Belleza Embarazo Maternidad

Cómo disminuir la aparición de estrías después del parto

estrías después del parto
En la panza de la embarazada suele aparecer estrías después del parto

Las estrías son un verdadero dolor de cabeza para las embarazadas que luchan contra ellas de todas formas, pero después de dar a luz es esencial que no se baje la alerta, pues si bien la piel ya no se estirará más, empezará a contraerse, lo que también es uno de las causas de la aparición de estrías en tu cuerpo.

Las estrías se producen cuando los conductos de colágeno presentes en la piel se rompen creando surcos o grietas que son las que vemos reflejadas en la piel. Mientras los surcos tengan un color rojizo pueden seguir expandiéndose, cuando ya se vuelven blancos han terminado su recorrido por la piel.

Un punto que es importante resaltar es que no es solo tu panza la zona en la que las estrías podrían aparecer, sino que las piernas y la zona del pecho también son puntos claves que debemos cuidar. El factor genético también influye mucho, pero con algunos consejos podrás lograr que no aparezca ninguna o que su presencia pase desapercibida.

Consejos para disminuir las estrías después del parto

Veamos algunos consejos esenciales para evitar la aparición y disminuir las estrías después del parto

Hidrata tu piel

El uso de cremas sobre la piel que se está estirando es muy importante para disminuir la aparición de estos molestos surcos. En las tiendas hay muchas fórmulas de cremas creadas específicamente para la disminución de las estrías.

Busca cremas que contengan colágeno, lo cual es el ingrediente principal evitar, parar o disimular la aparición de estrías en tu cuerpo. Agrega la crema dos veces al día, pues la efectividad de la misma dependerá de la constancia que se tenga en su uso.

Toma mucha agua

Una buena costumbre que deberían adoptar todas las personas es consumir diariamente dos litros de agua. Este líquido vital tiene enormes beneficios para tu cuerpo y logrará que tu piel se mantenga hidratada y no se vea reseca.

Además, el tomar suficiente agua también te ayudará a recuperar tu peso y es un gran aliado para aumentar o mantener la producción de leche materna en tu cuerpo. Los beneficios de este líquido son tan importantes para la salud como para la belleza externa. Esta es una excelente forma de reducir las estrías después del parto.

Cuida tu alimentación

No solo basta con comprar la crema anti estrías más cara del mercado y bañarte en ella todos los días, sino que es necesario cuidar lo que comes y empezar a identificar los alimentos con alto contenido de colágeno para introducirlos regularmente en tus comidas. Las vitaminas A, E y C también son aliadas para mantener un piel radiante, así que no olvides consumirlas en los alimentos.

Naranjas, pimentones, fresas, zanahorias, lácteos, aceitunas y aguacates son algunos de los alimentos que debes introducir en tu alimentación. Además el consumo de pescado y proteínas te aportará el colágeno necesario ideal para disminuir las estrías después del parto.

Haz ejercicios

Además de ayudarte con esos kilos de más que te pudieron quedar después de dar a luz, realizar ejercicios también resulta un buen recurso para evitar o frenar la aparición de estrías. La razón para ello es que mantener un tono muscular fuerte hace que sea mucho más complicado que la piel presente estas microroturas que propician la aparición de las estrías.

Los ejercicios deben empezarse a realizar durante el embarazo y seguir después de dar a luz. En este caso siempre debes seguir las recomendaciones de tu médico para que te asegures de no forzar de más a tu cuerpo.

Consentir tu piel ayuda a evitar las estrías después del parto

En la lucha contra las estrías no todo es malo, sino que puede ser también una excusa para relajarte un poco y consentirte con un masaje por todo tu cuerpo. Puedes hacerlo tu misma o pedirle ayuda a tu pareja, también puedes irte a un spa y pedir el mejor tratamiento para el cuidado de la piel, te aseguramos que saldrás muy relajada.

Es también importante que evites la exposición directa de la piel a los rayos de sol, pues esto incrementa la aparición de las estrías al mantener la piel reseca. Si vas a la playa procura tomar sol a tempranas horas en la mañana o en las últimas horas de la tarde, jamás al mediodía, pues las consecuencias para tu piel pueden ser severas.