Embarazo Vida sana

Estreñimiento postparto: ¿Qué hacer para prevenirlo y aliviarlo?

estrenimiento posparto
¿A qué se debe el estreñimiento posparto? Esta dolencia puede aparecer por miedo o dolor ocasionado tras el parto

Una vez tenemos a nuestro bebé en casa, son muchas las molestias del embarazo que desaparecen, pero justo cuando nos estamos recuperando del esfuerzo que hicimos en el parto, surge un nuevo inconveniente muy común de este periodo: el estreñimiento postparto. Aunque luego de haber tenido un bebé, es normal no ir al baño en los primeros días, lo ideal es que estimulemos movimientos intestinales desde el primer instante y evitemos que el estreñimiento postparto se convierta en un problema más grave.

El estreñimiento postparto normalmente se produce debido a una combinación de varios factores: por un lado resulta muy difícil recuperar el ritmo y funcionamiento habitual del tránsito intestinal y por el otro son muchas las mujeres que tienen miedo a ir al baño por el dolor y las molestias. Se trata de un momento muy temido que puede parecer muy difícil, pero son muchas las cosas que se pueden hacer para superar la tensión emocional y física que ocasiona el estreñimiento postparto.

¿Por qué se produce el estreñimiento postparto?

Las causas relacionadas con el estreñimiento casi siempre se deben a los malo hábitos, pero en el caso del postparto, son producto de distintos factores. Desde el punto de vista fisiológico, los músculos abdominales que contribuyen a la eliminación se distienden, durante el parto, quedando flácidos e ineficaces en los primeros días del postparto. También es posible que tras el parto, el intestino se haya visto traumatizado, y haya quedando muy “perezoso” como para hacer sus funciones.

El estreñimiento casi siempre se deben a los malo hábitos pero en el caso del postparto es consecuencia de los cambios fisiológicos del embarazo

Por lo general, el intestino se encuentra vacío en el momento del parto cuando se le ha realizado un enema a la embarazada antes de dar a luz. Este lavado con enema o vaciado de intestinos casi siempre provoca que estos tarden más en volver a llenarse, por lo que resulta completamente normal que la primera ida al baño se demore un poco. Aún cuando no se han aplicado este tipo de vaciados, las madres también pueden pasar varios días sin ir al baño, especialmente cuando han pasado muchas horas sin ingerir ningún tipo de alimentos.

Otro factor que influye en que el funcionamiento intestinal no vuelva a la normalidad, son los analgésicos o anestesia que pudieron haber sido administrados para disminuir el dolor, pues en ocasiones hacen que la digestión se torne más lenta. Además la hormona del embarazo que favorece el estreñimiento, la progesterona, aún permanece presente (aunque en menor cantidad) en nuestro organismo.

Además de los cambios físicos que atraviesa nuestro cuerpo, también están los psicológicos. Y es que el miedo al dolor puede convertirse en el más fuerte inhibidor para que el intestino funcione con normalidad. En el postparto la reciente mamá tiene miedo al dolor por la posible presencia de hemorroides. Y en caso de que haya habido una episiotomía o una cesárea, la mamá tiene temor de que los puntos se abran. Todas estas preocupaciones y presiones pueden contribuir a acentuar este malestar.

estrenimiento postparto en la mujer
Al menos el 50% de las mujeres embarazadas sufre estreñimiento en algún momento y esto aumenta las posibilidades de sufrirlo en el postparto.

 ¿Cómo sé si sufro de estreñimiento postparto?

El estreñimiento es algo muy común tras el parto, pero más que una enfermedad es un síntoma pues se trata de un trastorno muy relacionado con el aparato digestivo. Por lo general, cuando sufrimos de estreñimiento postparto atravesamos algunas de estas situaciones:

  • El estreñimiento postparto se puede reconocer cuando se disminuye el número de deposiciones, las heces se vuelven duras, y a su vez producen molestias, como hemorroides, fisuras e incluso sangrado.
  • Si la frecuencia de deposición es menor a lo habitual (una vez al día), durante los primeros días no es alarmante, pero si ya han pasado unos cuatro días ya se puede hablar de estreñimiento postparto.
  • Cuando las heces además de volverse duras y secas, resulta muy difícil evacuarlas o se eliminan en muy poca cantidad.

Todas estas situaciones provocan muchas molestias, pues además de ocasionar una sensación de pesadez en el estómago, producen dolor por el esfuerzo que se realiza para conseguir la evacuación, por la debilidad de los músculos abdominales, por la presencia de hemorroides o alguna herida y por los puntos de la cesárea.

El estreñimiento es muy común tras el parto, pero debe ser considerado un síntoma más que una enfermedad

Mujer sentada en el baño
Retrasar las molestias del estreñimiento puede hacer que se acumulen las heces y se endurezcan.

¿Qué hacer para evitar y aliviar el estreñimiento postparto?

La mayoría de las veces, el estreñimiento postparto es inevitable. Al aumentar el tamaño del útero durante el embarazo se producen pequeños desplazamientos de otros órganos, y hasta que estos no regresen a su lugar de origen, a los intestinos les costará encontrar la movilidad habitual. Por suerte, hay muchas cosas que podemos hacer para prevenir su aparición y su empeoramiento. ¡Toma nota de estos consejos!

  • Hidratación: Probablemente este es uno de los aspectos más importantes a considerar. Bebe mucha agua todos los días, al hacerlo puedes variar y consumirlo de la manera que prefieras, ya sea en forma de zumos, caldos o infusiones, lo importante es que sean bebidas naturales pues si optas por bebidas carbonatadas, con gas u azúcar puedes provocar el efecto contrario y agravar el problema.

Beber abundante agua ayudará a ablandar las heces y además contribuirá a que la recuperación postparto sea aún mejor con la reposición de líquidos.

  • Establecer un horario de comidas: ¡No te saltes las comidas! es fundamental que mantengas el mismo ritmo que llevabas antes del parto. Así que apenas te recuperes y te sientas mejor, mantén el mismo ritmo y horario realizando todos los días el mismo número de comidas.
  • Más fibra en la dieta: Al aumentar la cantidad de fibra en nuestra dieta, vamos a conseguir que se ablanden las heces y que la evacuación sea mucho más fácil. La mejor manera de lograrlo es introduciendo más alimentos ricos en fibra en nuestra dieta diaria, como las frutas y verduras.
  • Incrementa el consumo de frutas: Comer 5 piezas de frutas al día te facilitará mucho la deposición. El kiwi, es la fruta perfecta para mejorar el tránsito intestinal en estos casos. Las ciruelas pasas, la zanahoria, calabaza… también son excelentes alternativas, eso sí recuerda tomarlas con piel pues son ricas en fibra.
  • Utiliza pan integral y legumbres, en tus comidas pues también son ricos en fibra.
  • Evita comidas procesadas, o ya preparadas como la comida rápida puesto que harán el efecto contrario al que buscamos y sobre todo procura alejarte de los alimentos picantes o fritos ya que no ayudan a las buenas digestiones.
mujer comiendo saludable
Una buena alimentación es fundamental
  • Ir al baño en cuanto tengas la necesidad: ¡No aguantes! Lo ideal es que no te presiones para ir al baño así que cuando sientas la necesidad intenta estar tranquila y calmada.
  • La poca actividad física también afecta a la hora de sufrir estreñimiento. Por supuesto, aún no puedes ir a practicar tu deporte favorito ,pero con tan solo realizar pequeños paseos cuando te sientas más recuperada, lograrás una diferencia. Incluso puedes comenzar a caminar con tu bebé por los pasillos, pues eso te ayudará mucho.
  • Los ejercicios de Kegel, son una gran alternativa para tonificar el  perineo o la zona del recto que fue afectada durante el parto. Los ejercicios de Kegel son unos ejercicios destinados a fortalecer los músculos pélvicos. Lo bueno de estos ejercicios es que los puedes realizar justo después de haber dado a luz e incluso desde la cama.
ejercicios en casa
El sedentarismo en los primeros días tras el parto no favorece el tránsito intestinal

Si hemos sido sometidas a una cesárea, es probable que se nos dificulte más comenzar lo antes posible a aplicar estas recomendaciones, pues tanto el movernos como el de una dieta rica en fibra se pueden retrasar debido a la misma intervención, sin embargo, no todos los casos son iguales y siempre que tu médico lo autorice puedes comenzar a introducir estos alimentos a los pocos días de llegar a casa.

Si por alguna razón ninguna de estas recomendaciones han funcionado y el problema del estreñimiento se alarga, es momento de consultar con el médico para solventar el problema del estreñimiento del postparto cuanto antes.

Los expertos nos aconsejarán si consideran necesario laxantes naturales, que son compatibles con la lactancia, para facilitar el tránsito intestinal y regular nuestro organismo.

Si a la primera no logras ir al baño y las evacuaciones se retrasan algunos días ¡No te preocupes! Recuerda que el estreñimiento durante el postparto es una situación completamente normal que tarde o temprano, desaparecerá junto con las demás molestias normales de este periodo.