Familia

¿Trabajar después de ser madre o quedarse en casa?

madre besando a su bebe

Una decisión difícil y controvertida para muchas madres es dejar a su bebé de pocos meses para ir a trabajar en casa o quedarse con él para vigilar y compartir su crecimiento a costa de renunciar a su empleo. Hay muchas madres que tienen su decisión clara antes siquiera de que nazca su bebé, aunque hay quienes después de dar a luz siguen evaluando sus posibilidades

En primer lugar, las mujeres deben estar muy claras que sea la decisión que sea que tomen es solo suya y de su pareja. Si estás en ese proceso de plantearte qué hacer respecto a tu trabajo posiblemente te lleguen muchas personas opinando al respecto. Y no está mal que  te den una apreciación de su experiencia, pero solo si tú se las pides y al final respetan tu decisión.

Es necesario tener claro que tanto volver al trabajo, como quedarte en casa al cuidado de tus hijos representa una pérdida que debes asumir. Si te quedas en casa vas a perder un empleo, no te vas a relacionar con tus compañeros de trabajo y la independencia económica puede verse comprometida. Si por el contrario decides retomar tu vida laboral, vas a tener que delegar el cuidado de tu hijo y perderás momentos valiosos con él.

¿Cómo tomar la decisión adecuada?

Antes de tomar cualquier decisión respecto a quedarte o no en casa para el cuidado de tus hijos, es fundamental que hagas una lista de pros y contras que puede ayudarte a dilucidar lo correcto para ti. Para ello se deben evaluar algunos situaciones importantes que pueden ocurrir si decides cuidar a tu hijo las 24 horas del día.

  • Situación Financiera: Aunque desees mucho quedarte a cuidar a tus hijos hasta que ya estén más grandes, debes evaluar la situación financiera en el hogar antes de apresurarte. recuerda que con la llegada de un nuevo bebé también llegan más gastos, y si decides abandonar el empleo también se sacrificará un ingreso de dinero fijo. Siéntate con tu pareja y calcula los gastos que te puedes ahorrar en guardería o en gasolina si dejas el empleo, después de sacar todas las cuentas verás que es lo que te funciona más desde el ámbito financiero.
  • Calidad del trabajo: Cuando decimos que todo tiene costos para la vida no sólo nos referimos al dinero, sino también al ambiente de trabajo que vas a dejar. Si te gusta mucho tu trabajo y tienes buenos compañeros con los que te diviertes trabajando, entonces es bueno que evalúes tu decisión. Si por el contrario ya estás cansada y el trabajo se ha convertido en una carga, entonces será mucho más sencillo despegarse de este.
  • Habilidades para trabajar desde casa: Que dejes el trabajo que tienes no implica que no puedas trabajar desde caso en algo que te guste y te genere ingresos económicos. Mira las opciones que se te presenten o las habilidades que tengas para que les puedas sacar provecho.

Sea la decisión que tomes junto a tu pareja, asegúrate de estar 100% segura de ella, para que no te sientas mal y puedas disfrutar la aventura de ser mamá.

2 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

  • Lo cierto es, que actualmente es muy complicado ser madre, trabajar y llevar las labores de casa. Sobre todo con el primer hijo. Lo digo por experiencia propia.
    La situacion financiera no es la más idonea en muchos hogares españoles.
    Un saludo