Maternidad Mujeres Vida Positiva

8 Claves para organizar tu rutina de mamá (¡y no volverte loca!)

rutina de mamá
organiza tu rutina diaria sin terminar agotada

Hoy en día, la mayoría de las mujeres hacemos mil cosas a la vez. Además de trabajar, prepararnos profesionalmente, ejercitarnos y tener pareja (entre otras cosas), muchas de nosotras también somos mamás. Convertirse en mamá puede ser una experiencia realmente hermosa pero, de momentos, muchas de nosotras podemos sentirnos sobrecargadas con tantas ocupaciones y responsabilidades.

Sin duda alguna, ser madre no solo te cambia la rutina, los hábitos y las costumbres: te cambia la vida. Y como toda nueva mamá, necesitamos adaptarnos a este nuevo rol en nuestras vidas. Aunque las tareas de la casa y la crianza de los niños es una responsabilidad que normalmente se comparten con la pareja, el exceso de obligaciones y actividades, en algunos casos, puede resultar algo bastante agotador. Así que si aún no has logrado tu nuevo rol de mamá o simplemente no sabes cómo organizar tu rutina siendo mamá ¡no te preocupes!

Muchas personas entienden la rutina es algo malo o tedioso, por las obligaciones o tareas que no nos gustan. Sin embargo,  simplemente debemos entender la planificación de la rutina como la posibilidad de armar tu día o semana como te gustaría o de la mejor manera.

Es importante comprender la rutina como una forma planificar como nos gustaría vivir, de organizar nuestro día ideal.

8 Consejos para organizar tu rutina de mamá

¿Te encuentras en ese momento de la maternidad en el que sientes que ya no te alcanza el tiempo? ¡Toma nota y presta mucha atención a estos tips! te serán de mucha utilidad y te permitirá encontrar ese tiempo libre que creías perdido.

  • 1. Aprende a priorizar

Siempre que tenemos muchas cosas pendientes por hacer tendemos a estresarnos, pues casi siempre asumimos todas las tareas como algo completo y no sabemos por donde comenzar. Saber qué es lo más importante de todo nos ayudará a ir planificando mejor nuestras obligaciones del día y a organizar tu rutina de mamá de la mejor manera.

Lo ideal es que te alistes tú primero, es decir, que acomodes todas tus cosas,  arregles y organices con anterioridad qué es lo que necesitas hacer durante el día. Puede que te resulte un poco difícil adoptar este hábito, ya que el trabajo, la casa y los niños requieren mucho tiempo, pero si incluyes este paso en tu rutina, conseguirás una gran diferencia en todos tus días. Solo es cuestión de que te levantes media hora antes de lo que acostumbras y te aseguramos que ¡notarás el cambio desde el primer día!

mujer con una agenda
Es importante priorizar y saber qué es lo más importante entre todas tus actividades.
  • 2. Ponte rutinas y síguelas

A la hora de organizarte no hay nada mejor que establecerte una misma rutina para todos los días. Seguramente no sueles hacer lo mismo todos los días de la semana, pero hay ciertas cosas que forman parte de tu estilo de vida, como cocinar, ir a a trabajar, a ejercitarte, buscar a los niños en la escuela, entre otras cosas, que bien puedes organizarlas según horarios más específicos.

De esta forma podrás ir a un ritmo más acorde con esas rutinas y saber con exactitud el tiempo que dispones para realizarlas. Sin embargo, los bebés casi siempre son imprevisibles y aunque habrán días en los que la rutinas te funcionarán a la perfección, habrá otros en los que serán ellos los que establezcan qué cosas deberás saltar, solo es cuestión de intentarlo hasta conseguir los horarios que mejor te funcionen.

  • 3. Establece horarios de comida

Una excelente forma para organizar tu rutina diaria y poder cumplir con todas las tareas,  es comer todos los días a la misma hora. Este consejo no solo te ayudará a ubicarte en cuanto al tiempo que dispones, sino que también te resultará más sencillo preparar la comida y generar un hábito en los niños. Con la ayuda de tu pareja puedes establecer el horario más idóneo de acuerdo a sus actividades e incluso preparar cuál será el menú de la semana en base a una dieta balanceada.

Así ya no tendrás que dedicarle mucho tiempo a pensar qué hacer de comer y muchos menos será necesario que llames a tu hijos constantemente pues su reloj biológico les avisará en el momento indicado que ya es hora de comer.

pareja cocinando
Programar el menú de la semana ayuda mucho cuando no se dispone de tiempo para cocinar de una manera sana y equilibrada.
  • 4. Cocina algunas comidas con anticipación

La clave para no permanecer dentro de la cocina durante todo el día es cocinar con anticipación y congelar algunos platos de comida para que lo tengas a tu alcance cada vez que te encuentres en apuros. Una excelente idea es preparar la cena en las mañanas ya que te ahorrará más tiempo al final del día. Verás lo bien que se siente llegar a casa después de un largo día y conseguir tu cena lista para comer.

  • 5. Divide las tareas del hogar

Para que puedas organizarte mejor y hacer todas las cosas a tiempo, también resulta de gran importancia la división de las tareas del hogar con tu pareja, e incluso con los niños, si ya están lo suficientemente grandes, para que vayan aprendiendo a hacer las cosas. En el caso de lavar la ropa, muchos prefieren realizarlo una vez a la semana, pero si tomas en consideración hacerlo a diario evitarás que se te acumule montones de ropa.

El punto es planificar todo lo mejor posible para que no nos agobiemos haciendo todas las cosas en un solo día, la idea es mantener una casa limpia y ordenada con la colaboración de toda la familia.

Pareja limpiando la casa
Divide las tareas del hogar y conseguirás mantener todo limpio mucho más rápido.
  • 6. Lleva contigo una agenda

Por supuesto que tu teléfono también cuenta con un calendario y apps para organizarte pero no hay nada como una buena agenda para organizar mejor tu rutina. Revisa las fechas y en base a tus horarios, anota todas las actividades que necesitas realizar y cualquier otra idea que desees recordar en una libreta o una agenda pequeña. Lo ideal es que la lleves en tu bolso a donde vayas por si surge algo nuevo y necesitas recordar qué debes hacer para ese día. Una forma muy fácil para planear tu día o la semana!

  • 7. Dedica un tiempo para ti

Si eres una de esas mamás que van de allá para acá todos los días con miles de cosas para hacer, recuerda que es sumamente importante que no te olvides de ti misma y dediques un momento para cuidarte y descansar. Además de tomar algunos minutos para arreglarte y lucir hermosa, es importante que encuentres, entre tantas ocupaciones, un rato exclusivo para ti en el que puedas descansar, relajar tu mente y pensar qué te gustaría hacer para distraerte.

Así que escoge algún momento del día y regálate algunos minutos para leer un libro o simplemente para descansar, verás que la rutina de todos tus días se hará mucho más relajada y amena.

mujer descansando en un sofá
Uno de los principales errores que cometemos las madres, es olvidarnos de nosotras mismas.
  • 8. Expresa cómo te sientes y aprende a decir no

La mayoría de las mamás tenemos muchas responsabilidades y obligaciones que cumplir, pero si notas que te sientes muy desbordada, recuerda que no todas las actividades pautadas tienen que hacerse al mismo tiempo ni tampoco durante el mismo día, así que de vez en cuando, aprende a decir que no y exprésale a todos como te sientes, pues esto te ayudará a desahogarte y adquirir mayor libertad con respecto a las actividades a llevar a cabo.

Como puedes ver, no necesitas contar con una serie de superpoderes especiales para organizar tu rutina y cumplir con todas tus actividades de mamá, solo es cuestión de saber qué es lo más importante y cómo dividir el tiempo de acuerdo a estas prioridades. Eso sí, nunca te olvides de regalarte un tiempo para estar a solas, así como un buen descanso al final del día para que repongas energías. Por eso, al entender la planificación de la rutina como la posibilidad de organizar el día de la mejor manera,  como nos gustaría nos ayudara a vivir mejor y más felices.