Familia

Tener un perro disminuye el riesgo de asma en los niños

niño junto a su perro

El beneficio de que un niño tenga como mascota a un perro es estudiado en muchas investigaciones. La capacidad de cuidar a otro, de desarrollar afecto y entablar lazos de amistad son algunas de las buenas razones que desde hace tiempo se conocen para tener a este amigo en la casa.

Ahora, a estos beneficios de tener un perro en casa se le une otro más, pues una investigación realizada en Suecia por el Instituto de Karolinska y la Universidad de Uppsala  señaló que tener a un perro como mascota disminuye el riesgo de asma en los niños.

En esta investigación se estudiaron más de un millón de niños que nacieron entre el 2001 y el 2010 y se separó la muestra entre los niños que crecieron sin contacto de ningún animal, quienes crecieron junto a perros como mascotas y quienes lo hicieron con varios animales de granja.

Después de evaluar los datos, los investigadores llegaron a los resultados que los niños que crecieron con un perro como mascota redujeron en 13% las posibilidades de sufrir de asma que quienes no tuvieron a esta mascota, al menos en el primer año de vida.

Otro resultado importante fue el de los niños que crecieron en granjas, quienes tuvieron un 52% menos de probabilidades de sufrir de asma en edad preescolar, confirmando los datos arrojados en otras investigaciones realizadas en años anteriores.

En el estudio publicado en la revista JAMA Pediatrics  señala que la razón para que los niños que se encuentran alrededor de animales reduzcan el riesgo de padecer de asma es que, al tener mascotas u otro tipo de animales a su alrededor, los pequeños están expuestos a una gran cantidad de microorganismos y endotoxinas que actúan como  inmunizadores de enfermedades respiratorias como el asma y también otras infecciones.

De esta forma, si desea que su hijo crezca con un perrito a su lado tenga por seguro que será una buena opción tanto para la salud emocional como física del pequeño.