Familia

5 cosas por la que los abuelos son esenciales para los niños

manos tomadas de una abuela con su nieto

Si tuviste la oportunidad de conocer a tus abuelos y quizás aún los tengas a tu lado sabrás la importancia que tuvieron  que siguen teniendo en tu vida. Muchos de los recuerdos más especiales de la infancia de los niños son junto a sus abuelos y, aunque algunos padres no se expliquen cómo sus padres se hayan convertido en unos seres tan consentidores de la noche a la mañana, es probable que los mayores gestos de ternura y cariño provengan de esos dulces abuelitos.

Las razones para que los abuelos sean tan importantes en la vida de los niños se basa en que la mayoría de las veces esperan los nietos con muchas ansias y con mucho más tiempo libre del que tenían al tener a sus propios hijos. Los abuelos no asumen las responsabilidades de crianza y educación de los padres, sino que se convierten en esos adultos que los niños ven como sus aliados cariñosos.

Niños más felices

Crecer junto a la presencia de sus abuelos genera más felicidad en los niños, esto puede ser algo que ya sepamos, pero la ciencia se encargó de comprobarlo para que quede claro ante los ojos de todo el mundo.

Un estudio realizado en con 1.600 niños de Inglaterra demostró arrojó como resultado que los niños que interactúan constantemente con sus abuelos muestran una mayor felicidad que los que no. Esto no quiere decir en ningún momento que los pequeños que no tengan a sus abuelos cerca sean infelices, sino que contar con la presencia de estos familiares genera un valor añadido a la alegría de los pequeños.

Se llenan de cariño mutuamente

La relación entre abuelos y nietos generalmente es una relación llena de amor y cariño, lo cual es positivo tanto para los niños como para los abuelos, pues las constantes muestras de cariño aumentan la confianza de los niños y ayudan en la salud de las personas de todas las edades.

Es probable que los padres se extrañen con las grandes muestras de afecto de los abuelos con los nietos, porque generalmente son mucho mayores de las que tuvieron con sus propios hijos, sin embargo esto no quiere decir que los hayan querido menos a ellos que a sus nietos, sino que ahora su rol es distinto y no se preocupan por el trabajo o las obligaciones que conlleva ser padres, sino que se relajan y disfrutan de los niños.

Tienen tiempo para compartir

Además de no tener el peso de las obligaciones de los padres, los abuelos tienen mucho más tiempo que sus hijos para compartir con los pequeños de la casa.

La mayoría de los abuelos ya no trabaja y cuenta con tiempo libre para ir al parque, llevar al niño a comer o simplemente sentarse a jugar, por lo que los momentos que pasan con los niños son mucho más valiosos y divertidos para los pequeños.

Apoyan en la crianza

Muchos abuelos juegan un rol importante en la crianza de los niños. La sociedad de hoy hace que las mujeres trabajen al igual que los hombres, por lo que los pequeños se quedan en muchas ocasiones al cuidado de los abuelos, lo que hace que su relación sea aún mucho más estrecha.

Sin embargo, es importante que no se pierdan los roles en la familia, pues los abuelos no pueden sustituir a los padres en sus competencias, ni los padres pretender que los abuelos sean más duros con los niños, pues su función es distinta y no cuentan con la misma energía que años atrás.

Los niños se sienten más protegidos

Que los abuelos formen parte de la vida de los pequeños hace que los niños se sientan más seguros y protegidos, pues además de sus padres, tienen otras figuras adultas que están presentes para cuidarlos y protegerlos cuando lo necesiten.

De hecho, muchos especialistas señalan que en el caso de las separaciones de los padres, los abuelos sirven de apoyo para que los niños asuman esta situación de una forma menos traumática

6 comentarios

Click aqui para dejar un comentario