Familia Trending

La publicidad de comida rápida cambia el gusto de los niños

hamburguesa

Así es. Un reciente estudio publicado por la Universidad de McMaster, en Canadá, logró comprobar que existe una relación directa entre el incremento de comida chatarra de los niños y la publicidad que sobre este producto observan en los distintos medios de comunicación.

Es algo que muchos padres ya sospechábamos pero que finalmente un estudio científico lo demuestra. A los niños le gustan más las hamburguesas, las papas fritas y las bebidas gaseosas gracias en gran parte a los anuncios que se despliegan en la televisión y en internet.

Azúcar, sal y superheroes para los niños

Esta investigación que estudio la influencia de los anuncios publicitarios incluyó a más de 6 mil niños que fueron expuestos a la publicidad de comidas chatarras. Las cifras son sorprendentes y dan a explicación a los berrinches que muchos pequeños hacen frente a un restaurante de comida rápida o en un supermercado para que sus papás le compren sus galletas preferidas.

Muchas veces la razón de esta influencia va en la propia campaña publicitaria, pues vemos cómo los pequeños son llamados a consumir estos productos porque se muestran superheroes o personajes de caricaturas promocionando la comida.

niño sentado frente al televisor
Los niños menores de 8 años son los más influenciados por las campañas publicitarias

Los más pequeños son los más vulnerables

En el estudio dirigido por el científico Berhnam Sadeghirad también se estableció una diferencia de conducta dependiente de la edad de los pequeños. Resulta que los niños menores de 8 años son mucho más susceptibles a verse influenciados por las campañas publicitarias de comida rápida que los mayores de 9 años.

Sin embargo, también se notó que al estar los patrones de conducta ya enraizados, los niños mayores de 9 años continúan con los malos hábitos alimenticios.

Comida chatarra, niños más obesos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha levantado su voz de alarma ante el incremento abrumador de la obesidad infantil entre la población mundial, y principalmente en la población de los países más desarrollados.

Las investigaciones señalan que los niños con problemas de peso se pueden llegar a convertir en adultos obesos que desarrollen de una manera rápida enfermedades como la diabetes y la hipertensión arterial. De esta forma la OMS ha lanzado una campaña para una mejor alimentación que parece quedar oculta entre tanta comida chatarra.

Un dato importante que también mostró el estudio realizado en Canadá es que el 80% de la comida que se promociona en Canadá y EE.UU. es comida chatarra y dañina para la salud. Esto ha generado un llamado de conciencia para todos los padres con el fin de que supervisen mejor lo que ven sus niños.

Nunca debemos olvidar que la comida saludable siempre debe ser lo primero que coloquemos en la mesa para compartir con nuestra familia, incluyendo a los más pequeños de la casa.