Familia

8 cualidades que todos los padres deben tener

familia

Los padres perfectos no existen. Siempre cometeremos errores y es importante que también reconozcamos que estamos aprendiendo a ser padres a medida que nuestros niños crecen y que indudablemente tendremos algunos tropiezos pero también muchos aciertos.

Sin embargo, existen algunas cualidades que debemos desarrollar para que nuestro oficio de padres sea mucho más ligero y podamos disfrutar a nuestros niños de la mejor manera, inculcando en ellos valores que los hagan personas capaces de cumplir las reglas y desarrollarse en la sociedad.

Haz un chequeo de cuáles de estas cualidades tienes y quizás cuál de ellas necesitas reforzar. No es una receta para ser buenos padres, simplemente consejos para que todo vaya mucho mejor en la maternidad y paternidad.

Dedica tiempo a tus niños

Sabemos que el trabajo y la dinámica de hoy en día puede mantenerte ocupado muchas horas del día, pero recuerda distinguir lo importante de lo esencial para la vida.

Poder compartir en las actividades que desarrolle tu hijo en la escuela o en los deportes es tan o más importante que asistir a una reunión de trabajo. No te decimos que dejes tu trabajo de lado, sino que organices tu tiempo para compartir momentos de calidad con tus pequeños.

Siempre da el ejemplo a tus pequeños

Decirle a un niño que no tire la basura por la ventana del carro no es suficiente, es importante que vea como tú no lo haces.

Los pequeños captan toda la información de su ambiente y si empieza a tener conductas inapropiadas tienes que preguntarte de qué parte las está aprendiendo, te sorprenderás que muchas veces seas tú el que sin querer lo estés enseñando.

No te restrinjas en cariños

Los niños necesitan afecto de sus padres para desarrollarse como individuos seguros y sociables, así que no restrinjas los abrazos, besos y cariños que les hagas.

Además que será muy bueno para tu hijo, también lo será para ti. Te seguro que nada te llena más que tu pequeño llegue a darte un beso y te diga lo mucho que te quiere.

Aprende a escuchar a tu niño

Comunicarte con tu pequeño para saber cómo le va en el colegio, qué materia es la que más le gusta o cuál es su deporte favorito es esencial para la relación entre padre e hijo.

Escucha lo que lo alegra y también lo que lo entristece y jamás minimices sus problemas, porque aunque para ti puedan ser muy pequeños, en su mundo son muy grandes. Solo escucha a tu pequeño y evalúa con él la forma de solucionar cualquier dificultad.

Mantén un “No”

Si le dijiste a tu niño que no puede salir a jugar porque debe hacer primero su tarea, o que en esta ocasión no puedes comprarle ese juguete que tanto le gusta, debes mantener tu decisión por sobre todas las cosas. 

Si tu niño nota que llorando o formando un berrinche logra obtener lo que quiere, aunque tú al principio le hayas dicho que no, entonces se acostumbrará a esto y no respetará tus decisiones.

Celebra sus victorias

Que tu pequeño logre ganar una medalla por un concurso de deletreo, o que apruebe todas las materias con altas calificaciones siempre debe ser motivo de celebración. 

Si tu pequeño ve como una victoria estas pequeñas cosas luchará para seguirlas consiguiendo.

Enseña que todo tiene consecuencias

Esto es muy importante para la formación de ciudadanos responsables. Debes dejarle claro a tu niño que todo en la vida tiene consecuencias, por ejemplo, que si no recoge los juguetes de su cuarto entonces no podrá salir a jugar.

Muchos padres comenten el error de hacer las cosas por su niño para evitarle problemas, pero esto le traerá más complicaciones en el futuro. Si tu niño se le olvidó realizar su tarea entonces no debes hacerla tú, sino dejar que repruebe y aprenda la lección.

No vivas solo para tus niños

Tener tu propio espacio para desarrollar tus habilidades o intereses no te va a hacer un mal padre, por el contrario, te permitirá ser más feliz al cubrir necesidades esenciales en tu vida y a la larga tu hijo te lo agradecerá.

Ser madre o padre es una parte esencial de la vida, pero tu vida también se complementa con otras cosas a las que también debes dedicarle tiempo.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *