Familia

Estas razones te dicen porque los niños no deberían dormir con sus padres

En la maternidad actual hay cientos de debates acerca del dormir con los hijos. Ambas vertientes tienen ventajas y desventajas pero hoy hemos recopilado ciertas razones de porque los niños no deberían dormir con sus padres. Es tu decisión informarte sobre el tema y decidir que tipo de crianza quieres emprender.

Según la crianza con apego debes dormir con tus hijos hasta que se sientan preparados para hacerlo solos, mientras otras corrientes aseguran que estos desde muy pequeños deben tener independencia emocional y no por eso querrás menos a tus peques. Sin embargo, esta es una decisión que solo esta en tus manos, nadie mejor que tu sabrá que es lo mejor para tus hijos.

dormir con tus hijos 1
Tú decides lo mejor para tu familia

En Somos Mamás creemos que cada padre/madre debe criar a su hijos de la mejor forma que considere. Por ello, te presentamos diversas opiniones, estudios e información para que las madres puedan reflexionar sobre cómo quieren criar a sus hijos.

Porque los niños no deberían dormir con sus padres

A continuación las razones más frecuentes por las cuales muchos padres eligen no practicar colecho:

1. Te será más difícil descansar

Dormir con un niño siempre será difícil. Ellos tienen patrones de sueño distintos a los tuyos, por lo cual descansar te será más difícil debido a que ellos se mueven mucho y esto podría interrumpir tu sueño nocturno, por lo cual tanto tú niño como tú podrían dormir mal y no lograr el descanso que se requiere para afrontar un nuevo día. Si tienes un bebé y un niño pequeño en muchos casos es frecuente que uno suela despertar al otro. Además mucho padres duermen incómodos ya que uno de los miedos mas frecuentes es aplastar el bebé.

2. La intimidad de pareja

Una de las quejas más comunes de la vida de pareja cuando llegan los hijos es la perdida de espacio e intimidad. Es importante recordar que la pareja es la base de la familia y por lo tanto la llegada del nuevo integrante debe afianzar esta base y no socavarla. Tu relación podría desgastarse si dejas a un lado esos momentos que son importantes para compartir con el padre de tus hijos, ellos también requieren de tu tiempo y atención. Ser madres y cabezas de familia no es un rol fácil.

También vale la pena destacar, que algunas veces, sea por miedo, inseguridad o incomodidad con el cuerpo, enojo u otras razones, las mujeres utilizamos la excusa de los hijos como una forma de evitar la intimidad con nuestra pareja.

3. A la larga puede ser algo traumático para el niño

Cientos de profesionales consideran que el dormir con los hijos es algo beneficioso para su desarrollo emocional y psicológico. Pero algo también muy cierto es que en algún punto cuando se toma la decisión de que estos tengan su propio espacio, los niños pueden sentirse desplazados y abandonados por sus padres, haciendo de un hecho que debe ser natural algo traumático.

En otras palabras, si practicas colecho surge la pregunta  ¿a que edad ya son grandes para que tu hijo duerma en la misma cama que los padres?  Las sorpresa es que las respuestas varían muchísimo de familia en familia, incluso con casos de hijos adolescentes que duermen con los padres.

Luego surgen otros escenarios: ¿Y si tienes dos hijos, el más pequeño tiene edad para dormir con los padres pero consideras que el mas grande no?¿Que haces?¿Es posible que se sienta dejado de lado?

dormir con tus hijos
Ten en cuenta las necesidades de tu pareja

4. Puede traer consecuencias de salud

La Sociedad Canadiense de Pediatría reveló que dormir con los hijos puede generar tanto en los padres como en ellos un incremento de la dependencia emocional, fatiga, perdida de la memoria, ansiedad, depresión y obesidad. Y es que recuerdos que tanto tu, como tu pareja y tus hijos son seres individuales y por lo tanto deben tener cierta independencia para alguna rutinas diarias, para así evitar que esto pueda convertirse en un problema de salud.

5. Tendrás niños dependientes

Bien sea por capricho de los padres o de los niños, siempre abrirás un espacio en tu cama para protegerlos de pesadillas o los clásicos miedos nocturnos a la oscuridad. Ten en cuenta que al hacer esto no estas enseñando a tu hijo a afrontar sus problemas si no a que busque refugiarse ante cualquier dificultad o situación de ansiedad. Esto a la larga puede traerles problemas en la juventud o adultez muy frecuentemente teniendo relaciones o vínculos de dependencia.

dormir con tus hijos 5
La independencia es importante

La decisión es tuya, infórmate al respecto y toma la mejor decisión para tu familia. Piensa en ti, tú pareja y en el futuro de ese niño que hoy no quieres dejar salir de tu habitación. Las madres a veces solo pensamos en lo que hacer de momento sin evaluar las consecuencias que ciertas acciones pueden acarrear a largo plazo.

En Somos Mamás creemos que cada padre/madre debe criar a su hijos de la mejor forma que considere. Por ello, presentamos diversas opiniones, estudios e información para que las madres puedan reflexionar sobre cómo quieren criar a sus hijos.La decisión es tuya.

15 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • No me parece nada de lo que dice la nota. Mi nene tiene 8 meses y lo estoy llevando de a poco a su cuna. Cuando el duerme allí yo no duermo, atenta a que necesite algo así que eso de que duermo mal con el, es falso. Con respecto a la intimidad, no hemos perdido para nada con mi marido. Estamos más unidos que antes. Y si de tener relaciones se trata , eso se puede hacer en cualquier lado, no sólo en la cama y de paso le pones pimienta al momento

  • Vaya tontada, cuando tengan 16 años no querrán dormir con los padres y serán independientes para salir de marcha😂, para mi el pasar esos momentos con mi hija son preciosos, si quiere dormir sola bien y si quiere dormir un rato con su madre tb estupendo

    • Y..cierto Pilar son momentos y sensaciones tan bonitas de la vida…..que no hay que perderselas por nada del mundo.Con 16 NO,antes….ya no querrán dormir con los papis.

    • Exacto Pili, la vida son momentos y sensaciones y los más bonitos te los dan tus hijos, yo nunca he dormido con mis padres y siempre dependo de ellos jaja así que ese artículo es una chorrada, cada uno es cm es y punto

  • El que el bb se mueva o se despierte mucho no me parece una razón, cuántos esposos no son así? Y a poco los mandan a dormir a otra cama para poder descansar? Yo dormí con mis papás hasta que entre a la primaria y no tuvimos ningún problema por eso, ni ellos como pareja ni yo desarrollé ningún trauma o nos trajo alguna otra consecuencia.

  • Todos los dias sale un estudio o teoría a favor o en contra de algo.. Y cada madre o padres toma del lado que le conviene… Asi como cada niño es único.. Las formas estandarizas de hacer o dejar de hacer algo no hace el mismo efecto en todos… Asi también hay muchos artículos y estudiós donde aseguran que el colecho es lo mejor … Cada cual debería hacer lo que siente correcto… Sin que otros lo apunten ni juzguen …

  • Deberías de informarte que tristeza que no aceptes la naturaleza del hombre la lógica nos dice que si el ser humano hubiera abandonado a sus hijos a la hora de dormir para tener su espacio y no ser dependientes entonces ni tú ni yo estaríamos hablando por qué no hubiéramos evolucionado es lógico que desde el origen de la humanidad hasta en muchas tribus es lo más sano para sobrevivir y no son personas traumados sino vivas así que te debería de dar remordimiento haber escrito sobre algo como la belleza de proteger es por gente como tú que la humanidad está tan deshumanizada qué vergüenza

  • Me vais a perdonar, pero este artículo en una mierda. Los hijos deben dormir con la madre desde que nacen hasta que este preparados para dormir solos. No por capricho, sino por un tema biológico. No nos olvidemos de que somos mamíferos, y el planeta está lleno de otros seres mamíferos. Éstos duermen con sus madres hasta que se destetan, algunos tardan algo más. No nos olvidemos tampoco, de somos los únicos mamíferos que no podemos caminar al poco de nacer, factores que suman la dependencia materna hasta haber alcanzado la madurez suficiente para valerse más o menos por si mismos