Familia

Niños con mayor actividad física tienen un mejor desarrollo

madre e hija realizando flexiones al aire libre

Estimular la actividad física en los pequeños a partir de los 5 años es muy importante para su salud y el desarrollo óptimo de su organismo durante este importante período de crecimiento.

La Organización Mundial de la Salud señala que la actividad física entre los niños y jóvenes se debe centrar en estimular la práctica de juegos, deportes específicos, las actividades de educación física y ejercicios aeróbicos, así como las actividades recreativas que deben realizarse en el entorno familiar, en la escuela y también en la comunidad.

Todas las actividades físicas que el niño realice van a mejorar considerablemente los músculos y el sistema respiratorio del pequeño, además de contribuir al desarrollo y crecimiento sólido de los huesos.

¿Cuánta actividad física debe tener mi niño?

Según las recomendaciones de los expertos y de la Organización Mundial de la Salud los niños y jóvenes entre 5 y 17 años de edad deben contar con una actividad física de un mínimo de 60 minutos. Sin embargo, si se supera la hora de actividad física los beneficios para la salud pueden también multiplicarse.

Se recomienda que tú pequeños practiquen gran cantidad de ejercicios aeróbicos de intensidad media y alta, pero a pesar de estas recomendaciones. Muchos padres señalan que sus hijos cada vez practican menos ejercicios, lo cual trae como consecuencia que exista un aumento del índice de obesidad obesidad infantil en todo el mundo.

¿Cuáles son los beneficios del deporte en los niños?

La Organización Mundial de la Salud señala que existen múltiples beneficios para los niños y jóvenes que practican deporte, entre los que se destaca un mayor desarrollo de los huesos, de los músculos y las articulaciones durante su periodo de crecimiento.

De igual manera, el sistema cardiovascular también se desarrolla de una forma más avanzada al practicar actividades físicas, por lo que se pueden prevenirse problemas asociados al sistema respiratorio y al corazón.

Otro beneficio importante se asocia al mayor el control neuromuscular que tienen los pequeños que realizan ejercicios, de esta manera cuentan con una mayor coordinación en sus movimientos.  Además, la actividad física en los niños y jóvenes ayuda a prevenir la obesidad infantil.

Un niño que tiene una actividad física regular tiene menos posibilidades de caer en estados de ansiedad y depresión, del mismo modo lo ayudará a integrarse e interactuar con otro jóvenes, por lo que será mucho más sociable.

El rendimiento escolar también se ve beneficiado a partir de una regular actividad física en los niños y jóvenes. Un estudio realizado en el Centro Médico de la Universidad de Amsterdam, ubicada en Holanda, asocia el aumento de rendimiento escolar con la constante actividad física en los niños. Este estudio también reveló que los niños que se integran la actividad deportiva en sus vidas resultan ser más obedientes en casa y en la escuela.

¿Cómo hacer que mi niño haga ejercicios?

Lo primero que deben hacer los padres para incentivar a sus niños a practicar actividad física es enseñar con el ejemplo. Si tu niño ve que sus padres son personas que se cuidan físicamente, practican algún deporte o realizan actividades aeróbicas diariamente, entonces ellos también lo van a hacer.

También es importante limitar las horas del día en que tu niño pasa sentado viendo televisión, jugando videojuegos o navegando por internet. En el caso de la televisión, los estudios señalan que un niño después de los 5 años puede ver como máximo 2 horas de programas, siempre de forma supervisada.

Es necesario que también lleves a tus niños al parque o a lugares recreativos donde puedan jugar con otros pequeños, de esta forma vas a incentivarlos a realizar actividades físicas, de forma lúdica, mientras corren, patinan o practican juegos en equipos.

Aprender a detectar las cosas que le van gustando a tu hijo puede lograr que las actividades físicas sean divertidas para él. Si tiene alguna inclinación por algún deporte específico, entonces puedes inscribirlo en algún equipo de tu comunidad o de la escuela.

La recomendación general es que la actividad física no sea percibida por el pequeño como una carga, por lo que es importante que se involucre al niño en la búsqueda las actividades que realizará y así no sentirá que es una imposición de los padres.

Cargando...

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *