Belleza Maternidad Mujeres

6 trucos para reducir la panza después del embarazo

Abdomen de mujer
Además del aumento de peso, la piel y los músculos de la zona abdominal se expanden, a medida que va avanzando el embarazo, haciendo que tu panza se torne más flácida.

¿Te preocupa que tu panza no vuelva ser la de antes después del embarazo? Tranquila, es normal que la alegría de convertirte en mamá y tener a tu bebé en tus brazos te haya costado unos cuantos kilitos, especialmente en la zona abdominal, ya que se trata del área que más cambios sufre durante el embarazo, sin embargo, esto no quiere decir que no vayas a volver a tener el cuerpo que tenías antes de tu embarazo, lo que pasa es que esto no será de la noche a la mañana, por lo que reducir el tamaño de tu panza puede llevarte más tiempo y dedicación de lo esperado.

Lo importante es ser constantes con los métodos que utilices para reducir tu panza y saber que los resultados dependerán de tu esfuerzo. ¡No te desanimes! Son muchos los trucos y técnicas que puedes emplear para reducir la panza y conseguir un abdomen plano y tonificado.

¿Por qué después del parto sigo teniendo panza de embarazada?

Si te preguntas por qué tu panza todavía parece de embarazada a pesar de que ya tu embarazo pasó y tienes a tu bebé en los brazos, tienes que saber que después de nueve meses viviendo cambios en tu cuerpo, estos no se van a revertir tan rápidamente como quisieras. La piel y los músculos de la zona abdominal se expandieron mucho, principalmente en el último trimestre de tu embarazo, lo que hace que tu panza se torne más flácida.

Además, después del periodo de gestación los tejidos tardan un tiempo en reacomodarse, por lo que debemos esperar unas cuatro semanas para que todo en nuestro cuerpo regrese a su lugar y poder empezar a trabajar para que tu figura vuelva a la normalidad y así reducir tu panza.

Panza con sobrepeso de una mujer
Después del embarazo los tejidos tardan un tiempo en reacomodarse, por eso es importante esperar unas semanas para ponerte en forma

¿Cómo reducir la panza después del parto?

Aunque existen muchos factores que pueden hacer que te cueste más o menos reducir la panza, con paciencia y mucha constancia verás que no es tan difícil eliminar tallas en el abdomen, sólo debes seguir estos 6 trucos infalibles para que logres un abdomen plano mucho más rápido.

1. Amamanta a tu bebé y pierde peso más rápido

Así es, amamantar a tu bebé es lo mejor que puedes hacer, y no sólo porque es saludable para la alimentación de tu pequeño, sino porque hace que se quemen más calorías de lo habitual, ya que estás son necesarias para la producción de la leche materna, por lo que tu panza también te lo agradecerá.

Otro gran beneficio que te aporta la lactancia materna es que al momento de producir la leche la hormona prolactina genera contracciones en el útero que logra reducir su tamaño con mayor rapidez. Esta es la razón por la cual algunas mujeres pierden peso más rápido que otras, por eso no lo dudes dos veces y ¡comienza a amamantar a tu bebé!

Mujer amamantando a un bebé
La lactancia materna es el mejor truco para bajar de peso después del parto

2. Duerme boca abajo

Si te es posible hacerlo, trata de dormir panza abajo. Esta postura te ayudará mucho en el reacomodamiento de los tejidos en tu vientre, lo que en conjunto a una rutina de ejercicios abdominales te ayudará a reducir la panza en unas pocas semanas.

¿No lo habías pensado antes? Bueno es hora de que pruebes esta postura de dormir para ayudar a tu panza a volver a la normalidad.

3. Realiza ejercicios para reducir la grasa abdominal

Para que tu vientre regrese a su estado habitual y puedas reducir la panza es importante reforzar y tonificar las franjas musculares, pero siempre a su debido momento y con la técnica adecuada. En este sentido se recomienda no realizar ejercicios abdominales hasta pasados al menos dos meses después del parto y optar por ejercicios que fortalezcan el suelo pélvico antes de trabajar los abdominales.

Luego de terminar estos meses de recuperación puedes proceder a combinar los demás consejos con el ejercicio físico, ya que solo de esta forma podrás perder la panza que ganaste después del embarazo. Para eliminar esa pancita que antes no estaba, lo ideal es hacer una rutina de ejercicios al menos 3 días a la semana.

  • Para comenzar, una de las mejores actividades que puedes hacer es correr ya que se trata de un ejercicio muy completo y es el que te aportará resultados a corto plazo. Para que consigas quemar la grasa debes al menos permanecer media hora corriendo para poder eliminar la celulitis y disminuir la panza.
  • Realizar ejercicios abdominales, estos son los ejercicios que van focalizados a la zona de abdomen y no es necesario que vayas a un gimnasio para realizarlos, desde casa también puedes hacer rutinas de este tipo todos los días, eso sí recuerda hacer series completas: superiores, inferiores y oblicuos.
  • Pero no tienes que limitarte a una sola actividad. Puedes practicar natación, bicicleta, subir y bajar escaleras, pilates o el ejercicio que esté a tu alcance. Lo importante es que te permanezcas activa y en movimiento para que tu panza recupere tonicidad, solo es cuestión que encuentres disponibilidad de tiempo ahora que eres mamá.

Un truco extra que funciona muy bien para tonificar, es contraer el abdomen mientras se realizan las actividades diarias.

Mujer haciendo abdominales
Los ejercicios deben repetirse varias veces y realizarse en la posición adecuada

4. Lleva una dieta saludable

Una dieta saludable es el complemento perfecto del ejercicio, pero en este caso se recomienda posponerla al menos unos meses, especialmente durante la lactancia materna, ya que ésta pudiera intervenir en la producción de la leche. Para aquellas mujeres que no amamanten a su bebé, también se aconseja esperar unas semanas, hasta que su cuerpo se recupere de los esfuerzos del parto.

En cuanto a la dieta, lo más recomendando es que consumas alimentos con propiedades naturales quema grasas, como lo es la lechuga, el tomate, el pomelo, la naranja y el vinagre de sidra de manzana entre ellos. Con tan sólo consumirlos estos alimentos te ayudarán a perder calorías, y se convertirán en tu mejor aliado entre las comidas.

Otro alimento que debes incluir en tus comidas es la avena. Si la consumes como agua de avena en ayunas esto te ayudará a perder peso, ya que contiene vitaminas, minerales y fibra, las cuales dan una sensación de llenura y ayuda a evitar la necesidad de comer de mas. Además, la avena elimina todas las toxinas que nuestro cuerpo va generando. Si vamos nutriéndonos a través de su agua, nos aportará además proteínas, vitaminas, minerales y oligoelementos.

5. Bebe abundante agua diariamente

Es sumamente importante que te comprometas a beber 2 litros de agua diarios, ya que dentro de los beneficios de estar hidratados se encuentran la eliminación de toxinas y grasa corporal al mismo tiempo y el mejoramiento de la circulación sanguínea.

6. Exfolia tu panza con café para combatir la celulitis

La cafeína y antioxidantes que se encuentran en el café son bastante eficaces para reducir la aparición de celulitis en la piel, por esto el café es considerado uno de los mejores aliados en los tratamientos de belleza.

La cafeína dilata los vasos sanguíneos lo que ayuda a tonificar las áreas más difíciles y tensa los tejidos. Solo basta con aplicarte un poco de café con miel varias veces a la semana con movimientos circulares para conseguir mejores resultados en poco tiempo. No lo dudes más y aprovecha todos los beneficios del café para reducir tu panza.

Abdomen de mujer con exfoliante corporal
Los movimientos deben ser circulares para conseguir mejores resultados

Aunque reducir el tamaño de la panza después del embarazo no es algo que puedas conseguir de forma inmediata, con sólo aplicar estos sencillos consejos, seguir las indicaciones de tu médico, y trabajar con constancia y dedicación, conseguirás ponerte en forma y disfrutar al mismo tiempo de tu nueva vida como mamá.

Lo más importante es que no te frustres en el proceso y que recuerdes que esos kilos de más son una demostración de que estuviste embarazada y que tienes a un ser maravillosos que de ahora en adelante te acompañará en tu vida. Así que qué son unos kilos de más cuando la alegría de la maternidad es tu regalo más preciado.

11 comentarios

Click aqui para dejar un comentario