Familia

¿Qué pasa si mi hijo todavía se chupa el dedo?

chupar dedo niña

Chuparse el dedo es algo muy común en los bebés, por lo que es probable que tu bebé lo haya hecho al menos una vez. Incluso, en algunas de las ecografías que te realizaste puede ser que lograras observar cómo tu pequeño se chupaba el dedo antes de nacer.

La razón para esto es sencilla, chuparse el dedo se origina por el instinto de succión que desarrollan los bebés desde que están en el vientre y que lo prepararán para alimentarse. Sin embargo estas razones van cambiando a medida que el pequeño crece, por lo que un acto natural puede convertirse en un problema que se prolongue durante la niñez.

¿Hasta qué momento es normal que el bebé se chupe el dedo?

Los especialistas señalan que lo natural es que algunos bebés se chupen el dedo hasta el año de vida, pero hasta los 4 años todavía puede llegar a ser una edad aceptable para que el niño lo haga.

Sin embargo, el hecho de que el niño crezca y continúe chupándose el dedo puede llegar a convertirse en un mal hábito con consecuencias importantes para su desarrollo, por lo que poco a poco debe incentivarse al pequeño a dejar se hacerlo.

Consecuencias de chuparse el dedo

Además de que chuparse el dedo sea un acto mal visto en los niños mayores a cuatro años, esto puede llegar a traer consecuencias en su salud a largo plazo.

  • Tu pequeño puede retrasar su proceso de aprendizaje para hablar o alterar la pronunciación de las palabras.
  • Esto también puede generar problemas dentales, al deformar la mordida y el paladar del pequeño.
  • Chuparse el dedo constantemente también puede llegar a deformar o lesionar el dedo.
  • Además, existen más probabilidades de que el pequeño tenga infecciones en la garganta.

¿Cómo lograr que el niño deje de chuparse el dedo?

Es importante que los padres detecten los momentos en los que el niño comúnmente se chupa el dedo para saber si lo hace como un mecanismo para disminuir la ansiedad y así poder generar estrategias para que se elimine esta conducta.

Lo más recomendable es sustituir esta conducta ocupando el tiempo del pequeño en otra cosa, para que vaya disminuyendo la necesidad de llevarse el dedo a la boca.

Lo importante es que durante este proceso, en ningún momento el pequeño sienta que lo recriminas delante de los demás por esta conducta, pues lo que lograrás es afianzar aún más su comportamiento.

  • Si tu pequeño se chupa el dedo al dormir significa que necesita un mayor sentido de seguridad al ir a la cama, por lo que en este caso alguno de los padres puede acompañarlo mientras se queda dormido para disminuir el hábito.
  • Chuparse el dedo al estar nervioso es muy común en los niños. Si tu pequeño lo hace por ansiedad es hora de sentarte a conversar con él para ver lo que le pasa y disminuir su nivel de estrés.
  • A veces tu hijo simplemente está aburrido, así que se chupa el dedo. Cuando notes esto es importante que lo estimules a jugar o realizar actividades que impliquen el uso de sus manos, por lo que inconscientemente dejará de chuparse el dedo.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *