Familia

La lactancia materna hace frente al cancer de mama

lactancia materna

Además de las maravillas que representa que tu bebé se alimente con leche materna, la lactancia también sirve como una barrera protectora contra el cáncer de mamá.

Muchos son los estudios que a lo largo de los últimos años se han encargado de respaldar el hecho de que la lactancia materna ejerce una influencia directa en la disminución de la aparición del cáncer de mama, pero ahora se ratifica mucho más con una investigación realizada en 30 países y que dio como resultados que amamantar protege a las madres contra el cáncer en esta área.

Abajo las posibilidades, arriba la esperanza

Los resultados del estudio revelan que las mujeres que dieron por un mínimo de 12 meses leche materna a sus bebés tienen un 4,3% menos de riesgo de contraer cáncer de mamá.

Pero todo no se queda allí, si se acumulan más meses de lactancia materna en distintos periodos de la vida el riesgo sigue disminuyendo. Además que el simple hecho de tener a tu bebé por parto también te disminuye 7% las posibilidades.

De esta forma si por ejemplo tienes dos bebés por parto natural y además los alimentaste con leche materna por mínimo un año a cada uno, entonces tienes 22,6% menos posibilidades de padecer de cáncer de mama en cualquier momento de tu vida. Una cifra importante.

De hecho la Organización Mundial de la Salud señala que aumentar la lactancia materna puede llegar a prevenir 22 mil muertes al año ocasionadas por la aparición de cáncer en las zonas mamarias.

¿Por qué la lactancia disminuye el riesgo de cáncer?

Para los especialistas la disminución del riesgo de cáncer de mamá en las mujeres que lactan por más de un año no es nada por lo que extrañarse, pues el propio proceso de formación de la leche tiene la respuesta.

  • En primer lugar cuando estás generando leche el proceso de ovulación se detiene, por lo que también disminuye los niveles de estrógeno en el cuerpo, el cual es un factor que aumenta el riesgo de cáncer de mamá.
  • Mientras amamantas se produce un  episodio de equilibrio en el cuerpo, que disminuye la posibilidad que las células cacerígenas se reproduzcan.
  • Las hormonas que se activan en el proceso de la lactancia son escudos contra el cáncer y tienden a perdurar como anticuerpos después de que el bebé crezca.
  • Además de prevenir el cáncer de mamá, los estudios señalan que la leche materna generada en cuerpo de la mujer renueva las células oseas por lo que puede también prevenir la aparición de osteoporosis.

1 comentario

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *