utiliza en tratamientos de belleza como las mascarillas faciales. Sus propiedades la hacen útil para refrescar, humectar y limpiar el cutis. Además, tiene excelentes funciones anti-inflamatorias que te ayudarán a calmar las molestias del acné.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 3 cucharadas de avena en hojuelas
  • Agua

Preparación

  1. Mezcla el bicarbonato de sodio y la avena en un recipiente
  2. Añade un poco de agua
  3. Revuelve hasta obtener una pasta homogénea

¿Cómo usar esta mascarilla?

Aplica la mascarilla sobre tu rostro masajeando suavemente. Deja reposar durante dos minutos. Luego, retira la mezcla de la cara con agua tibia y colócate una crema hidratante. Puedes usar este tratamiento una vez por semana.

La avena también evita que la piel se deshidrate
La avena también evita que la piel se deshidrate

Beneficios del bicarbonato de sodio en la piel

Utilizar bicarbonato de sodio en mascarillas faciales caseras es de gran utilidad para tratar las imperfecciones de la piel, pues limpia y exfolia a profundidad para remover las impurezas. Además, gracias a sus múltiples usos, el bicarbonato de sodio es un ingrediente magnífico que nos permite disfrutar de otros aspectos positivos.

¡Veamos los beneficios que le aporta a nuestro cutis! 

  • Limpia la piel: Al exponer diariamente nuestra piel a los rayos del sol, bacterias, polvo y mucho más; aplicar mascarillas faciales es una necesidad. Aquellas que contienen bicarbonato, limpian el cutis y evitan que la suciedad se acumule y genere impurezas, falta de elasticidad o poros dilatados ¡Es un excelente limpiador y exfoliante!
  • Evita la aparición de acné: Cuando no cuidamos nuestra piel los granos aparecen y se convierten en una pesadilla. El bicarbonato de sodio ayuda a regular la grasa que se acumula en la dermis.
  • Aclara las manchas: El bicarbonato sirve también para aclarar las manchas producidas por la exposición a los rayos del sol, el acné e incluso cicatrices leves.
  • Es hidratante: Cuando el bicarbonato se mezcla con miel, aceite de argán o de oliva, el resultado es una piel humectada y suave. Esta combinación aporta vitaminas y ácidos grasos esenciales que estimulan el metabolismo celular y retienen el agua en las membranas celulares.
  • Antiséptico y antiinflamatorio: El bicarbonato no es recomendable que personas con pieles demasiado sensibles, porque puede generar enrojecimiento, irritación y sequedad, pero aun así este es un potente antiséptico ideal para los granitos que se infectan. Además, el bicarbonato sirve para desinflamar la dermis cuando hay alergias o insolación.
  • Útil y económico: El bicarbonato es un ingrediente importante y eficaz para tus mascarillas, pero lo mejor es que se trata de un producto muy económico y se consigue sin dificultad en el mercado.
No olvides aplicar tu crema hidratante todos los días y hacerte una limpieza profunda al menos una vez por semana

A todas nos encanta lucir un rostro radiante y libre de acné, por ello el cuidado de la piel siempre es importante, nos ayuda a prevenir enfermedades e infecciones y también a mejorar nuestra apariencia. La mejor forma de hacerlo, es a través de las mascarillas.

Cuando desees aplicar una mascarilla sencilla sin recurrir a tratamientos costosos en un salón de belleza, recuerda estas recetas que hemos compartido contigo.

¿Cuál de estas mascarillas de bicarbonato aplicaría en tu piel?

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS