Familia

Los productos para el hogar y la salud de los niños: lo que nadie te dice

Los bebes son expuestos a productos quimicos continuamente

Poder alejar a los niños de cualquier circunstancia que les haga daño es una condición innata en los padres, por lo que es natural estar atentos a toda la información acerca de lo que es o no perjudicial para su bebé.

Muchas madres se alarman por los herbicidas y pesticidas utilizados en la producción de alimentos, pero no prestan atención a los productos químicos que utilizan en casa de forma cotidiana.
Y es que muchas sustancias de uso agropecuario tienen una vasta aplicación fuera del ámbito rural y sin embargo existe una gran despreocupación en su utilización en el hogar.

El bioquímico Fernando Manera, autor del libro “Una Amenaza invisible”, es uno de los científicos que en los últimos años ha expuesto los peligros para la salud que se presentan en los productos que utilizamos normalmente en casa.

Lejos de lo que puede pensarse, afirma el autor, los agroquímicos que se utilizan en el cultivo de los alimentos no representan una amenaza para las personas, pues se utilizan bajo estrictas normativas gubernamentales que regulan la actividad, al contrario de los productos para el hogar que ingenuamente pensamos que son inofensivos. Estos productos pueden resultar tóxicos dado que habitualmente son utilizados de forma totalmente irresponsable.

En su libro, Fernando Manera explica que en los últimos años se ha producido un aumento de las enfermedades degenerativas (tumores, leucemias, linfomas) y otro tipo de enfermedades (malformaciones, alergias, retardo intelectual, etc.), no en las zonas agropecuarias sino en los habitantes de zonas urbanas y cuyo origen podría estar vinculada a la exposición diaria a estos químicos.

Por ejemplo, en la Argentina, se calcula que las intoxicaciones en el hogar son causadas un 30% por el mal uso de los medicamentos, un 67% por no medicamentos (productos de limpieza, pesticidas, higiene y belleza) y tan solo un 3% es provocada por otras combinaciones.

Es decir, los productos que utilizamos todos los días son los que más nos intoxican. La mayoría de las veces no tenemos ningún tipo de síntomas o efectos secundarios, por lo cual no tomamos conciencia de su toxicidad, sin embargo, en el caso de los niños esto puede ser más severo.

Vale destacar que el principal problema no radica en la utilización de estos productos, sino en el mal uso y en la exposición prolongada a estos químicos.

Cuidado con los productos de limpieza

Las intoxicaciones por productos para el hogar ocurren principalmente con los productos de limpieza. El uso del cloro y sus derivados es el producto químico que más intoxicaciones causa. Lo primero que deben tener claro los padres al cuidar la salud de los niños es que no siempre lo que parece limpio es saludable.

bebe gateando en casa
Los bebés y los niños son los más vulnerables a las intoxicaciones por exposición

Debemos saber que estas superficies que parecen limpias quedan bañadas en químicos que son realmente muy fuertes. Para ello lo ideal, es enjuagarlas con agua, o dejarlos airear por un buen tiempo o informarse sobre su uso correcto.

Lo mismo sucede con los productos de limpieza para la cocina. Cuando lavamos con un detergente o producto de limpieza la superficie de la mesada o tabla donde cortamos y preparamos la comida, puede que no haya sido lavada apropiadamente y que aún contenga restos del químico que va a nuestro organismo.

Es importante destacar que, si bien los químicos que recibimos en estos casos pueden no causar daño en el corto plazo, el problema radica en la costumbre y en la exposición al químico a largo plazo. Es decir, día a día nos exponemos a estos químicos que son absorbidos por nuestro organismo.

En la actualidad, hay un uso creciente de jabones antibacterianos con químicos con demostrada acción de efectos potencialmente perjudiciales para los niños, que además pueden alterar la regulación hormonal e interferir en el desarrollo fetal.

Como consecuencia de la exposición continúa de los niños a los químicos en casa, algunos estudios señalan que estos aumentan la aparición de alergias o procesos asmáticos severos en los más chicos. También otro problema que puede provocar la exposición a los desinfectantes en los bebés es la resistencia de su cuerpo a determinados antibióticos, y en los casos más graves, los químicos del ambiente son coparticipes en la aparición de diferentes tipos de cáncer.

Disminuir el uso de repelentes de mosquitos

Los repelentes de mosquitos (sean de cualquier tipo) pueden llegar a ser los principales responsables de la intoxicación en los pequeños. Al rociar repelentes en los cuartos es importante que los niños no entren hasta varias horas después, con el fin de dejar que el efecto pase. Por otro lado, estos productos, por ejemplo en formato spray, no deben aplicarse directamente en el cuerpo, mucho menos en la cara, sino sobre la ropa de los pequeños.

Debemos recordar que los bebés y los niños son el grupo más vulnerable, pues al ser muy pequeños, las dosis que reciben los afecta mucho más. Es por ello que las intoxicaciones por insecticidas es un gran problema en los más chicos, pues un 46% de intoxicados son menores de 0-9 años.

Sin embargo, la mejor opción siempre será buscar alternativas naturales a los químicos industriales, esto lo veremos en el próximo artículo.

1 comentario

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *