Maternidad Mujeres

24 graciosas señales de que te has convertido en madre a tiempo completo

 

Esa frase cliché que dice “Mundo de madres, vida caóticamente hermosa” no podría describir mejor de lo que se trata la maternidad. Si es caótico, divertido, irritante, fantástico, agotador y un millón de adjetivos más. Tratamos de condensar las peripecias más comunes que las madres comentan en la web y nos encontramos con 24 graciosas señales de que te has convertido en madre a tiempo completo.

La vida caóticamente divertida de una madre es una historia digna de plasmarse en un libro, y si hiciéramos un libro por cada niño del mundo seguramente cada uno contaría una versión diferente.

123

Seguramente al leer esta lista te sentirás identificada con más de una, de estas graciosas señales y es que ser madre es definitivamente una experiencia de vida que nos cambia por completo y nos llena la vida de anécdotas día tras día. Relájate, diviértete y recuerda que te has convertido en madre cuando

24 graciosas situaciones que vives cuando eres madre

1.Cuando de vomito se trata, correr en sentido contrario no es una opción, lo primero que haces es abalanzarte contra tú hijo y proteger al peque de un ahogo. El resultado es una madre bañada en fluidos y un bebé seguro.

2. Tienes la habilidad de realizar en 10 minutos un sin fin de tareas que a cualquier otro mortal le tomaría un día completo para culminarlas.

3. El mejor momento del día, el más calmado, el más silencioso y relajante se reduce a tan solo 60 minutos que son los que tienes disponibles entre que tus hijos se duermen y tú vas a la cama.

4. Una noche de tragos con tu pareja o amigos requiere de más horas de recuperación que la de un paciente que acaba de salir de una operación. Duermas a la hora que duermas tu peque estará a primera hora del día despertándote y tú deseando que solo sea un sueño esa vocecita que te llama.

5. Empiezas a sustituir tu porción diaria de fruta por un buen vaso de vino tinto. ¿El razonamiento para esto? El vino viene de la uva, la uva es una fruta, así que cuenta. ¡Que divertido!¡Que relajante!.

6. Cualquier rato del día es propicio para esas sesiones de terapia de grupo que tanto anhelas. Cada momento, cualquier persona y cualquier lugar es preciso para desahogarte un poco de todos esos agobios de la maternidad. Créeme después de el desahogo viene la sensación de plenitud que te da recordar la carita de tu bebé. ¡La maternidad es una hermosa locura!.

7. Ir de compras al súper, a la farmacia o cualquier lugar mientras lo hagas sola, puede darte la misma sensación de satisfacción que salir de vacaciones.

8. Solo con la experiencia de la maternidad podrás decir que lograste conocer el cielo y el infierno al mismo tiempo. ¡Paciencia! ya crecerán.

9. Siendo madre dejas de conocer el dolor como lo has vivido toda tu vida y nada se comparará con el nivel máximo que se experimenta al pisar un lego a pie descalzo.

10. Convertirte en madre también te enseñara a agudizar tus sentidos, sobre todo el del oído. Y es que solo una madre es capaz de reconocer el llanto de su niño entre cientos de llantos al unisonó, además logra agudizarse tanto que puedes escuchar un grito o estornudo a través de puertas paredes y metros de distancia a la media noche.

 

ser madres

11. Prefieres ser tú la que padezca de 40 grados de fiebre, gripe, malestares estomacales antes que ver como un hijo tuyo sufre cuando esta enfermito.

12. En ocasiones tú pareja y tú estarán tan agotados que preferirán dormir que hacer el amor.

13. Una ducha de 15 minutos con la puerta cerrada, agua caliente y sin escuchar decir ¡Mamáaaaa! Es como que te regalen un día completo de spa en alguna isla paradisíaca..

14. Ir al baño con público presente y que de paso te pregunte si haces del 1 o del 2 es parte de la rutina que como madre vivirás por algunos años.

15. Conocerás las bondades de las toallitas húmedas, es impresionante como tienen el poder de limpiar cualquier superficie en segundos. Ropa, tapicería, manteles y pisos todo al alcance de un solo producto, que al menos los primeros 5 años de vida de tu peque no faltarán en tu cartera, para cualquier emergencia.

16. Fingir que te sientes mal para tener un descanso, es uno de esos “pecados piadosos” que toda madre al menos una vez comete para hacer una siestita extra. Quizás te estés riendo con esto, o quizás te hemos dado una idea. ¡oops!

17. En la tv te encantarán series como “Amas de casa desesperadas”, “Familia moderna” o “Como conocí a tu madre”. Son tan divertidas, son tan parecidas a tu vida.

18. Toda madre que se precie de serlo, tiene ese cajón que ningún hijo debe atreverse a abrir, porque se trata de las cosas privadas de mamá y es mejor no tocar. Y como no? Alli es donde guardas tus reservas secretas del dulce que tanto amas y que se convierte en otro “pecado piadoso” porque es algo que no quieres compartir.

19. Lavas una carga de ropa, al día siguiente cuando vas a lavar la segunda te das cuenta que no ha secado la primera y vuelves a lavarla, y así una carga puede lavarse hasta 3 veces. Suena graciosos, incluso te da hasta pena, pero despreocupate a todas nos pasa, como no olvidar eso ante tantas cosas que hacemos en un día.

20. Te das cuentas de que has estado viendo dibujos animados sola por más de 30 minutos sin notar que tus hijos se durmieron hace 25. Normal, es que ese capítulo de la princesita Sofía te logro atrapar.

21. El poder del multitasking te invade, puedes dar de mamar, hacer cena, hablar por teléfono con una amiga, consultar tus redes sociales y regañar a los niños, todo sin perder el ritmo, ni la concentración en ese nuevo capítulo de “como conocí a tu madre” que ves en la tele.

22. La moda te emociona aun más, y es que viendo catálogos de ropa infantil, imaginando combinaciones adorables y todo esto puede llevarte horas. Cuando eres madre comprarte ropa para ti no es tan emocionante como comprar la de tus peques.

23. Ya es una decisión tomada quedarte con tu auto una década mas, porque no tienes dinero para hacerlo y además venderlo implica buscar un auto lavado que tenga una maquinita especial para quitar las manifestaciones artísticas de purpurina y tempera que tus hijos han dejado en la tapicería a través de los años.

24. Al final del día, durante los primeros años de vida de tu hijo lavarte los dientes es un logro ¡Vaya pudiste recordarlo!. Después de haber hecho mil tareas, te felicitamos bien sea por recordar que antes de dormir hay que cepillarse o porque venciste el cansancio, olvidaste la pereza y hiciste algo por tu higiene bucal. ¿Gracioso? más de una ha dicho, bah mañana me cepillo, no puedo más.

ser madre

Finalmente ser madre es lo mas hermoso que te ha pasado, bien vale la pena experimentarlo y reírte de estas divertidas situaciones que a diario te ocurren pero que te recuerdan que eres la dueña de la mejor empresa del mundo ¡Tus hijos!