Familia

Crisis familiares: ¿Cómo identificarlas y solucionarlas?

Enfoque en la solucion
La mejor opcion siempre sera la comunicacion

¿Qué son las crisis familiares? ¿Qué se considera una crisis familiar?¿Cómo solucionar una crisis en la familia?  La convivencia con el grupo familiar no siempre es tan sencilla y es normal que  a lo largo del camino se presenten algunos desacuerdos entre miembros de la familia. Sin embargo, la clave está en los métodos que se utilicen para solucionarlos, porque si la crisis familiar persiste y empeora generará irritabilidad, tristeza, incomodidad o colocar a uno o más miembros de la familia de a toque. Cuando las crisis familiares son muy densas generan mucho dolor en todos los miembros de la familia porque de alguna u otra manera, todos están implicados, además que afecta a la salud

Las crisis familiares pueden desencadenar episodios de violencia física, verbal o psicológica entre dos o más miembros.

La verdad es que a nadie le gustaría llegar a casa y sentirse incómodo, disgustado, sin poder conversar con nadie porque hay mucha tensión en el ambiente y seamos o no los protagonistas de la crisis familiar, siempre surgirán pequeñas discusiones sobre el tema donde saldremos involucrados.

Veamos cómo abordar las crisis familiares de la mejor manera, así como también los efectos significativos y negativos que tienen sobre el grupo familiar.

¿Qué son las crisis familiares?

Las crisis familiares son aquellos cambios o transformaciones que producen pequeños o grandes desequilibrios que experimentan las familias. Estas crisis pueden estar desencadenados por situaciones específicas, evolutivas, accidentales o ser un cúmulo de situaciones que no fueron manejadas adecuadamente y se fueron juntando.

Cuando se trata de un cúmulo de eventos desagradables, sin duda es más complicado que cuando las crisis son desatadas por un episodio puntual, accidental o evolutivo.

Crisis familiares
Sin duda las crisi familaires causan efectos negativos en todos lo miembros

Tipos de crisis familiares

A grandes rasgos existen diferentes tipos de crisis: las normativas, las evolutivas y las paranormativas.

Identificar la crisis familiar que experimenta tu familia, te permitirán identificar el problema y encontrar la solución

1. Las crisis normativas:

Las crisis normativas ocurren cuando la pareja tienen ideas y creencias muy diferentes, con respecto a los valores, aspiraciones, el dinero, la forma de crianza o la educación entre otras cosa, lo cual trae como consecuencia un conflicto que produce una crisis familiar, que afecta directa o indirectamente a los hijos o a los vínculos familiares.

Esta crisis puede ser muy positiva, pues muchas veces una reformulación del contrato familiar lo cual ayuda a mejorar la estructura familiar creando una mejor unión y beneficios para los miembros de la familia. Se comprende como una crisis transitoria pues posibilita el paso de una etapa a otra.

¿La solución?

El primer paso es dejar la pelea estar abiertos al dialogo, comprender porque para el otro es importante. En esta punto, la pareja debe hablar, negociar y discutir hasta encontrar una solución a la diferencias que causan el conflicto

2. Las crisis paranormativas (o accidentales):

Las crisis paranormativas son aquellos cambios que experimenta una familia en alguna de sus etapas que no están relacionadas con la etapa de desarrollo de la familia, sino que son hechos situacionales o accidentales. Habitualmente, algún suceso inesperado que genera un desequilibrio: una muerte, un accidente, un divorcio.

Estas crisis tienen un impacto más desfavorable en la familia así como un mayor un costo para la salud en los miembros.

¿La solución a la crisis paranormativas?

La familia debe acompañarse durante esta etapa. Es importante conectarse desde un punto emocional.

3. Las crisis evolutivas

Las crisis evolutivas están en relacionadas con los cambios biológicos, psicológicos y sociales de cada uno de los miembros de la familia en el desarrollo de su persona. La crisis ocurre cuando por la consecuencia de los cambios del individuo las pautas de interacción generar un conflicto en el que el contexto familiar también debe cambiar. Por ejemplo, un cambio de carrera o trabajo, la independencia de un hijo, la llegada de un hermanito, la rebeldía adolecente, el regreso al trabajo después de la maternidad, entre otras cuestiones.

En otras palabras, se deben cambiar las viejas pautas de interacción por otras nuevas. Esto da lugar al crecimiento y desarrollo de la familia, pues permiten la aparición de nuevos roles, el desempeño de nuevas funciones, logrando un desarrollo cada vez más acabado de individuación de cada uno de los miembros y una estructura familiar más compleja.

¿La solución?

Frecuentemente, la solución a una crisis evolutiva es aceptar los cambios y redefinir los limites, las reglas y los modos de interacciones.

¿Qué se considera una crisis familiar?

A veces las situaciones incómodas en casa son tan frecuentes que las comenzamos a naturalizar y pensamos que es de esa manera como funcionan las familias. Este factor es fundamental y no naturalizar las situaciones irregulares en casa, porque solo estaremos creando una bola de nieve.

Muchas veces la crisis familiares son normalizadas como un hecho cotidiano

Normalizamos una actitud antipática de nuestra pareja un día, al siguiente día nos alza la voz, al tercer día nos rechaza y al cuarto día nos agrede física o verbalmente y no aprendemos a poner freno desde el inicio porque comenzamos a ver estas situaciones como “normales”. Por esta razón, te mostraremos las situaciones más comunes que representan una crisis familiar.

  • Infidelidades en la pareja.
  • Ausencia de comunicación entre los miembros de la familia.
  • Amistades de alguno de los miembros que genere discordia dentro del hogar con los otros miembros de la familia.
  • Alcoholismo o consumo de sustancias psicoactivas por parte de uno de los miembros de la familia.
  • Rebeldía en la adolescencia.
  • Desacuerdos en los métodos de crianza de los hijos.
  • Diferencias de valores o aspiraciones
  • Altos montos de trabajo que es llevado a casa por parte de uno o más miembros de la familia.
  • Duelo o muerte de alguna persona en común que es manejada inadecuadamente.
  • Cambios en la dinamica familiar como la llegada de un hermanito
  • Malos tratos, gritos y peleas constantes por un conflictos no resultos

Efectos de las crisis familiares

Sin duda alguna, las crisis familiares impactan de forma negativa en todos los miembros de la familia. Y es que, recuerda que la familia siempre será el principal grupo social donde estamos inmersos y cuando la convivencia en negativa o surge alguna situación negativa, esto nos puede desequilibrar emocionalmente.

Las crisis familiares no necesariamente son malas pues habitualmente ayudan a fortalecer la familia

Los efectos de las crisis familiares:

  • Desatención de los hijos
  • Aparición de conductas adictivas
  • Incomodidad al llegar a casa
  • Evasión familiar. El deseos de no estar con la familia por la tensión que se siente en el ambiente.
  • Irritabilidad la mayor parte del día.
  • Dificultad para concentrarse en el trabajo o cualquier otro entorno donde se desenvuelva la persona por estar pensando constantemente en la crisis familiar que está atravesando.
  • Violencia familiar.
  • Falta de energía para realizar las actividades diarias.
  • Desinterés hacia el trabajo.
  • Aumento de la ansiedad y estrés en el día a día.
  • Tristeza la mayor parte del día.
  • Malos tratos
  • Gritos y peleas constantes
  • Menor rendimiento escolar por parte de los hijos
  • Inestabilidad emocional
  • Autoestima negativa en los niños

¿Cómo solucionar las crisis familiares? 5 pasos para empezar

Las crisis familiares sí tienen solución y no necesariamente implican la separación o cambios drásticos de los miembros de un grupo familiar. Veamos 5 pasos que puedes tener en cuenta si tu familia está atravesando una crisis.

1. Identificar el problema de raíz

Es importante que antes de iniciar con la solución podamos tener presente cuál es el problema de raíz que desató la crisis familiar. Para ello es necesario ser muy observadoras, tener paciencia y respirar profundo para poder pensar objetivamente sobre el problema, porque nosotras también nos vemos afectadas y nos podemos sentir invadidas por la rabia o tristeza.

2. Ser observadoras es la clave

Como pilares del hogar ser observadoras es la clave para identificar el problema de raíz y encontrar soluciones factibles. El aislamiento de los miembros de la familia, conductas agresivas o disruptivas de forma repentina en los niños, discusiones constantes con tu pareja iniciadas siempre por la misma persona, entre otras conductas llamativas que no solían pasar antes en casa.

Crisis familiares
Las crisis familiares pueden romper vinculos

3. Abrir espacio a la escucha de los miembros de la familia

Ahora que identificamos el problema, nos dimos cuenta que nos afecta a todos, es momento de abrir espacio a la escucha e iniciar el diálogo. Recuerda que la crisis nos afecta a todos, por lo que buscar comprender es también permitir que los demás nos comprendan.

4. Expresar nuestras emociones y abrir camino a las emociones de los demás

Las emociones son un factor principal para llegar a la solución más sana para todos los miembros de la familia. Y es que, no hay mejores personas con quien expresar con confianza nuestras emociones que nuestra familia, porque nos hace sentir protegidos, escuchados y con la confianza suficiente para decir lo que nos disgusta sobre la situación irregular que está atravesando la familia.

La crisis familiar es una oportunidad para fortalecer y crecer como familia

5. Todas las opiniones son válidas

Durante la conversación que tengas con tu familia, toma una hoja y lápiz donde anotarás las propuestas de cambio que haga cada uno de los miembros de la familia. De esta manera, tomarás en cuenta todas las opiniones y llegarán a la solución todos juntos con mayor facilidad. Este es un proceso de dialogo en el que requiere la participación activa.

Las crisis familiares sí tienen solución y no necesariamente implican la separación o cambios drásticos de los miembros de un grupo familiar.  Recuerda que las crisis familiares se pueden solucionar cuando tenemos la disposición para hacerlo.

Ante cualquier duda consulta con un especialista por el caso particular de tu familia

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS