Belleza Mujeres

+15 Mascarillas para la cara (caseras y naturales) que nutrirán tu piel

mascarillas para la cara caseras
¡Prueba estas fantásticas mascarillas para iluminar y nutrir tu piel!

Cuando de lucir una piel radiante se trata, seguir una rutina de belleza diaria es indispensable: limpiar nuestra piel a diario, desmaquillarnos y aplicarnos cremas es un ritual al cual ninguna podemos prescindir, pero si de verdad queremos lucir un rostro libre de impurezas, es necesario incluir un tratamiento que elimine las células muertas y le devuelva a la piel su luminosidad y belleza natural, y qué mejor que las mascarillas para la cara para conseguirlo.

Las mascarillas faciales combinan propiedades naturales y cosméticas que nutren, hidratan y revitalizan la piel

Al combinar ingredientes y propiedades cosméticas y naturales, las mascarillas para la cara nutren e hidratan la piel penetrando en sus capas más profundas. No importa la edad, el tipo de piel o el estilo de vida que tengamos, las mascarillas faciales actúan tanto en pieles sensibles, como en pieles secas y deshidratas, o mixtas-grasas y si son aplicadas al menos una vez por semana, sus beneficios y efectos se notarán al instante.

Te compartimos las mejores y más efectivas mascarillas para la cara que puedes probar, para consentir tu piel y relajarte al menos 15 minutos a la semana.

¡Son muy sencillas y rápidas de hacer!

15 Mascarillas caseras para la cara que hidratarán tu piel

Para conseguir una piel suave, radiante y sin imperfecciones no es necesario que recurras a productos y cosméticos costosos, puedes valerte de lo que cuentas en tu cocina para preparar las más nutritivas y efectivas mascarillas caseras para la cara.

Sea cual sea tu tipo de piel, los múltiples beneficios que se obtiene de la combinación de ingredientes naturales, ofrecen a la piel del rostro un extra de ventajas que van desde hidratación, limpieza e luminosidad, a suavidad, tersura y efecto anti-edad.

Las mascarillas para la cara combinan nutrientes y propiedades únicas que embellecen la piel

Te compartimos las mejores recetas de mascarillas caseras para la cara, que te ayudarán a cubrir todas las necesidades de tu piel. ¡Toma nota!

mascarillas para la cara caseras
Para hacer estas mascarillas caseras para la cara en casa, sólo necesitas ingredientes naturales como frutas, verduras, cereales y aceites esenciales.

1. Mascarilla exfoliante de azúcar, aceite de oliva y limón

No hay mascarilla exfoliante más popular que la mascarilla de azúcar con un chorrito de aceite de oliva, y es que son ingredientes que, además de humectar, remueven las células muertas y purifican los poros.

El limón por su parte, también tiene propiedades exfoliantes y aclarantes que eliminan las imperfecciones.

Ingredientes

Para realizar esta mascarilla necesitarás lo siguientes ingredientes:

  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Unas gotas de limón

Preparación

Para preparar esta mascarilla exfoliante de azúcar, aceite de oliva y limón debes seguir los siguientes pasos:

  1. Mezcla la cucharada de azúcar con el chorrito de aceite de oliva.
  2. Añade algunas gotas de limón y sigue mezclando
  3. Una vez mezclado colócalo en un recipiente de vidrio.

¿Cómo usar esta mascarilla?

Aplica la mascarilla realizando un pequeño masaje sobre el rostro y déjala actuar durante 15 minutos. Aclara con agua fría pero sin frotar. Procura siempre aplicarla por las noches, ya que al contacto con el sol, el limón puede causar manchas en tu piel.

Repite el mismo procedimiento y aplícala una vez a la semana.

mascarillas para la cara de azucar, limon
Cuando de mascarillas exfoliantes para la cara se trata, nada mejor que la mezcla de azúcar, miel y limón para eliminar las impurezas.

2. Mascarilla limpiadora de aceite de almendras y miel

Una mascarilla de limpieza profunda es aquella que obtienes al combinar aceite de almendras, miel y limón. El aceite de almendras es rico en vitamina E, por lo que posee muchos nutrientes esenciales que hidratan y suavizan la piel.

Por su parte la miel es un ingrediente que brinda un gran efecto limpiador, y es que gracias a las enzimas que posee, es ideal para limpiar la piel en profundidad.

Ingredientes

Para hacer esta mascarilla casera limpiadora necesitas:

  • 2 cucharadas de aceite de almendras
  • ½ cucharada de miel
  • 1 cucharadita de zumo de limón

Preparación

¡Su preparación es súper rápida! Sólo debes seguir cada uno de estos pasos:

  1. Mezcla el aceite de almendras con la miel y añade el zumo de limón
  2. Revuelve muy bien hasta conseguir que todos los ingredientes se compenetren

¿Cómo usar esta mascarilla?

Aplica la mascarilla sobre el rostro y extiéndela muy bien. Déjala actuar durante al menos 15 minutos y aclara con agua templada. ¡Tu piel estará sumamente limpia y suave!

Al tratarse de una limpieza profunda, lo ideal es aplicarla de tres a dos veces por semana.

mascarillas para la cara de almendras y miel
Limpiar tu rostro con gel facial no es suficiente, por eso es importante que apliques una mascarilla limpiadora para eliminar los rastros de suciedad.

3. Mascarilla de avena y limón para las manchas

Los ingredientes de esta mascarilla son uno de los más efectivos para blanquear las manchas de la piel. Debido a su alto contenido en vitamina C y sus poderes astringentes, el limón actúa sobre las células del cutis, para revertir el daño oxidativo, remover las células muertas y atenuar las manchas y promover la regeneración de la piel.

La avena en cambio, es un cereal que posee la propiedad de absorber la suciedad y los residuos que se acumulan en los poros.

Ingredientes

Para poder preparar esta mascarilla y desaparecer las manchas necesitas:

  • Zumo de 2 limones
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • 3 o 4 cucharadas de avena en hojuelas

Preparación

¡Rápida, sencilla y muy efectiva! Sólo debes seguir estos 3 pasos

  1. Pela un limón completamente y raya o licua la cáscara en pequeños trozos
  2. Hecho esto, coloca la ralladura de limón en un bol y mézclalo con las hojuelas y el jugo de un limón.
  3. Revuelve bien hasta conseguir una textura similar al de una mascarilla

¿Cómo usar esta mascarilla?

Una vez lista la mascarilla, espárcela por todo el rostro y déjala actuar de 20 a 30 minutos. Evita el contorno de los ojos y los labios debido a que son áreas muy sensibles. Al trascurrir este tiempo, enjuaga tu cara con agua templada para retirar la mezcla.

Es muy importante que siempre apliques esta mascarilla durante las noches, pues el limón es un cítrico que te puede provocar manchas al contacto con el sol.

mascarillas para la cara avena
La avena exfolia la piel para limpiar a profundidad, mientras que el limón tiene poderes astringentes que elimina las manchas.

4. Mascarilla hidratante de vinagre de manzana

La hidratación es indispensable y una mascarilla a base de miel y vinagre de manzana le aportará a tu rostro todo el aporte de agua que necesita. Al ser un tonificante natural, el vinagre de manzana equilibra tu piel y desobstruye los poros. La miel, por su parte  tiene propiedades naturales antibacterianas e hidratantes y el aceite de oliva, se encarga de dejar tu cutis suave y flexible.

Ingredientes

Para preparar esta mascarilla hidratante a base de vinagre de manzana necesitarás:

  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de aceite de oliva o aceite de almendras
  • 1 cucharada de vinagre de manzana

Preparación

¡Su elaboración es rápida y sencilla! Sólo es cuestión de seguir las siguientes indicaciones:

  1. Coloca la miel, el aceite de oliva y el vinagre de manzana en un recipiente
  2. Usa una cuchara de madera para mezclar los ingredientes hasta que quede bien integrada
  3. Guarda la mascarilla en un recipiente con tapa hermética y mantenla en el refrigerador hasta que necesites usarla.
  4. Si deseas aportarle mayor suavidad a tu rostro, añade a la mezcla una cucharadita de avena o de yogurt natural.

¿Cómo usar esta mascarilla?

Aplica la mascarilla hidratante sobre todo tu rostro, y asegúrate de cubrir bien todas las zonas que tienden a resecarse como la frente y el puente de la nariz. Deja la mascarilla sobre tu piel durante al menos 15 minutos y retírala enjugando tu cara con abundante agua fría.

No es necesario que apliques una crema hidratante, porque tu piel estará suave y fresca.

mascarillas para la cara de vinagre de manzana y miel
El vinagre de sidra de manzana ayuda a equilibrar la piel y aporta hidratación, la miel le da tersura y la humecta al mismo tiempo.

5. Mascarilla de aceite de oliva y banana para rejuvenecer

Este tratamiento facial te aportará toda la juventud y luminosidad que tu rostro necesita. Al contener aceite de oliva, la piel de rostro se mantendrá fresca y joven, sobre todo porque este posee un efecto humectante y antioxidante. Además es rico en vitamina E, por lo que tu piel siempre lucirá saludable.

La banana en cambio, es una fruta alta potasio, por lo que retrasará el envejecimiento cutáneo y aportará mayor juventud y luminosidad a la tez.

Ingredientes

Para hacer esta mascarilla en casa necesitas contar con los siguientes ingredientes:

  • 1 banano maduro pequeño
  • 1 cucharadita de aceite de oliva

Preparación

Para elaborar esta sencilla mascarilla rejuvenecedora, sólo debes seguir los siguientes pasos:

  1. Retira la cascara a la banana y tritúralo hasta hacerlo puré con la ayuda de un tenedor. Recuerda que mientras más maduro esté, mucho más fácil resultará.
  2. Añade el aceite de oliva en el puré de banana y mezcla hasta conseguir una mascarilla homogénea y cremosa.

¿Cómo usar esta mascarilla?

Aplica la mascarilla y extiéndela sobre todo tu rostro. Si lo deseas y te sobra mezcla, puedes aplicarla también en el cuello. Déjala reposar para potenciar sus efectos durante unos 15 o 20 minutos y luego retírala con abundante agua templada.

Seca el rostro con una toalla sin frotar, y aplica una crema hidratante ligera. Puedes repetir su aplicación siempre que lo desees, pero lo ideal es hacerlo dos o tres veces a la semana.

mascarillas para la cara de banana
El aceite de oliva humecta profundamente tu piel y la banana aportarán luminosidad a la piel.

6. Mascarilla de pepino y avena para el acné

Esta mascarilla de pepino y avena es particularmente beneficiosa para pieles grasas con presencia de acné debido a sus propiedades hidratantes y exfoliantes. El pepino como bien lo saben, está compuesto en su 95% por agua, por lo que además de hidratar, refrescará y desinflamará las lesiones del acné.

La avena, tanto en hojuelas como el harina actúa como un exfoliante suave que absorbe el exceso de grasa sobre la piel que suele obstruir los poros y ocasionar la aparición de estas lesiones.

Ingredientes

Para la elaboración de esta mascarilla, necesitas contra con los siguientes ingredientes:

  • ½ pepino
  • 2 cucharadas de avena
  • 1 cucharada de miel
  • ½ limón

Preparación

Su preparación es de lo más sencilla, sólo debes poner en prácticas estas indicaciones:

  • Corta a la mita un pepino y pásalo por la licuadora para obtener una especie de puré
  • Añade la miel, el jugo de medio limón y la avena al vaso de la licuadora y vuelve a mezclar hasta obtener una mezcla suave y con textura de mascarilla.

¿Cómo usar esta mascarilla?

Para aplicar esta mascarilla, sólo debes extenderla muy bien por todo tu rostro y masajear la piel para exfoliar y remover todas las impurezas. Deja reposar sobre la piel entre unos 15 o 20 minutos.

Enjuaga con agua fría y seca la piel con una toalla realizando toquesitos muy suaves.

mascarillas para la cara pepino y miel
Si eres propensa a sufrir de acné, la aplicación de esta mascarilla natural te ayudará a sanar tu piel.

7. Mascarilla de zanahoria para las arrugas

La zanahoria como tratamiento facial, resulta una alternativa muy eficaz contra las arrugas. Gracias a las propiedades y dosis de vitamina A que posee la zanahoria, ayudarás a tu piel a regenerarse y estimularás la producción de colágeno, esa sustancia que rejuvenece la apariencia de la piel y evita en lo posible la formación de arrugas y líneas de expresión.

Además ayuda a equilibrar la producción de grasa en el cutis y a limpiar profundamente si lo combinas con otros ingredientes humectantes como el yogurt.

Ingredientes

Para elaborar esta mascarilla sólo necesitas:

  • 1 zanahoria
  • 1 cucharada de yogurt natural

Preparación

Para su preparación, debes seguir al pie de la letra las siguientes instrucciones:

  1. Lava y pela una zanahoria de tal forma que puedas retirar todos los gérmenes que hayan podido caer en esta.
  2. Una vez hayas retirado bien la concha, introdúcela en una olla con agua caliente y déjala cocinar durante unos minutos.
  3. Cuando notes que se ha reblandecido lo suficiente, retírala del fuego.
  4. Machaca la zanahoria con la ayuda de un tenedor hasta que obtengas una especie de puré. Es importante que la zanahoria esté blanda, pues de lo contrario no podrás obtener esta textura suave.
  5. Añade un poco de yogurt al puré de zanahoria para darle una consistencia más cremosa.

¿Cómo usar esta mascarilla?

Una vez esté lista la mascarilla, limpia tu rostro y aplícala por todo tu rostro, siempre evitando las partes sensibles como el contorno de ojos y la boca. Deja que las propiedades de la zanahoria actúen en tu piel por al menos 30 minutos y al trascurrir este tiempo, retírala con abundante agua fría.

Repite su aplicación una o dos veces por semana.

mascarillas para la cara de zanahoria
¿Habías probado esta mascarilla para la cara de zanahoria? La vitamina A presente en este rico vegetal rejuvenecerá tu piel.

8. Mascarilla de aguacate y banana para piel seca

Esta mascarilla nutritiva de aguacate y plátano es perfecta para las pieles con tendencia a la sequedad y las rojeces. Al poseer vitamina A, B y E y ácidos grasos esenciales, el aguacate hidrata profundamente la piel, y protege a la misma de las agresiones externas.

La banana por su lado, también está compuesta en su 75% de agua, por lo también es una fruta muy beneficiosa para aportar hidratación, nutrir y suavizar la piel.

Ingredientes

Para la elaboración de esta mascarilla hidratante para piel seca, necesitas:

  • ½ aguacate (maduro)
  • 1 plátano
  • 1 cucharada de miel

Preparación

¡Su preparación es tan sencilla como las demás! Sólo debes seguir estos 3 pasos:

  1. Retira la concha y tritura la banana hasta conseguir un puré.
  2. Extrae la pulpa del aguacate y procede a triturarlo con la ayuda de un tenedor. Luego, únelo con la banana y mezcla hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Añade una cucharada de miel y continúa mezclando.

¿Cómo usar esta mascarilla?

Una vez lista la mascarilla, aplícala sobre todo tu rostro, evitando el área del contorno de ojos y labios. Deja actuar sus ingredientes en tu piel durante 10 minutos y retira con abundante agua tibia.

mascarillas para la cara de aguacate y banana
¿Tu tipo de piel es seca? Aplica esta mascarilla de aguacate y banana para añadir un extra de aceite natural y humectación a tu piel.

9. Mascarilla de kiwi para piel grasa

Una máscara facial sencilla de hacer y efectiva para las pieles grasa es la que resulta del kiwi, el azúcar y el aceite de girasol. El kiwi es otra de las frutas que ayuda combatir la piel grasa, pues es una rica fuente de vitamina C, por lo que actúa como astringente y ayuda a mantener la elastina.

Por parte, el azúcar exfolia la piel y el aceite de girasol la humecta.

Ingredientes

Para elaborar esta magnífica mascarilla de Kiwi necesitas los siguientes ingredientes:

  • 1 Kiwi
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 gotas de aceite de Girasol

Preparación

Su preparación es tan sencilla como las anteriores. Sólo debes seguir los siguientes pasos:

  1. Pela el kiwi y colócalo sobre un bol
  2. Tritúralo con la ayuda de un tenedor y añade las dos cucharadas de azúcar.
  3. Finaliza agregando las gotas de aceite de girasol y mezcla bien hasta obtener una mascarilla suave

¿Cómo usar esta mascarilla?

Aplica la mascarilla con la ayuda de tus dedos y espárcela por todo tu rostro. Frota un poco al aplicarla para que puedas exfoliar tu rostro al mismo tiempo. Déjala reposar durante 10 o 15 minutos y retírala con abundante agua fría o con un paño suave humedecido.

mascarillas para la cara kiwi
Esta mascarilla exfoliante de Kiwi es perfecta para equilibrar el PH de las pieles grasas.

10. Mascarilla de tomate para piel mixta

Esta mascarilla de tomate, además de refrescante, es perfecta para equilibrar el ph de las pieles mixtas, gracias a la acidez que posee. Pero no sólo es necesario balancear la producción de grasa, ya que también es importante aportarle humectación al resto de la piel, y el aceite de oliva puede ayudarnos a conseguirlo.

Ingredientes

Para la elaboración de esta mascarilla refrescante necesitarás lo siguientes ingredientes:

  • 1 tomate maduro
  • 1 taza de agua
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Preparación

El procedimiento es sencillo, sólo es cuestión de seguir los siguientes pasos

  1. Tritura el tomate con la ayuda de un tenedor
  2. Añade un poco de agua para humedecer la mezcla, para que no resulte en una mezcla homogénea
  3. Añade el aceite de oliva y revuelve hasta que obtengas una textura de mascarilla

¿Cómo usar esta mascarilla?

Aplícala por todo tu rostro, y déjala reposar para que al cabo de unos 20 minutos, puedas retirarla con abundante agua. Repite la aplicación de esta mascarilla dos veces a la semana para asegurarte de obtener los mejores resultados.

mascarillas para la cara de tomate
La frescura del tomate hidratará tu piel hasta hacerla sentir suave y tersa. Sin duda, ¡una de las mejores mascarillas para la piel mixta!

11. Mascarilla exfoliante casera de fresa

Otra excelente mascarilla exfoliante es la que resulta de mezclar fresas con yogurt natural. Las fresas son una fuente natural de ácido salicílico, por lo que tienen un efecto exfoliante purificador. El yogurt en cambio, es rico en ácido láctico, por lo que exfolia, nutre y alisa la piel.

Ingredientes

Para preparar esta mascarilla, tan sólo debes contar con:

  • 3 fresas medianas
  • 1 cucharadita de yogur natural

Preparación

Al sólo incluir dos ingredientes, la preparación de esta mascarilla es súper sencilla. Simplemente debes:

  1. Tritura tres fresas medianas hasta obtener una especie de puré
  2. Mezcla el puré de fresas obtenido con el yogurt hasta conseguir una mezcla suave

¿Cómo usar esta mascarilla?

Aplica la mezcla sobre tu piel de tal forma que cubra toda tu cara. Realiza masajes suaves y déjala reposar de 15 a 20 minutos. Una vez hecho efecto, retira con agua tibia y una toalla suave.

Aplícala de una a dos veces por semana.

mascarillas para la cara de fresa
La exfoliación es clave para tener un cutis hermoso y suave, así que no dejes de aplicar esta mascarilla una vez a la semana.

12. Mascarilla de arcilla (para puntos negros)

Tanto las pieles mixtas como las pieles grasas necesitan eliminar las impurezas que obstruyen sus poros, y para conseguirlo nada mejor que esta mascarilla de arcilla verde. Esta última, posee propiedades purificantes cicatrizantes y absorbentes que ayudan a equilibrar la piel y eliminan el exceso de sebo.

Ingredientes

En la elaboración de esta mascarilla de arcilla verde necesitarás:

  • 2 cucharadas de arcilla verde en polvo
  • 1 cucharadita de aceite de avellana
  • 2 cucharadas de agua

Preparación

  1. En un bol pequeño, coloca la arcilla verde en polvo y añádele un poco de agua
  2. Mezcla bien y agrega el aceite de avellana hasta que obtengas una textura de mascarilla de barro (es importante que sea lisa y sin grumos)

¿Cómo usar esta mascarilla?

Aplica una capa gruesa de esta mascarilla alrededor de todo tu rostro, sin llegar a cubrir el contorno de ojos o labios. Déjala actuar durante unos 10 o 15 minutos, hasta que seque y sienta dura. Remueve la mezcla con abundante agua limpia, y aplica una crema hidratante.

Repite la aplicación de esta mascarilla una vez por semana.

mascarillas para la cara de arcilla
La mascarilla de arcilla verdes es una de las mejores mascarillas para pieles mixtas y grasa, pues purifica y absorbe las impurezas.

13. Mascarilla hidratante de pepino

Esta mascarilla a base de pepino le aportará a tu rostro toda la frescura e hidratación que necesita, y es que para nadie es un secreto que el pepino es el ingrediente ideal para proporcionarle hidratación a  tu piel.

Gracias a la gran cantidad de agua y vitamina C que contiene, el pepino posee propiedades purificantes y astringentes que limpia, hidrata e ilumina la piel del rostro.

Ingredientes

Para elaborar esta mascarilla, únicamente necesitarás:

  • 1/2 pepino
  • 1 yogur

Preparación

Preparar este hidratante natural es más sencillo de lo que crees, sólo debes:

  1. Corta un pepino por la mitad, usa una de las partes y pélalo.
  2. Córtalo en rodajas, y tritúralo bien con la ayuda de un tenedor. O si lo prefieres, pásalo por la licuadora.
  3. Mezcla el puré de pepino con el yogurt hasta que obtengas una mezcla suave y homogénea.

¿Cómo usar esta mascarilla?

Aplica la mascarilla sobre el rostro usando una brocha o tus dedos y extiéndela bien. Déjala actuar durante 15 minutos y retírala con abundante agua.

Puedes repetir su aplicación unas dos o tres veces a la semana, dependiendo de qué tanto necesites hidratar tu piel.

mascarillas para la cara pepino
El pepino es el ingrediente estrella de las mascarillas. Gracias a su alto contenido en agua, hidrata y aporta frescura a la piel.

14. Mascarilla de huevo y limón para puntos negros

La clara de huevo es un aliado muy poderoso para eliminar de forma rápida esos molestos puntos negros que suelen en el rostro. Al combinarlo con las propiedades astringentes y ácidas del limón, la clara de huevo limpia profundamente la piel, removiendo todas las impurezas y la apariencia de grasa que suelen producir los puntos negros.

Al aplicar esta mascarilla, el agua y la proteína presentes en la clara de huevo achican los poros y tensan la piel, brindando limpieza y tonificación a la vez.

Ingredientes

Para la elaboración de esta mascarilla de clara de huevo necesitas contar con los siguientes ingredientes:

  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de jugo de limón

Preparación

Para realizar esta mascarilla de huevo y remover esos molestos puntos negros, debes:

  1. Toma un huevo, y separa la yema de la cara, de modo que sólo tomes esta última.
  2. Bate muy bien las claras hasta obtener una textura medio espumante.
  3. Posteriormente, agrega el zumo de un limón y mézclalo bien con las claras para tener lista la mascarilla.

¿Cómo usar esta mascarilla?

A la hora de aplicar esta mascarilla es muy importante que hayas lavado tu rostro previamente para que los rastros de suciedad no impidan que sus propiedades penetren en la piel. Una vez limpia, extiende la mascarilla en todo el rostro dejándola actuar durante 15 o 20 minutos.

Luego, retira la mezcla con abundante agua tibia y repite su aplicación al menos 2 veces a la semana para obtener los mejores resultados. Es importante destacar que esta mascarilla sólo debe ser aplicada por las noches, pues la exposición al sol puede provocar manchas y otros efectos negativos en la piel.

mascarillas para la cara de huevo y limon
¿Quieres deshacerte de los puntos negros? Entonces no dejes de probar esta fabulosa mascarilla de huevo y limón

15. Mascarilla de aceite de oliva y áloe vera para las arrugas

La aplicación del aceite oliva y el áloe vera resultan excelentes aleados para atenuar las arrugas profundas de la piel. El gel de áloe vera posee vitaminas y propiedades muy beneficiosas para la hidratación de la piel, pues estimula la reparación de la piel dañada, y disminuye los efectos del sol.

Al ser rico en ácidos grasos, el aceite de oliva nutre y humecta a profundidad la piel, por lo que consigue atenuar las arrugas y las líneas de expresión más marcadas.

Ingredientes

Para esta mascarilla, debes contar con los siguientes ingredientes de tu cocina y plantas de tu jardín:

  • 1 yema de huevo
  • 4 cucharadas de gel de aloe vera
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Preparación

¡Una mascarilla de lo más sencilla! Sólo debes seguir los siguientes pasos para su preparación:

  1. Para comenzar, debes tomar la planta natural y extraer todo el gel del aloe vera.
  2. Una vez extraído, colócalo en un recipiente y añade el aceite de oliva.
  3. Seguidamente bate la yema de huevo y agrégalo a la mezcla junto con los demás ingredientes, para proceder a mezclar y obtener una mascarilla espesa.

¿Cómo usar esta mascarilla?

Cuando la mascarilla esté lista, aplícala en rostro previamente limpio con la ayuda de las yemas de los dedos. Déjala reposar por 20 o 30 minutos sobre tu piel y luego enjuaga con abundante agua fría para retirarla en su totalidad.

Lo ideal es repetir el tratamiento entre 2 y 4 veces a la semana, justo antes de irte a dormir. ¡No creerás sus resultados!

mascarilla para la cara aloe
El áloe vera es una de las plantas que más beneficios aporta a la piel. Es calmante y posee propiedades cicatrizantes que evitan las arrugas.

¿Qué es una mascarilla facial?

Las mascarillas faciales son un tratamiento cosmético y natural que se aplica, bien sea sobre todo el rostro o bien sobre una parte especifica de este. A diferencia de otros productos para el cuidado de la piel, las mascarillas se utilizan de manera puntual, para complementar los cuidados de la rutina de belleza diaria, nutrir y mejorar la apariencia de la dermis.

Se caracterizan por tener texturas, aromas y efectos muy variados, pues combinan distintas propiedades y nutrientes para nutrir, limpiar, reparar y reestructurar la piel.

Las máscaras para la cara pueden prepararse en casa, usando ingredientes naturales como frutas, verduras, aceites esenciales, plantas y otros ingredientes para actuar sobre el cutis según el tipo de piel y sus necesidades.

Beneficios de las mascarillas para la cara

Dependiendo de sus ingredientes activos, las mascarillas para la cara, remueven impurezas, previenen los brotes, exfolian la piel, eliminan las células muertas, desinflaman la zona, purifican los poros, hidratan y lo más importante de todo, la mantiene saludable. Pero además de todo esto, las mascarillas para la cara prometen aportar beneficios, no sólo a las capas superficiales de la piel, sino también a las capas más profundas de la epidermis facial.

Estos son los principales beneficios que ostentan las mascarillas para la cara sobre la superficie de la piel:

  • Protegen la piel de los agentes externos
  • Limpian en profundidad
  • Aportan nutrición para mantener un rostro saludable
  • Retienen la humedad en las capas profundas de la piel
  • Exfolian y eliminan las células muertas
  • Energizan
  • Purifican
mascarilla para la cara
Las mascarillas faciales exfolian, limpian, suavizan y nutren la piel del rostro a profundidad.

Tipos de mascarillas para la cara y sus efectos

Las mascarillas para la cara son muchas y muy variadas. Su función principal es la de intensificar una acción de cuidado específica sobre la piel, sea de limpieza profunda o de nutrición, luminosidad e hidratación.

Al tratarse de un tratamiento que no requiere aplicarse todos los días, las mascarillas suelen dividirse según las necesidades específicas que pueda presentar la piel de acuerdo a la estación del año, las actividades diarias, o los daños que presenten tras una larga jornada de trabajo.

Veamos cuáles son los tipos de mascarillas para la cara que podemos aplicar según las necesidades de nuestra piel y sus principales beneficios:

  • Mascarillas limpiadoras: Son aquellas que limpian la superficie de la piel a profundidad y remueven las bacterias e impurezas de los poros. Ayudan a prevenir la formación de barros, espinillas y puntos negros. Las mascarillas limpiadora más conocidas son las de barro.
  • Mascarillas purificantes: Ayudan a que la piel se encuentre libre de impurezas, por lo que resultan una gran opción para intensificar la limpieza diaria de cualquier tipo de piel. Al aumentar la circulación y energizar la dermis, las mascarillas purificantes trabajan para balancear la piel y controlas la segregación del sebo. Las mascarillas que contienen algas y aceites esenciales son ideales.
  • Mascarillas exfoliantes: Muchas mascarillas limpiadoras también son exfoliantes, pues incluyen ingredientes como el azúcar o el café que penetran en los poros y ayudan a eliminar las células muertas. Son recomendadas en todo tipo de piel, pero son especialmente indicadas para las pieles grasas.
  • Mascarillas hidratantes: Son ideales para tratar las pieles secas o resecas, pues aportan la cantidad de agua necesaria para calmar la tirantez de la piel. Aquellas que incluyen aceite de Karité o de germen de trigo o el extracto de caléndula son buenas opciones.
  • Mascarillas calmantes: Son perfectas para las pieles sensibles, ya que tienen un efecto que calma los brotes y relaja la dermis. Ayuda a tratar la tirantes y desaparecer las rojeces.
  • Mascarillas efecto flash: Son el tipo de mascarillas que se usan en los centros de belleza, pues suelen aplicarse en casos o problemas especiales de la piel. Se caracterizan por combinar ácido hialurónico, ácido glicólico, colágeno, vitaminas y extractos vegetales y venir en un formato antifaz para ayudar a la piel a absorber eficazmente todos los componentes activos.
  • Mascarillas humectantes: Su función principal es mantener la humedad que se pierde debido a factores ambientales, sobre las capas profundas de la piel. Es perfecta en las pieles maduras o resecas y en la época de invierno y otoño.

¿Cómo hacer una mascarilla para la cara?

como hacer mascarillas para la cara
Al combinar las propiedades y nutrientes de sus ingredientes, las mascarillas faciales nutre, hidratan y dan luminosidad al rostro.

Aunque en tu tienda de cosméticos favoritos puedes encontrar muchas opciones de mascarillas revitalizantes para conseguir un rostro suave y radiante, en ocasiones los mejores trucos de belleza se encuentran entre los ingredientes que guardas en tu alacena. Se tratan de recetas de mascarillas home made que puedes preparar tu misma, usando únicamente ingredientes naturales, sin químicos ni conservantes.

Pero, ¿cómo hacer una mascarilla para la cara? Hay muchas maneras de preparar una mascarilla para el rostro, pues depende de los ingredientes que la componen, pero en términos generales se requiere lo siguiente:

  • Un recipiente amplio de vidrio o plástico
  • Una cuchara de madera para mezclar los ingredientes sin interferir en sus propiedades
  • Ingredientes naturales como frutas, semillas, verduras o esencias.
  • Aceites esenciales (en algunas recetas)
  • Agua, aceites o agua floral

Algunos de los ingredientes deben machacarse para obtener sus jugos naturales, otros se licuan para hacer la mezcla, y se le añaden agua o un poco aceite. Una vez se obtiene la mezcla, hay que aplicarla directamente al rostro.

Las mascarillas faciales caseras son la forma más sencilla de nutrir la piel de nuestro rostro para hacerlo lucir limpio, terso e hidratado, pues aportan nutrientes a nuestra piel y le dan un toque de luminosidad que pocos productos para la piel logran aportar. Incluye estas fantásticas mascarillas para la cara en tu rutina de skin care y luce una piel suave y luminosa.

¿Cuál de esta mascarillas para la cara es tu preferida?

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS