Familia

5 consejos para que tu niño haga su tarea sin estrés

niño escribiendo

Que tu niño haga la tarea no tiene porqué convertirse en una razón para empezar una batalla campal en tu casa, por el contrario, es un momento en el que puedes compartir un poco más con tu hijo y comunicarte con él para ver cómo le va en el colegio y qué le gusta y qué no.

Lo primero es partir de la idea de que es muy normal que tu pequeño quiera en algún momento dejar su tarea para después y seguir jugando con sus amigos o haciendo algo que más le guste, sin embargo establecer reglas y promover que cumpla con sus deberes lo hará mucho más responsable, además de mejorar sus calificaciones. Lo importante es que logres tomar algunos consejos para que la tarea no se asocie con algo molesto, sino que sea parte de un momento agradable y, por qué no, divertido.

Brinda un bonito lugar para estudiar

Es muy importante que tu hijo se sienta cómodo a la hora de realizar su tarea, por lo que es necesario que tenga un espacio en la casa exclusivo para la realización de sus actividades. Puedes acondicionar un cuarto o una zona de tu hogar, en el que exista la menor cantidad de distracciones posibles, para que realice su tarea tranquilo.

Es importante que el sitio que escojas para tu niño esté alejado del ruido y que cuente con una silla y mesa en la que pueda sentarse a trabajar. También debes asegurarte que esté bien iluminado y que cuente con todas las cosas que necesita para hacer su tarea, como lápices, colores, borradores, libros y todo lo que sea necesario.

Establece un horario

Al tener una hora fija para realizar la tarea tu hijo podrá establecer una rutina que le permitirá ser mucho más responsable con el cumplimiento de las actividades que le asignaron en el colegio. Negocia con tu pequeño la hora en la que querrá hacer sus tareas. No puede ser muy tarde, pues estará muy cansado.

Realizar la tarea no es lo único que debe tener horario. Puedes establecer rutinas para la hora del juego, del baño, de comer y de ir a la cama también. De esta forma la responsabilidad será un valor que se forjará desde muy temprano en tu pequeño.

Muestrále lo importante que es para su futuro

Para motivar a tu niño a realizar su tarea puedes hacerlo pesar en su futuro de forma divertida. Por ejemplo, pregúntale a tu pequeño qué quiere ser cuando sea grande y hazle entender que para lograr lo que desea es importante que pase de grado y apruebe las materias, así le verá un sentido más amplio a las sumas y a las restas que debe resolver.

También es positivo que tu pequeño vea que te importa lo que él hace, así podrá notar que la hora de hacer las tareas también es un momento para compartir con su mamá o papá. Recuerda que es un momento ideal para divertirse juntos.

Cuida que la rutina se cumpla

Puede ser que algunos días tu pequeño se muestre aburrido por hacer la tarea y quiera salir a jugar, pero en este momento eres tú quien debes tener el control de la situación y hacer cumplir las normas que ya previamente de discutieron. Con voz calmada y explicándole a tu pequeño la importancia de cumplir con sus responsabilidades, deja claro que debe terminar su tarea antes de hacer cualquier otra cosa.

Si en el momento en que tu pequeño escucha que no puede hacer nada hasta que no termine las actividades que le asignaron en el colegio empieza a llorar o gritar es importante que no cedas ante esto. Tampoco alces la voz y deja claro que tu posición no cambiará.

No le hagas la tarea

Muchos padres cometen el error de terminar por ayudar tanto a su niño con la tarea que prácticamente son ellos mismos los que la hacen, lo cual termina teniendo consecuencias muy negativas en la formación del pequeño, no solo a nivel de intelecto, sino en cuanto a el cumplimiento de sus responsabilidades.

Si tu niño se negó a realizar la tarea o la hizo mal por apurarse y salir del paso deja que su maestra lo evalúe. De esta forma tu pequeño podrá entender que todos los actos tienen consecuencias y de seguro va a intentar hacerlo mejor la próxima vez.