Familia Vida Positiva

Disciplina Positiva: Educa a tus hijos con firmeza y cariño

Disciplina Positiva
Disciplina Positiva nos ayuda a criar a nuestros hijos sin violencia

Cuando se trata de crianza son muchas las corrientes psicológicas que podemos encontraren libros o en la red. Una de ellas es la disciplina positiva, la cual es una herramienta educativa que tuvo su origen en los años 20 y que se sistematizo y se implementó dando numerosos resultados positivos en la educación de niños bajo el establecimiento de parámetros de responsabilidad y respeto.

Cría a tus hijos con una educación basada en el respeto y la disciplina, no el miedo y la violencia

La disciplina positiva se basa en la empatía, amor, entendimiento y sobre todo en el amor que debe existir en las relaciones familiares. Dando a los padres las herramientas necesarias para conducir a los niños con disciplina y firmeza pero siempre de forma positiva y no restrictiva. Este enfoque te enseñara a ejercer el control de tus hijos sin caer en métodos excesivos ni la exagera permisividad.

Disciplina Positiva
La disciplina positiva se trata de educar con amor y respeto

¿Qué es la disciplina positiva? Sus 5 pilares fundamentales

Esta corriente educativa se basa en enseñar al adulto a cómo utilizar la amabilidad y la firmeza al mismo tiempo. Una vez que tus hijos interiorizan y aplican estos pilares básicos para la disciplina positiva, las herramientas se asumen y se vuelve innecesaria repetírselas pues ya las aplicarán inconscientemente.

1. El Respeto mutuo

Un adulto que se respeta a si mismo podrá con su ejemplo enseñar a sus hijos la importancia de este concepto. Ten en cuenta las necesidades de tu hijo, las tuyas y las comunes así ellos podrán como enfrentarse a cualquier situación. El respeto por nosotros mismos es lo más importante para el establecimiento de todas las relaciones interpersonales que tendrá en su vida.

2. Aprender de los errores

En los errores es donde encontramos las lecciones más valiosas para la vida. Las fallas son una buena oportunidad para educar a tus hijos. Como padre debes identificar la creencia que da pie al comportamiento, y partiendo desde ese punto empieza por trabajar la desmitificación de la creencia y no corrijas solo el comportamiento.

3. Los castigos no enseñan, reprimen

La disciplina no tiene por qué ser permisiva esta debe enfocarse a ofrecer soluciones en vez de colocar castigos. Ideas alternativas al castigo, será de mejor utilidad y evitarás los daños a largo plazo, que los castigos producen. Si bien pueden servir en el momento, a futuro se convierten en problemas emocionales para el adolescente.

Aquí puedes leer más sobre ¿Cómo afectamos a los niños cuando les gritamos?

4. Fomenta el sentido de comunidad a través de la comunicación efectiva y las habilidades para resolver problemas

Conectar con el niño a través de la comunicación es lo esencial la disciplina positiva. No se trata de dar regaños y gritos para imponer autoridad. Es a través del dialogo como podemos lograr grandes soluciones. Enseña a tus hijos que comunicándose pueden resolver sus problemas individuales o comunes.

Debemos saber que, los berrinches suelen ocurrir porque los niños no pueden expresar sus frustraciones antes los problemas, es su forma de pedirnos ayuda y atención. Si te interesa puede leer más sobre ¿Cómo actuar ante una rabieta de tu niño en público?

5. Alienta, no alabes

Cuando alentamos a nuestros hijos por un trabajo bien hecho estamos reconociendo el esfuerzo puesto para tal fin. Mientras que si alabamos estamos dándole un sentido exagerado a una acción que de seguro es común en su día a día.

Es importante reconocer el esfuerzo por encima del éxito. No siempre tus hijos ganaran y debes enseñarles que aun de las derrotas siempre hay algo positivo que sacar.

Disciplina Positiva
La disciplina positiva se trata de criar hijos sanos

 

Características para que la disciplina positiva sea efectiva

Jane Nelsen, el psicólogo que sistematizo y realizó experimentos favorables con la disciplina positiva, señala que para que la disciplina enseñe debe tener las siguientes características:

  1. Ayuda a los niños a sentir conexión. Se ha demostrado con estudios que los niños criados bajo la disciplina positiva tienen menos tendencias a comportamientos de riesgo social como el consumo de drogas, estupefacientes, y actividades destructivas similares. Este tipo de corriente educativa incremento el desempeño académico en los niños cuyos padres optaron esta corriente.
  2. Es respetuosa y alentadora. Estudios demuestran que los padres que son amables y muestran interés por sus hijos pero que a la vez fueron firmes y exigentes, lograron tener adolescentes que fueron tajantes en sus decisiones y fueron menos propensos a probar drogas, consumir alcohol o a presentar conductas violentas.
  3. Es efectiva a largo plazo. Quizás en algunos momentos la disciplina positiva pueda parecer rigurosa, pero sin duda veras los beneficios a largo plazo. Esta corriente educativa permite con amabilidad y firmeza que el niño piense, sienta, aprenda y decida acerca de lo que significa el para su entorno y donde está ubicado como persona. Le enseñara a futuro como sobrevivir y prosperar.
  4. Le enseña importantes habilidades sociales y para la vida. La cooperación, el respeto, la amabilidad, la empatía son solo alguno de los sentimientos que tu hijo aprenderá a experimentar. La disciplina positiva se basa en permitir que el niño experimente, pero bajo el seguimiento firme de los padres para la resolución de problemas. Los niños que saben manejar sus sentimientos mostraron menos problemas de conducta en su adolescencia, tal como lo revelan estudios sobre la aplicación de la disciplina positiva.
  5. Invita a los niños a descubrir sus capacidades. El ser permisivo pero firme, le enseñará a los niños a ir mas allá de sus capacidades. Un niño que se descubre será un adolescente lleno de recursos para afrontar los miedos y dudas que esta edad suele generar. La disciplina positiva puede que de momento, mientras tus hijos estén pequeños parecer un poco restrictiva pero los logros más importantes las veras en su etapa más complicada, la adolescencia.
Disciplina Positiva
Ser una familia se trata de ayudarnos entre todos

Recuerda que los límites son necesarios para formar a tus hijos. La excesiva permisividad y la ayuda sin medida hacen de los niños, seres que siempre estarán a expensas de los que sus padres pueden hacer por ellos.  Es por ello que la disciplina positiva se basa en el respeto que merecen esos seres en desarrollo, pero también el sano establecimiento de límites para el crecimiento feliz e independiente de niños que tendrán las herramientas adecuadas, para resolver los diferentes retos que les va planteando su crecimiento.