Familia

7 formas de poner en práctica la educación cívica en los niños

Socializar es vital para vivir y para ello necesitamos de la educación cívica

Cuando nuestros niños comienzan a estar un poco más activos en su vida social, van al colegio, comparten con otros adultos y niños, siempre nos preocupa como mamás el cómo se comporten los niños. ¿Cómo hacer para que tengan buenos modales? ¿Como hacer para que se porten bien? ¿Porque mi hijo no hace la tarea?

Y es que las normas de convivencia, los valores, respetar a las demás personas, la disciplina… Todos estos temas forman parte de la educación cívica de los niños y es fundamental en su formación como personas. Es por esta razón que, te mostraremos algunos aspectos a considerar para que comiences a implementar la educación cívica en el hogar con tus pequeños lo antes posible.

Es esencial como padres que les enseñemos a nuestros hijos a convivir con los demás

Enseñarle esta serie de valores a los niños cuando son pequeños nos ahorrara grandes dolores de cabeza en el futuro, principalmente en la etapa escolar. La educación cívica es la base de toda sociedad es lo que permite que funcionemos como grupos sociales, en la escuela así como familia. Y es que, todos los seres humanos necesitamos socializar y formar parte de grupos. Para ello, sobretodo cuando de niños se trata es muy importante y necesario enseñarles la educación cívica.

Recordemos que, los niños están en plena formación, aprendiendo todo con mucho entusiasmo. ¡Enseñémosle a convivir a través de los juegos y las tareas!

Enseñarle educación cívica a los niños en los primeros años nos ahorrara grandes dolores de cabeza en los años posteriores

¿Qué es la educación cívica para niños?

La educación cívica es definida por Pagés J. como “El conjunto de normas, principios, hábitos, conductas, convicciones, y pautas que determinan y hacen posible la convivencia social entre las personas”. Como podemos observar, la educación cívica rige el funcionamiento adecuado de los grupos sociales, como la escuela así como también en la familia.

En un principio, la educación cívica pudiera ser difícil de comprender para los niños, ya que recién están empezando a socializar con otras personas ajenas al grupo familiar. Por tanto, la enseñanza de la educación cívica debe ser mediante sencillos métodos con juegos que permitan al niño el aprendizaje

La disciplina es fundamental en la educación cívica

7 formas de poner en práctica la educación cívica en los niños en el hogar

La educación cívica puede ser muy sencilla de enseñarle a los pequeños de la casa, siempre y cuando lo podamos hacer con amor, disposición y respeto. Tengamos en cuenta que cada uno de nuestros niños es diferente, único. Veamos algunos consejos para aplicar la educación cívica.

1. El respeto desde casa

Es importante poder enseñarles el respeto desde casa, para que los niños sean capaces de respetar a las demás personas, así como tanto valorarlas como tal. Todo ello tiene como base la educación del hogar. Asimismo, el respeto se enseña mediante el ejemplo que los niños ven en nosotros.

El respeto no se enseña con palabras, se enseña mediante el ejemplo.  Los niños ven como tratas a los demás y así aprenden.

Además, cuando notes situaciones irregulares donde el niño falte el respeto de otra persona, es importante que se haga un llamado de atención al momento y luego puedan conversar al respecto. De esta manera, el niño podrá comprender la situación lo que evitará la repetición de la misma.

2. Enseñanza basada en valores

Conocer los valores como el amor, solidaridad, amistad e incluso el respeto son fundamentales para la enseñanza de los niños. Pues, de esto dependerá su comportamiento cuando sean adultos. Mediante los valores lo niños se convertirán en personas conscientes y capaces de reconocer al otro, otorgándoles la importancia que tienen en sus vidas.

La mejor forma de enseñar los valores a los niños es con el ejemplo

Los valores se enseñan mediante el ejemplo que les damos los niños. Asimismo, puedes hablarles a diario sobre los valores, vinculándolos con las vivencias del día a día y sobre todo actuando en consecuencia. Es importante ser coherentes, no tiene sentido querer enseñarles “esta mal tratar mal a la gente” y luego que ellos nos vean maltratando a otra persona.

3. Los deberes en el hogar

Puede ocurrir que cuando hay niños en casa, los exentamos de responsabilidad y preferimos nosotras  hacerlo todo para evitar problemas, quejas o berrinches. Sin embargo, es muy importante y es súper positivo que el pequeño esté involucrado en los deberes del hogar, principalmente en los que estén asociados a sus propias responsabilidades. Por ejemplo, recoger los juguetes al terminar, hacer las tareas del colegio, mantener limpia la habitación, entre otras tareas.

Los deberes nos ayudan a enseñarle el valor de la responsabilidad

Tarde o temprano los niños se enfrentaran con las responsabilidades, es muy importante que les enseñemos su valor. Si bien puede traer varios dolores de cabeza, esto nos ayudará a evitar graves problemas posteriores, principalmente en la escuela. La responsabilidad y los deberes permiten crear adultos responsables en el futuro.

La educación cívica se basa en valores como el respeto y humildad

4. La ética en niños

La ética forma parte de la educación cívica de los niños, ya que se refiere a la moral y obligaciones que puede tener la persona con la sociedad. Sin embargo, puede resultar complicada su enseñanza por ser un concepto tan abstracto.

Es importante poder aprovechar las situaciones del día a día para explicarles sobre las conductas morales y las formas más adecuadas de comportarse en las diferentes situaciones. También, después de una tarde de películas, puedes tomar las escenas más significativas que sirvan para ejemplificar el buen actuar de los personajes, haciendo mucho más amena la enseñanza para los niños. Lo mismo puedes hacer con los cuentos, anécdotas o situaciones cotidianas.

Si deseas enseñarles los valores con ejemplos, aquí puedes encontrar diferentes cuentos con valores para que sepas como enseñarselo

5. La disciplina en casa

Otro de los aspectos fundamentales para la educación cívica de los niños es la disciplina. Pues, mediante la disciplina podemos alcanzar los más grandes logros en la vida. Otorguémosle esta gran herramienta a los niños desde casa.

Para enseñar la disciplina basta con establecer normas en casa sencillas, puntuales y que permitan alcanzar un objetivo específico. Por ejemplo, plantear una tabla de tareas semanales que tengan un premio al final de la semana si es llevada a cabo con éxito por el niño. Esto sin duda los motivara a ser disciplinados mientras se divierten. Es importante, lograr transmitir que no es un castigo o un capricho, que las tareas son necesarias por sus razones.

La disciplina no es castigo, sino son los pasos para lograr un objetivo.

Es muy importante volver a entender la disciplina, no como un castigo, sino como la voluntad y determinación para lograr un objetivo.

6. Normas del buen hablando y buen oyente

La base de todas las relaciones sociales positivas de las personas es la comunicación efectiva. En ella, podemos encontrar normas para escuchar activamente a las personas y además poder ser escuchados. Asimismo, la mejor forma de enseñar la comunicación efectiva es mediante la práctica. Tengamos conversaciones interesantes con nuestros niños sobre su día a día, escuchemos con atención lo que dicen y procuremos que cuando nosotras hablemos, ellos puedan igualmente escucharnos con atención.

La mejor forma de enseñar la comunicación efectiva es mediante la práctica

Generalmente, lo niños querrán hablar antes de que nosotras terminemos de hacerlo, por lo que es importante que podamos hacer una pausa y explicarles lo valioso que es escuchar a los demás. De la misma forma, también debemos respetarlos cuando están hablando.

7. Conocer las creencias de nuestros niños

A pesar de que los niños sean criados bajo nuestras creencias, los niños deben desarrollar las propias. Es importante destacar que sus creencias y prejuicios tendrán ciertas diferencias con los nuestros. Es importante que nos tomemos el tiempo para conocerlos, ya que de ello dependerá el cómo actúen frente a la sociedad. Incentivemos las conversaciones diarias, bien sea durante las comidas familiares, paseos, o cualquier momento que consigamos en el día donde el niño sienta la libertad de expresar sus pensamientos.

Es importante que el niño sienta y tenga la libertad de expresar sus pensamientos.

La educación cívica es fundamental para la formación de los niños, ya que el objetivo de toda mamá es criar adultos responsables, con disciplina para que puedan alcanzar sus logros y por sobretodo, bondadosos. De esta manera, le estaremos brindando las mejores herramientas a nuestros hijos con tal solo tener estos 7 aspectos en cuenta durante su crianza. Asimismo, recordemos que cuando lo hacemos con amor y disposición, la gratificación de los niños es enorme.

1 comentario

Click aqui para dejar un comentario

  • Se predica con el ejemplo, así que primero habría que poner en práctica la educación cívica en los adultos, ya que éstos carecen de ella últimamente y después hacerlo con los niños. así aprenderán, sino va a ser muy difícil.