Para chicos

Actividades para niños con discapacidad cognitiva

Actividades para niños con discapacidad cognitiva
Diferentes actividades pueden ofrecer numerosos beneficios en el desarrollo de los niños con discapacidad cognitiva.

Elaborar o adaptar juegos y actividades para niños con discapacidad cognitiva es fundamental para el desarrollo y la estimulación de diferentes habilidades básicas en el infante. Esto se debe a que un niño con discapacidad intelectual aprenderá con mayor lentitud que sus pares.

La estimulación cognitiva es altamente recomendable para todas aquellas personas que posean algún nivel de discapacidad intelectual. Siempre se debe buscar potenciar las capacidades existentes y desarrollar aquellas con las que no se cuentan.

Una discapacidad intelectual implica problemas con las habilidades mentales generales, que afectan el funcionamiento intelectual (aprendizaje, resolución de problemas, etc.) y adaptativo (rutinas, higiene, comunicación, etc.).

Los juegos en la infancia son sinónimo de actividad, desarrollo y preparación para la vida adulta. Son fuente de autoafirmación, motivación, satisfacción e interacción social y, en el caso de los niños con algún tipo de discapacidad, todos estos beneficios se multiplican considerablemente.

Las actividades lúdicas y dinámicas pueden ayudar al desarrollo de personas con discapacidad cognitiva.

¿Qué actividades son recomendables para los niños con discapacidad cognitiva?

Las discapacidades cognitivas pueden ser de diferentes niveles. Los niños que padecen formas más graves suelen necesitar más apoyo, sobre todo a nivel escolar, por lo que las actividades que incentivan habilidades básicas resultan de gran ayuda.

La discapacidad intelectual (DI) o cognitiva, es la discapacidad del desarrollo más común. Según la Academia Americana de Pediatría, para el 2019, casi 6.5 millones de personas en Estados Unidos tenían cierto nivel de DI (más de 545.000 de ellos con una edad comprendida entre 6 y 21 años).

Debido a la complejidad para englobar los diferentes grados de discapacidad en los niños, la opción más recomendable es solicitar ayuda profesional para evaluar las necesidades individuales de cada niño. A partir de acá se podrá elaborar planes de aprendizaje personalizados.

En el caso de los niños con discapacidad intelectual, es importante motivarlos a realizar actividades mediante las cuales puedan aprender cosas nuevas y útiles para su vida. Además de proporcionarles numerosas oportunidades para adquirir experiencias educativas, culturales y recreativas.

Es importante estimular y motivar a los niños para que participen en diferentes actividades, pues los niños con discapacidad cognitiva necesitan mucha libertad para explorar y aprovechar las oportunidades del aprendizaje.

Las actividades programadas como rutinas y juegos de repetición o secuencias, son especialmente provechosos para el desarrollo y aprendizaje de los niños y niñas con discapacidad cognitiva. De igual forma, los juegos que permitan modificar las reglas resultan muy útiles para fomentar la integración.

Existen muchos programas y recursos disponibles para ayudar a los niños con discapacidades físicas o cognitivas a medida que estos crecen y se transforman en adultos.

¿Cómo aprenden los niños con discapacidad cognitiva?

Si bien las discapacidades cognitivas no tienen cura, la mayoría de los niños pueden aprender muchas cosas, solo que les llevará un poco más de tiempo y esfuerzo. La clave de todo esto radica en comenzar prácticamente desde los primeros días de vida.

Durante temprana edad, los niños aprenden principalmente a través de actividades basadas en juegos, exploraciones y repeticiones, lo que facilita la retención de dichos aprendizajes.

La enseñanza de los niños con discapacidad cognitiva se verá condicionada de acuerdo al grado de afectación (ligera, media o grave). Además de esto, factores como la persistencia en el trabajo, la motivación y el esfuerzo personal también serán determinantes en la metodología utilizada.

No existe un método exclusivo que favorezca el aprendizaje en los alumnos con discapacidad intelectual. Sin embargo, se puede hablar de metodologías que favorecen el aprendizaje de los alumnos, incluidos aquellos que tienen discapacidad intelectual.

Algunas de estas metodologías son:

  • Aula invertida. Con esta metodología los niños estudian los materiales educativos en casa y luego se discuten en el aula.
  • Aprendizaje cooperativo. Se trata de que cada estudiante realice sus tareas apoyándose en la experiencia y trabajo de los demás.
  • Gamificación. Consiste en integrar mecánicas de trabajo, dinámicas de juego y videojuegos en entornos no lúdicos. Esto se hace con la finalidad de fomentar la motivación, concentración, esfuerzo y fidelización de los niños.
  • Aprendizaje basado en el pensamiento. Consiste en enseñar a los pequeños a contextualizar, analizar, relacionar, argumentar, convertir información en conocimiento y desarrollar destrezas del pensamiento más allá de la memorización.

Siempre que exista afecto, aceptación, apoyo, respeto, sentido de responsabilidad y valoración al esfuerzo del otro, será mucho más fácil conseguir el éxito académico.

La mayoría de los niños con DI pueden aprender mucho y, como adultos, llevar vidas al menos parcialmente independientes.

5 Actividades y juegos para niños con discapacidad cognitiva

El hecho de tener una discapacidad intelectual no significa que una persona no sea capaz de aprender, por ello, te enseñaremos algunas actividades para niños con discapacidad cognitiva que te demostrarán lo inteligente que puede llegar a ser tu pequeñín.

1.Paso a paso

Las discapacidades intelectuales no solo pueden afectar el desarrollo académico del niño, sino también su desenvolvimiento en tareas diarias. Una forma de reforzar el desenvolvimiento de estas es a través de la siguiente actividad.

Promueve la independencia de tu hijo mediante la delegación de tareas como el cuidado diario.

¿Qué necesitas?

  • Papel
  • Lápiz
  • Crayones
  • Dibujos o recortes

¿Dónde se realiza?

Escoge un lugar tranquilo y cómodo para la práctica de estas actividades.

¿Cómo se realiza?

  1. En primer lugar deberás elaborar las fichas de trabajo, para ello podrás apoyarte de dibujos, recortes o impresiones.
  2. Divide la hoja en cuatro recuadros y dentro de estos representa de forma desordenada los diferentes pasos para realizar una tarea rutinaria como lavarse las manos, cepillarse o vestirse.
  3. Identifica los recuadros con texto, por ejemplo: abrir el grifo, lavar las manos, cerrar el grifo, secar las manos.
  4. Finalmente ofrece la ficha al niño y pide que identifique el orden correcto.

Objetivo: mejorar la capacidad de planificación y razonamiento.

Duración: 15 minutos.

Edad recomendada: 4 años en adelante.

Puedes establecer mayor dificultad al colocar más acciones o pasos para que el niño organice.

2.Pinta y colorea

Pintar es una de las actividades que más disfrutan los niños en general, además, permite impulsar diferentes habilidades y adecuar la dificultad según las necesidades individuales de cada niño.

¿Qué necesitas?

  • Hojas de papel
  • Crayones
  • Rotuladores
  • Temperas
  • Pinceles

¿Dónde se realiza?

Para realizar esta actividad es recomendable que escojas un área de trabajo cómoda, bien iluminada y sin distractores.

¿Cómo se realiza?

  1. Para realizar las fichas de trabajo podrás descargar dibujos listos para colorear desde internet, o bien, puedes dibujarlos tu misma. Asegúrate de no incluir dibujos muy complicados o demasiados colores.
  2. Una vez listos los dibujos pide al niño que los pinte utilizando los colores ofrecidos.

Objetivo: estimular la atención selectiva y las gnosias visuales.

Duración: 20 minutos.

Edad recomendada: 4 años en adelante.

Actividades para niños con discapacidad cognitiva
Para aumentar la dificultad de esta actividad puedes ofrecer más colores para escoger y más partes para pintar.

3.Encuentra a pepito

Esta actividad para niños con discapacidad intelectual consiste en seguir las indicaciones lo más rápidamente posible hasta encontrar el objeto, algo similar a los famosos libros de ¿Dónde está Wally?

¿Qué necesitas?

  • Hojas de papel
  • Rotuladores
  • Lápices
  • Recortes o dibujos

¿Dónde se realiza?

Lugares de casa que sean tranquilos, cómodos y bien iluminados, serán los ideales para este tipo de actividades.

¿Cómo se realiza?

  1. Deberás crear una ficha de trabajo con diferentes recuadros que contenga muchas imágenes, dentro de las cuales deberás esconder a pepito.
  2. Puedes dejas algunas flechas o indicadores que conduzcan al personaje oculto, o también puedes ir indicando que tan cerca está el niño de encontrarlo.

Objetivo: mejorar la capacidad de planificación, la velocidad de procesamiento, la atención sostenida y la memoria de trabajo.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: 7 años en adelante.

En los niveles más sencillos el pequeñín tendrá menos indicaciones y la matriz de búsqueda será más pequeña.

4.Parejas de animales

Seguramente conoces el juego de memoria con cartas, pues de eso trata esta actividad, solo que incluiremos bonitas cartas de animales para hacerlo más interesante.

¿Qué necesitas?

  • Láminas de cartulina
  • Dibujos o recortes
  • Tijera
  • Goma

¿Dónde se realiza?

Un espacio cómodo, bien iluminado y con una superficie lo suficientemente amplia para extender todas las cartas, será suficiente para realizar esta actividad.

¿Cómo se realiza?

  1. En primer lugar, elabora las fichas. Ubica las parejas de animales sobre la cartulina, pégalos a esta y recorta las fichas. Recuerda que deben ir en parejas.
  2. A continuación mézclalas, colócalas hacia arriba y de forma aleatoria sobre la mesada.
  3. Seguidamente permite que el niño las mire por algunos segundos y voltéalas para que queden tapadas.
  4. Finalmente pide al niño que descubra todas las parejas.

Recuerda que puedes personalizar la actividad de acuerdo a las necesidades del niño, así como ir aumentando la dificultad al agregar más cartas o animales más similares.

Objetivo: mejorar la memoria episódica y de trabajo, así como la atención selectiva.

Duración: 45 minutos.

Edad recomendada: 5 años en adelante.

Actividades para niños con discapacidad cognitiva
Ten presente las habilidades de tu hijo y asígnale tareas de acuerdo a estas.

5.Frutas diferentes

Con esta actividad los pequeñitos deberán encontrar las frutas que poseen alguna diferencia respecto a sus pares. En los niveles iniciales de esta actividad las frutas podrán tener diferencias más evidentes para facilitar el descubrimiento de las mismas.

¿Qué necesitas?

  • Hojas de papel o cartulina
  • Dibujos o recortes
  • Goma
  • Tijeras

¿Dónde se realiza?

Escoge un área bien iluminada, sin distractores y que resulte cómoda para el niño.

¿Cómo se realiza?

  1. En primer lugar deberás elaborar las fichas. Para ello divide la hoja en algunos recuadros y dentro de estos coloca las imágenes de las frutas, con la excepción de que una de estas estará girada hacia otro lado, será de otro color o tendrá alguna otra diferencia.
  2. También puedes realizar las fichas de forma virtual (o buscarlas por internet) e imprimirlas.
  3. Finalmente pide al niño que encuentre aquellas que son diferentes.

Objetivo: mejorar la velocidad de procesamiento y la atención selectiva.

Duración: 30 minutos.

Edad recomendada: 5 años en adelante. Ten presente que en casos de DI la edad no es más que un número y las capacidades de tu pequeño pueden diferir de lo esperado.

Actividades para niños con discapacidad cognitiva
Mantén comunicación con los maestros de tu hijo e infórmate acerca de las destrezas que estén aprendiendo en la escuela para reforzarlas en casa.

Actividades dinámicas para practicar con niños con discapacidad cognitiva

Casi cualquier juego o actividad puede ser adaptado para pequeñines con discapacidad cognitiva o intelectual. Al tratarse de juegos conocidos por todos, los niños se pueden integrar mucho mejor con sus pares.

Algunas de estas actividades son:

  • Rayuela
  • Imitar la gimnasia rítmica con cintas
  • Estatuas
  • La papa se quema
  • Sillas musicales
  • Carreras de gemelos
  • Lluvia de pelotas
Actividades para niños con discapacidad cognitiva
Integra a los niños en las actividades en que demuestre interés.

Recomendaciones a la hora de realizar actividades para niños con discapacidad cognitiva

Una discapacidad cognitiva no implica la incapacidad. Es por esto que se debe prestar especial atención al trato que se les da a los niños quienes las padecen, ya que se podría terminar cayendo en compasiones o paternalismos incorrectos.

Algunos consejos que puedes poner en práctica al momento de realizar actividades con pequeñines que posean alguna discapacidad intelectual son:

  • Paciencia
  • Trato natural
  • Lenguaje claro y sencillo

Recuerda que los niños con discapacidad cognitiva requieren acompañamiento y ayuda para realizar algunas tareas, pero solo eso. Una vez que los niños adquieren una habilidad, se pueden generar espacios o situaciones para que las aprovechen.

Si sientes dudas o necesitas algo de apoyo, busca ayuda en instancias gubernamentales o civiles. En estos lugares podrás conocer experiencias directas de otras familias con pequeñines con DI.

El médico de tu hijo o la agencia local de servicios para el desarrollo pueden ayudarte a obtener ayuda o servicios en tu área.

Infórmate al máximo sobre la discapacidad intelectual, recuerda que mientras más conozcas, mejor podrás entender y apoyar a tu hijo.

Si bien todos los niños con discapacidad cognitiva muestran signos de retraso del desarrollo desde muy pequeños, no todos los niños con un retraso del desarrollo acaban teniendo una DI. En algunos casos una DI leve podría pasar desapercibida hasta que el niño comienza la escuela.

Es importante que prestes atención a los hitos del desarrollo y los comuniques a su pediatra, la mejor ayuda que podrás ofrecer en estos casos será la atención especializada desde temprana edad.

Con las indicaciones de los profesionales y actividades como estas podrás motivar el progreso general de tu pequeño desde casa.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.