Familia

5 razones por la que tu hijo debe contar con los dedos

contar con los dedos

Si crees que tu niño empezará a aprender matemática al entrar a la escuela estás equivocado. Desde muy temprana edad los pequeños ya realizan ciertos cálculos apoyadas en muchas ocasiones en los dedos de sus manos.

Hay quienes están a favor o en contra de que los pequeños cuenten con los dedos, pero lo cierto es que en los primeros años no sólo es común sino que es muy ventajoso. Acá te decimos por qué.

123

Contar con los dedos ayuda a palmar las matemáticas

Cuando le preguntes a un pequeño su edad, o la cantidad de hermanitos o primitos que tiene es muy probable que lo veas tocarse las manos para empezar a contar, pues aún necesitan ver las matemáticas abstractas en un plano físico y concreto como lo son sus manos.

Esto ayuda a que el proceso de aprendizaje de las matemáticas sea mucho más sencillo de entender, pues al principio es importante que tu pequeño conozca la utilidad de los números en las tareas diarias.

Si utiliza los dedos tu niño será mejor en matemáticas

Varios son los estudios que señalan que los niños que cuentan con las manos desarrollan mayores habilidades matemáticas en su vida futura. La razón es que el gusto por las matemáticas se acrecienta en la medida que los pequeños sienten que entienden el uso que se le pueden dar a los números.

Lo importante es lograr que poco a poco el niño en edad escolar vaya sustituyendo el uso de los dedos para contar por razonamientos matemáticos más abstractos, y así vaya ejercitando su memoria matemática.

Empieza a diferenciar pequeños ejercicios matemáticos

La suma y la resta se aprende principalmente con los dedos. Si tu pequeño tiene tres años y lo muestra con sus dedos, cuando cumpla cuatro va a tener que sumar uno a la cuenta, por lo que aprenderá el significado de que al agregar un dedo más está sumando, y al quitarlo está restando.

Poco a poco verás como tu pequeño lo hace mucho más rápido. De esta forma empezará a contar sus juguetes y sumará a sus dedos lo que le regalen, para saber cuántos tiene.

Aprende las diferencias de cantidades

Si al preguntarte tu edad tu pequeño nota que los dedos de la mano no le alcanzan para terminar de contar, seguramente el niño te dirá que eres una persona muy grande.

De esta forma tu pequeño empezará a diferenciar entre cantidades grandes y pequeñas, a pesar que al principio para él todas las cantidades mayores de 10 serán muy grandes.

Asocia las matemáticas con otras actividades

Tu niño no solo utilizará sus dedos para contar números, sino que es muy común que empiece a contar también las vocales del abecedario, así sabrá que todas ellas ocupan los dedos de solo una mano.

Esto permitirá que el pequeño logre asociar varias disciplinas al mismo tiempo y logrará que distintas áreas del cerebro se activen de forma conjunta, algo que es fundamental para el desarrollo cognitivo de todos los seres humanos.