Familia

¿Tienes un niño de alta demanda?

Sabíamos que no seria fácil, es por ello que algunos padres después de esa primer año de afrontar llantos, calmar cólicos y leerse todos los manuales de psicología infantil que existen, empiezan a hacerse la gran pregunta ¿Sera mi hijo uno de esos que llaman niño de alta demanda?.

Aunque si bien es cierto que nunca es fácil, en algunos casos pareciera que la relación con nuestros peques comienza de forma turbulenta y es allí donde la culpa y la angustia se apoderan de nosotros y millones de preguntas surgen. ¿Será porque mi parto fue por cesárea? ¿No le he dado suficiente pecho? ¿Le he transmitido mis nervios?

¿Qué se considera un niño de alta demanda?

Se considera niño de alta demanda a aquellos peques que lloran y precisan constantemente ser atendidos única y exclusivamente por sus padres. Este tipo de bebé es más dependiente emocionalmente, tanto que en ocasiones desbordan a sus padres al producir en estos la sensación de no poder hacer otra cosa más que tener su hijo en brazos.

niños de alta demanda

¿Cómo saber si estamos frente a un niño de alta demanda?

Primero debes partir de la premisa que todo niño de 1 año en adelante puede ser difícil –es la edad de sus primeras pataletas-. Así que debemos terne en cuenta las diferencias entre un niño difícil o un bebé de alta demanda.

  • Lloran mucho y constantemente expresa malestar, tanto que a veces podemos identificar que provoca su llanto pero en otras tantas somos incapaces de saberlo.
  • Es altamente demandante como parte de su inseguridad y temerosidad. Demuestra poca seguridad en casi todas las situaciones por lo que necesita tu intervención constante.
  • Es malhumorado, no le vale nada, pese a tus intentos por satisfacerles, siempre el o ella se muestra insatisfecho.
  • Es inquieto, duerme de forma agitada e incluso en los momentos de inactividad puede estar tenso e incomodo.

niños de alta demanda

Consejos para la convivencia con tu niño de alta demanda

  1. No complacerle en todo. En ocasiones hartos de las peleas y los gritos, nos rendimos para evitar situaciones complicadas. Esta estrategia puede funcionar a corto plazo pero a la larga será negativa para su desarrollo emotivo. No todas las personas son mamá que te complacen.
  2. No lo etiquetes. Decir a cierta edad que es tal o cual manera, puede repercutir en su desarrollo emocional, no subestimes sus comportamientos, ni intentes excusar todo esto con la etiqueta de ser de alta demanda. A la larga puede volverse un chantaje.
  3. Evita las palabras negativas. Si crees que no entienden, te informo que ellos captan todo y nuestros mensajes de desesperación son los primeros mensajes que reciben sobre si.
  4. Señalarle cuando tiene un comportamiento adecuado. Es importante que le celebres y le indiques con amor y dulzura cuando tiene un comportamiento “fácil”, es decir, sonriente, divertidos, tranquilo, etc.
  5. Señalarle cuándo está siendo “fácil”. O lo que es igual, alegrarnos cuando está siendo mimoso, tranquilo, sonriente, zalamero, divertido, etc.

niños de alta demanda

Cada niño es un mundo, adáptate, no existe un estilo educativo que sirva para todos los niños en general. La convivencia, sus normas y la resolución de conflictos dependen en gran medida de la personalidad y carácter del pequeño. Por ejemplo hay niños que funcionan bajo un nivel de educación estricta, mientras que con otros esto puede agobiarlos y resultar peor.

Por eso, cuando la convivencia no resulta tan tranquila como lo imaginaste, tu reto será probar nuevas fórmulas, es así como debes tratar con un niño de alta demanda, ten paciencia, llénalo de amor y de seguro encontrarás el mecanismo más efectivo y que se adapten a las necesidades de ambos.

La niña de alta demanda màs famosa de la historia
La niña de alta demanda màs famosa de la historia

2 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

  • Te digo algo, hasta el año maximo esta bien, despues de esa edad la leche ya no le sirve al niño se le hace costumbre, y por lo tanto entre q te da risa, o le es gracioso a la madre decir, es q aun le gusta y el niño ya casi con 5 años encima, te recomiendo q dejes de darle paulatinamente desde los 8 meses y al año ya nada!!! Bye

  • Tengo un varón de 4 años y 4 meses y una niña de 2 años exactos. La segunda llora cuando ve a familiares cercanos que no ve con mucha frecuencia. Desde el año y medio creo que esta con esto. Llora tanto que no me suelta y cuando la saludab se hace la dormida. Ella cuando esta en situaciones que no le gusta dice que va a dormir. Cuando la acuesto me dice que no. Y asi me tiene en ese vaivén. En fin no se suelta de mi. Llora y llora. No la obligo a saludar a nadie cuando esta asi. Pero la gente se le acerca para saludarle y se pone peor. No le gustan los desconocidos. Esto no es solo cuando ve a gente extraña a veces cuando llega del maternal se pone igual, no quiere que la suelte. Noe deja hacer oficios si la pongo en uns sitio para descansar o me siento llora con mucha ira y grita hasta mas no poder. En estos casos yo me agobio y mi paciencia se me agota que la regaño y se pone peor. Es mas me cuesta mucho contentarla, a cada me pide algo para que toda mi atencion este sobre ella. No siempre la puedo complacer y bueno… me siento desesperada. No se que hacer. Espero que pase esta etapa y que me entienda mejor?