Familia

6 formas de minimizar los peligros de las redes sociales en los niños

tres chicas usando la computadora

El avance vertiginoso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación hacen que tus hijos entren a navegar en internet y creen perfiles en redes sociales cada vez más chicos. Ante esto es esencial que los padres enciendan las alertas para vigilar lo que sus hijos hacen cuando están sentados frente al monitor.

Lo importante es que los adultos tengan control y supervisen lo que están haciendo los pequeños en Internet, y del mismo modo deben establecer reglas claras para evitar cualquier riesgo que se puede correr en lo que se refiere a la seguridad familiar.

Al tomar una serie de medidas específicas, los padres pueden minimizar los riesgos de cualquier eventualidad cibernética que pueda afectar la tranquilidad familiar.

1. Aprender con tu hijo

Los niños actualmente son considerados nativos digitales pues desde que nacieron la tecnología y el Internet han estado presentes en su vida, por lo que es común ver a niños que manejan los aparatos tecnológicos mucho mejor que sus padres.

Sin embargo, los padres deben involucrarse en lo que hacen sus niños, por lo que si usted no es amante de las redes sociales, tal vez deba empezar a serlo para vigilar más de cerca a sus pequeños.

La primera recomendación que dan los expertos es que los padres creen un perfil en las redes sociales donde sus niños estén presentes, con lo cuál se familiarizarán con el sitio y vigilarán más de cerca la actividad de sus pequeños.

También deben saber cómo al historial de las páginas web visitadas por sus hijos. De esa forma podrá involucrarse y ver a tiempo las fortalezas y los peligros que puede representar el Internet para ellos.

2. Acatar los límites de edad

Cada red social tiene como condición un mínimo de edad necesaria para ingresar a un nuevo usuario. Muchas veces los niños mienten acerca de su fecha de nacimiento para poder entrar en estas redes sociales.

Es importante que usted le haga ver a su hijo que no permitirá que ingrese datos falsos a cualquier red social. También debe conocer que muchas redes sociales permiten el ingreso de niños siempre y cuando la cuenta esté enlazada con la de los padres, para precisamente tener una mayor vigilancia.

3. Establecer las políticas de privacidad

Un paso muy importante a la hora que tu niño quiera ingresar a un red social es sentarte junto a él y establecer la configuración de privacidad qué va a tener su cuenta. De esta manera te asegurarás que la información y el contenido que genere tu hijo sólo será visto por las personas qué desees y no por cualquiera que entre a su perfil.

También es importante que tus niños tengan claro que los amigos de una red social deben ser también personas conocidas en la vida real, por lo que una regla inquebrantable es la de no aceptar invitaciones de ningún extraño. Para ello es también importante que vigile constantemente quienes son los amigos de su hijo en las redes sociales.

4. El Internet debe tener horarios

Otro punto importante es que establezcas un horario específico para que tu hijo acceda a Internet. De esta forma vigilarás lo que hace y te asegurarás que la computadora no absorba mayor tiempo del necesario.

Crear una rutina para el uso de Internet de tu niño hará que sienta que tú tienes parte del control, por lo que se sentirá obligado a ser más responsable con lo que busca en la web.

5. Deja la computadora donde puedas verla

Muchos padres regalan laptops o smartphone a sus hijos a edades cada vez más tempranas, sin embargo es importante que este tipo de obsequios se regulen y se den a una edad apropiada.

Es recomendable que tu hijo utilice una computadora de escritorio para acceder a Internet, esto para asegurarse que se encuentre en un sitio fijo a la vista de todos. Un lugar ideal para colocar la computadora es en la sala, así evitarás que busquen contenido inapropiado para su edad.

6. Explícale a tus hijos los peligros de internet

No es cuestión de asustar al pequeño sino de tenerlo prevenido con lo que se puede encontrar en línea, por lo que hay que ser claros con ellos del por qué es necesario tomar tantas precauciones.

Siéntate y explícale que en las redes sociales los niños pueden ser buscados por personas que dicen ser sus amigos pero que realmente no lo son. Debes resaltar que esto puede ser peligroso y que en ningún caso debe compartir con nadie información personal como dirección, número de teléfono o información de los padres.

Dejar desde un principio las reglas claras y explicar de forma calmada los problemas que puede traer el mal uso de Internet a la vida de los niños y de la familia es la mejor manera para mantener todo bajo control.

Tags
Cargando...

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *