Bebes Familia Maternidad Mujeres

¿Cómo lograr el equilibrio entre el trabajo y la familia?

mujer trabajando en oficina

En el mundo tan dinámico del que formamos parte cada vez puede ser más complicado para algunos lograr equilibrar el trabajo y la familia, y cuando eres madre mucho más.

En la sociedad hemos adquirido poco a poco más relevancia en el campo laboral y eso nos ha llevado a las mujeres a compartir el tiempo entre el trabajo y la familia. Pero hay que tener claro que no es cuestión de decidir, sino de lograr construir un equilibrio entre entre lo laboral y el hogar para armonizar nuestra vida.

El trabajo y la familia no siempre se oponen

Es importante que sepamos que ser buena en el trabajo no te convertirá en mala madre o viceversa. Por el contrario, muchas mujeres logran equilibrar perfectamente estos dos mundos.

Dejar claras las reglas en cada uno de los ámbitos y saber priorizar y separar las responsabilidades que conlleva tanto el trabajo como la familia es uno de los muchos consejos que se deben seguir para mantener la armonía.

Recuerda que lo importante es que te sientas a gusto en todo momento. Mientras tú te sientas bien, las personas a tu alrededor también estarán contentos.

Consejos para armonizar el trabajo y la familia

Si sigues estos consejos y estableces algunas de estas reglas en tu vida podrás lograr que tanto la casa como el trabajo se compenetren de forma armónica. Recuerda que lo más importante es que puedas estar a gusto en tus dos mundos, por lo que si sientes que algo no anda bien es bueno que revises esta lista a ver qué debes hacer.

1. Establece prioridades en tu vida

Si decidiste formar una familia es importante que le dediques el tiempo necesario sin dejar de lado tu trabajo. Para ello es importante que logres establecer prioridades en tu vida y te preguntes qué es lo más importante. Trasnocharte por el último informe o ir a acostar a tu niño.

No te decimos que seas irresponsable en el trabajo, solo que tengas claro qué es lo fundamental y no le pases por encima.

2. Aprende a decir que no

Sabemos que es muy atractivo asumir nuevas responsabilidades, pero antes de saltar a decir que sí en un primer momento, evalúa la situación un poco más y aprende a decir que no cuando esa sea la mejor opción.

Sabemos que puedes llevar a cabo grandes tareas tanto en tu trabajo como en la familia, pero por más que insistas necesitas descansar.

3. Tus días libres deben ser sagrados

Aprender a dejar los problemas del trabajo en el trabajo puede ser un don, pero es fundamental que tus días libres realmente lo sean.

Los fines de semana son sagrados y es el mejor momento para que tú y tu familia descansen y pasen mucho más tiempo juntos.

4. Aprende a delegar en el trabajo y en la familia

Sabemos que puedes hacerlo todo, pero no tienes que hacerlo. Aprende a delegar tanto en el hogar como en el trabajo y verás que las cosas empezarán a funcionar mucho mejor.

Deja que otros te ayuden a realizar ese informe y reparte las responsabilidades de la limpieza en el hogar. Así notarás que tienes mucho más tiempo para ti y para compartir con los seres queridos.

5. No eres perfecta y nadie lo espera

Tranquila. Si la casa no está reluciente porque saliste con tus niños de paseo en vez de quedarte a limpiar no va a pasar nada, o bueno sí va a pasar. Te vas a sentir mucho mejor y vas a construir lazos más fuertes con tu familia.

En el trabajo sucede lo mismo. Haz lo que te corresponde y organiza tu tiempo para que no tengas que quedarte horas extras trabajando.

6. Lleva una agenda

Es importante que coordines todas tus ocupaciones. En la medida que organices tu tiempo te darás cuenta del tiempo que te sobra y lo que puedes hacer para pasar más de este tiempo junto a la familia.

Recuerda que un hogar no se forma porque vives allí, sino porque creas momentos inolvidables dentro de él. Así que busca esos espacios  y aprovecha el tiempo que tienes para estar junto a tus seres queridos.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *